Emil, un misterio sin resolver en NieR: Automata

Emil, un misterio sin resolver en NieR: Automata

Taro confía mucho en que le dejen hacer nuevos juegos

En el anterior artículo dejamos a Emil solo a finales de NieR. Y es la mayor expresión de soledad que podemos imaginar, puesto que la Humanidad desapareció debido a los actos de sus compañeros. Los detalles los podéis ver en este artículo en concreto. Ahora toca ver hasta qué punto Emil define el mundo de NieR… que podría ser muchísimo más de lo que imaginamos.

En el 4200, la Humanidad se extinguió y solo quedaron en la Tierra los androides y Emil. Ochocientos años más tarde, de acuerdo al CD Drama The Space War, un alienígena penetró la atmósfera de la Tierra y tuvo la mala suerte de toparse con Emil. Como no había forma de establecer una relación amistosa, el chiquillo se las apañó para destruirlo. Sin embargo, resultó que era el primero de una enorme invasión que dio comienzo en el 5012.

Dispuesto a proteger a toda costa el legado de sus amigos humanos, Emil empezó a dividirse como si fuera una célula, creando clones exactos de sí mismo, con un mismo poder. Uno que le permitió defender la Tierra al tiempo que cubría más y más terreno. Pero Emil estaba prácticamente solo contra los invasores y la Tierra es enorme. Así pues, Emil continuó subdividiéndose hasta que superó las 84 millones de copias en los primeros 100 años de la guerra. Como consecuencia, Emil ya no sabía quién era el original, quién la copia y dónde estaban almacenados sus recuerdos, dispersados entre todos sus interminables otros yo.

Muy probablemente, el Emil con el que interaccionamos en NieR: Automata sea una de esas copias… Pero sabemos, por lo que dijo Taro, que Emil no puede morir. Casi con seguridad se ha perdido a sí mismo, quizá enterrado o abandonado en algún lugar, igual que el cementerio de Emils que encontramos a lo largo del juego.

De modo que lo que tenemos es una carcasa, que en ocasiones extremas es capaz de recordar ciertas promesas que hizo a Kainé. A pesar de que podamos acceder a un final que acaba básicamente con la destrucción de todo lo que queda de la Tierra gracias a que Emil se sale de control, en la historia canónica el mundo sobrevive y hasta dentro del juego sabemos que el chico sigue rondando por ahí ya que en el 12422 se topa con una androide que quizá sea 2B.

El caso es que, de acuerdo a cierta entrevista que se publicó a principios de 2019, sabemos que Emil es un personaje muy importante. Lo suficiente para que Taro lleve su máscara para algo más que bromear u ocultar su rostro:

En realidad, Emil guarda un gran secreto de parte del mundo de NieR y no se ha revelado en los juegos que he creado hasta ahora. No estoy seguro de si tendré una oportunidad de revelar este secreto, pero si puedo, es posible que un día cree un juego que profundice en por qué es Emil y por qué continúo portando su máscara.

Y lo cierto es que podríamos tener una idea de por qué Emil es importante, aunque no encontremos el núcleo de este secreto. Para empezar, muchos jugadores han notado un detalle que es fácil pasar por alto como una opción de diseño: las Máquinas se parecen muchísimo a Emil.

De acuerdo a lo que sabemos, los alienígenas crearon a las Máquinas para que llevaran a cabo su colonización/conquista. Rekka Alexiel, una de las principales fans de NieR del fandom occidental que nos proporciona inestimables traducciones, ha especulado que quizá algunas copias de Emil fueran capturadas por los aliens y reprogramadas para ser empleadas contra el propio Emil. Quizá por eso cuando vemos lo que hay debajo de la máscara sean tan similares a nuestra pequeña cabeza parlante.

La traducción de la imagen viene de Rekka Alexiel, bless her.

A ello tenemos que unir otra parte importante del mundo de Drakengard y NieR es el maso. Se trata de la magia del mundo de Drakengard que llegó a nuestro universo mediante el salto de Angelus y Cain. En principio, es un elemento ajeno al universo de NieR, pero diversos gobiernos experimentaron para lograr imprimirlo en seres humanos. De esa forma tenemos a nuestro favorito libro parlante lanzando ataques de un característico rojo que, claramente, son magia.

Según ciertas entrevistas, el maso todavía existe en el mundo de NieR: Automata, solo que no hay mucha cantidad. Y tenemos aún referencias al culto de los Watchers/Vigilantes en los tatuajes de Eve (que parecen ser simplemente estéticos) y el tema de los ojos rojos, que tanto en Drakengard como en el último título han sido evidencia de posesión o enfermedad. Ya tratamos en otro artículo la existencia de un enemigo cuya historia nunca ha quedado muy clara, característico por sus ojos rojos…

El caso es que Emil todavía usa maso, pero también lo hacen los escuadrones YoRHa (y posiblemente los pods). De nuevo menciono a Rekka Alexiel porque ha sugerido que, quizá, al capturar copias de Emil y crear máquinas, como las black box de los androides están fabricadas a partir de máquinas… Bien, quizá los androides portan maso, completando un círculo iniciado por Emil.

Uno que comenzó tratando de eliminar a los alienígenas y consiguió justo el resultado opuesto, debido a que estos se inspirarían en él para crear el ejército de las máquinas y también a N2, que acaba autodestruyéndose a sí misma… Muy por el estilo de lo que hace Emil.

De una forma u otra, Yoko Taro aún tiene que resolver los misterios alrededor del personaje más viejo de esta saga. Según las últimas noticias, Taro ha comenzado a reunir a un grupo para su próximo proyecto, ¡así que quién sabe si por fin tendremos respuestas!

¡Que el viento sople a vuestro favor!

 

Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.
También escribo literatura (cuando puedo) y he publicado algunos relatos que podéis encontrar en Goodreads.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: