Opinión de Berserk 365 y 366

¡Berserk ha regresado! Esta vez lo hace de manos del Studio Gaga y de Kouji Mori, que han prometido ser lo más fieles posible a la visión de Miura. Veremos si lo van consiguiendo:

Suzume


Me acabo de dar cuenta de que nunca hicimos impresiones del capítulo 364, sin duda llevados por el impacto de que fuera el… «último». Una pena, me hubiera podido poder contrastar opiniones.

En cualquier caso, toca hablar de la nueva era que se abre ante nosotros.

Y, debo decir, he soltado un suspiro de alivio.

Sí, se nota que el arte no es el mismo, en especial en cuanto a los rostros. No sé si hay un ayudante principal encargándose de hacer las caras, pero a veces parecen bastante fieles y otras veces… no. Es evidente que Miura se ocupaba particularmente de esta parte de su obra y se nota su ausencia. Aun así, no es terrible. El resto, de hecho, está muy bien logrado. Quizá los paneles no tengan la misma fuerza que con Miura, en especial en cuanto a composición, pero el sombreado más grisáceo es una continuación clara de lo que hemos estado viendo en el último arco y la anatomía no ha cambiado (que yo haya notado, quizá los cuellos estén más marcados y haya más rigidez, pero no es que Miura hiciera cuerpos extremadamente fluidos desde hace bastantes años, así que…). Lo único que de verdad me chirría es Zodd, con sus patitas de peluche y su cara aplastada de carlino.

Pero bueno, que por el lado artístico estoy muy contenta.

Por lo poco que hemos visto de diálogo, también estoy aliviada, porque no hay nada que suene extraño. Al menos de momento.

¿Y qué hay de la historia?

Pues es ante todo, acción. El argumento no ha avanzado mucho, pero tampoco creo que debiera haberlo hecho. Me alegra que tengamos este lento crescendo que se centra en la imponente presencia de Griffith, que es percibida por toda la isla y que se manifiesta en lo intocable que es. El horror de Casca, cuyo collar protector explota ante la fuerza de Griffith, los recuerdos superándola, la insoportable marea de un Mano de Dios que arrastra literalmente a Schierke y habría acabado con ella si Farnese no la hubiera salvado… Maravilloso. Pero, ante todo, me ha encantado el contraste entre Guts y Griffith. La rabia vs la serenidad. La desesperación vs la tranquila burla.

Porque, en mi opinión, Griffith está jugando con Guts. Primero, cambiando de posición a la velocidad imposible que ya demostró poseer cuando salvó a Casca de morir aplastada bajo una avalancha de rocas. Segundo, no dejándose tocar.

En realidad no estoy segura de si la espada no puede tocarlo, ya que el glorioso bofetón de Falconia demostró que Griffith puede sufrir daño físico… Quizá solo sea capaz de volverse intangible cuando se concentra para lograr tal cambio de fase. También es posible que se trate de una ilusión.

En cualquier caso, Griffith juega con Guts; se mantiene en su rango de acción, cambia de posición sin llegar a alejarse demasiado y le mira constantemente a los ojos con un asomo de sonrisa. Es una evolución natural del Femto que vimos en el arco del Guerrero Negro, donde ya se demostró que, oh, sí, albergaba sentimientos de animosidad. Al fin y al cabo, alguien que es verdaderamente superior y que no ve a los humanos no se sentaría a jugar con una hormiga hasta arrancarle las patitas.

Y ahora, Griffith va un paso más allá y demuestra a Guts que da igual que tenga una espada que mate Apóstoles; está fuera de su alcance.

(Al menos de momento x2.)

Desde que se reencarnó en NeoGriffith, nuestro villano ha evitado emplear sus poderes contra nadie y ha preferido que Zodd le haga de escudo. Esta no es la excepción. Me pregunto si su actitud más pasiva se debe al bebé.

En fin, que aquí nos encontramos, al final de dos nuevos capítulos que bien podrían haber sido uno, como me comentó Judeau. Sin embargo, la «ligereza» de los episodios ha sido típica de Berserk durante todo el último arco, así que no me quejo. Al contrario. Después de leer las declaraciones de Kouji Mori y su promesa de no añadir nada que no aparezca en las notas de Miura o que no haya sacado de las conversaciones que sostuvo con él, me asustaba un poco que fueran a intentar crear un resumen que fuera a la carrera hacia el final. Sin embargo, el esfuerzo por mantener la atmósfera de Berserk es evidente con todas las páginas dedicadas a describir el impacto que causa la ominosa presencia de Griffith y también a plasmar la desesperación de nuestros protagonistas.

Así que, aun con cautela, siento optimismo y confío en que el arte se irá refinando a medida que Studio Gaga cobre confianza en su talento, que es indudable.

Claro que no voy a negar que me preocupa un poco cómo vaya a continuar la historia. El fandom ya sospechaba que, allá donde iba el Niño, Zodd lo seguía. Eso indicaría que no hay ningún ejército dispuesto a invadir (de momento x3) Elfheim, así que… Griffith va a desaparecer de nuevo. Es un impasse, pero espero que dé lugar a una buena exploración de Guts y Casca, o al menos que desencadene un nuevo ritmo para la historia.

P.D.: mi única queja real es que le han quitado las pupilas blancas a Griffith. NO HAY DERECHO.

Judeau


Siendo sinceros, no pensé que me volvería a encontrar aquí otra vez, escribiendo unas nuevas impresiones de Berserk.

Pero el momento ha llegado, y para no perder la costumbre, vamos a retomar esta serie de artículos que tanta alegría nos daba escribir.

Solo que esta vez, con un toque agridulce.

Antes de comenzar a dar mi opinión, quiero dejaros las palabras del asistente jefe del Studio Gaga:

Hasta ahora, el ratio de dibujo de Berserk era un 99,2% dibujado por Miura Sensei (sobre un 0,8% era dibujado por asistentes. ¿O quizá era un 1%?), ahora Berserk será un 100% dibujado por asistentes. Como ya dijimos anteriormente, no es una reproducción perfecta, pero gracias a todos por el apoyo hasta el final.

Poco más queda decir respecto al arte que no se haya dicho ya, y tampoco creo que los comentarios sobre los nuevos capítulos se deban centrar en ese aspecto: sí, es distinto, pero cumple a la perfección con el nivel que tenía Berserk. Tanto es así que creo perfectamente que cualquiera que no haya estado muchos años explorando la obra de Kentaro Miura no se va a percatar de este cambio. Posiblemente mi opinión se deba a que durante el arco de Elfhelm Miura fue adoptando el digital, por lo que el estilo fue variando de capítulo a capítulo. Así que un cambio más… pues tampoco es para tanto. Quitando el hecho de que el sensei ya no está, claro.

No me digáis que no parece sacado de un shojo, por favor. Es tan dramático.

En fin, en cuanto al capítulo en sí, es la consecuencia lógica del final del anterior. Por mucho que mi corazón desease un cambio de rumbo, con una reunión algo pacífica, más acorde al mood de los últimos capítulos, no hay que olvidar de que estamos en Berserk. Por mucho que Guts estuviese viviendo unos días de paz y quizá planteándose dejar esta senda de destrucción, la idea todavía no había acabado de germinar en él, y ponerle en todos los morros la semilla de todo el mal de su vida no ha servido para otra cosa que para reavivar la rabia y la sed de sangre del protagonista. Parece que la terapia de choque no siempre funciona, vaya por dios.

Eso sí, bravo por Guts que no solo ha conseguido aguantar la presencia aplastante de Griffith, sino que ha sido capaz de atacarle, y atacarle. Y atacarle. Sin parar. Solo hace falta ver cómo afectó a Ganishka el simple hecho de que el comandante de la Banda del Halcón se encontrase simplemente delante suyo.

Atacarle no sirve de mucho, ya sea porque es intangible o porque se mueve a velocidades tales que deja una estela de sí mismo, excepto por una cosa…

Un pelo.

Un pelo que se desprende de la blanca cabellera de Griffith después de un ataque de la matadragones, y que brilla intensamente con la luz de la luna y que Guts se queda mirando fijamente. Todavía no puede alcanzarle, por mucho que esté cerca, pero casi está ahí.

Por cierto, me mosquea un poco que el rol de Casca en los últimos… ¿diez? capítulos se haya basado en tener ataques de pánico al revivir los eventos del Eclipse y caer desmayada. Aunque ojo, creo que este ataque en concreto está llevado de forma magistral y es el más entendible de todos los que ha tenido. Es más el hecho de que no tenga más papel fuera de estos eventos… así que tocará esperar cómo se desarrolla. Schierke o sus compañeras brujas no tendrán a mano un ansiolítico, ¿no?

Y con la llegada de Zodd que nos promete todavía más acción en, al menos, el siguiente capítulo, nos despedimos de la vuelta de Berserk hasta dentro de solamente dos semanas. ¡Volveremos!

 

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Autores

  • Suzume

    Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture. También escribo relatos (cuando puedo) y he publicado algunos que podéis encontrar en Goodreads.

  • Judeau

    Amante de todas las dimensiones, pero especialmente de la tercera. Hago imágenes que se mueven llamadas vídeos y escribo sobre lo que más me ilusiona. También soy el editor del canal de Youtube y de los podcast.

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Mistral Chronicles