Analizando Neon Genesis Evangelion #23 (1/2). Rei III. Lágrimas All the tears

Analizando Neon Genesis Evangelion #23 (1/2). Rei III. Lágrimas All the tears

¡Nos acercamos más y más al final de esta serie! Toca analizar el episodio 23, versión del director, de Evangelion.  Es hora de preparar pañuelos para la despedida de Rei II.

Comenzamos con Misato, escuchando por enésima vez el mensaje de despedida de Kaji. Se nos muestra una habitación hecha un desastre, llena de comida basura, bolsas y, en general, mierda por todos lados. Misato está recostada sobre su escritorio, sumida en la casi total oscuridad —a pesar del miedo que le tiene— mientras contempla el teléfono. Es una escena muy poderosa y que aprovecha todo el medio visual para decirnos lo que necesitamos saber. Se está alejando de Shinji (que sabemos que solía hacerle la comida) y todavía se encuentra en un período entre negación y duelo. Quizá la referencia más importante sean sus palabras:

—Un teléfono que no suena.

Ah, teléfonos en Evangelion. Además, es una referencia directa al teléfono que Misato le dio a Shinji para que hablara con sus amigos, pero que solo hemos visto sonar cuando Kensuke quiso echarle en cara que abandonara NERV.

Por eso es tan apropiado que lo siguiente que vemos es la sombra de Shinji frente a la puerta de Misato. Una Misato que siempre irrumpió en su habitación sin esperar a tener permiso, que no respetó la intimidad ni de Shinji ni de Asuka. Una que ahora se aísla y ha escrito «lo siento, no me molestes. Estoy trabajando.»

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Shinji se queda frente a la puerta, mirando. Ahora se está quedando solo y parece que, por fin, iba a dar un paso, intentar conectar con Misato. Una palabra, una señal de que no quiere estar aislado. Pero ahí aguarda el cartel y el Dilema del Erizo es tan fuerte que una puerta sin cerradura es capaz de separarlos.

Entonces Shinji mira la habitación de Asuka, donde hay un mensaje mucho más agresivo: «No entres sin permiso. ¡Si lo haces, te mato!». Solo que Asuka ni siquiera está dentro del cuarto. Shinji se pregunta si acaso volverá a casa, porque lleva bastantes noches fuera. Y ¿dónde está?

En casa de Hikari, rodeada de videojuegos, completamente absorbida mientras machaca monstruitos en una pequeña pantalla. Hikari la contempla con sentimientos encontrados. Al parecer, hace días que Asuka no va a la escuela y se niega a volver a casa. Solo juega y juega. Lo cual es de una ironía; Asuka odia las muñecas, odia las cosas de niños. Y ¿qué se suele identificar más con los niños que la evasión de la realidad mediante los videojuegos? Asuka ha perdido todo, se niega a volver al lugar donde Misato quizá le diga que ya no es necesaria (y tendría que ver a Shinji, que sigue siendo un piloto sin riesgo de expulsión), así que solo puede buscar refugio con la única amiga que tiene.

Aun así, fijaos, no ha renunciado a sus horquillas de piloto. No es una decisión perezosa. Lo hará más tarde, cuando caiga en lo más profundo de la terrible depresión que se abate sobre ella.

Con aire ausente, sugiere a Hikari —que parece interesada o sorprendida porque le dirija la palabra— que se vayan a la cama. Así que se acuestan, con Asuka dándole la espalda a Hikari, pegada contra la pared. Una postura muy diferente a la que vimos al principio del episodio pasado cuando, segura de sí misma, se acostaba boca arriba, abierta de piernas y expuesta al lado de Kaji. O cuando se tumbó junto a Rei y Shinji a contemplar las estrellas.

Todo el tema de las formas de acostarse es relevante, por cierto, cuando pensamos en el episodio siguiente y en la disposición que se elige para Kaworu y Shinji pero me estoy adelantando.

—Lo siento. ¿Soy una molestia?

—No, ¡claro que no!

(Silencio)

—No fui capaz de ganar en mi EVA. Ya no sirvo para nada. En ningún sitio. Lo odio. Lo odio todo. Odio a todo el mundo. Pero lo que más odio es… a mi misma. De alguna forma, siento que nada importa.

—Creo que está bien que hagas lo que quieras, yo no diré nada porque creo que diste lo mejor de ti, Asuka.

Atentos a cómo Asuka dice «ganar», porque para ella la EVA era una muñeca con la que jugar. Pero perdió. Y a pesar de que repite sus ideas de odio, lo hace sin fuerzas, tan destrozada que se abre a Hikari. Jamás la hemos visto a hacer algo así.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La respuesta de Hikari puede parecer algo fría, pero hay que considerar que es una niña que vive en una ciudad que mensualmente se enfrenta varias veces a la destrucción total. No solo eso sino que parece cuidar de sus hermanas, el chico que le gusta fue piloto durante unas horas y está en el hospital y está perdiendo amigas.

Así pues, ¿qué más puede decirle a Asuka que asegurarle que está bien que juegue, está bien que no haga nada porque lo ha dado todo? Podría decirle que considera que sigue siendo piloto (pero es posible que ya no le guste la idea de que seres queridos piloten robots gigantes), o cualquier otra cosa. Podría considerar que decirle a Asuka que hizo lo mejor que pudo y aun así falló es… malo. Pero ¿lo es? Asuka tiene que aprender a perder, a quitarse responsabilidad de encima sin arrojarla a los demás para sentirse mejor consigo misma.

Así que, desde mi punto de vista, Hikari está haciendo todo lo que puede. El problema es que Asuka se ha hundido tanto que lo que necesita es una ayuda profesional que nadie le va a ofrecer.

Asuka solo puede encogerse sobre sí misma y llorar.

Entre tanto en NERV, que ya ha terminado de reconstruirse, Ritsuko habla con su abuela. Uno de sus gatos ha muerto. Es una conversación que recuerda un poco a la que debieron tener ella y su madre, demasiado ocupadas con el trabajo para ir a atender a su familiar más cercano. Una conversación distante y algo fría, también algo paralela a la que Asuka tuvo con su madrastra.

Sabemos que Ritsuko se consuela en su soledad mediante gatitos, pero al parecer vivían con su abuela, a quien no suele visitar a menudo. Así que tiende a estar sola. Y ahora ha perdido a uno de esos dos animalitos. Creo que lo importante es, más bien, que se está hablando de muerte, de pérdida, de lágrimas que no se derraman.

Porque este episodio va de llorar y de aceptar la muerte. También va mucho, por supuesto, de Rei. Y Ritsuko, a través de su madre y de Gendo, tiene una relación cuanto menos complicada con la muchacha. Por otra parte, ha perdido un amigo y no puede decírselo a nadie. Así que es muerte tras muerte, sin olvidar cómo la situación se va volviendo más y más complicada. Puede que sea en un segundo plano, pero la salud mental de Ritsuko está comenzando a erosionarse… Pero lo veremos más tarde.

Acto seguido, con una bonita imagen de la Lanza de Longinus frente a la luna —como si nos gritara que pertenece a Rei—, escuchamos a SEELE echar la bronca a Gendo porque ¿para qué diantre la usa? ¡Ahora no pueden recuperarla!

—Prioricé la destrucción del Ángel. Era una situación imposible de evadir.

Y a pesar de que le exigen que invente excusas más elaboradas, Gendo prefiere atender el teléfono a prestar atención a SEELE. Y es que se está acercando un nuevo Ángel. SEELE se pregunta si Gendo pretende traicionarles… Lo cual resulta, como espectadores, muy absurdo porque sabemos desde hace tiempo que es así. Pero nos permite también imaginar que SEELE no va a dejar que Gendo se salga con la suya.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Misato conduce en solitario hacia NERV. Solo pueden sacar a Rei a pelear, pero es interesante que Asuka sigue siendo piloto. No la han desterrado (todavía, seguramente porque Ritsuko no ha organizado todavía el cambio de Núcleo), pero sí la dejan en un claro y segundo plano. Pero no vemos que Misato haya intentado ni una sola vez hablar con ella para aclararle las cosas. Luego vemos cómo Gendo ordena enviar a Asuka a la superficie aunque solo sea como cebo para Rei, para el trauma de Hyuga, Maya y Shigeru. Asuka, dentro de su Entry Plug, se burlará de sí misma sin frialdad ni verdadero odio. Como si no le importara lo que está haciendo.

