Un lugar en la sociedad: Las gemas dentro y fuera de Houseki no Kuni "Ah... hora de trabajar."

Un lugar en la sociedad: Las gemas dentro y fuera de Houseki no Kuni "Ah... hora de trabajar."

Haruko Ichikawa escribió Houseki no Kuni para responder a una pregunta: ¿es posible formar parte de la sociedad sin tener un papel significativo en ella y ser feliz? Toda la trama gira alrededor de ese tema y juega con personajes como Phosphophyllite, que lucha casi con desesperación por hacerse un lugar entre las demás gemas, Cinnabar, que opta por rendirse y aislarse a sí mismo, o Bortz, que tiene su papel muy bien definido y asumido, y es respetado por sus compañeros.

Si dejamos de lado los casos de Phos y Cinnabar, descubrimos que todos los demás personajes tienen un trabajo, una vocación a la que llevan entregándose cientos de años. En su gran mayoría, las gemas están dedicadas a la guerra contra los Lunarian, una raza que habita en la luna y que intenta secuestrarlas para decorar con ellas su hogar, pero muchas otras ocupan otros roles. En este artículo vamos a analizar los protagonistas de Houseki no Kuni para ver cómo influye la gema a la que representan en su papel en la sociedad e incluso en su personalidad.

 

El arte de la guerra y el paradigma de Bortz


Como ya hemos dicho, el objetivo de las gemas en Houseki no Kuni no es otro que la supervivencia a la amenaza que suponen los Lunarian, pero no todos son aptos para luchar. Hacen falta una dureza y una resistencia elevadas para poder aguantar golpes y heridas de flecha; incluso algo tan básico como saltar —absorber el impacto contra el suelo— requiere una mínima fuerza. Para medirla, utilizamos la escala de Mohs, que reúne diez materiales básicos y los puntúa del uno al diez según su dureza absoluta, siendo el diez el superior.

De esa manera, los diamantes de Houseki no Kuni son los mejores luchadores, porque son los más duros. O esa es la idea, porque de entre los tres, sólo Bortz se entrega de verdad a su misión.

Bortz es un diamante negro (o carbonado), que se diferencia del resto de los de su clase por sus impurezas. Está formado a partir de diamantes imperfectos con distintos niveles de opacidad, lo que hace que no brille y sea menos valioso como joya o decoración hoy en día. En vez de para eso, se utiliza a menudo para forjar herramientas con propósitos industriales, en su mayoría cortar o perforar otros materiales. Parece que es por ese motivo que Bortz tiene una personalidad tan cortante y áspera incluso con sus compañeros más cercanos.

Las interpretaciones simbólicas de los diamantes negros son muy variadas, y tanto las positivas como las negativas se pueden asociar con el personaje de Houseki no Kuni. En la India, se creía que representaban a Yama, el dios de la muerte, por lo que tendían a evitarlos. Bortz es el mejor guerrero que las gemas tienen entre sus filas —sin contar a su Maestro, claro—, y casi podríamos verlo como su dios de la muerte particular, un auténtico exterminador de Lunarian que ha salvado incontables veces las vidas de sus camaradas. Por otra parte, los italianos creían que era la piedra de la reconciliación, dotada de cualidades mágicas que podían «limpiar el aire de malentendidos» y poner fin a cualquier pelea entre amantes. Muy curioso, teniendo en cuenta su relación con Diamond.

Dia, por otra parte, es un diamante blanco —o, dicho de forma más correcta, incoloro—. Es el más puro, y por ello muy valioso, al contrario que los diamantes negros u otras variaciones de distintos colores. A pesar de su dureza, el o, el número diez en la escala de Mohs, es también frágil. Aunque no pueda ser rayado, y durante muchos siglos tampoco se podía tallar, no es muy difícil romperlo. Por ese motivo, Bortz impide a Dia pelear y hace el trabajo de los dos él solo, que es más resistente.

La sobreprotección siempre es mala, pero en el mundo de Houseki no Kuni, los actos de Bortz tienen un significado incluso peor: arrebata a Dia su papel en la sociedad. Por ese motivo, el segundo insiste en aprender a pelear por su cuenta, a superarse, a probar nuevos estilos de lucha gracias a los cuales quizás no se expondría tanto a ser roto. Algo muy peligroso, ya que sólo puede practicar con los Lunarian y el menor error puede suponer su muerte, pero Dia es muy obstinado en ese aspecto. Y es que su nombre viene del griego adámas (ἀδάμας), que significa «indomable» o «indestructible», y no sólo hace referencia a la dureza de su cuerpo.

Pero la función de los diamantes blancos siempre ha sido decorativa, y la lucha directa nunca será el fuerte de Dia por mucho que se esfuerce. En la actualidad, esta piedra preciosa se utiliza para decorar los anillos de boda y guarda una relación muy estrecha con el amor, lo cual refleja la personalidad dulce y tierna del personaje. Es amigo de todo el mundo, tiene miedo de estar cerca de Cinnabar… De hecho, guarda más relación con él que los demás y le comprende muy bien, para disgusto del pelirrojo. Quiere incluso a Bortz, y le defiende cuando alguien habla mal de él, a pesar del resentimiento, la envidia y el deseo de separarse de él.

¿Y qué hay de Yellow Diamond? Lo cierto es que los diamantes amarillos o canarios guardan mucho parecido con los incoloros, y la única diferencia es su color. Las impurezas del nitrógeno en su estructura molecular absorben luz azul, lo que hace que irradien el color complementario: amarillo. De entre todos los colores que pueden tener los diamantes, el amarillo es el más común.

Curiosamente, el significado de esta piedra es el único que no termina de coincidir con su homónimo en Houseki no Kuni. Los diamantes amarillos son un símbolo de luz, intuición, sabiduría o bonanza, pero a Yellow apenas le queda nada de eso. Sí, ante Phos y los demás se muestra feliz y amable, y al ser la gema de más edad, todos piensan que debe de ser muy fuerte y sabio. Pero la verdad es que está agotado, y sólo sigue adelante por pura inercia. Los aspectos más negativos de un diamante amarillo son la traición, la desconfianza y el temor: todos los compañeros de Yellow han caído ante los Lunarian y se culpa por ello hasta el punto de apartar y rechazar a Zircon y a Phos para que no les ocurra lo mismo, aunque eso signifique quedarse solo. A sus ojos, no es digno de la admiración que le profesan los demás, porque no se ve capaz de cuidar de nadie. Es la viva imagen de la desconfianza en uno mismo y el temor constante.

Como diamante, Yellow es fuerte y muy rápido, y sí tiene un lugar entre las demás gemas. Sin embargo, vive anclado en el pasado, y eso hace que destaque más por su edad que por su destreza en combate o por su rapidez. Por eso, aunque le vemos combatir, sus escenas más memorables tienen lugar cuando habla con Alexandrite, otra gema antigua, o con el durmiente Padparadscha. En una ocasión, incluso sugirió que desearía poder dormir junto a él. En Japón, el amarillo es el color del emperador, y durante un tiempo también el del sol de la bandera del país, pero, al igual que le pasa a Yellow en Houseki no Kuni, eso ya no son más que vestigios de la grandeza del pasado.

Otros luchadores significativos son Zircon, que destaca por haber sido compañero de Yellow y de Bortz y por sus deseos de superarse a sí mismo y ser un buen guerrero. A pesar de ser un personaje de menor importancia, tiene una enorme carga simbólica para los tres diamantes. La circonita, aunque es de una dureza menor, suele ser un material muy popular a la hora de hacer diamantes falsos, y Zircon está ocupando poco a poco el lugar de Dia junto a Bortz. Superándole. Tras los últimos acontecimientos del manga, puede que ya lo haya hecho. Él sí que es capaz de luchar sin tanto peligro, y es igual de valiente, si tenemos en cuenta la cantidad de veces en las que salió herido por proteger a Yellow.

Los demás guerreros no están lo bastante desarrollados o han aparecido demasiado poco como para establecer una relación entre la gema que representan y ellos mismos. Su misión principal es luchar porque tienen capacidad para hacerlo, y forman parejas entre ellos por tener composiciones similares. Es decir, que Morganite y Goshenite forman equipo porque los dos son variedades de berilo; y Benitoite y Neptunite porque son silicato. Los amatistas no requieren ni explicación. Los dos únicos compañeros que no tienen nada en común son Watermelon Tourmaline y Hemimorphite, ¿quizás para rellenar? Los pobres no han tenido más que un par de frases todavía.

En el mismo grupo podríamos meter a Obsidian que, si bien es demasiado débil como para poder defenderse en una batalla, es la gema que se encarga de forjar las espadas de las demás. A lo largo de la historia, civilizaciones de todo el mundo han usado la obsidiana para crear armas y herramientas a partir de las cuales sobrevivir, y sería realmente interesante que este personaje tuviese más escenas en las que le viésemos trabajar.

También está Padparadscha. Nunca se ha dicho de forma explícita que luchara, pero sí se comenta que «es el más fuerte después de Bortz». Aún así, al igual que ocurre con Yellow, no destaca como luchador. Pero Padparadscha es un caso especial, y es posible dé más uso a sus cualidades de gema decorativaen un sentido un poco más literal.

 

Los pilares de Houseki no Kuni: la importancia de la medicina, la retórica y la historia


Cuando no se dedican a patrullar, las demás gemas tienen otras labores concretas en Houseki no Kuni.

Con tanta pelea, incluso las gemas más fuertes son heridas, y aquí es dónde entra Rutile. Entregado en cuerpo y alma a su trabajo, es el encargado de reparar a sus compañeros cuando se rompen y de preparar todos los remedios, plantas medicinales y polvos. En su escaso tiempo libre, busca la forma de despertar a Padparadscha, su antiguo compañero.

Padparadscha duerme a causa de los múltiples agujeros que hay en su torso. Está incompleto y sólo tiene fuerzas para despertarse unos pocos minutos cada varios siglos. Rutile ha intentado rellenar esos agujeros con algunos fragmentos de sus compañeros caídos —Ruby y Sapphire, que tienen estructuras casi idénticas a la suya—, pero la pregunta que nos interesa es: ¿por qué Ichikawa eligió el rutilo para que fuese el médico en Houseki no Kuni y por qué lo relaciona con Padparadscha de esa manera? Resulta que el rutilo es un mineral que, en medicina, se usa para crear implantes y prótesis. Es decir, para suplir las carencias de otros. Incluso en la naturaleza se encuentra pegado a otros materiales, cubriendo agujeros.

¿Se le habría ocurrido a Rutile alguna vez utilizar su propio cuerpo para ayudar a Padparadscha? ¿Conocerá él esas propiedades? ¿Y el Maestro Kongo, o el propio Padparadscha?  El episodio en el que despierta y habla con Phos, este último dice que quiere pedirle a Rutile que deje de intentar curarle, pero asumimos que lo decía por el bien de su salud mental. ¿Y si había algo más?

Otra gema que podría saber algo es Jade, que ocupa el puesto de presidente y supervisor de todos los demás. Jade es un personaje serio y muy estricto, de acuerdo con los atributos espirituales que representa la piedra preciosa: equilibrio, sabiduría, paz. Según el filósofo chino Confucio, los jades tienen una virtuosidad propia del cielo. En el caso de Houseki no Kuni, el cielo es territorio de los Lunarian y eso podría disparar nuestras alarmas, pero apenas hemos visto al personaje pelear. Por suerte, nuestro Jade está dedicado a sus compañeros y a su Maestro al cien por cien, mal que le pese.

Algo similar ocurre con Euclase, el secretario y (presunto) compañero de Jade. Espiritualmente, la euclasa es una piedra que estimula la paz interior, la positividad y la mejora de uno mismo respecto a experiencias pasadas. Sea cual sea nuestra opinión sobre la espiritualidad, ese significado resulta muy curioso para los que seguimos el manga al día, ya que Euclase tenía cierta relación con Lapis Lazuli.

Pero volvamos a los trabajos de cada uno. Lapis, en concreto, era bibliotecario y mantenía el orden de todos los archivos que las gemas (en especial Alexandrite, como experto que es en Lunarian) han redactado a lo largo de sus vidas. Ese trabajo le venía que ni pintado, ya que el lapislázuli es una piedra que se ha usado desde la Antigüedad como símbolo de sabiduría y de realeza. En Asiria, Babilonia y Egipto se utilizaba tanto como joya para los reyes como para decorar palacios, templos y hasta máscaras funerarias. Hasta fue mencionada en el Poema de Gilgamesh, la obra escrita más antigua.

Por si eso no nos parecía suficiente, en el budismo tibetano se considera que el buda de la medicina, Sangye Menla, obtiene sus poderes curativos de esa piedra. Vamos, que el lapislázuli podría, digamos, curar heridas muy graves.

El sucesor de Lapis, Ghost Quartz, no goza de un simbolismo tan rico. En todo caso, la gracia de Ghost está en su nombre y en el hecho de que es el encargado de vigilar la cámara en la que las gemas duermen durante el invierno, velando cual fantasma, y en su relación con Cairngorm en los últimos capítulos del manga.

 

Los eternos olvidados


Hay otras gemas que ostentan cargos importantes en Houseki no Kuni: Antarcticite, Red Beryl y —con un tiempo en escena mil veces menor— Sphene y Peridot.

Mientras que los tres últimos son más dejados de lado tanto en el manga como en el anime, Antarc se ve forzado a apartarse debido a la naturaleza de su gema. No tiene mucho misterio: las antarticitas sólo se mantienen sólidas bajo temperaturas frías, y cuando el personaje despierta, sus compañeros o bien ya están hibernando, o bien lo harán dentro de muy poco. De ahí que sienta esa devoción especial por el Maestro, su única compañía durante la estación, o que deba pelear contra los Lunarian aun con su bajísima dureza.

Red Beryl, por su parte, es el costurero del grupo. Al igual que Alexandrite u Obsidian, siente una gran pasión por su trabajo, y no pierde ninguna oportunidad para diseñar nuevos vestidos o coser para quien sea. El berilo es un mineral que, según los documentos que tenemos en la actualidad, se utilizó por primera vez en Egipto, y tenía distintas funciones como joya, material para armamento y para fabricar ropa. Hoy en día, se usa mucho en el mundo de las artes, en general, lo cual refleja bien la personalidad creativa de Red Beryl y ese carácter extravagante que solían (y suelen) tener los artistas de mayor renombre, junto con su desmesurada pasión por el trabajo. El berilo rojo, en concreto, es bastante raro de encontrar.

Por último tenemos a Sphene y a Peridot, que a penas han tenido un par de escenas. Son el artesano y el fabricante de papel de Houseki no Kuni respectivamente, y me intriga en especial el primero, ya que vemos muy poco acerca de su trabajo. ¿Construyó todo lo que tienen las gemas? ¿Cómo era la escuela antes de su llegada? La esfena o titanita es un material muy escaso y tiene más valor científico que industrial, de modo que no deja de resultar irónico que Sphene sea constructor. En realidad, la titanita se usa como colorante para pinturas, con lo cual es ideal que su compañero sea Peridot. La mitología del peridoto como joya del sol de los egipcios es muy bonita y poco aprovechada en Houseki no Kuni, y es una lástima que haya aparecido tan poco en la serie. Claro que, a la hora de construir una sociedad, es inevitable que algunos personajes sean más de relleno que otros, pobrecitos.

Al menos tienen suerte de considerarse entre las gemas de mayor edad. Mejor ser un personaje secundario antes que secuestrado por los Lunarian, ¿no?

 

Dios ayude a los parias (o no)


Y no podemos olvidarnos de las dos estrellas de Houseki no Kuni: Phos y Cinnabar. Al inicio de la serie, los dos son las únicos sin un trabajo concreto. Patrullan de vez en cuando… y nada más. Ninguno vale para enfrentarse a los Lunarian por su cuenta, pero tampoco hacen ningún intento por buscarse otra ocupación y ser de alguna utilidad en la sociedad de las gemas.

Phos es un vago. Durante trescientos años ha admirado la idea de luchar aún a sabiendas de que no vale para ello, pero tampoco parece que haya intentado entrenar o mejorar. Es al principio del manga cuando le vemos darse cuenta de que no puede ni sujetar una espada, y ya entonces todos los demás piensan que es un poco inútil. No es hasta que la trama le pone en una situación crítica que se obliga a sí mismo a actuar, pero rara vez ve más allá de sí mismo. Ni siquiera cuando el Maestro le deja a cargo de escribir una enciclopedia, dándole así su primer trabajo hecho a medida para él, se toma en serio sus obligaciones. Parece que Phos no está hecho para vivir en esa sociedad. Es una gema bonita como las demás, pero no termina de encajar, al igual que la fosfofilita, que sólo sirve como objeto de colección. Desde luego, es así cómo los Lunarian ven a Phos.

Cinnabar, en cambio, sí tiene una excusa para marginarse: su mercurio. El cinabrio es la principal fuente a partir de la cual podemos extraer mercurio, y para las demás gemas de Houseki no Kuni, estar cerca de él es peligroso.

Salvo que… no es para tanto. El mercurio de Cinnabar resulta corrosivo para cualquiera, pero Phos y Dia se relacionan con él sin la menor preocupación, y nunca han resultado heridos por su culpa (no realmente). Si quisiera hacer el esfuerzo, Cinnabar podría relacionarse con los demás, vivir en la escuela como todo el mundo y no resignarse a una cueva fría y solitaria. Aun así, Cinnabar elige el aislamiento porque es la opción fácil.

Se complementan, y no se dan cuenta de hasta qué punto. Hacer el esfuerzo por sí solos es difícil, y más después de tantos siglos sin cambiar, pero si se les ocurriese formar equipo… Ah. Las cosas serían distintas. Pero los cambios implican dolor en Houseki no Kuni, y sacrificio. Para dos personas que están tan atascadas, sólo algo drástico podría moverlas.

El problema es que lo drástico no suele ser bueno.

Aunque sí necesario. Porque la sociedad de Houseki no Kuni no cambia. Nunca. Sin el caos que trae Phos, sin las evoluciones forzadas que provoca, las gemas se extinguirán sin remedio.

Critico todo lo que se me pone por delante, pero siempre desde el cariño y con mucho amor (o casi siempre). Hago artículos varios sobre worldbuilding, análisis de personajes y las impresiones semanales de Banana Fish. Manga, anime y videojuegos.

Fui redactora en Deculture.

2 comentarios en “Un lugar en la sociedad: Las gemas dentro y fuera de Houseki no Kuni

  1. Genial artículo. Siento que después de Houseki cada vez me interesa más la geología XD
    Me gusta como siempre dejas en claro a que va la obra. He escuchado por ahí que Houseki es una historia inspirada en Fausto y la verdad no termino de encontrarle la gran relación para que sea considerado una inspiración, aunque tampoco soy experto en Fausto.

    Bueno, al punto. Es interesante ver las características de cada piedra y como ideo su personalidad y trabajo Ichikawa. También creo que Sphene y Peridot deberían salir más, y creo que el plan de restaurar las gemas este funcionando va a traer mucho juego e interacción con los viejos. A menos que se salgan con algo raro por el último cliffhanger (me quiero morir con la espera).

    Con el final me dejas pensando ¿Es el cambio bueno en esta historia? yo creo que si, pero la misma duda de Phos y las consecuencias que podría tener no me hacen estar tan seguro que vaya todo a buen puerto.

    • Las piedras bonitas y brillantes deberían atraer más amor(???).

      He estado buscando lo de Fausto, que nunca lo había escuchado y me ha llamado muchísimo la atención, pero te doy la razón en que no encaja. Supongo que lo dirán por Phos y sus sacrificios con tal de conseguir información sobre los Lunarian… pero no es como vender el alma a cambio de conocimiento ni nada parecido. ¡Pobre Phos, si no tiene ni idea de lo que hace! No, las influencias de Houseki son, sobre todo, japonesas.

      A ver con qué nos sorprenden los próximos capítulos, a parte de con más drama. Yo seré feliz con que no le corten el pelo a nadie más, pero que se las ingeniaran para hacer regresar a Antarc tampoco estaría nada mal. Ichikawa, I’m begging you.

      Yo tengo la mentalidad de que los cambios son siempre buenos, pero que cambiarse a uno mismo requiere cierto sacrificio. Creo que en Houseki se plantea algo parecido. Phos está arriesgando y perdiendo mucho para conseguir un gran cambio que, objetivamente, es positivo (que terminen los ataques de los Lunarian y las gemas puedan vivir en paz), pero lo que es bueno para él no tiene por qué serlo para los demás. Y, desde luego, Phos está tomando todas las decisiones de forma muy egoísta…

      Supongo que es complicado, porque están el deseo de cambiar por parte de Phos (cada vez con más intensidad) y la necesidad por parte de la sociedad de las gemas para poder sobrevivir, pero todos ellos están acostumbrados a siglos y siglos de monotonía, y hasta la más mínima variación es un gran shock. Así que creo que las consecuencias de todo lo que está pasando van a ser malas, sí, aunque sea por algo bueno.

      ¡Perdón por este tochaco de respuesta! Muchísimas gracias por leer y comentar, como siempre <3. ¡Un saludo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: