‘TRIGGER: before The Radiant Glory’, un gran extra para IDOLiSH7

Hace cosa de un mes publicamos una guía de IDOLiSH7 en la que ya avanzamos que iríamos reseñando los mangas de Arina Tanemura que ECC ediciones está trayendo a nuestro país desde noviembre del año pasado. Fue en esa fecha cuando TRIGGER: before The Radiant Glory llegó a las librerías de toda España.

El tomo es una narración desde el punto de vista de Ryunosuke Tsunashi (Ryu) acerca de la formación de TRIGGER y de cómo fue formándose cierta camaradería entre sus integrantes.

Si no conocéis la franquicia de IDOLiSH7, es probable que os estéis preguntando qué es TRIGGER, quién es Ryu y qué más da cómo se conocieron si, total, la historia no va a ir más allá. Normal, teniendo en cuenta que este tomo está pensado para los fans de la saga. Y, ya que estamos, anuncio que esta reseña también tiene como objetivo el mismo público. Sin embargo, os animo a leeros la guía que publicamos hace no mucho para informaros de las mejores formas de acceder al fandom.

Como ya comenté, Ryu rememora el día en que conoció a Gaku Yaotome y a Tenn Kujo. En un principio piensa que TRIGGER está destinado al fracaso ya que Gaku y Tenn se llevan como el perro y el gato, pero acaban resolviendo sus diferencias con bebida (sin alcohol para el jovenzuelo) y un buen baile. En cualquier caso, la tregua no dura mucho y Ryu siempre tiene que poner paz entre sus dos compañeros. El pobre mediador acaba cansándose de la situación hasta que un buen día se da cuenta de que la culpa de que el grupo no esté unido es de todos. Sí, él incluido.

Leer más‘TRIGGER: before The Radiant Glory’, un gran extra para IDOLiSH7

Guía para no perderse en el extenso mundo de IDOLiSH7

De un tiempo a esta parte, las franquicias de idols 2D están arrasando dentro y fuera de Japón. Generalmente, tienden a empezar en un medio (videojuego, CD drama, anime) y con el paso del tiempo terminan abarcando un amplio abanico de posibilidades para que prácticamente cualquiera pueda meterse en ese infierno fandom. Un claro ejemplo de ello es IDOLiSH7.

IDOLiSH7 es un juego de ritmo para dispositivos móviles desarrollado por Bandai Namco Online y Geechs que vio la luz en agosto de 2015. Atrajo la atención del público en gran parte por su reparto de seiyuus (KENN, Wataru Hatano, Atsushi Abe, Saitou Souma…) y por los diseños de sus personajes, dibujados por nada más ni nada menos que Arina Tanemura (Kamikaze Kaito Jeanne, Full Moon wo Sagashite). Tres años y medio después, IDOLiSH7 tiene una adaptación de anime con una temporada completa (y otra de camino), tres OVAs en su canal de Youtube, varios manga, novelas, un videojuego para PS Vita, conciertos, varios singles, algún que otro álbum, photobooks y suficiente merchandising como para inundar, no sé, Andorra. Ya sea de una forma u otra, hasta una cabra montesa alejada de las redes sociales puede dejarse caer en la tentación de unirse al fandom.

Tras la promesa de idols 2D con voces de calidad, diseños de Arina Tanemura y mercha —mucho mercha— tengo a las cabras de todas la geografía española alteradas. Y eso que ni siquiera he dicho todavía de qué va la franquicia.

Leer másGuía para no perderse en el extenso mundo de IDOLiSH7

Reseña: ‘El león de marzo’, de Chica Umino (tomo #1)

El león de marzo, de Chica Umino, fue una de las novedades de ECC ediciones para el salón de Barcelona del pasado mes de noviembre. Esta obra, que en Japón cuenta ya con 13 volúmenes recopilados, se publica en España con periodicidad mensual. A día de hoy, ya han salido cuatro tomos a la venta en nuestro país. Además, esta serie cuenta con una adaptación animada.

El león de marzo cuenta el día a día de Rei Kiriyama, un kishi (jugador profesional de shogi) de sólo 17 años. El protagonista es un joven solitario y bastante taciturno, que apenas se relaciona con nadie más allá de su profesor en el instituto (que insiste en comer con él para que no esté solo) y sus rivales. Rei tiene dificultades para compatibilizar sus estudios, el shogi y, además, cuidar de sí mismo, ya que hace tiempo que dejó el hogar de su familia adoptiva. Por suerte, cuenta con el apoyo de Akari, Hinata y Momo, una pequeña familia compuesta por tres hermanas que se preocupan por el joven constantemente y le invitan a menudo a su hogar para darle algo de calor humano. Estas tres huérfanas son posiblemente sus únicas amigas, junto a Harunobu Nikaido (otro kishi de su edad), aunque Rei no suela admitir que este último es su mejor amigo.

Si bien Rei juega al shogi, y esto está presente en la historia, la trama no se centra de forma exclusiva en ello. El manga no está hecho para leer partida tras partida ni para aprender a jugar. No, el foco se dirige hacia las experiencias vitales del protagonista que, por su juventud y por determinadas situaciones personales (como la muerte de sus padres en un accidente cuando era pequeño, su relación con su familia adoptiva o su dificultad para hacer amigos), tiene mucho que descubrir sobre su entorno y sobre sí mismo. Como consecuencia, se puede afirmar que esta historia no destaca por la acción. Francamente, en el primer tomo apenas ocurren cosas y, desde luego, nada de ello es muy emocionante o destacable.  El león de marzo no pretende contar una gran historia de aventuras, de drama o de amor. El objetivo de Umino es hacernos sentir, descubrir cuán fascinante es el mero día a día de un chaval y sus interacciones con aquellas personas con las que entra en contacto. Se podría decir que Rei se lanza a una aventura que todos conocemos como «la vida».

Los sentimientos que trasmite este manga sin duda llegan al lector y dejan una retahíla de sensaciones, entre las cuales destacan, inesperadamente, el sosiego y la calma. Digo «inesperadamente» porque la vida de Rei no es un jardín de rosas y tampoco lo es la de sus conocidos, pero el estilo de dibujo, el ritmo e incluso la composición de las viñetas hacen que haya cierta calma que se sobrepone a la pena o a la angustia que el personaje siente. El león de marzo no está hecho para hundirse cuando las cosas van mal. Sí, cuando algo triste sucede, evidentemente se siente tristeza, pero no abruma, no deja mal sabor de boca.

En cuanto al dibujo, nos encontramos con un estilo muy particular. Los diseños son sencillos y, en ocasiones, parece que tengan los rostros algo redondos. Aunque parezca simple, el dibujo está muy cuidado y no se encuentran escenas con personajes en posiciones antinaturales o formas imposibles. Las viñetas no están sobrecargadas ni llegan a resultar minimalistas. Como ya comenté, hay cierto equilibrio en la composición que, unido al ritmo de la historia, inspira tranquilidad.

El león de marzo de Chica Umino es un manga muy recomendable para aquellos que busquen dejar de lado la adrenalina para disfrutar de un relato lleno de sentimiento. Los primeros cuatro tomos ya están a a la venta en España gracias a ECC ediciones.