—Ya no me importa.

Entonces echamos un vistazo a nuestro querido Armisael. Su nombre significa ángel del útero. Vaya por dios, qué apropiado para Rei. Y qué escalofriante. Armisael se suele describir como un cordón umbilical o, más apropiadamente, como una cadena de ADN. Porque su misión es, digamos, revivir a sus hermanos mayores. Parece, al menos, contener el ADN de los mismos por lo que vamos a ver dentro de poco. Hasta los análisis dan una mezcla de patrón naranja (LCL-humanos) y azul (Ángeles). Teniendo en cuenta que son especies primas, tampoco es de extrañar que Armisael pueda replicar ambas versiones, en especial si pensamos que el siguiente Ángel será humano. Todo va ligando poco a poco hacia Kaworu.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rei está lista para enfrentarse a su primer Ángel en solitario y Misato llega justita de tiempo a NERV —porque para qué hacer una escena que no sea reutilizada—. Como no saben bien qué hacer mientras Armisael se mantiene a cierta distancia con su Campo A.T. activado, se le ordena a Rei que aguarde.

Pero no puede ser. Pocas veces oímos a Rei hablar con tanta decisión:

—No. Aquí viene.

En efecto, Armisael abandona su posición de halo gigante, toma una forma más compacta y se arroja sobre Rei. ¡Simbolismo freudiano de penes! ¡Allá vamos!

A pesar de los gritos de Misato y Makoto, a Rei no le da tiempo a evitar a Armisael. Es más, en un instante atraviesa su propio Campo A.T. y… ….

Sí, la penetra por el vientre. Rei no tendrá la mayor sincronización o no será una piloto genio como Asuka, pero es eficiente, toma decisiones rápidas y no se deja llevar por el pánico. Con una mano atrapa a Armisael y empieza a disparar sin vacilar. Por desgracia para ella, Armisael ya ha entrado en contacto con la EVA 00 y no duda en empezar a infectar su cuerpo, erosionando el Campo A.T.

La escena es muy visual, así que no creo que sea necesario hablar muuucho de la metáfora de la violación, en especial cuando Rei empieza a tener ciertas reacciones incómodas.

—¡Está invadiendo las partes orgánicas de la EVA 00!

No solo eso sino que se está fusionando con la EVA 00. Impregnándola, como se resalta por la misma pantalla de Maya al hablar de penetración (y señalarse luego cómo invade la zona de la pelvis, entre otras partes). Misato envía de inmediato a Asuka para salvar a Rei, lo cual debería ser la escena perfecta para que Asuka recuperara algo de su orgullo y sintiera que está en paz con Rei.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Solo que la EVA 02 no se mueve. Asuka ha perdido casi por completo la sincronización. Está por debajo de Shinji en el primer episodio, cuando ni sabía qué diantres se suponía que tenía que hacer. No tiene fuerzas ni desesperarse, solo puede gemir mientras despliega los mandos una y otra vez… Una escena muy familiar a EoE, cuando también pierde la sincronización por otras causas.

Para Asuka, se baja el telón, aunque falta un último golpe.

Entre tanto, Rei sufre mientras su EVA no puede resistirse a una invasión brutal. Hemos tenido la evolución de los pilotos desde ser atrapado en un «vientre» por Leliel (además de Yui) en el caso de Shinji, a ser invadida mentalmente por Arael. Ahora, una violación física para traer a la vida a los Ángeles. Es decir, tenemos a Shinji en papel de regresión a un hijo-bebé, a Asuka forzada a dejar caer su máscara y reconocer que es una niña y Rei violentada —como, imaginamos, Gendo forzará en alguna ocasión. Esa mano tocando teta como reflejo de su hijo y contraste de sus intenciones me pone la piel de gallina— y usada como un objeto maternal, anticipando su posición como futura diosa madre.

Y entramos, junto a Armisael, en Rei. Lo más interesante es que, de inmediato, sabe que hay alguien con ella.

—¿Quién es? ¿Yo? Mi yo dentro de la EVA. No, puedo sentir que hay alguien aparte de mí. ¿Quién eres? ¿Un Ángel? ¿La persona que llamamos Ángel?

Me encanta cómo nota que Armisael la está sondeando (se ven varios flashbacks) y de inmediato, tras asignarle la categoría de Ángel, se corrige y dice que son ellos quienes lo denominan como tal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Armisael, al contrario que Leliel o Arael, toma la forma de Rei —quizá porque nuestra Rei II no tuvo una infancia muy larga y la sometieron a un crecimiento acelerado—, pero sigue conteniendo un importante simbolismo. Para empezar, el interior de Rei no es un tren, ni tampoco un pasado muy definido o concreto. Es sangre. Sangre roja en el horizonte, ese rojo que tanto odia, y sangre de Lilith (LCL). Para colmo, Armisael está hundido en la sangre hasta la cintura y podemos apreciar un hilillo que sale de su entrepierna a modo o bien de menstruación (que Rei no tiene, si recordáis su poema, lo cual la incapacitaría para ser madre) o de cordón umbilical, a juego con el simbolismo de Armisael como Ángel del Útero.

—¿Te harás uno conmigo?

—No. Yo soy yo. No soy tú.

Rei está, como vemos, por encima del LCL. No puede estar en contacto con el mar, digamos, fértil y procreador. Así pues, Armisael ha creado una imagen dolorosa de lo que podría ser Rei en otra circunstancia. En otra donde estuviera, aunque odie el término, completa. Puede que sea una forma de intentar convencerla de que se hagan uno y así ella se sienta bien, que encaja en un mundo que debería ser suyo.

—Ya veo, pero no tiene importancia. Ya es demasiado tarde. Compartiré mi corazón contigo. Compartiré este sentimiento contigo.

Rei adopta una expresión que parece indicar resistencia, pero no rechazo. No hay asco, no hay miedo. Está bastante tranquila en comparación con Asuka o Shinji, probablemente porque Rei se esfuerza por comprender, cosa que sus compañeros no están dispuestos a hacer.

Incluso si significa intentarlo con un Ángel que trata de robarle, como todos en el mundo de los humanos, su individualidad. Es decir, rechaza la Complementación, igual que Shinji terminó por rechazar a Yui.

 —¿No duele? ¿Ves? ¿No sientes cómo duele tu corazón?

—¿Doler? No, estás equivocado. Es… ¿soledad? Sí, soledad, ¿verdad?

—¿Soledad? No entiendo.

—Odias estar solo, ¿verdad? Hay tantos de nosotros y, aun así, odias estar solo. En eso consiste la soledad.

Oh, el Dilema del Erizo, el dilema de la Humanidad. Nacemos solos, morimos solos. Es imposible que dejemos de ser un ser individual y Rei, como buena filósofa, lo sabe. Al final tendremos que hacer frente a lo peor de nosotros en soledad, tarde o temprano. Sin embargo, eso no impide que seamos una sociedad, una colectividad. Hay muchos de nosotros, pero sufrimos en soledad porque no nos entendemos unos a otros.

Rei está analizando el sentimiento de Armisael y puede reconocerlo porque ella lo ha vivido, ha reflexionado sobre ello. Cosa que ni Asuka ni Shinji habrían sido capaces de poner en palabras, no con tal precisión, no con tal… sinceridad. A decir verdad, nunca intentaron entender los sentimientos (lo que es normal) de sus invasores. Rei, en cambio, está intentando enseñar a Armisael, que responde con confianza y una sonrisa que pronto se vuelve más siniestra, que se disuelve y recuerda un poco a Rei I:

—Eso es lo que alberga tu corazón. Eso es tu propio corazón, desbordado de dolor.

Entonces, emergemos de la conciencia de Rei para ver que está llorando. Por primera vez. Da título al capítulo pero, además, nos muestra la maduración oficial de Rei. Por primera vez experimenta un dolor privado, personal, tan real como para hacerla llorar. Porque por fin es consciente, gracias a Armisael, de que siempre se ha sentido sola.

—¿Lágrimas? ¿La que está llorando soy yo?

Y Armisael no duda en aprovechar ese momento de fragilidad, de desconcierto. Rei pierde un poco el control de la EVA 00 y… de su espalda brotan con brutalidad, mientras Armisael se sacude en una parodia de penetración, las formas de los Ángeles asesinados.

¿Qué está pasando? Varias cosas. A pesar de la negación de Armisael, Rei ha dado en el clavo. Se siente solo. Armisael no está intentando, como vemos, acceder a Lilith, sino que quiere fusionarse con Rei, la primera persona a la que ha encontrado. Igual que, digamos, Misato, busca olvidar la soledad mediante la unión física. Lo cual, a su vez, habla bastante de otros Ángeles. Leliel aprendió de Shinji el suicidio porque vio que siempre estaría solo, mientras que Arael supo de inmediato que Asuka se sentía sola y se negó a dejarla escapar de esa realidad. ¿Por qué será? ¿Quizá porque él también se sentía así? Es imposible reconocer un sentimiento que no has terminado de experimentar o conocer alguna vez.

Dicho esto ¿qué pasa con Armisael? Aparte de ser un Ángel con aire de ADN, parece capaz de embarazar de forma literal a la EVA 00 y forzarla a tener, eh, hijos. Esto se debe por una parte a que la EVA 00 es un clon de Adán, así que el material genético es el mismo. Por otra parte, están las… almas.

Y entramos en un terreno de especulación tan alto que, por favor, no me toméis muy en serio. Pero creo que es algo más o menos necesario para comprender la situación futura de Kaworu y su enorme sacrificio.

El caso es que en Evangelion las almas existen. Las almas son físicas y pueden ser arrancadas, trasladadas, quizá hasta separadas si aceptamos la teoría de que el alma de Lilith se dividió entre la EVA 00 y Rei II después del fracaso de Rei I.

Así pues… ¿qué pasa con las almas de los Ángeles?

En el juego Evangelion 2, que nos da la mayor parte de los datos para el lore de la serie, sabemos que hay un final donde Kaworu conoce a otra Semilla de Vida —supongo que no es suficiente que dos alteren todos los planes de sus creadores y caigan en la Tierra, sino que una tercera se pase de visita debe parecernos posible— que le habla de su papel y le indica que, si quiere, puede abandonar la Tierra con sus hijos e irse a intentar terraformar un sitio donde no haya ya una especie asentada y altamente agresiva. Así que Kaworu se lleva las almas de sus hijos y desaparece de nuestras vidas en este final.

Si tomamos esto como canon, las almas de los Ángeles han quedado a la deriva tras perder sus cuerpos. ¿Por qué? Bien… porque está el temita de la Cámara del Guf. Sería el lugar donde, en teoría, se origina la vida o se albergan las almas. Luego lo comentaremos un poco más porque Ritsuko decide hablar con una jerga casi tan compleja como la de Kaworu. El caso es que las almas pueden regresar al Guf a través de las madres, o al menos eso se muestra en Evangelion. No sabemos si hay proceso de reencarnación o no, si influye que Lilith esté inconsciente ni, en realidad, nada. Así pues, no nos perdamos por este camino.

El caso es que Adán probablemente no puede hacer nada. Las almas de los Ángeles no tienen ningún sitio a donde ir o volver. Así pues, ¿quizá Armisael las adoptó dentro y preparó su ADN para darles un nuevo cuerpo? Al fin y al cabo, si podemos crear clones de Rei, ¿por qué no de sus hermanos mayores?

No creo que nunca nos pongamos de acuerdo hasta que el señor Anno salga y diga: las Cámaras del Guf son una metáfora, dejad de comeros la cabeza. Y haremos caso omiso y seguiremos comiéndonos la cabeza. Pero me parecía necesario comentar este detalle.

Dicho esto, volvamos a la serie. Gendo, demostrando una brutal parcialidad, decide que Rei merece la pena ser salvada y Asuka no, por lo que envía a Shinji a pelear contra el Ángel.

—¿Qué? A él no lo mandaste a ayudarme.

Asuka gime con rabia justificada. Siente, de nuevo y como golpe total y devastador, que Rei merece más la pena que ella en todos los aspectos.

En realidad es que la situación es diferente. Gendo se ha quedado sentado viendo cómo un Ángel infecta por completo a la EVA 00 y solo dice que esto es una verdadera alarma, tarjeta negra, cuando ve que Armisael va a revivir a todos los Ángeles. ¿Os imagináis enfrentarse a 16 a la vez?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así que Shinji sale a pelear y, en el momento en que despliega su Campo A.T., Armisael se vuelve hacia él. Sinceramente, es una imagen bastante graciosa hasta que te imaginas a un pene blanco y gigante diciendo «uh, otra persona con la que fusionarme».

Rei —ah, mirad cómo se preocupa por los demás— grita, desconcertada y preocupada:

—¿Ikari?

Esto es a la vez que Armisael se precipita sobre Shinji. Logra evitar un primer golpe, pero aun así el Ángel destroza su arma. La EVA 01 atrapa a Armisael entre sus manos cuando iba directo contra su… cara —eh, felación— y lo mantiene bien cogido, pero Armisael empieza a fusionarse también con ella y con Shinji. La expresión de terror de Shinji, tan distinta a la de Rei, está magníficamente realizada. Tanto que la pondría de portada si no fuera porque este episodio es de Rei.

Misato, siempre más espabilada cuando Shinji está en peligro, le da inmediato la orden de que ataque con el cuchillo. En cuanto el chico obedece oímos a Rei chillar de dolor. O, más bien, a Armisael usando la voz de Rei, que es la única que tiene. O, quizá, a ambos, ya que está muy, muy fusionado con Rei.

Así que cuando numerosas mini Rei comienzan a brotar de la mano de Shinji repitiendo que duele, ¡duele!, puede que sea cosa de ambos aparte de una suerte de manipulación mental de Armisael. Sinceramente, yo ya habría perdido la cabeza del asco y el horror.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y ahora las metáforas y dejan de ser metáforas. De la punta de Armisael surge cual esperma una figura de Rei, una suerte de adelanto de lo que sucederá en End of Evangelion. Tiene sentido que Shinji se aterrorice tanto en el futuro si recuerda esta escena. Más con esas risitas. Señor.

—¿Esto es mi corazón queriendo convertirse en uno con Ikari?

Rei está tan «contaminada» que ya casi no puede moverse. La fusión con Armisael es brutal —por favor, no quiero pensar que la forma de querer unirte a Shinji es echarle esperma a la cara, Rei, tú eres mejor que eso— así que pensar que es una manifestación de su deseo de no estar sola, de preferir a Shinji antes que a Armisael, no es imposible. Con todo, no es cierto. Rei II no desea ser uno con Shinji, sino con otra persona. 

 Armisael toma la forma de Rei y se abraza a la cara de Shinji. En ese momento, Rei se decide. No va a permitir que le pase nada similar al único amigo que tiene. De modo que atrae a Armisael hacia su interior, demostrando un impresionante control de la EVA 00 al revertir su Campo A.T. Para que entendamos que esto es sexual, el Núcleo queda expuesto por la presión de meterse dentro a Armisael y sus hermanos, rompiendo las placas. Pero, recordemos, el Núcleo no deja de ser una vulva. De todo esto surge, como vemos, una inmensa tripa a modo de embarazo. Qué irónico, que Rei, que deseaba ser madre, muera embarazada de Ángeles, el mayor enemigo de su progenie.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

—¡Rei, abandona la EVA!

—No. Si me voy, el Campo A.T. desaparecerá. No puedo.

Lo cual confirma que los Campos de las EVA son las de sus pilotos, proyectados a través de un cuerpo capaz de hacerlos aparecer de forma física… como hacen todos los Ángeles.

Misato contempla con horror cómo Rei decide autodestruirse antes que permitir que los Ángeles destruyan todo lo que ha luchado por proteger. Es una repetición de la eterna pesadilla, pues Misato ya vio morir así a su padre. Cumple, así, una función como madre de la humanidad. Pero lo está haciendo por responsabilidad, por los lazos que creó.

Por amistad.

Me resulta curioso que no se nos muestre la reacción de Shinji o Gendo, que están contemplando todo lo que sucede igual que Misato. Pero quizá se deba a que es más devastador ser testigos de su dolor. Misato, además, se encuentra con que la niña con la que nunca supo qué hacer y a la que siempre prestó menos atención está dispuesta a suicidarse con tal de salvarlos. Una predicción que Asuka hizo, solo que no previó un sacrificio voluntario y sin orden alguna por parte de Gendo.

Porque Rei ha llegado lejos, ha sido capaz de querer y entender más que cualquier otro personaje. No elige la muerte porque quiera huir. En ese caso podría haberse fusionado con Shinji. No, lo hace porque quiere proteger la individualidad de Shinji y porque va a defender a la gente que ha conocido, a pesar de que siempre, siempre se sintió sola.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pone su EVA en modo Destrucción y logra contener los Ángeles en su interior hasta dejarse la tripa plana de nuevo. En realidad, el Núcleo está colapsando por la autodestrucción. De pronto, nota una luz y se da la vuelta. Ve a Gendo.

Su Gendo. El que ella imagina y desea. A pesar de todo lo que creció, jamás pudo librarse del hombre que la crió y que supuso todos su motivos para vivir desde que nació. Es un Gendo sin esas gafas que lo vuelven frío y distante, sin esas gafas que la cosifican y convierten en un objeto a usar. Un Gendo que sonríe y la mira con cariño.

¿Por qué lo ve? Puede que se lo esté imaginando, pero me gusta la teoría de Ritsumaya de que podría tratarse de una visión que envían Rei y Kaworu desde el futuro para que no esté sola en los últimos instantes de su existencia, igual que harán con el resto de la Humanidad durante End of Evangelion.

Entonces, en sus últimos instantes, la EVA 00 se alza y extiende una mano hacia la visión de Gendo. Luego, la EVA se funde con Rei por completo. Aparece así otra Rei gigante y blanca que tiene un halo indicando su divinidad. Esto podría ser por todos los Ángeles que tiene en su interior, por la naturaleza de la EVA 00 al explotar o un mero recurso. El caso es que… explota con una fuerza monstruosa. No es de extrañar si hubo como mínimo 16 Motores S2 en su interior.

Y así llega el final del personaje más ensombrecido, más maltratado por sus compañeros y que nunca pidió nada para sí. Rei no se merecía una muerte en medio de un calor monstruoso, asfixiante, tras haberse visto forzada a elegir entre salvar a la Humanidad o abandonarse a la desaparición de su ego. Pero lo hizo. Por suerte y gracias a Rei III, su sacrificio quizá merezca la pena.

 

Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.

4 comentarios en “Analizando Neon Genesis Evangelion #23 (1/2). Rei III. Lágrimas

  1. Maldita sea que capitulo mas fuerte!
    Antes de tus analisis jamas me habia puesto a pensar en lo falico de Armisael, pero siempre habia compartido el hecho de que realmente parecia una violacion lo que este le hacia a Rei. Hay Freud everywhere!!

    Ahora la melancolia que corroe desde el inicio con Misato llorando, Shinji aislandose porque su pequena “familia” a este punto esta mas rota que el, Ritsuko recibiendo la noticia de su gato y Asuka evadiendo la realidad… Es imposible no sentir un nudo en la garganta. Y como siempre coronando estos desastres aparece un angel y este atacara a la piloto que no habia sufrido ataques directos como en los caps anteriores con Shinji y Asuka. Creo que despues de la violacion mental, este es el peor ataque. Se que todo es ficcion, pero imaginar que algo desconocido toma control de tu cuerpo y quiere comprender tu mente mientras te penetra, es algo tan creepy que resulta increible que fuera a Rei a quien le tocara experimentarlo y ella dentro de sus capacidades lo sobrellevo a la altura. Bien decis que ella es la unica que quiso comprender tambien la naturaleza de estos seres, al punto de decidir sacrificarse para salvar a Shinji y evitar un desastre de fuerza mayor.
    Debo decir que nunca habia caido en cuenta que en este proceso ella estaba a punto de dar a luz de nuevo a los angeles vencidos y ahora comprendo mas su razon de sacrificio. Pobre Rei II y lo que le sigue a la otra mitad del capitulo, el “mental breakdown” de Ritsuko y el principio del fin de Evangelion.

    Gracias por otra maravilla de analisis! Saludos!

    • ¡Es un capítulo terrible! Y solo son 12 minutos lo que he puesto hasta aquí, contando el opening, me cuesta creerlo. A mi, de forma personal, me agobia mucho más el ataque de Leliel porque fue largo, agónico y Shinji no tenía ni idea de cómo salir. Leliel no penetró como tal, sino que se tragó a Shinji y uf… La situación de Rei es terrible, elegir morir es algo horrible, pero siento que al menos “no estaba sola”, si es que ese es alguna clase de consuelo *la abraza y se la lleva lejos*.
      Sí, no se suele pensar en la catástrofe que sería si Armisael lograra revivir a sus hermanos.Y ouch, olvidé comentar que hasta se puede ver en el minuto 7:10 cómo la pantalla de Maya pone “Pregnation by foreign AT Field” así que no es algo metafórico, es muy literal y Anno lo pretendía dejar claro desde el principio.
      Aaah, tengo miedo de llegar a la parte de Ritsuko, pero a la vez está tan bien hecho…

      ¡Gracias a ti por tus preciosos comentarios, Gabriela! <3

  2. Qué capítulo tan triste. Rei cambió tanto desde el principio, donde Gendo era todo en su mundo. Ella es la que evolucionó más probablemente porque era la que menos esperaba de quienes la rodeaban.

    Pero lo suficientemente gracioso, creo que Shinji y Asuka habrían tomado la misma decisión. Asuka porque quería ser conocida por sus actos y Shinji porque quería sentirse útil para su padre, por lo que sería fácil de manipular.

    • Rei había evolucionado tanto, sí… Por eso duele tanto su muerte. Al menos cuando te percatas de que estaba creciendo. Mi pobre niña :< Hmmmm... No sé, ¿a estas alturas de la serie? Shinji no creo que lo hiciera ya por Gendo, en todo caso por proteger a Rei, pero sería un salto gordo. En EoE se insinúa fuerte que Shinji intenta suicidarse tras haber matado a Kaworu y que falla en el intento porque le da miedo, así que no sé. Quizá con un subidón de adrenalina lo habría intentado. Respecto a Asuka, sabiendo el trauma que tiene con el suicidio de su madre, también me cuesta creerlo, en especial tras la bofetada que le dio a Rei porque dijo que sí, que se suicidaría. Ciertamente, justo en el ep 24 intenta suicidarse, pero es por pura dejadez y desesperación, cuando ya sabe que Kaji ha muerto y cree que no tiene motivos para vivir. Hasta entonces al menos todavía había posibilidad de que pudiera controlar a su EVA. Después, Anno le quita la mera posibilidad de morir como Rei... ¡Un saludo Glauber!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: