NieR: Automata y el Castigo de la Humanidad ¿Qué fue lo que hizo la humanidad para ser castigada...?

NieR: Automata y el Castigo de la Humanidad ¿Qué fue lo que hizo la humanidad para ser castigada...?

¡Este artículo se publicó primero en Deculture.es, donde todavía podéis leerlo!

NieR: Automata es uno de esos juegos que se pueden disfrutar sin haberse pasado los títulos anteriores de la saga. Esto se debe a que es bastante independiente del resto de su historia. En realidad, todo lo que trabaja Yoko Taro puede jugarse sin necesidad de saber más, porque el excéntrico maestro tiene la tendencia a purgar de lore sus historias para que resulten más inmersivas. Todo lo que considera innecesario lo reserva para otros medios que completen el videojuego. Esto puede gustar más o menos, pero sin duda convierte en una pequeña Odisea la búsqueda de información. En particular porque casi toda se encuentra en japonés.

Así pues, aunque se puede superar NieR: Automata sin problemas, siempre quedarán preguntas. Por ejemplo, uno de los hilos centrales, por no decir su leitmotiv, es la humanidad. Glory to Mankind es el lema de YoRHa y proteger a la humanidad es la misión de todos los androides. Por contraste, el objetivo de las máquinas es destruirla. Según nos cuentan, los remanentes de la especie humana, duramente diezmada, huyeron a la luna, desde donde mandan ocasionales mensajes a sus sirvientes para animarles durante su dura batalla.

Pero ¿qué ha llevado a la humanidad… hasta el punto en el cual se encuentra?

Aviso de flagrantes spoilers de Drakengard, NieR y NieR: Automata

Todo comienza con Drakengard. Sí, lo siento, hay que hacer un repaso por unos pocos títulos si se quiere comprender por qué la humanidad, llevada por la violencia —tema básico de los trabajos de Taro— acabó extinguiéndose y legando un mundo cruel a sus hijos androides.

La Reina Bestia


Drakengard tenía un final E basado en Neon Genesis Evangelion, concebido más como una broma que otra cosa, pero acabó volviéndose realidad. En ese final, los protagonistas del videojuego, el príncipe Caim y la  dragona Angelus, atravesaron la dimensión de su mundo y empujaron a la Reina Bestia (también conocida como Aberración, Queen Beast, Grotesquerie Queen o Ángel Madre) al nuestro.

Pero… ¿Qué es una Reina Bestia?

Bien, en resumidas cuentas, en el mundo de Drakengard (que es básicamente el nuestro pero invertido) existe el Imperio, dominado por el Culto de los Custodios (o Watchers), un culto dedicado a adorar a unos seres extraños que parecen ser intermediarios con una entidad a menudo denominada Dios, empeñado en destruir a la humanidad. Los Custodios son capaces de controlar mentalmente a los seres humanos y por eso las tropas imperiales básicamente estaban formadas por seres sin mente, obligadas a matar sin descanso. En su enfrentamiento contra el Imperio, Caim y su grupo no consiguieron evitar la llegada de los Custodios, guiados por la Reina Bestia. Quienes hayan jugado a NieR: Automata son conscientes de los finales que hay en los juegos de Yoko Taro y Drakengard, por supuesto, no es la excepción. En general, la Reina resultaba casi imposible de detener.

Por eso, en un último intento por aplastarla, terminaron por empujarla a nuestro mundo.

Llegaron el 12 de junio de 2003.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras vencerla, la Reina se disolvió en lo que parecía ser «sal», y Angelus y Caim fueron, a su vez, abatidos por las fuerzas aéreas japonesas. Las partículas de la Reina se extendieron por el barrio, dando lugar al «maso» (魔素), que traería una dolorosa maldición al mundo de NieR. Entre tanto, el Gobierno se hizo con el cuerpo de Angelus, clavado en la Torre de Tokio, y comenzó a investigarlo, al mismo tiempo que se extendía una extraña enfermedad por Japón.

Pero en realidad no se trataba de una enfermedad. No tal y como la comprendemos nosotros. Los contagiados se encontraban ante una cruenta decisión: una entidad (Dios) les ofrecía dos opciones; aceptar un pacto que los convertiría en criaturas sin inteligencia y atacar al resto del mundo o deshacerse sin remedio en sal. Este último caso es lo que se denominó Síndrome de Cloración Blanca (White Chlorination Syndrome).

Los que aceptaron el trato se convirtieron en monstruosidades blancas conocidas como la Legión, a cuyo frente se situó la misteriosa figura de ojos rojos llamado Red Eye. Cabe destacar que tener ese color de ojos era típico de los subordinados al Culto de los Custodios y tiene ciertas apariciones en NieR: Automata, aunque es difícil hacer referencia a algo más excepto como símbolo del «mal» y que Yoko Taro se está frotando las manos en algún lugar mientras se acercan los golpes de guión y de destrozo emocional. En cualquier caso, cabe resaltar que las máquinas de Automata tienen ojos rojos cuando pierden la razón y Eva tiene nada menos que el tatuaje del Culto de los Custodios:

¿Es posible que los aliens de Automata tuvieran que ver con Dios o los Custodios…? ¡Eso es tema de otro artículo!

Un mundo de sal


En cualquier caso, el miedo al Síndrome llevó al bloqueo de Shinjuku, levantando el Muro de Jericó, que aislaría durante cuatro años el barrio. En febrero de 2008, sin embargo, apareció Red Eye liderando a la Legión y arrasaron contra los humanos. El ejército japonés tuvo muchas dificultades para responder pues, por primera vez, la Legión actuaba con cierta inteligencia gracias a su líder. El Síndrome se extendió y amenazó con la guerra civil. Al final, Japón se encontró tan arrinconado que aceptó colaborar con Estados Unidos. Al no encontrar una solución para detener a la Legión, se llegó a la conclusión «lógica»: había que arrojar una bomba nuclear sobre Shinjuku. A pesar de las divisiones, evidentes, en Japón, el mundo entero se mostró a favor. Irónicamente, se dio la orden el 6 de agosto, de modo que se llamó al hecho la Segunda Tragedia de Hiroshima. Los informes de Grimoire Nier señalan que hubo varios ataques nucleares y que Japón entero quedó arrasado.

A cambio, se confirmó la destrucción total de la Legión.

Pero, por supuesto, no acabó ahí. ¿Os habéis preguntado cómo se transmitía el Síndrome tan rápido? Bien, la respuesta es que se contagia como resultado de toser o por fluidos corporales… pero sobre todo se contagia por aire. Así que las bombas lo que hicieron fue arrojar las partículas fuera de Japón. Y, particularmente, afectaron a China en 2010. No solo se repitió la tragedia, sino que se descubrió que Red Eye continuaba vivo. Con la inmensa población china ya no hubo forma de controlar la Legión, que se extendió por todo el planeta.

A la vez, examinando el cuerpo de Angelus, que se había sacado de Japón por seguridad, se averiguó que había más de un mundo. No solo eso, sino que nada podía destruir las partículas maso. Para colmo, la investigación se estancó cuando unos desconocidos destruyeron el lugar donde se ocultaba Angelus y se llevaron el cadáver. Los rumores apuntaban a organizaciones religiosas del norte de EE.UU. como las responsables.

No todo había sido en vano. Estudiando a Angelus se obtuvieron también partículas de ese otro mundo. Concretamente, capaces de desarrollar magia —y si nos fijamos en Nier, toda la magia tiene el color de la sangre, posiblemente como referencia a nuestra dragona—.

Contra la espada y la pared, los científicos desarrollaron el Proyecto Gestalt para contener la extensión de la enfermedad. El susodicho proyecto consistía en separar el alma del cuerpo y luego probar a introducirla de nuevo. A la vez se empezaron a crear armas humanas a partir de las partículas maso. Se buscaba que pudieran, por tanto, emplear magia. En 2017 se formó así el escuadrón Luciferase, resistente al Síndrome, y que se empleó para luchar contra la Legión en la Primera Cruzada, pero resultó aniquilado bajo la mano de Red Eye. Así pues, se pasó a efectuar los experimentos en niños, mucho más receptivos  a la magia mediante la recién fundada Organización Hamelín.

¿Os gusta Emil? Es aquí donde empieza su historia, como uno de tantos niños huérfanos atraídos por el Gobierno para realizar experimentos con él y su hermana Halua. Pero, y temo que me voy a repetir mucho, eso es tema de otro artículo.

El nacimiento de los Replicantes


Hacia el 2023 el mundo entero estaba sumido en una brutal crisis económica y solo 2025 se lograron crear cuerpos o Replicantes (Replicant) inmunes al Síndrome capaces de recibir en su interior el alma de un Gestalt. Poco después, en 2030, el líder de la Decimotercera Cruzada perdió la vida en Jerusalén pero al fin consiguió eliminar a Red Eye.

El proyecto Gestalt, que en general había tenido muy mala aceptación entre la gente, comenzó a tener mayor reconocimiento y la población, con los ricos a la cabeza, se sometió lentamente al proceso. Básicamente, a la vez que nacía un Gestalt, se creaba un Replicante correspondiente. En teoría, el Replicante era un mero cuerpo sin sentimientos. Un mero recipiente. Por eso, para salvar más vidas, se otorgó a los Replicantes la tarea de luchar contra la Legión bajo el liderazgo de androides especializados en su cuidado. Mientras tanto, los Gestalt, supuestamente inmortales, quedaron sometidos a un largo sueño hasta que se hubiera acabado el Síndrome.

Pero ¿por qué enviar a tu cuerpo a morir en la guerra? ¡Y más cuerpos de ricos! Fácil: los androides se ocupaban de construir cuerpos falsos en áreas controladas. Si morían, era tan fácil como crear nuevos cuerpos inmunes al Síndrome.

La humanidad exploró la magia cada vez más para asegurarse del triunfo del proyecto Gestalt. Para ello se creó un libro capaz de albergar un Gestalt. Luego se hizo una serie, hasta el número de 13, entre los que destacaban Grimoire Noir y Grimoire Weiss. Si estos dos en concreto se abrían simultáneamente, el Proyecto Grimoire Noir obligaría a reinsertar por la fuerza a los Gestalt en sus correspondientes Replicantes.

Y aquí es cuando por fin entran en juego NieR Replicant y NieR Gestalt. Para los que no lo sepan, la historia de NieR tiene dos versiones: una con un protagonista joven y que debe salvar a su hermana y otra con una versión adulta y que debe salvar a su hija. Sin embargo, la más canónica sería la juvenil, debido a que sus diálogos y acciones se mantienen intactos en su versión adulta lo cual… a veces es un poco incómodo. Cuesta ver a un hombre de casi cuarenta años haciendo lo mismo que un chico de quince.

El caso es que se averiguó que el proyecto Gestalt no era completamente seguro. En realidad, había una alta probabilidad de que las almas Gestalt perdieran la cordura tras un largo tiempo (lo que se llamaría Gestalts caídos/reincidentes) y se volverían berserker. Si se daba el caso, acababan muriendo de forma irremediable. ¿De qué forma podían evitar que los Gestalt se volvieran locos? Extrayendo maso sólido, equilibrado, de una persona que hubiera pasado por el Proyecto y no perdiera la cordura. Por eso la Organización Hamelín repartió numerosas copias de Grimoire Noir entre las personas pobres. Quienes lo tocaban se convertían casi de inmediato en Gestalt. Así se incrementó su número en busca de uno que sirviera a sus propósitos.

La tragedia de NieR


Tanto el Padre como el Hermano NieR habían sido pobres y tenían a su cargo una hija o una hermana enfermas, por lo que intentaron entrar a la organización Hamelín. Después de superar numeroso ataques, sin embargo, NieR decidió huir y ocultarse en un supermercado. Pero cuando resultaron atacados por numerosos Gestalt, no le quedó otro remedio que establecer un pacto con Grimoire Noir para defenderse. Por desgracia, su hija/hermana Yonah también hizo un pacto con Grimoire Noir sin darse cuenta.

¿El resultado?

Mientras que Nier se mantuvo estable, Yonah comenzó a caer en el estado berserker casi al momento. Como aclaración, Padre Nier (de Gestalt) pasó por el proyecto en el 2049. Hermano Nier (Replicant), en cambio, lo sería en el 2053.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

NieR Replicant no ha salido de Japón, pero quizás os interese este gameplay si queréis verlo en su versión juvenil

Incapaz de hacer nada por Yonah, NieR volvió a los brazos de la Organización Hamelín, que lo convenció de que podían sumir a la niña en un sueño criogénico durante mil años, hasta que la enfermedad hubiera desaparecido. A cambio, exigieron la colaboración del maso de NieR. Así, al aceptar, se convirtió en el Gestalt Original.

El tiempo pasó, los siglos se sucedieron, y algo inesperado empezó a ocurrir. Los Replicantes solo habían sido cuerpos hasta que los androides registraron, alrededor del 2764, que estaban desarrollando… conciencia. Al menos aquellos que habían trabajado manteniendo el sistema y extrayendo maso.

En el 3000 formaron una civilización independiente de la de sus originales Gestalt, con un nivel técnico similar al medieval.  Con todo, se encontraron con un grave problema casi trescientos años más tarde; la Legión casi había sido eliminada, pero un joven Replicante entró a la tierra prohibida de Jerusalén, buscando la forma de revivir a su amada. Aunque no queda muy aclarado, una vez que pronunció su deseo, de la blanca niebla que era el cuerpo de Red Eye, su amada cobró forma… Con ojos rojos y muy poca conciencia. Lo mató y, como el nuevo Red Eye, volvió a comandar la Legión.

Los Replicantes tuvieron que hacer frente a la nueva amenaza. Un androide y cuatro Replicantes encararon en el 3287 a Red Eye y consiguieron destruirlo, enviando el maso de vuelta al otro mundo y obteniendo así la purificación mundial.

Libre el mundo del Síndrome, al año siguiente varios humanos que habían pasado por el proyecto Gestalt comenzaron a despertar. Pero los Replicantes tenían voluntad propia y solo encontraron una nueva amenaza que pretendía apoderarse de sus cuerpos. Se inició de esta forma una nueva y brutal guerra. Los androides que controlaban ciertas zonas consiguieron, sin embargo, que hubiera Replicantes que aceptaran a los Gestalt sin presentar batalla.

No fue la reacción general, dicha sea la verdad. Para conseguir su objetivo, los Gestalt tuvieron que recurrir a revivir el Proyecto Grimoire Noir; pero no era sencillo. A pesar de contar con el maso de NieR, muchos se volvieron locos igualmente.

El asesino de la Humanidad


A su vez, NieR, que había provisto de maso a la humanidad por más de mil años, comprendió que Yonah no iba a volver a la vida sin más.

Y se dan los eventos de NieR Replicant y Gestalt: en el 3361, Padre Nier obtuvo a Grimoire Weiss, mientras que fue en el 3465 cuando lo consiguió Hermano Nier. Nier Gestalt, por su parte, consiguió el Grimoire Noir original para forzar que Yonah Gestalt regresara a su cuerpo Replicante.

Devola y Popola, dos androides que vigilaban la aldea donde vivían los Replicantes de NieR y Yonah, decidieron ayudar a NieR Gestalt para completar sus objetivos y completar el programa de rehabilitación de la humanidad. Para ello enviaron a NieR Replicante a obtener a Grimoire Weiss y los Versos Sellados con la esperanza de que cumpliera el objetivo del Proyecto Grimoire Noir y se fusionara con Weiss. Todo a pesar de que el propio NieR Gestalt desconfiaba del proyecto. Por eso se adelantó a los acontecimientos y secuestró a Yonah Replicante y se la llevó a su castillo. Entre tanto, se dedicó a esperar a que su propio Replicante acudiera por su propio pie para apoderarse de su cuerpo.

Su plan, sin embargo, no tuvo éxito. NieR Replicante consiguió imponerse en una batalla. Yonah Gestalt, horrorizada por el dolor de su cuerpo, que tanto echaba en falta a su padre, decidió desaparecer de una vez por todas y tras eso, perdida la esperanza, NieR Gestalt se dejó asesinar por su Replicante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esto implicó que ya no había ningún Gestalt capaz de evitar que los demás se volvieran berserkers. Si recordamos, hacía años se consiguió derrotar al segundo Red Eye y deshacerse del maso que había hasta entonces. Nier Gestalt había sido el único capaz de proveer al mundo de las partículas necesarias para mantener a los Gestalt equilibrados y lejos de la muerte.

De este modo, la humanidad quedó condenada a desaparecer.

La extinción de una especie


Pero un momento ¿y los Replicantes? Ellos no dependen del maso. Pueden seguir viviendo, ¿verdad?

Eso es lo que uno pensaría. Pero hay aparentes incoherencias en esta historia, ¿verdad? Como la existencia de los Replicantes de NieR y Yonah durante más de dos mil años. ¿Cómo es posible?

Bien, los Replicantes no tienen capacidades reproductivas. Necesitan copiar los datos de los Gestalt para regenerar sus cuerpos —se da a entender que al final de sus vidas—. Es decir, que los Replicantes de la zona de NieR, por ejemplo, murieron al final de su generación por no contar con la ayuda de Popola y Devola para reconstruir sus cuerpos. Al resto le esperó una muerte más lenta.

Y es que, como aclaró Yoko Taro en su entrevista de Grimoire Nier, cuando un Gestalt se vuelve loco, esto afecta a su Replicante. Significa que ya no se pueden tomar «datos» del Gestalt original, de modo que los Replicantes sufren las consecuencias. Por este motivo existe la Black Scrawl, la enfermedad que atosiga a Yonah Replicante y otros tantos: es el destino de los Replicantes cuyo Gestalt original está incompleto, enfermo o enloqueciendo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así que en el 4200 d.C. (confirmado por el documento Proyecto Yorha de Nier: Automata), la humanidad se extinguió gracias a los actos de nuestros héroes. Los seres vivos que permanecieron fueron los animales, Emil como un arma mágica… y los androides.

Sabemos que los androides eran criaturas muy adelantadas. No solo Devola y Popola, cuyos modelos fueron eliminados excepto los que encontramos en NieR: Automata, podían usar magia y desarrollaron sentimientos, sino que había otros capaces de atravesar las dimensiones y el tiempo. El modelo Accord apareció en Drakengard 3 —muy anterior a los eventos de Angelus y Caim— y se la menciona como proveedora de armas en el campamento de la Resistencia en NieR: Automata.

Alrededor del 5000 (como nos cuenta el CD Drama, The Space War), la humanidad ha terminado por extinguirse y Emil vagabundea por el mundo cuando apareció la primera nave espacial. Es así como comienza la guerra de Emil contra los Aliens, para proteger el mundo donde existieron sus amigos, y se copió indefinidamente a sí mismo para poder hacerles frente.

El legado de la Humanidad


Pero ¿qué hay de los androides? ¿Por qué mantuvieron la fachada de la existencia de la humanidad y su huida a la Luna? Podemos encontrar ciertas respuestas en los documentos que nos dan en NieR: Automata. Uno muy revelador es el Proyecto YoRHa, calificado como Top Secret. Se dice que el Proyecto no es más que una forma de mantener la moral de los androides.

Y es que estos, tras el colapso del Proyecto Gestalt alrededor del 3400, buscaron desesperadamente ya no una forma de curar a la humanidad, sino de revivirla. Resulta evidente que no tuvieron éxito.  Resignados, recopilaron los datos de los genes de los Gestalt (entre ellos el NieR Original) y la estructura física de los Replicantes para mantenerlos a salvo en la luna. Allí se instaló un servidor que enviaba las instrucciones a la tierra. De modo que no es totalmente mentira que la humanidad se refugió en el satélite. Seguro que no es consuelo para ningún androide, como bien nos puede atestiguar 9S.

Hay que tener en cuenta que los androides estaban programados para proteger a los humanos. Habían perdido el objetivo de su existencia. ¿Qué puede hacer una máquina una vez ha perdido su propósito? Debido a ello, un/a Comandante decidió crear el Proyecto para que los androides continuaran funcionando en una guerra sin fin. Como nos dicen en el juego, se necesita un dios por el que morir.

Una respuesta cuanto menos irónica una vez sabemos que fue el propio Dios quien condenó a la humanidad a su destrucción con la Legión y el Síndrome. Y, tristemente, la obtuvo. Los humanos no fueron capaces de sobrevivir a la Plaga que, en última instancia, causó su muerte indirecta.

Sin embargo, en última instancia, los responsables fueron Replicantes. Todo por salvar a una niña pequeña que iba a morir de una forma u otra. Puesto que su Gestalt era inestable, incluso si Yohna Gestalt no hubiera muerto, el destino de su Replicante habría sido heredar un sistema infecto y débil. NieR no tenía forma de saber esto, por supuesto, pero resulta increíble que una historia tan pequeña tuviera consecuencias tan brutales.

Y así, la Humanidad llegó a su fin. Por el amor de una familia. Por el egoísmo de un hombre. Porque la violencia y la muerte solo traen más muerte. Y, tristemente, parece que el legado de la humanidad no resultó distinta a sus padres, encerrada en un constante ciclo de violencia y autodestrucción.

Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.

4 comentarios en “NieR: Automata y el Castigo de la Humanidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: