Rei Ayanami, la madre de los lilim: una aproximación a Evangelion (I) Los orígenes de Evangelion y la Gran Madre

Rei Ayanami, la madre de los lilim: una aproximación a Evangelion (I) Los orígenes de Evangelion y la Gran Madre

Este artículo se publicó primero en Deculture.es, donde todavía podéis ir a leerlo. La versión que encontraréis en Mistral, sin embargo, está (mucho) más corregida y actualizada.

Neon Genesis Evangelion goza de un lore descomunal y difícil de hilar. De acuerdo, no llega al nivel de los Dark Souls, pero su información está dispersa y cuesta entenderla en un primer visionado. Es trabajo del espectador recoger los fragmentos y unirla en un todo coherente. Es posible que con la serie por sí misma no le sirva y tenga que recurrir a obras derivadas como el juego Neon Genesis Evangelion 2 para PlayStation 2 y PSP, consideradas second tier. Es decir, que la información que aportan es canónica siempre y cuando no entren en contradicción con el material original.

Aviso de flagrantes spoilers de toda la cronología de Evangelion.

Lo que está claro es que todo empieza con Madres. Por eso estas figuras protagonizarán los cinco artículos que vamos a ir subiendo poco a poco. En principio nos centraremos en las dos Madres más importantes en términos de lore: Lilith y Adán.

Y sí, me referiré a ellas como Madres porque el propio Kaworu dice claramente Adán, nuestra madre. No nuestro padre. Al fin y al cabo, Lilith y Adán no son sus verdaderos nombres, sino unos que SEELE y NERV les han puesto por relacionarlos con la religión judeocristiana. En cualquier caso, dudo que estas alienígenas tengan un sexo determinado. El uso del femenino responde a su rol, que juega un importante papel en Evangelion.

Dicho esto… ¿Por qué empezamos hablando de Rei?

Rei Ayanami es uno de esos personajes que la gente no sabe muy bien cómo interpretar. Parece que no tiene personalidad, que su desarrollo no es importante —y lo cierto es que una de las pocas cosas que el manga hace mejor que el anime es tratar su evolución— y su papel final puede desconcertar a muchos. Porque, aunque cueste creerlo, Rei es Lilith, la Madre de toda la especie humana, los Lilim.

Cuando pensamos que Rei es una diosa, resulta todavía más desconcertante pensar que hasta Hideaki Anno señaló que se olvidó de su existencia. En sus propias palabras, este despiste se debió a que consideraba que su personaje estuvo completo en el momento en que sonrió. Lo cual no es cierto, tal y como podemos ver después.

Aun así, la idea de no existir, de estar siempre en la sombras, es algo que persigue siempre a Rei, porque representa esa parte de nosotros que nunca vemos, pero está ahí. A pesar de esto, Rei es algo más que una muñeca que aprende a sonreír. Forma el núcleo de la acción de Evangelion.

Y por eso vamos a estudiarla, porque no se la puede aislar del lore de Evangelion y tampoco se la puede comprender sin Adán. Este primer artículo, pues, estará dedicado a explicar el origen de las Madres de Evangelion y a seguir los primeros pasos de Rei. En el siguiente asistiremos a su evolución hasta el episodio 23, mientras que en el tercero y en el cuarto trataremos de cerca a su contraparte, Kaworu. Por supuesto, tendremos un último artículo acerca de los sucesos de End of Evangelion.

Para los que quieran ir más lejos, ya está disponible un ensayo revisado sobre la otra Madre más importante de Evangelion, Yui Ikari.

Cabe advertir que algunos elementos de estos artículos están basados en teorías de los fans, y no han sido refutados por la información oficial. Me esforzaré por dejar claras las diferencias entre ambos casos.

Dicho esto, sumerjámonos en una piscina de LCL y dejemos que comience la Complementación.

 

 

Los orígenes. El Pueblo de los Primeros Fundadores


 

De acuerdo a los Informes Clasificados de NGE2, tanto Lilith como Adán fueron creadas por los Dai’ichi Shiso Minzoku (第一始祖民族), la primera especie alienígena inteligente. Una traducción cuestionable al castellano sería El Pueblo de los Primeros Fundadores (en inglés First Ancestral Race, o F.A.R.). Canónicamente no se sabe casi nada de ellos, pero son una clara referencia a los creadores de los Monolitos de 2001: Una Odisea en el Espacio.

Lo único que podemos asumir es que eran seres todopoderosos, capaces de crear criaturas que nosotros mismos consideraríamos dioses. La unión de Lilith y Adán al final de End of Evangelion, en teoría, daría luz a una criatura de su categoría. Una capaz de influenciar planetas enteros, almas, además de trascender tiempo y espacio. Aun así, de acuerdo NGE2, la especie iba a perder su mundo de origen o, quizá, a enfrentarse a la extinción.

Los Primeros Fundadores decidieron crear un legado que extender a lo largo de la Vía Láctea en forma de Siete Semillas de Vida, vaya, el número de los Ojos de Dios (y de la máscara de Lilith). El nombre habla por sí mismo: se trataba de seres que expandirían la vida allá donde se instalaran. Hasta donde sabemos, había dos tipos de Semillas. Aquellas que tenían la Fruta de la Vida y las que poseían la Fruta del Conocimiento. La primera otorga la inmortalidad siempre y cuando el Motor S² no sea destruido: por eso los Ángeles no necesitan alimentarse y se regeneran de cualquier herida. La Fruta del Conocimiento —esa tan bíblica y que se relaciona con una Manzana y que Eva fue tentada a morder— no ofrece una larga existencia, pero sí desarrolla más la inteligencia como especie. En el episodio 12, Gendo Ikari señala que la ciencia es el poder de la Humanidad y no anda muy desencaminado. La Fruta del Conocimiento es la que permite construir las EVA y enfrentarse a los mismos Ángeles. Por cierto, quiero aclarar que no es que los Ángeles sean estúpidos, sino que no precisan de la ciencia para vivir porque son prácticamente inmortales.

¿Hay otros tipos de Frutas? No lo sabemos. NGE2 lo explica todo en términos muy ambiguos. Lo que nos importa es que las Frutas importantes para Evangelion son estas dos en concreto.

El Pueblo de los Primeros Fundadores envió a cada Semilla a un extremo diferente de la galaxia, depositadas dentro de huevos o Lunas. Con ellas viajaban Lanzas y unas instrucciones que en Evangelion reciben el nombre de Manuscritos del Mar Muerto. Las Lanzas son nada menos que seres con voluntad propia, casi diosas por sí mismas, cuya función es dejar en coma a una Semilla de Vida cuando va a mezclarse con otra. ¿Por qué? Porque si dos Semillas se unen, crearían a una criatura al nivel de los Primeros Fundadores. Y los Informes Clasificados afirman de forma rotunda que este sistema pretendía evitar que una Semilla pudiera seguir los pasos del Pueblo.

Respecto a los Manuscritos, se tratan de una suerte de manual escrito por el Pueblo acerca de las Semillas y la forma de utilizar las Lanzas. Además, parecen ser textos proféticos capaces de predecir el comportamiento de los Ángeles.

Así pues, las Semillas se desperdigaron por el universo conocido para crear vida.

El conflicto de Dos Semillas

 

Adán aterrizó, hace miles de millones de años, en la Tierra. De acuerdo a lo que vemos en Evangelion, parece que las Semillas sangran para extender la vida a lo largo de un planeta: el LCL que emerge de Lilith es el caldo vital del que nace la existencia, después de todo. No podemos afirmar que fuera el caso para todas las Semillas, pero no creo que sea arriesgado asumir que Adán hizo exactamente lo mismo en un intento de terraformar el lugar y convertirlo en un lugar habitable para sus descendientes, caracterizados por un físico portentoso y adaptable. Es decir, la Tierra debería haber sido el hogar de los Ángeles. 

Sin embargo, se produjo un error y la Luna Negra de Lilith acabó llegando también a la Tierra. El choque podría haber sido tan brutal que quizá destruyó a la Lanza de Lilith, que desapareció para siempre por este motivo u otro desconocido. Así pues, solo quedó una Lanza en el planeta, la de Adán, a la que conocemos como Lanza de Longinus. Al percibir a dos Semillas de Vida tan cercanas, se activó y atravesó a Adán, reduciéndola a un estado comatoso.

Lilith, por su parte, se encontró con un planeta para ella sola. Su Luna quedó bien acomodada bajo Hakone, donde se instalará millones de años después NERV, e inició el Primer Impacto.

Para no liarnos demasiado, y a pesar de que los Impactos no son una terminología muy aclarada en Evangelion, en particular porque dentro de la propia serie los personajes suelen confundir términos e ideas, aceptaremos esta explicación de Ritsumaya acerca de los Impactos:

Un Impacto vendría a ser el despertar de una Semilla de Vida, que terraforma un planeta y sangra para propagar de vida. El Primer Impacto de Lilith dio lugar a la vida como la conocemos. El Segundo fue un intento de Adán de cumplir la función para la que había sido creada, pero quedó incompleto y creó un mundo en el que ni Ángeles ni humanos se encuentran cómodos, sumido en un verano eterno.

Una vez hecho su trabajo, asumimos que Lilith se durmió en el interior de su Luna, quién sabe si para siempre.

Mucho, mucho después, se descubrió a Adán, todavía inerte en el Polo Sur, en el año 2000. Los científicos, emocionados, empezaron a experimentar con su cuerpo y le quitaron la Lanza. La expedición Katsuragi tuvo la mala pata de estar ahí cuando Adán despertó, desconcertada tras su largo sueño, cuando le suministraron un poco de ADN humano. Y entonces pasaron cosas que especificaremos en el artículo de Kaworu. Baste decir que Adán decidió empezar el Segundo Impacto, que se detuvo por muy poco.

Por desgracia, la existencia de Adán llevó a una serie de investigaciones. Se fundó la organización GEHIRN, más tarde reformada en NERV, y empezaron el Proyecto E, que pretendía revivir a Adán mediante la creación de copias a las que se bautizó como EVA. Porque, como todos sabréis, en una de las versiones de la Biblia se dice que Eva nació de la costilla de Adán.

En algún momento se encontró que bajo Hakone se encontraba la Luna de Lilith, conocida como el Segundo Ángel. La Madre de la Humanidad encontró muchos sufrimientos a manos de sus hijos. Entre otras cosas, la crucificaron y partieron por la mitad para construir a la EVA 01. También se le clavó la Lanza de Longinus, en teoría para dejarla en un estado suspendido, preparada para producir la Complementación Humana cuando resultara necesario.

Pero quizá lo peor que pudieron hacerle es que le arrancaron el alma.

 

El nacimiento de Rei Ayanami


Antes de seguir, toca hacer un rápido inciso sobre otro gran personaje: Yui Ikari. Madre de Shinji, esposa de Gendo Rokubungi y alma que reside en el EVA 01. Más importante aún, se trata de la mujer que provoca gran parte de los hechos de Evangelion. 

Las EVA se caracterizan por ser cuerpos gigantescos sin Motor S² ni alma. Para hacerlas funcionar, se necesita un piloto, pero no es suficiente. Por eso se les instala un Núcleo que, a su vez, alberga un alma propia. La de la madre del piloto en concreto. La única excepción conocida viene a ser Rei, pero ya lo trataremos un poco más adelante. Tras muchos esfuerzos y después de descartar a saber cuántos clones malogrados, se creó la EVA 00. Pero no era más que un prototipo algo torpe. El siguiente paso fue la EVA 01.

Esta era una EVA especial, ya que no solo era un clon de Adán, sino que se creó con la mitad inferior de Lilith. Yui, que temía por su vida, se presentó como voluntaria para intentar entrar en el Núcleo de la EVA. Solo que sus planes iban más lejos. Cuando se introdujo dentro de la EVA 01, algo salió mal, porque no fueron capaces de volver a sacarla… Básicamente porque ella no quería. Sabemos que Naoko Akagi, la madre de Ritsuko, creó el método de extracción del alma con el que más tarde casi se salvará la vida a Shinji, así que podemos afirmar que se intentaron todas las formas posibles de recuperar a Yui.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La cosa es, y aquí entramos en terreno de especulaciones, ¿es posible que acabaran extrayendo sin querer el alma de Lilith en vez de la de Yui? Al fin y al cabo, la EVA 01 y Lilith todavía formaban parte del mismo ser, unidas por la cintura. Nadie excepto Gendo sabe quién es Rei, así que quizá lo intentó por su cuenta en un desesperado intento por recuperar a su esposa… Porque parece muy extraño que SEELE permitiera que Gendo se quedara nada menos que con la diosa a su cargo. ¡Y en un cuerpo que estaba clonado del ADN de su esposa!

El caso es que, de una forma u otra, Yui permaneció donde estaba y Lilith abandonó su cuerpo.

Gendo, que dependía emocionalmente de Yui hasta unos extremos enfermizos, se quedó con la niña a la que bautizó como Rei, el nombre que habría escogido para Shinji de haber nacido mujer. Así sustituyó a su hijo —recordad que Rei tiene su misma edad física—, por un clon de su esposa. Curiosamente, Rei tiene el pelo azul, igual que el ángel de una tarjeta que Gendo y Yui enviaron a Fuyutsuki para hacerle saber que iban a casarse. No solo es un comentario metanarrativo (¡Lilith es un Ángel!), sino que dice bastante de cómo ve Gendo a Yui… Y, por tanto, a Rei.

Así fue, pues, como nació Rei I. Una extraña niña cuya naturaleza divina se ve en sus ojos… rojos.

Por cierto, ¿qué es eso de I? Es la forma clásica del fandom de referirse a las tres Rei que conocemos a lo largo de Evangelion. Curiosamente, también hacen referencia a la trinidad de la Diosa, que suele darse en muchísimas culturas: niña/doncella, madre y anciana. En este caso podríamos hablar de Rei I como la niña, Rei II como la joven doncella y Rei III como la suma de todo en forma de Diosa. Pero no no adelantemos.

Cuando conocemos a Rei I, el alma de Lilith estaba encerrada en su interior y eso seguramente afectó a su forma de ser. Personalmente, igual que bastantes fans, veo a una divinidad muy enfadada, cruel y viciosa. Algo que no es de extrañar cuando tus propios descendientes te torturan, cortan por la mitad y se aprovechan de tu sangre para hacer experimentos. En realidad no sabemos si Rei I mantenía los recuerdos de Lilith; lo más probable es que no. Pero su personalidad no es la de una niña pequeña, de eso no cabe la menor duda.

Era una criatura dispuesta a hacer daño, quizá llevada por un instinto primario, y que poseía una gran comprensión de algunas facetas humanas. En cuanto tuvo la oportunidad, utilizó las palabras de Gendo para destruir a Naoko Akagi, la madre de Ritsuko. La forma fue señalar, con sadismo, que Gendo sólo la utilizaba como un alivio sexual y que la consideraba vieja y poco importante. Y antes de que alguien comente que Rei I podría simplemente estar repitiendo las palabras de Gendo… Pensemos en cómo se prepara la escena, con Rei I en medio de la oscuridad y la sonrisa que esboza mientras carga contra Naoko. Era perfectamente consciente del efecto que producirían sus palabras… Pero no de sus resultados.

La reacción de Naoko, que amaba a Gendo y odiaba la memoria de Yui por estar siempre presente en su relación, fue brutal. Vio en Rei I, cuyo parecido con Yui no se le había pasado por alto, a su rival, y se arrojó sobre ella sin pensar. Atrapó a la niña, que no hizo amago por defenderse, y la estranguló.

Luego, incapaz de hacer frente a su crimen, Naoko se suicidó.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo que ocurre a continuación queda en manos de los fans, ya que no he encontrado ninguna explicación oficial. La teoría más extendida es que el alma de Lilith queda dividida en dos. Mientras GEHIRN se disolvía y se fundaba NERV, una parte del alma acabaría en el cuerpo de uno de los tantísimos clones de Rei: Rei II. La chica que conocemos a lo largo de la serie. La otra acabaría dentro de la EVA 00, cuya alma jamás se ha confirmado de forma oficial. Lo único que sabemos es que hubo problemas durante la construcción de la Unidad, y que su núcleo está pobremente construido, lo cual lleva a que la EVA funcione muy por debajo de su capacidad. Rei, por otra parte, carece de madre. Y en los Núcleos siempre están las almas de las madres. Debido a ciertas apariciones de una Rei fantasmal (que podría recordar a Rei I) cuando Shinji se introdujo en el prototipo de EVA, los fans se han inclinado por la teoría, pues, de que es el otro fragmento de Lilith el que ocupa el Núcleo de la EVA 00.

En cualquier caso, es evidente que Rei II no es igual a Rei I. Carece de su personalidad e independencia. Aún más… de su ánimo de hacer daño a los demás. Porque solo Kaworu es tan amable como Rei II. Así pues, podemos asumir con pinzas que Gendo entendió que Rei I era demasiado peligrosa, demasiado independiente. Se deshizo de ella y empezó de nuevo.

Esta vez, creó una muñeca.

Rei II. Una niña sin personalidad


La Rei II que conocemos es una chica dócil, obediente, pasiva. Primero vivió a varios kilómetros bajo tierra durante años y después la enviaron a vivir sola en un bloque de pisos abandonado, sin más visitas que Gendo y quizás Ritsuko. El primero, además, no se molestó en enseñarle nada excepto a comer, hablar y leer. En su piso no tiene más que una cama deshecha, una nevera y un armario con ropa interior. Su desconocimiento del bienestar y de las normas la lleva a no molestarse en limpiar, recoger el correo o cerrar con llave. Tampoco se siente incómoda cuando Shinji la ve desnuda —lo cual tiene unas implicaciones preocupantes si pensamos en cómo la toca Gendo en The End of Evangelion—, ni le cambia la cara cuando lo ve prácticamente desnudo tras el ataque de Remiel.

En definitiva, Rei II no se ha criado de forma normal y su tutor la considera tan sustituible que ni siquiera le ha enseñado cómo actuar en sociedad. No sabe hacer otra cosa que pilotar y leer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No es más que una niña en el cuerpo de una chica de 14, que obedece todas y cada una de las exigencias de Gendo; su única figura de autoridad. Pensad que para un chiquillo, los padres son lo más cercano a un dios y los adoran con devoción (hasta que llega la adolescencia). De ahí, por ejemplo, la bofetada que Rei le da a Shinji cuando se atreve a poner en duda los valores de su padre. Curioso que la primera vez que hace algo aparte de obedecer sea por defender a Gendo, quien le arrebató el libre albedrío.

Para Rei, Shinji es el hijo legítimo de Gendo, a quien ha llamado expresamente para que pilote la EVA 01. La presencia del protagonista debe enfatizar demasiado la idea de que ella es «sustituible». Esperemos que nunca llegara a saber que, si Shinji hubiera nacido mujer, la habrían llamado Rei (cosa que averiguamos en el episodio 20), porque pobrecilla entonces.

Así pues, la joven puede ver su posición amenazada al mismo tiempo que Shinji encuentra en ella una rival por el amor de su padre. Lo doloroso es que Gendo no se preocupa por ninguno de los dos, ya que sólo es capaz de pensar en Yui.

Ya desde antes del primer capítulo de la serie, Rei II demuestra sufrir desequilibrios mentales que se reflejan en su pérdida de control del EVA 00, motivo por el cual la conocemos herida e incapaz de pilotar. Si nos atentemos a la teoría de que la mitad del alma de Lilith se encuentra en la EVA 00, podemos teorizar que al ver a Ritsuko y a Gendo juntos quizá recordara su corta vida como Rei I, llegara a confundir a Ritsuko con Naoko… En cualquier caso, agredir o poner en peligro a Gendo es algo que Rei II nunca haría.

En cualquier caso, el accidente afirmó los lazos de dependencia que sentía Rei II por su «padre» cuando este se lanzó a salvarla y se quemó las manos para sacarla de la cabina. Debió ser toda una inyección de autoestima, un recuerdo dulce en medio de la monotonía y probablemente por eso guardó las gafas de Gendo como recordatorio.

Pero, ¿por qué perdió el control de la EVA 00? Los motivos de su inestabilidad pueden ser varios: problemas emocionales como consecuencias de vivir aislada durante 10 años, el ansia por desaparecer, un creciente problema físico ya que tiene que tomar constante medicación, o todo a la vez. Es difícil imaginar lo que debe ser vivir de forma tan absolutamente sumisa, sin más destino que estar y obedecer —o quizás sí podemos imaginarlo, ya que fue el destino de la madre de Asuka, a quien también le arrebataron parte del alma. Pero eso ya es cuestión de otro artículo—.

Por cierto, nunca ha estado muy claro de qué clase era la medicación que se le suministraba a Rei II. ¿Quizás para evitar que se descompusiera, como le pasará al final de la serie? ¿Es para mantenerla dócil? ¿O es que tenía depresión? La mayor parte de los personajes de Evangelion son depresivos y durante la Complementación Humana reconoce que deseó morir, así que esta última opción no sería imposible.

De una forma u otra, Rei II confía ciegamente en Gendo aunque no sabe nada de él. Cuando Shinji se acerca a ella a preguntarle cómo es su padre, Rei II responde «no lo sé». Nunca han tenido una verdadera relación, ni paternal, ni amistosa, ni nada excepto preguntas vacías. En el episodio 17 —¡pensad en lo adelantado que está el argumento para entonces!— sostienen una seca conversación que básicamente se resume en «cómo te ha ido la escuela», «bien», «ya veo». En ese mismo episodio, Ritsuko y Gendo hablan delante de Rei II, encerrada en un tubo mientras preparan los Dummy Plugs —cápsulas de simulación— como si no existiera, como si por tener los ojos cerrados no fuera a enterarse de lo que ocurre.

Rei II es tratada y considerada como un juguete.

Sin embargo, como todos los experimentos de Evangelion que juegan con el alma y los sentimientos de las personas, Rei II demostrará que están equivocados. Ella pasa por una gran evolución a lo largo de la serie, solo que silenciosa y adecuada a su personalidad. No es como Asuka, que grita mucho y nos da monólogos mentales para que podamos entender (parte de) sus sentimientos y su necesidad de que la gente la reconozca como una adulta independiente… que busca que alguien se lo tenga que decir. No es como Shinji, que sufre constantes retrocesos en sus tímidos pasos hacia el mundo adulto por miedo a resultar herido. Rei II es un personaje callado y que siempre está detrás, observando y aprendiendo, sacando sus propias conclusiones. Nadie se preocupa por ella y su falta de enfoque hace que los que estamos acostumbrados a que se dediquen capítulos exclusivos a la evolución de un personaje no veamos por ningún lado ese crecimiento interno.

Pero es que, a veces, la gente cambia así. Sin que los demás se den cuenta. Esta es la mayor virtud de Rei como personaje, porque desafía muchos estereotipos del anime. Sin embargo, ¿cómo cambia? ¿Qué es lo que nos hace darnos cuenta de que Rei II madura y se vuelve más humana?

Eso lo veremos en el siguiente artículo.

Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: