Analizando Neon Genesis Evangelion # 24 (2/3). El último enviado

—A lo mejor he nacido para poder conocerte.

La segunda parte del episodio 24 de Evangelion se titula The Beginning and the End or Knockin’ on Heaven’s Door. Como no podía ser de otra forma después de un título tan pomposo, vemos los monolitos de SEELE —me pregunto en qué momento Anno y el equipo se cansaron de reciclar las mismas imágenes y dijeron: pues monolitos, total— para contarnos de forma bastante explicativa que NERV fue creada para poner en marcha el guion que habían elaborado. Respecto a cuál es este guion concreto… no tengo ni idea. Pero hablaremos de ello cuando toque en EoE y nos tiraremos juntos de los pelos.

—Sin embargo ahora se ha convertido en una organización en posesión de un único individuo.

Quién será, será, no puedo imaginarlo.

A pesar de que SEELE insiste en que quieren recuperar NERV, la organización no les interesa como tal y menos desde que tienen a las arpías, que les permiten iniciar una Complementación por su cuenta siempre y cuando usen como catalizadora a la EVA 01. De modo que esta frase parece más una sacada de un villano clásico… Si no fuera porque NERV alberga a la EVA 01, que en caso de que Kaworu falle, es su única esperanza.

En cualquier caso, tenemos un cambio de escenario y vemos que Gendo es consciente de que se le acaba el tiempo. De paso, señala que la Lanza de Longinus, que se interponía en el camino a sus deseos, ya no está.

—Pronto, el Ángel final aparecerá. Si lo destruimos, nuestro deseo final se volverá real.

Solo que ya lo ha hecho. Por una vez, SEELE se ha adelantado a Gendo. Cuando han comentado que este pagará por su traición, sin duda se referían a Kaworu. Y hablando del chico, ¡mirad lo que tiene Gendo en la mano! ¡Adán!

Señor, ¿quién se mete en la mano a una antigua diosa y tan tranquilo por ahí? Alguien tan megalómano que cree que tiene derecho a decidir por la humanidad entera. Alguien que quiere ser partícipe directo del fin del mundo. Y es que Gendo planea fusionar a Rei con Adán y, luego, con Lilith. Dudo que sea consciente de que Kaworu es Adán o que tenga el alma del mismo. Lo que le importa, seguramente, es el cuerpo de dos diosas sometidas a la voluntad, en teoría, nula, de Rei.

—Solo un poco más, Yui.

Todo para provocar la Complementación y reunirse con Yui. Solo que ella ya está fuera de su alcance y no tiene intenciones de someterse ni a Lilith ni a Adán. Si hasta parece estar juzgando muy fuerte a Gendo en la imagen, por favor. Y puede que no sea una impresión tan alejada de la realidad porque, de acuerdo al castigo que inflige a su marido en EoE, asumo que está muy enfadada.

Por su parte, Rei reflexiona —igual que una vez lo hizo Rei II sobre la palabra «gracias»— acerca de las palabras de Kaworu.

—¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué estoy viva de nuevo? ¿Para qué? ¿Y por quién?

Con cada pregunta se nos apunta a un sitio distinto. La lámpara rota, quizá refiriéndose al lugar donde nació Rei II y su atracción hacia la luz. La segunda a las medicinas —tenemos el vaso lleno de agua, alguien no está tomando sus pastillas— y a cómo su existencia no es natural. La tercera, la Luna, símbolo de Rei, de la divinidad femenina, el lugar donde en teoría se guardan las almas y de donde vino Lilith. Por último, las gafas de Gendo.

—El Quinto Niño. Ese chico… Siento que él y yo somos lo mismo. ¿Por qué?

Mirad cómo avanza esta Rei. La anterior se hacía preguntas, pero eran más abstractas, más filosóficas. Menos concretas. Esta Rei sabe enfocar mejor, intenta obtener respuestas más inmediatas y vaya que si las va a conseguir.

A su vez, Misato se prepara para lo inevitable. Si ya el edificio donde vivía era solitario, ahora está completamente aislada. Hasta se nos abre la escena con un cartel de Keep Out. Misato, un poco por su cuenta y un poco por las circunstancias, ha vuelto al estado inicial de Evangelion cuando vivía sola y sin compañía. Lo único que le queda es Pen-Pen.

Comenta que está contenta —no tiene cara de estarlo— de vivir en las afueras porque así a Pen-Pen no le ha sucedido nada. Sin duda, si Ritsuko anduviera cerca se reiría en la cara de su amiga, que se atrevió a darle lecciones por intentar paliar su soledad con gatitos. Con todo, y a pesar del evidente simbolismo del Dilema del Erizo, la decisión de enviar a Pen-Pen a un sitio protegido tiene su lógica porque Misato sospecha que algo muy malo va a pasar ahora que se están acumulando tantos factores negativos. La pérdida de Kaji, el encierro de Ritsuko, el casi suicidio de Asuka siguiendo los pasos de su madre, la construcción de EVAs en serie… Y que solo tengan a un piloto para enfrentarse al siguiente Ángel.

En términos de guion, claro, sirve para confirmar que estamos rozando el final. Uno que ni ella misma se puede imaginar, aunque mencione una pequeña despedida, porque en esta ocasión no solo se trata de su muerte en NERV sino del fin de la Humanidad tal y como la conocemos.

Así que Misato llora y se abraza a Pen-Pen. Porque está sola, igual que Shinji, y no se acerca a nadie a buscar ayuda. Solo podría recurrir a Makoto, pero a pesar de que este se haya enamorado de ella, no es un sentimiento correspondido. Misato ve en él un amigo, un cómplice, pero no lo deja acercarse —ni él tampoco lo intenta, que veamos—. No es la persona apropiada con la que ir a llorar y descargarse.

En NERV, a pesar de que sin duda Shinji y Kaworu tenían cuartos separados, han decidido quedarse en el mismo. No hemos visto a Shinji compartir habitación más que con dos personas: Asuka y Kaji. Con Asuka intentó un beso y se acabó apartando de ella al verla como una niña pequeña —ah, la ironía— y con Kaji estuvieron espalda contra espalda.

En una escena que sirve como paralelo de Kaji y Asuka (notad cómo Kaworu tiene exactamente la misma postura que Kaji) en el episodio 22 y Hikari y Asuka en el 23. Sus posturas, sus formas de moverse y mirarse (o no mirarse) crean una conversación silenciosa. Kaji, por ejemplo, no miró ninguna vez ni a Shinji ni a Asuka. Hikari también se tumbaba mirando al techo y Asuka le daba la espalda a pesar de que dormían en la misma cama.

Aquí Kaworu y Shinji están más o menos igualados, ambos casi igual vestidos, mirando al techo. Solo que Shinji prefiere el suelo a pesar de que Kaworu le ofrece cambiarse de sitio. ¿Veis flotar el sentimiento de inferioridad que ha desarrollado para con Kaworu? Porque a mí me ciega.

Con todo, el que estén lado a lado y acaben mirándose al final de la escena dice bastante. Asuka y Shinji estuvieron frente a frente, a la misma altura, pero Asuka se encontraba dormida y Shinji terminó alejándose de ella. Con Kaworu, en cambio, hay una verdadera conexión que fluye entre ambos. Sin embargo, Kaworu sigue estando por encima porque es un maldito Ángel y es demasiado bueno para ser verdad.

—¿De qué quieres hablar?

—¿Eh?

—Hay cosas que quieres que escuche, ¿verdad?

Entonces, en vez de dormir o monologar, Kaworu se ofrece a escuchar… Sin juzgar. Shinji no ha tenido hasta ahora nadie con quien confesarse —Misato sabe lo que está pasando y es evidente que no se han sentado a hablar de ello—, con quien desahogarse. Pero Kaworu, que lo conoce de unas pocas horas, está dispuesto a escuchar lo que sea necesario.

En el momento en que se pregunta por qué se está sincerando con Kaworu (curiosamente sus dudas no provienen de que sea un desconocido, sino de que hable con Kaworu, a quien claramente admira y ante quien debería desear mantener una «imagen» más digna) se abandona el plano lejano del techo con un zoom a la cara de Shinji para resaltar la intimidad del momento

Puede que Shinji no odie a la gente, pero le aterroriza que le hagan daño y eso le lleva a levantar todas sus barreras emocionales. Como resultado, no consigue sostener una relación genuina con nadie. Es cierto que a estas alturas ha madurado un poco y reconoce abiertamente que odia a Gendo porque lo abandonó y así dejó claro que no era suficientemente importante para él. Aun así, a pesar del odio, sigue albergando deseos de agradar, de cumplir expectativas. De ser importante para su padre.

Todo esto nos sabe a viejo, pero es que Shinji todavía no ha encontrado ningún adulto que lo haya ayudado a lidiar con su trauma. Misato y él se quieren de corazón, pero los dos sufren el mismo problema de desconfianza y no consiguen profundizar ninguna conversación sin herirse mutuamente. Kaji se negó a inmiscuirse en una relación que no le concernía y Gendo le ignora a menos que sea como piloto. Los demás adultos ni siquiera entran en la ecuación.

Así que, respondiendo a su pregunta, ¿por qué le cuenta todo esto a Kaworu?

Porque está escuchando.

A veces es así de sencillo.

Shinji, todavía preguntándose qué es lo que tiene Kaworu para que le haga abrirse de esa forma, se encuentra con que Kaworu le está devolviendo la mirada… Con una sonrisa. Le acaba de confesar que odia a su padre y, al contrario que la Rei de sus alucinaciones, no examina sus motivos, no le exige saber si ha intentado comprender a Gendo, ni tampoco desdeña sus sentimientos como hace Kaji, afirando que los adultos con complicados y que es un niño ignorante. Y, desde luego, no se burla como haría Asuka.

No, Kaworu sonríe, feliz, cómodo, y hasta un poco sonrojado. Es casi un equivalente a la escena donde Eugene de Enredados mira a Rapunzel y sabemos que se ha enamorado. Una vez está seguro de que Shinji ha terminado, Kaworu habla.

—A lo mejor he nacido para poder conocerte.

Y lo dice con una expresión de felicidad. Como si por fin hubiera encontrado una respuesta tras mucho buscar… y resultara ser lo mejor que le podría haber pasado.

Pongámonos en el lugar de Shinji. Consideremos todo lo que ha perdido, en cómo se le ha ido dejando de lado, en lo cerca que está del suicidio. Y entonces, como si hubiera aterrizado en un cuento, un chico aparece literalmente de la nada y antes de que pase un día se le confiesa. Le dice que ha nacido para él. Para Shinji, el niño abandonado por sus padres, que no es el piloto que Asuka desea, ni tampoco el hombre que Rei parece querer, ni el amigo que debería haber sido.

Y ahora, veamos todo desde el punto de vista de Kaworu. Adán y Tabris han sido creados por el Pueblo y SEELE para dar vida a los Ángeles y destruir a los lilim respectivamente. Todas las encarnaciones de Kaworu tienen su camino marcado a fuego.

Y todas las encarnaciones de Kaworu fracasan en su propósito.

Pero lo relevante es que Kaworu está buscando cómo darle sentido a su vida y elige por sí mismo. Este es el momento en que Tabris, Ángel de la Libre Voluntad, decide que toda su existencia ha merecido la pena. Porque este chico tan frágil y roto se interesa por él, se siente cómodo a su lado, le ofrece el mejor sitio para dormir y le ofrece su corazón en bandeja de plata… a pesar del terror que le suscitan los desconocidos.

Kaworu todavía no ha optado por rebelarse activamente, pero si hay que marcar un momento en que empieza a convencerse de que la Humanidad, los hijos de Lilith, tienen que sobrevivir… es este.

El corte que sigue es abrupto y me duele porque esta escena merecía su momento atmosférico, pero, en fin, toca hablar de la Versión del Director de este episodio, que incluye una escena extra con Kaworu. Comenzamos con postes telefónicos torcidos, medio hundidos, y sin funcionar. La simbología no podría ser más directa: hay una total falta de comunicación, tanto en esta escena como en Tokio-3 en general. Una ciudad aislada, destruida y medio hundida, preparada para ser carnaza de SEELE.

Como se notó aquí, es interesante que el número total de Monolitos parece coincidir con el de los Ángeles. Quince. Pero siempre se nos han mostrado doce miembros de SEELE. ¿Un error? Decididlo por vosotros  mismos, aunque las teorías siempre son divertidas.

—Los humanos no pueden crear desde la nada. Los humanos no pueden lograr nada sin aferrarse a algo. Después de todo, los humanos no son dioses.

Por favor, imaginad a Kaworu saliendo de puntillas antes de que despunte el sol para ir al lago. Una vez allí se sube a su estatua de ángel decapitado para hablar con los monolitos de SEELE. Es maravillosamente teatral. ¿Para qué usar teléfonos? ¡Ah, que no funcionan! Pero vaya, imagino que NERV… Da igual.

Esta escena extra sirve un poco como excusa para desarrollar vagamente la relación de SEELE y Kaworu, pero en principio se debe a que Anno quería que el chico y Misato interaccionaran entre ellos…  Si es que esto se puede llamar interaccionar.

En cualquier caso, para mi gusto, la conversación con SEELE solo sirve para complicar el lore y me hace llorar mientras trato de dar con una explicación coherente.

En el episodio original no se sabía bien por qué SEELE había enviado a Kaworu. Se puede extrapolar que es para acabar con la humanidad, pero cualquier otro Ángel podría haberlo hecho. El objetivo de SEELE es provocar una Complementación. Y, técnicamente, cualquier Ángel podría haberla causado. Sin embargo deben existir unos requisitos exactos que justifiquen los actos aparentemente contradictorios de SEELE. Es decir, los hombres gastan cantidades ingentes de dinero para que se asesine a todos los Ángeles, pero al mismo tiempo cuidan de Kaworu.

Por lógica, hay que asumir que querían que solo Kaworu iniciara la Complementación. Por eso le engañan. Por eso le hacen creer que va a encontrar a Adán en Terminal Dogma. Solo que, cuando ve que es Lilith, Kaworu parece comprender mejor los planes de SEELE y decide suicidarse.

Y, como venimos diciendo, en el episodio original nada indica que Kaworu fuera Adán.  Es decir, se trataba de un simple Ángel.

¿Por qué Kaworu es diferente a los demás Ángeles? ¿Por qué tanto esfuerzo en librarse de todos para luego introducir a uno con aspecto humano?

Quizá si el lore no hubiera cambiado obtendríamos alguna respuesta, pero en la Versión del Director la trama ha sido reescrita de tal modo que se confirma que Kaworu no solo sabe que él mismo alberga el alma de Adán… Sino que Gendo Ikari tiene su cuerpo.

Sí. Ese mismo cuerpo que confunde con la Gigante que espera en Terminal Dogma.

Si estáis tan confusos como yo, ¡bien! Porque no tiene sentido.

Y para demostrar que no lo tiene, el críptico diálogo de SEELE que, para ser sinceros, no ofrece muchas respuestas:

—Pero hay un hombre que está intentando obtener un poder similar al de Dios.

—Ese hombre no es uno de nosotros y está intentando abrir la Caja de Pandora una vez más.

—Hay un hombre intentando cerrar la Caja antes de que la Esperanza, al fondo de la misma, aparezca.

Con unos tutores así, ¿os extraña que Kaworu hable siempre en acertijos? Todas estas metáforas se refieren a Gendo por supuesto. Pero ¿qué es esto de la Esperanza?

La Esperanza de la Humanidad, de acuerdo a SEELE, parece ser la Complementación. Hacer desaparecer el dolor, los miedos y la individualidad. Gendo estaría intentando obtenerla por su cuenta, para sí solo, sin que le importe cómo afecta a la Humanidad.

