Preguntas del Curious Cat: La presentación de la PS5

Opinión de Judeau

Cuando se anunció que este año no se iba a celebrar el E3, se me rompió el corazón. Entiendo perfectamente la causa de su cancelación, y es lo que hay en tiempos como los que nos ha tocado vivir. Pero al fin y al cabo son mis días favoritos del año y fue un golpe duro. Así que mi alegría fue tremenda cuando Sony anunció este evento para presentar la PS5. Estaba claro, la siguiente generación de consolas está a la vuelta de la esquina y ningún virus va a cambiar eso —aunque retrase un poco los planes—.

También, después de un decepcionante E3 en 2018 y su completa ausencia en el evento de 2019, se echaba muchísimo de menos una presentación de Sony de este calibre. A lo largo del año hemos tenido los Days of Play, que siguen la fórmula de los Nintendo Direct de presentar unos cuantos juegos nuevos no muy importantes en el line up de Sony, o para profundizar en próximos lanzamientos como Ghost of Tsushima o The Last of Us II. Pero está claro que no es lo mismo…

Así que, volviendo al evento de hace unos días, Sony presentó lo que podríamos llamar los títulos vendeconsolas de la generación. ¿Me la vendió?

Pues sí.

Muchos de los títulos acabarán siendo multiplataforma, pero la existencia de exclusivos tan potentes para mí como el Ratchet & Clank: Rift Apart, Demon’s Souls Remastered o el Horizon Forbidden West —aunque no me extrañaría que acabemos viéndolo en PC, como su precuela— hacen que también quiera jugar los demás en la consola de Sony. Para aprovechar el dineral que costará.

El mayor problema es que no sé si me la ha vendido de salida. Aunque muchísimos juegos me llamen la atención, hemos visto poco más que una cinemática de ellos y las fechas de salida han brillado por su ausencia. Puede que encontremos una situación parecida a cuando se lanzó la Nintendo Switch hace ya 3 años: un catálogo escasísimo que tardó mucho en despegar. Aunque tenía el Breath of the Wild de salida… ¿Qué tendrá la PS5? Se rumorea que el Demon’s Souls, el Spider-Man: Miles Morales y alguno más modesto como el Astro’s Playroom pero… ¿qué más? Eso sí, la retrocompatibilidad asegurada con la PS4 ayudará sin duda a sus ventas iniciales.

Pero profundicemos en lo que todo el mundo quiere hablar. ¿Hablamos de los juegos? ¡Va!

Voy a obviar el abrir la conferencia con el Grand Theft Auto V, un juego ante el que siento un particular rechazo, y también dejo de lado los juegos de conducción como Gran Turismo 7 o Destruction AllStars.

Es curioso que después de eso, abriesen con Spider-Man: Miles Morales. Un juego esperadísimo después de lo excelente del primer título de esta nueva franquicia, pero que sorprende por lo pronto que llega. ¡Ni más ni menos que estas mismas navidades!, poco más de dos años después del lanzamiento del primero. Teniendo en cuenta el tener que adaptarse a un nuevo hardware como es la PS5 y lo largo que es desarrollar un juego de ese calibre, ha llevado a mucha confusión. Se debatía si será una simple expansión del anterior juego o, al menos, un título algo más cortito. Pero desde Insomniac Games han confirmado que no, que es un juego entero.

Pero no era el último anuncio que Insomniac Games tenía reservado, porque inmediatamente presentaron algo que me hizo muchísima ilusión. ¡Un nuevo título de Ratchet & Clank! Soy un gran fan de la saga desde su primer juego de la ya antigua Playstation 2 y esta nueva aventura se ve increíble. Siempre han resultado unos juegos muy divertidos de jugar y las nuevas mecánicas de desplazamiento… ¿espaciotemporal? parece que aumentarán todavía más la diversidad del gameplay. Aparte, se nota que fue una demostración de la potencia del disco duro de estado sólido, el SSD, que incorporará la consola. Ser capaz de cargar todos esos cambios de escenario de forma instantánea es todo un hito en la historia de los videojuegos y tengo muchas ganas de ver las puertas que puede abrir en un futuro.

También me gustaría hacer una mención especial a Project Athia (título no definitivo) desarrollado ni más ni menos que por Square Enix y Luminous Productions, creadores de… ¡Final Fantasy XV! Aunque los detalles que han dado sobre el juego son tremendamente vagos y teniendo en cuenta que los Final Fantasy pueden ir un poco por donde les plazca, no me extrañaría que acabase siendo la siguiente entrega numerada de la saga. Dudo que vayamos a verlo en el mercado en varios años, así que… a saber.

Aunque si me preguntáis por el juego que más me sorprendió de toda la conferencia, sin duda fue Kena: Bridge of Spirits. Un estilo gráfico precioso que mezcla influencias muy claras entre Pixar, Ghibli y Ori and the Blind Forest, y una jugabilidad de plataformas, action rpg —sí, un Dark Souls— y destellos de lo que parece Pikmin. No sé cómo saldrá el producto final, pero lo que han mostrado se ve muy esperanzador.

Y luego tuvimos uno de los mayores bombazos… ¡remasterización de Demon’s Souls! Realmente era un secreto a voces que se estaba trabajando en ello, pero desde luego pocos esperábamos que se anunciase en esta conferencia. Y, bueno. Si comparamos lado a lado los gráficos de este teaser con los del título original, la diferencia es brutal. Los entornos sencillos capados por las limitaciones técnicas de la PS3 han cambiado por unos escenarios híper-detallados y un diseño de enemigos mucho más complejo. Todo ello ha llevado a dejar algo de lado la dirección artística original, igual que pasó con el remaster de Shadow of the Colossus hace unos años y que, curiosamente, está llevado por el mismo estudio que este Demon’s Souls. Tengo que admitir que asusta un poco no ver el nombre de From Software por ningún lado. La IP siempre ha pertenecido a Sony y por eso no hemos visto reediciones del juego en otras plataformas y por lo tanto han podido hacer esta remasterización sin contar con ellos… cosa que me da algo de mala espina. En mi opinión, la participación de los creadores originales es muy necesaria si se quiere mantener la esencia del primero. ¡Pero confiemos!

Me gustaría extenderme mucho más con otros de los juegos que se presentaron, como Solar Ash, de los creadores del magnífico Hyper Light Drifter y que traslada la estética colorida de su obra maestra del pixel-art al 3D, o Stray, un juego con gatitos y robots. ¡Pintan genial! Pero lo que se ha enseñado es tan escaso que no puedo comentar mucho más. Así que no queda otra que sentarse y esperar a ver con qué nos sorprenden en un futuro.

A pesar de ello, me gustaría remarcar Goodbye Volcano High, un drama adolescente (e Indie, ¡yay!) con dinosaurios antropomórficos que recuerda a Night in the Woods. Y es que la inclusión de un personaje protagonista de género no binario hace que tenga muchísimas esperanzas puestas en esta historia.

Y se presentó también Pragmata. Otro juego del que no sabemos casi nada y que por el diseño del… ¿astronauta? ¿robot? protagonista, parecía sacado ni más ni menos que del logo Kojima Productions. ¡Son casi idénticos! Sin embargo, parece que Kojima no tiene nada que ver con este título, a pesar de que su tráiler sea tan extraño a la vez que interesante como uno de sus juegos.

Por supuesto, Sony decidió cerrar con su mayor baza para este evento: Horizon Forbidden West. Era otro título que estaba claro que iba a salir tarde o temprano, y cada E3 que pasaba nos preguntábamos si era ese el año en el que se anunciaría. Pero teniendo en cuenta la proeza técnica que era el juego original, tiene muchísimo sentido que su continuación sea en una nueva generación donde, por lo que vimos en el tráiler, gráficamente es lo más espectacular que se ha visto nunca en la historia de los videojuegos. Personalmente me encantó el primer juego y me parece que tiene un worldbuilding interesantísimo, así que creo que queda claro lo mucho que espero su salida. Lo que no está claro es cuándo será. Tendría sentido que acompañase a la consola en sus primeros meses como carta de presentación de la potencia técnica, pero la ausencia de la información de lanzamiento hace que más bien vea este juego para finales de 2021 o incluso 2022.

Como últimos juegos a comentar, quiero destacar Sackboy: A Big Adventure, un plataformas spin-off de Little Big Planet que parece terriblemente divertido y Little Devil Inside, un juego interesantísimo resultado de un Kickstarter exitoso de hace más de cinco años.

Sí, vayamos ahora al otro punto importante de la conferencia… ¡la deseada consola! Debo reconocer que me sorprendió enormemente la decisión de su diseño. Es algo tan rompedor y que se diferencia tanto de lo que esperábamos, que me costó acostumbrarme a ella. Pero supongo que esa es la intención de Sony, así que aplaudo su valiente decisión. Ahora que he dejado reposar unos días mi opinión y aunque prefiera los diseños más sobrios de la PS4 o la Xbox Series X, la verdad es que me gusta. Mucho. Aunque me pregunto a cuanta gente se le van a partir las puntas de esos alerones de plástico. Eso sí, ¡es gigantesca!

Ah, y ¿cuánto valdrá? Hagan sus apuestas… por ahí se ha filtrado que la versión que incluye lector de blu-ray valdrá unos 700$. Y eso duele. Al menos agradezco enormemente la existencia de una versión digital que, obviamente, será algo más asequible a cambio de perder la retrocompatibilidad con los discos de PS4.

Así que… ¿balance general? ¡Positivo! ¡Y mucho! La grandísima mayoría de títulos me han llamado la atención, quitando un par de decepciones como la jugabilidad de Returnal, un juego que al principio pintaba genial y al final parece un shooter bastante normalito, o la de Ghostwire Tokyo, que no es para nada como lo esperaba y me ha dejado muy frío.

¡Toca ahorrar!

Opinión de Sally

Creo que soy la menos gamer entre mis compañeras, si descontamos juegos variados del móvil. Aun así me gusta ver las conferencias/eventos grandes de videojuegos para poder leer a toda la gente de mi alrededor emocionada. Y porque muy de vez en cuando puede aparecer algo que me interese mucho. Así que… ¿ha hecho Sony que quiera comprarme la Play 5 con este evento? No. ¿Me parece que ha presentado en su mayoría juegos apetecibles para el resto de gente? Sin duda.

Títulos de conducción aparte, me resultó una presentación muy entretenida. Agradezco que no se hayan limitado a juegos de estilo realista (que demuestran las posibilidades gráficas de la nueva generación), sino que también nos han dado otros como Solar Ash Little Devil Inside. Este último ha generado cierta polémica debido al diseño desafortunado de algunos de sus enemigos, que podían identificarse como estereotipos racistas. Los creadores del juego ya se han disculpado y han prometido arreglarlo para cuando el juego salga al mercado, así que les deseo mucha suerte.

En cuanto a qué me ha llamado más la atenciónKena: Bridge of Spirits, Stray y, por supuestísimo, Horizon: Forbbiden West. Kena porque tiene un diseño que me encantó desde el primer segundo; Stray porque pensaba que iba a ser de robots hasta que descubrimos que juegas siendo un gato; y Horizon porque… ¿necesito decirlo? Tiene una pinta espectacular.

Sobre la consola en sí (memes aparte) tiene un diseño curioso, pero bonito y elegante. Al igual que Judeau, me pregunto si esos alerones no supondrán un problema dado el tamaño que va a tener, aunque me parece genial que también puedas ponerla en horizontal. He leído en Twitter a gente quejándose de que sea blanca porque es un color mucho más sucio, lo que lleva a preguntarme cómo juegan normalmente, porque nunca he tenido problemas con los mandos de la Xbox. En cualquier caso, parece que hay que ir preparando un riñón para cuando Sony nos revele su precio. Y supongo que no debería tardar demasiado si su intención es sacarla para estas Navidades.

Opinión de Rivka

Después de retrasar la fecha en apoyo a las protestas en EEUU, Sony finalmente presentó la esperada PS5 en un evento digital el pasado 11 de junio. En dicha presentación se mostraron varios juegos que verán la luz en la nueva plataforma (muchos de ellos, ojo, con exclusividad temporal), además de la propia consola en sí, a la que hemos podido echar un vistazo junto a algunos de los accesorios que la acompañarán en su salida al mercado. En general, me ha parecido un evento correcto donde el foco han sido los juegos, que es lo que realmente interesa.

