Reseña: Mo Dao Zu Shi o The Grandmaster of demonic cultivation

Mo Dao Zu Shi (The Grandmaster of demonic cultivation) ha arrasado en Internet. En parte se debe al live action que podéis encontrar en Netflix, llamado The Untamed, pero también es al manhua y al esfuerzo de los fans por traducir la novela. Una que abarca alrededor de 1200 páginas, o 900, según el formato.

¿Y de qué va esta masiva historia con la que Moxiang Tongxiu ha ganado tantísimos corazones?

MDZS es una novela serializada en la web china JJWXC, del género danmei (o BL) y del subgénero xianxia. Muy apreciado en China, se engloba dentro del wuxia, historias con grandes dosis de melodrama, magia, artes marciales voladoras y mucho más, solo que con la característica de un Héroe Inmortal. Y en general eso es lo que se va a encontrar.

La premisa de MDZS es sencilla, casi un poco cliché dentro del género. El protagonista, Wei Wuxian, era el fundador de una cultivación centrada en el control de cadáveres y artes ~oscuras~. Como consecuencia de caminar a contracorriente, todos los clanes de su época se volvieron contra él y Wei Wuxian falleció dramáticamente en un asedio. La historia se convirtió en una vibrante leyenda. Wei Wuxian, en una figura casi mitológica, un Coco con el que aterrorizar a los niños.

El fallecido Wei Wuxian despierta en el cuerpo de un muchacho que ha invocado su espíritu. ¿Para qué? Para que se vengue de la familia que lo maltrata, entre otros motivos, por ser homosexual. ¿A cambio de qué? De ceder su propio cuerpo y sacrificar su alma. Wei Wuxian tiene la oportunidad de vivir de nuevo sin que nadie sepa que ha revivido, pero ha despertado justo en una aldea acosada por espíritus malignos. Wei Wuxian se lanza a investigar un misterio que, aparentemente insignificante, termina por expandirse a lo largo de casi toda la obra y cobrar una relevancia impresionante. En pocas palabras, hay un espíritu que asesina y posee cadáveres sin descanso, y es tan poderoso que hasta los propios cultivadores se encuentran con problemas para ponerlo bajo control. Wei Wuxian se las apaña para que unos novicios de la secta GusuLan sobrevivan a un violento encuentro con esta criatura. Ahora, en el proceso emplea técnicas que solo él sabía usar… Por lo que pronto atrae la atención de sus antiguos enemigos. Entre ellos figura un viejo conocido al que solía chinchar cuando eran niños, Lan Wangji, y que se apresura a acogerlo bajo su ala para protegerlo de los demás.

Leer más

Reseña: Judas de Jeff Loveness y Jakub Rebelka

Judas, del escritor Jeff Loveness y el ilustrador Jakub Rebelka, es un cómic de BOOM! Studios que aborda la historia de Jesús como pocos han hecho con antelación. Con Judas como narrador y protagonista, como persona a la que un día se le acercó otro hombre y le prometió que harían un mundo mejor. Judas le creyó. Le siguió…

Y ahora me has mandado aquí. Igual que todos los demás con los que habías terminado en la historia. Todos los que no importaban.

Y acabó pagando sus días en el Infierno junto a millones de almas que no estuvieron a la altura de la compasión divina.

En realidad, pocos dioses son compasivos. Solo hay que leer un poco de mitología para ver un subtexto de envidia y miedo por parte de los dioses hacia sus creaciones. La revolución de Jesús consistió, por mucho que la institucionalización de la religión haya echado por tierra su mensaje, en ver con otras lentes al Dios del Antiguo Testamento. Uno que no castigaba y exigía servidumbre extrema, sino que otorgaba comprensión, arrepentimiento, amor. Jesús promulgaba un comportamiento pacifista, un Dios que aceptaba a todos sin reservas. Esa era, al menos, la teoría.

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno; porque tú estarás conmigo. SALMOS 23:4.

Leer más

Sea of Solitude, representando los altibajos de la vida

Las primeras líneas de Sea of Solitude no podrían comprimir mejor el sentimiento de soledad y de algunos de los síntomas de los episodios depresivos. Después de todo, es lo que nos vamos a encontrar y contra lo que vamos a luchar en este título.

I’m still trying to piece it together. But I can’t… I’m completely torn apart. I have familiy. I have friends… And here I am, feeling lonely. Again… What is wrong with me? I’m tired of it. So damn tired. There must be a way out of here! I want to change it! Change me!

Sea of Solitude es el nuevo videojuego del pequeño estudio alemán Jo-Mei. También ha colaborado la archiconocida EA mediante el uso de su EA originals. Básicamente se trata de un programa por el cual ayudan económicamente —o con personal, si fuese necesario— a pequeños estudios con ideas interesantes y originales. De paso, les dan una dosis de exposure tremenda. Por ejemplo, el preciosísimo Unravel, o el Fe —que aun tengo pendiente—, fueron frutos de este programa.

Leer más

La pequeña forastera: Luz y oscuridad

¿Lo has entendido? Si ves a un Ser del Exterior, no se te ocurra tocarlo. Tienes que huir enseguida. ¿Por qué? Pues porque… están malditos

Así empieza La pequeña forastera. Siúil, a Rún (Totsukuni no Shoujo), del mangaka Nagabe. Puede que, al leer esta descripción tan típica y cliché, os estén saltando las alarmas. “Cuidado, ¡otro manga clónico sobre el bien y el mal!”. Y es que, nada más lejos de la realidad. Solo hace falta pasar media docena de páginas para darnos cuenta de que esto puede no ser lo que esperabas.

La pequeña forastera nos cuenta la historia de Shiva, una pequeña humana la mar de alegre, y el Doctor, un Ser del Exterior, y la relación que estos comparten. Ya solo ver la primera viñeta en la que salen juntos nos llama inmediatamente la atención. Ella, que apenas debe de superar el metro de estatura, blanca tanto de piel, como cabello y ropajes; y él, un monstruo altísimo dotado de cola y el cráneo de un antílope —más concretamente, según mis investigaciones en Google, de un Addax nasomaculatus, y tan negro que el autor debe de delinearlo con un fino halo blanco para poder distinguirlo de la espesura del bosque. El contraste físico entre ambos es brutal. Sin embargo, cuando abren la boca y dicen sus primeras frases, vemos que su relación no es la de un predador y su captura, ni la de una niña que esté amenazada por un engendro horrible. Más bien parece una relación entre un cuidador con una persona a su cargo, o incluso una relación de hermanos.

Y es que el manga, a través de la interacción entre estos dos personajes junto con una narrativa tirando hacia la introspección y la contemplación, destila una simpatía y una ternura increíble a pesar del peligroso mundo en el que viven.

La región en la que se sitúa esta historia se haya separada en dos países, el País Interior y el País Exterior. El primero de ellos, separado del resto del mundo por un muro altísimo y hábitat para los humanos, se haya en constante disminución, pues el País Exterior cada vez extiende más su maldición, provocando que los habitantes se conviertan en seres oscuros y de aspecto monstruoso que pierden todos sus sentidos y recuerdos, y contagian a todo aquél que tocan.

Hace mucho, mucho tiempo… había dos dioses, un Dios blanco y un Dios negro. El Dios blanco repartía alegría a todo el mundo. En cambio, el Dios negro no solo la arrebataba, sino que además iba sembrando dolor. El Dios blanco, harto, finalmente se enfadó y se propuso escarmentar al Dios negro, y decidió castigarlo. Al recibir el castigo, el Dios negro fue despojado de todo y su aspecto se tornó abominable. El Dios negro, encolerizado, transformó su castigo en una maldición que fue contagiando por doquier. El Dios blanco, desconcertado, expulsó al Dios negro al exterior, y construyó un muro muy muy alto para evitar entrar en contacto con la maldición. Desde entonces, al Dios negro lo llamaron Ser del Exterior, y al Dios blanco, Ser del Interior.

A pesar de todo esto, Shiva vive junto al Doctor en una pequeña casita en una aldea abandonada del País Exterior. El elegante monstruo la puso bajo su protección dos semanas antes de empezar la historia, al encontrarse que la pequeña acababa de ser abandonada por su tía. Con esto queda claro que, ni Shiva es una humana normal, ya que podríamos pensar que vive en el país equivocado, ni el Doctor es un Ser del Exterior como los demás malditos, pues se comporta de manera distinta, ya que estos en vez de proteger a las almas, las capturan para llevárselas a su Madre.

A partir de aquí, a través de un ritmo calmado e intimista, seguimos el día a día de nuestros dos protagonistas, a la vez que poco a poco se nos va arrojando algo de luz sobre los misterios que envuelven a la historia: ¿por qué abandonaron a Shiva? ¿Quién, o qué es Shiva? ¿Son los Seres del Exterior tan malos como las leyendas dicen? Claro que, el manga actualmente sigue en publicación, así que muchos de estos enigmas siguen sin respuesta.

La oscuridad del arte


Nos encontramos con una obra atípica en cuanto al tratamiento de las ilustraciones. Nagabe dibuja de forma artesanal unos entornos que no solo son preciosos, sino que muchas veces son muy detallados y realistas, sobre todo cuando la acción se sitúa dentro de la casita del Doctor. Allí, si observamos sobre todo los muebles y las paredes de la casa, se nota bastante el uso de fotografías como base para dibujar encima —cosa que para nada resulta negativo, por supuesto—.

Pero, a pesar de que la parte mencionada es una belleza y tiene un estilo único, donde más destaca es en dos cosas: el uso del negro y la oscuridad, y el diseño de los personajes.

Por el uso del negro y la oscuridad, no me refiero a que todo el manga se encuentre bañado en una penumbra eterna, como ciertos capítulos de ciertas series —esa donde hay un asiento de metal muy incómodo para las posaderas—, sino que existe un equilibrio perfecto de cuándo las tinieblas deben de hacerse con el control de la viñeta, y cuándo debe de ser la luz quien inunde el panel. Lo maravilloso de esto, es que se enlaza directamente con el segundo punto: el diseño de los personajes.

Shiva, tan blanquita y pura, es un faro de luz en medio de la oscuridad, y mantiene esta a raya. No es de extrañar que tanto humanos como Seres del Exterior se vean atraídos hacia ella, y se convierta en el objetivo de ambos. Después tenemos al Doctor, de un negro absoluto que incluso podría estar hecho de vantablack. Su oscuridad es tal, que apenas nos deja entrever atisbo alguno de sus facciones, detalles o profundidad. De hecho, el detalle que distinguimos con claridad son sus ojos blanquecinos, quizá la única característica que le sigue atando a su humanidad, pues los demás Seres del Exterior poseen unas cuencas vacías, tan oscuras como fosas abisales. También ayuda que suela vestirse con un chalequito con una camisa blanca debajo, para ayudarnos a apreciar un poco más su figura larguirucha.

Un punto importante son las expresiones que ambos son capaces de transmitir. Solo podemos distinguir si el Doctor está alegre, enfadado, o preocupado, es el movimiento de sus ojos y cómo frunce el ceño con unas cejas claramente imposibles tratándose de un cráneo. En cambio, Shiva tiene una cara increíblemente expresiva aunque minimalista. El autor intercala dibujarle a la niña unos rasgos que rozan la simpleza de un emoticono, con unas caras mucho más realistas y trabajadas, dejando estas últimas sobre todo para situaciones cuando esta está más sonriente.

Cabe resaltar que hay un uso bastante notorio de planos detalle de los ojos, y se llegan a usar como espejos. Me pregunto si el autor se habrá inspirado en esa frase de “Los ojos son el espejo del alma”, pues tendría bastante relación con el tema de la obra.

Un vistazo atrás


Hemos hablado mucho de la obra, pero poco de su autor. Nagabe, mangaka nacido en 1993 en Tokio, tiene dos grandes pasiones. Por una parte, como resulta obvio, ama dibujar. Según él, si no está dibujando es porque está durmiendo o comiendo —con breves pausas para jugar de vez en cuando—. Ni siquiera en el encuentro con los fans que concedió en el Salón del Manga de Barcelona de 2018, dejó de dibujar ni por un momento. También encontramos que, a pesar de tenerles alergia, es un grandísimo amante de los animales. Está claro que ese amor se filtra en su obra, no por nada tanto la gran mayoría de personajes de La pequeña forastera como de sus otras obras, están protagonizadas en su casi en su totalidad por animales o monstruos. De hecho, si fuese por él y sus editores le dejasen, lo único que dibujaría serían historias de animales y no aparecerían humanos.

«El jefe es una onee», un BL de… ¿furrys? creado por Nagabe.

Si nos remontamos a los orígenes de este manga, Nagabe nos cuenta que lo primero que surgió fue el diseño del Doctor, seguido del de Shiva. Parece ser que le gustó tanto haber creado a esta pareja tan inusual que decidió darles un trasfondo, cada uno con su historia, sus misterios, y el mundo. Al principio iba a ser una serialización corta que no superaría los cuatro tomos. Sin embargo, tanto a él como a sus editores les encantó la idea y le propusieron alargar la obra. Nagabe accedió encantado para desarrollar la trama con más detalles y con un ritmo pausado. Y desde luego que este manga lo merece, pues la contemplación y la calma es uno de los puntos fuertes de La pequeña forastera.

Seguramente os estaréis preguntando de dónde viene el subtítulo del manga, ese “Siúil, a Rún. Es el título de una canción que nada tiene que ver con la obra. Cuando Nagabe le enseñó a su editor el manga, este le pasó la canción y le dijo que las sensaciones que transmitía su obra se parecían enormemente a las de Siúil, a Rún. El autor estuvo de acuerdo con él, así que decidió añadirlo como segundo título.

Este manga nos llega a España publicado por ECC en una edición preciosa a la par que sencillita. Los tomos son de tamaño estándar, con unas sobrecubiertas suaves que le dan un aspecto de calidad y elegancia impresionantes —puede que las maravillosas portadas dibujadas por Nagabe ayuden a esto—. De momento solo nos han llegado cinco de los siete tomos disponibles en Japón, donde es publicado en la revista Mad Garden, aunque en menos de un mes nos llegará el sexto.

La edición incluye al final de cada tomo un suplemento de un par de páginas que incluye una tierna y divertida mini historia protagonizada por Shiva, el Doctor, y los Seres del Exterior. Pase lo que pase a lo largo del volumen, al llegar a estas últimas páginas Nagabe siempre consigue sacarme una sonrisa con las cosas tan adorables que encontramos —como los dos protagonistas comiendo tarta o cosiendo, o los Seres del Exterior jugando con la cabeza cortada de uno de los suyos—.

La pequeña forastera es un manga tierno a la vez que oscuro. Las sonrisas de Shiva nos llenan de amor, pero a la vez hay temas serios y graves que nos pueden poner la carne de gallina y hacer que nos preocupemos por la integridad de nuestros queridos personajes.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Pluto, el mejor robot sobre la faz de la tierra

Cada vez estamos más y más acostumbrados a encontrarnos con los dichosos remakes en todo tipo de productos audiovisuales. Algunos para bien, y otros… que es mejor olvidar. Si bien diría que en el mundo del manga sea donde menos obras de este tipo vemos, no está exento de ellas. Y es que Pluto, de Naoki Urasawa —creador de títulos como Monster o 20th Century Boyses uno de estos remakes. En concreto, del arco argumental de El mejor robot sobre la faz de la tierra, del archiconocido manga Tetsuwan Atom, más conocido en occidente como Astroboy, escrito y dibujado por el pilar del manga Osamu Tezuka.

Estamos acostumbrados a mirar los remakes con recelo… y es normal. Muchas veces suelen dejar atrás la esencia original de la obra original, y se centran solamente en sacar dinero de un producto antaño conocido. Pero este no es el caso.

Leer más

Oxenfree, un thriller adolescente en Epic Games

Es curioso cómo un videojuego como Oxenfree llegó a saltarse mi radar de detección de juegos indies. Si no hubiese sido porque Epic Games lo puso gratis durante un par de semanas, posiblemente jamás habría llegado a jugar este maravilloso título creado por Night School Studio.

Está claro que al final, los videojuegos son productos que se venden a unos consumidores, pero casos como los de Oxenfree van más allá de la simple vasija vacía que encontramos en la industria hoy en día. Y es que este es uno de esos juegos que tanto me atraen y enamoran. En cada aspecto se puede llegar a notar el cariño y la pasión con la que sus desarrolladores —menos de una docena, sin contar los actores de voz— han creado este videojuego. Eso no es fácil de conseguir.

Leer más

The Gardens Between, la amistad hecha videojuego

The Gardens Between es un videojuego sobre la amistad, la cooperación y lo que significa crecer. Un enternecedor título de puzles con tintes aventurescos que nos llega de la mano del estudio indie The Voxel Agents.

El juego comienza en una lluviosa noche mientras nuestros dos protagonistas, los amigos y vecinos Arina y Frendt, juegan en la casa del árbol que hay entre sus hogares. De repente, un rayo impacta cerca suyo y los manda a ambos y a la cabaña por los aires. Todo esto se trata de una metáfora sobre un evento importante del que nos enteramos al finalizar la historia —y del que no haré spoilers—.

Los amigos se ven transportados a un brumoso e infinito océano, poblado de una veintena de islas, que deberán de surcar usando los restos de su cabaña. Cada una de estas islas es única, y representa un fragmento de las memorias que han vivido juntos.

En cada nivel hay esparcidos por la isla objetos o acontecimientos relacionados con esos recuerdos. Una visita a un museo, por lo que nos toparemos con fósiles de dinosaurios y máquinas antiguas; una quedada nocturna para jugar a videojuegos y dormir juntos, donde daremos con una videoconsola, o un cuenco de palomitas. Todos estos elementos no solo forman parte del decorado, sino que cumplirán una función específica para permitirnos avanzar en nuestra pequeña aventura.

Leer más

‘TRIGGER: before The Radiant Glory’, un gran extra para IDOLiSH7

Hace cosa de un mes publicamos una guía de IDOLiSH7 en la que ya avanzamos que iríamos reseñando los mangas de Arina Tanemura que ECC ediciones está trayendo a nuestro país desde noviembre del año pasado. Fue en esa fecha cuando TRIGGER: before The Radiant Glory llegó a las librerías de toda España.

El tomo es una narración desde el punto de vista de Ryunosuke Tsunashi (Ryu) acerca de la formación de TRIGGER y de cómo fue formándose cierta camaradería entre sus integrantes.

Si no conocéis la franquicia de IDOLiSH7, es probable que os estéis preguntando qué es TRIGGER, quién es Ryu y qué más da cómo se conocieron si, total, la historia no va a ir más allá. Normal, teniendo en cuenta que este tomo está pensado para los fans de la saga. Y, ya que estamos, anuncio que esta reseña también tiene como objetivo el mismo público. Sin embargo, os animo a leeros la guía que publicamos hace no mucho para informaros de las mejores formas de acceder al fandom.

Como ya comenté, Ryu rememora el día en que conoció a Gaku Yaotome y a Tenn Kujo. En un principio piensa que TRIGGER está destinado al fracaso ya que Gaku y Tenn se llevan como el perro y el gato, pero acaban resolviendo sus diferencias con bebida (sin alcohol para el jovenzuelo) y un buen baile. En cualquier caso, la tregua no dura mucho y Ryu siempre tiene que poner paz entre sus dos compañeros. El pobre mediador acaba cansándose de la situación hasta que un buen día se da cuenta de que la culpa de que el grupo no esté unido es de todos. Sí, él incluido.

Leer más

Liar Princess and the Blind Prince, reinventando los cuentos de hadas

Llevaba esperando Liar Princess and the Blind Prince desde el momento en el que vi sus preciosos diseños, que me enamoraron sin remedio. Eran la cosa más bonita y tierna del mundo, y descubrir que tras ellos había una historia oscura disfrazada de cuento de hadas me encantó todavía más.

Los cuentos de hadas siempre han tenido muchísimo potencial y, con el paso de los años, ese potencial se ha convertido en casi una obligación. Hemos visto, oído y leído centenares de historias sobre príncipes y princesas, sobre brujas y reinos mágicos, y estamos hartos de encontrarnos siempre con el mismo patrón. Con mínimas variaciones de ese mismo patrón, si es que hay alguna. Los cuentos necesitan reinventarse, echar mano de nuevas ideas y darles la vuelta a sus clichés. Liar Princess and the Blind Prince logra eso, y el resultado es brillante.

Leer más

‘Diario de intercambio (conmigo misma)’ #2 de Kabi Nagata. El largo camino de la recuperación.

Volvemos de nuevo a Kabi Nagata, la autora que ya se ha ganado un meritorio puesto en el panorama del manga español gracias a sus anteriores obras, Mi experiencia lesbiana con la soledad y el primer tomo del Diario de intercambio (conmigo misma). Con este segundo tomo, la autora cierra un ciclo vital, tanto a nivel personal como artístico. Aun así, esperemos que, en el futuro, siga deleitándonos con sus obras.

En la segunda parte del Diario de intercambio, Kabi Nagata pone punto final a algunos de los temas que exploró de forma acertada en sus anteriores trabajos. La relación con sus padres —y otros familiares— o su círculo de amistades son algunos de ellos, pero, en este caso, la cuestión de la salud mental es el tema insignia por excelencia. Con su obra, Nagata muestra hasta qué punto puede afectar a la vida cotidiana sufrir un trastorno mental. La autoestima, entablar relaciones sanas, la percepción de los demás… todo está vinculado a un correcto funcionamiento del cerebro. La autora ha sabido aunar de forma magistral toda una serie de elementos en su trabajo que dejan un manga de ensayo al que no estamos acostumbrados en España.

A lo largo de este tomo, Kabi Nagata se embarca en un viaje interior de autoexploración, analizando varios puntos de su día a día. Es así como llega a la conclusión de que las cosas no irán a mejor a no ser que ella misma haga algo por cambiar. El hecho de tener amistades nuevas o incluso volver a casa de sus padres porque la angustia vivir sola son episodios que la hacen reflexionar sobre hacia dónde debe ir y lo que debe hacer para recuperarse. Tras tanto tiempo ignorando lo que le sucede, la autora recae de forma más severa en la depresión y comienza a beber alcohol sin freno, por lo que finalmente debe ingresar a una clínica para tratar su adicción y, sobre todo, el trastorno depresivo que padece. Esto, por supuesto, no habría sido posible sin la ayuda de sus padres, quienes la apoyan en todo momento y la animan a que se recupere pronto.

El análisis que nos ofrece este manga —y los anteriores— sobre los deseos de encajar en sociedad, el padecer una depresión y la determinación a afrontarla es algo que solo nos podría haber ofrecido una persona que lo ha vivido en sus carnes, como es el caso de la autora. Resulta especialmente difícil leer sobre su estancia en el hospital, donde la ansiedad y la desesperación terminan provocando que se autolesione. A pesar del tono inocente con el que está dibujado y la normalidad con la que Nagata transcribe lo que le sucedió, no se debe olvidar que su obra es solo una pequeña representación de lo que ha vivido ella y frivolizar sobre lo que se puede leer en sus páginas no sería muy inteligente por parte de nadie.

Quizá una de las cosas que más pueda chocar al público sea el hecho de que nadie, en ningún momento, obliga a la autora a ingresar o a tratarse. Recibe apoyo, eso sí, pero la última palabra la tiene ella a la hora de decidir acudir a la clínica donde la ayudarán. Como no podía ser de otra forma, esta explicación tiene una base sociológica. En Japón —y en España también, no lo vamos a negar— la salud mental todavía es algo que está lejos de verse como algo normalizado y a lo que se debe prestar atención de la misma forma que si se tiene un brazo roto, por poner un ejemplo.

En el caso japonés pesa mucho el pensamiento tradicional: si un hijo sufre problemas a nivel mental que le impiden hacer una vida normal —ya sean trastornos depresivos, fobias u otras cosas— la culpa a nivel social recae sobre los padres, porque no han sabido darle una buena educación para ser un buen ciudadano. No debemos olvidar que, por desgracia, Japón cuenta con una de las tasas de suicidio más altas a nivel mundial y que el propio Gobierno ha tenido que tomar cartas en el asunto, no siempre de buenas maneras. Aparte de esto, también son conocidos los casos de hikikomori (los recluidos), un fenómeno que despertó en Japón hace unas décadas y que, paulatinamente, se ha ido extendiendo a otros países —lo que no quiere decir que no existieran antes jóvenes que se recluían en sus habitaciones de forma permanente—, pero en el país del sol naciente muchas veces son complicados de detectar debido a que los propios padres esconden la realidad que viven sus hijos al resto del mundo. Muchos prefieren silenciarlo y mantenerlos en sus cuartos con todo lo que necesiten antes que pedir ayuda por miedo al rechazo social. Afortunadamente, desde hace unos años se han implementado planes de prevención y tratamiento para gente que sufra trastornos de este tipo.

En conclusión, y sin extendernos más en estos temas, la obra de Kabi Nagata ha supuesto un shock en su país de origen al tratar temas tan delicados a nivel social, cuestiones que casi nadie se atreve a hablar en voz alta. Por ello no sorprende la cantidad de apoyo anónimo que recibió la autora a través de Internet y las redes sociales, ya que evidencia que trabajos de este estilo son muy necesarios y pueden ayudar a otras personas que viven situaciones parecidas.

Este segundo tomo supone un broche dorado a lo que Nagata empezó hace tiempo con Mi experiencia lesbiana con la soledad. Además, al final del tomo se incluye una historia original de la autora —lejos del estilo cartoon—, titulada La melancolía de Chika, que también sirve como crítica social y de la que no adelantaré nada ya que es mejor que la leáis por vosotras mismas. Esperemos que, no a mucho tardar, tengamos noticias buenas y frescas de Fandogamia sobre nuevos trabajos de la maravillosa Kabi Nagata.

¡Que el viento sople a vuestro favor!