No me ha pillado de sorpresa que el GTA-V tenga una versión para PS5, ya que este buque insignia de Rockstar vio la luz también en PS4 con una edición remasterizada. Tiene pinta de convertirse en el Skyrim de Bethesda a este paso. Respecto al “nuevo” Spiderman, más allá de que solo se ha mostrado un tráiler sin mucha más explicación junto a su fecha de estreno, Miles Morales se ha mostrado en todo su esplendor. Una lástima que no vaya a tener juego completo para él solo, sino que será una extensión de la historia principal como lo fue en su momento InFamous: First Light, por poner un ejemplo parecido. Además, los fans de Gran Turismo, Ratchet & Clank y Little Big Planet están de enhorabuena con el anuncio de nuevos juegos de estas franquicias.

Personalmente, me arrimé al evento de Sony sin muchas expectativas, pero al final ha habido unos cuantos juegos que han conseguido llamarme la atención a pesar de que no se ha aportado mucha información sobre ellos (algunos no tienen ni fecha). El primero fue Stray, de Annapurna, donde parece que encarnaremos a un gato en un mundo de ciencia ficción habitado por androides, lo que me parece una premisa interesante; otro que consiguió captar mi atención fue Kena: Bridge of Spirits, ya que su jugabilidad y lo que se ha mostrado del mundo me recuerda a una mezcla extraña de Zelda y Pikmin (salvando las largas distancias); Ghostwire: Tokyo también promete al ser un juego que explora el terror japonés de fantasmas, pero en un entorno más moderno y tecnológico; por otro lado, Little Devil Inside me sacó unas sonrisas en su tráiler de presentación y es un firme candidato a estar en mi estantería (o biblioteca) de juegos; el remake del Demon’s Souls y el nuevo Resident Evil VIII también han tenido su pequeño momento de gloria y me ha alegrado ver algo de ellos; por último, el broche de la presentación se lo ha llevado la continuación del Horizon, titulado Forbbiden West, que continuará la historia de Aloy en un entorno enorme por descubrir.

Respecto a la consola, anunciada al final del todo, no hay mucho que decir en realidad: no se han especificado precio ni características de la nueva máquina de Sony. Lo único que sabemos es su forma y que llegará en dos modelos: uno con lector de discos más tradicional y otro sin lector, solo para contenido digital. Obviamente, se supone que esto influirá bastante en el precio. Más allá de eso, PS5 debería llegar antes de navidades teniendo en cuenta que hay juegos anunciados para esas fechas. Esperemos que en estos meses nos den algo más de información, sobre todo respecto a la retrocompatibilidad.

Como crítica negativa, ha sido un poco triste ver que en la presentación solo ha tenido voz una mujer (de Guerrilla Games) de todos los desarrolladores que han hablado, lo que evidencia, una vez más, que a la industria del videojuego le faltan aún muchos avances en temas de igualdad y representación.

En conclusión: muchos tráileres, poco gameplay real, algunas fechas, bastantes juegos y la PS5 todavía como incógnita salvando su aspecto.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

  • Amante de todas las dimensiones, pero especialmente de la tercera. Hago imágenes que se mueven llamadas vídeos y escribo sobre lo que más me ilusiona.

  • Sempiterna estudiante de Lingüística. Apasionada de los personajes intensos, la simbología y los paralelismos. Tengo tendencia a consumir contenido mediocre o de calidad mejorable y disfrutarlo (la mayoría de las veces), aunque eso no impide que pueda quejarme de ello y criticarlo cuando toca. A veces hago como que escribo.

  • Aficionada a muchas cosas y sin tiempo para todas. Intento transmitir a los demás aquello que me ha gustado y compartir también lo que no me agrada. Un gusto: la lluvia en diciembre. Un disgusto: las críticas destructivas.

Compartir
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comments
Opiniones en línea
Ver todos los comentarios