Vamos a detenernos a examinar lo poco que se nos cuenta de esta conversación acerca de la mentalidad de SEELE y de cómo han educado a Kaworu. Como paralelo de Rei, resulta evidente que no se le ha informado de prácticamente nada más que lo que SEELE considera necesario. A Kaworu se lo ha sometido a una crianza más manipuladora, más política si queréis verlo así, pero se lo engaña y manipula para que no tenga dudas y, desde luego, se lo ha aislado de la Humanidad. Por eso Kaworu habla de Lilim, probablemente, y no de humanos en general. Porque le han intentado inculcar desprecio contra los descendientes de Lilith.

—¿Esperanza? ¿Estáis diciendo que es la esperanza de los Lilim?

—La Esperanza existe en tantas formas como personas.

—Y eso es porque la Esperanza solo existe en los corazones de las personas.

—Sin embargo, nuestra Esperanza está cobrando forma.

—Esa es Lilith, la progenitora de la Humanidad, quien conforma a los falsos sucesores de la Luna Negra.

—Y Adán, la progenitora de los Ángeles, quienes son los verdaderos sucesores de la perdida Luna Blanca.

—Su alma extraída solo reside en ti.

—Sin embargo, su cuerpo resurgido ahora se encuentra en Ikari.

Si asumimos que la Esperanza es la Complementación, entonces SEELE parece afirmar que necesita tanto a Lilith como a Adán. A Lilith porque es la única que puede abrir las Puertas del Guf para los humanos. A Adán… es complicado.

Nada parece indicar que SEELE sea consciente de que Rei alberga el alma de Lilith. Hasta donde ellos y nosotros sabemos, Lilith es un cuerpo sin voluntad. Uno que podría ser controlado, quizá, por Kaworu o por alguno de los Dummy Plug en caso de fusionarse con ella. Así, Kaworu podría iniciar una Complementación total que absorbiera todas las almas humanas a pesar de ser una Semilla de Vida distinta.

¿Y por qué no vale cualquier Ángel?

No tenemos respuesta. Quizá SEELE y Gendo no confiaban en que pudieran iniciar una Complementación porque esta parece ser una decisión voluntaria. Quizá un Ángel cualquiera no tendría motivos para recoger las almas humanas. Kaworu, en cambio, parece ser completamente sumiso a SEELE. El hecho de que se refiera a los humanos como lilim y no se incluya entre ellos parece indicar que a Kaworu se le ha inculcado esta oposición ancestral entre Lilith y Adán. Los descendientes verdaderos, los Ángeles, deberían haberse hecho con la Tierra, ocupada por los descendientes falsos, los humanos.

¿Cree Kaworu en esta realidad? Nunca llega a aclararlo, pero se muestra sumiso a las órdenes de SEELE. Lo extraño es que no pregunta por su cuerpo, el de Adán, ni trata de recuperarlo de manos de Gendo. Entrando en terreno de especulación, es posible que el feto de Adán no sirviera de cara a la Complementación. El cuerpo de Lilith, por ejemplo, fue regenerado hasta el punto perfecto para que pudiera provocar la Complementación. El de Adán… no. Es posible que, en su estado larval, simplemente no fuera capaz de actuar por su cuenta. Al fin y al cabo, cuando Kaworu muere, su alma regresa a su cuerpo y no hace amago alguno por intentar liberarse de Gendo. Lo cual, claro, podría deberse a que Kaworu no era Adán y es una reescritura, ¡pero hay que intentar buscar explicación al lore!

A continuación, Kaworu comenta:

—El padre de Shinji… Es lo mismo que yo.

Francamente este comentario es uno de los más crípticos de Kaworu. No muy diferente a cuando, en Rebuild, se refiere a Gendo como «padre». Es posible que Kaworu se refiera a que los dos van a provocar el fin de la Humanidad, o a que ambos intentan rebelarse contra SEELE a su forma. Incluso cabe la posibilidad de que se refiera a que Gendo ha combinado el cuerpo de un lilim con la búsqueda de un cuerpo de Semilla de Vida.

Por dar el gusto a los fans de las teorías conspiranoicas, también es posible que se refiera a que Gendo fue su donante.

Veréis, todo el mundo sabe que Rei es un clon de Yui, y que ello define su vida a todos los niveles. Desde su relación con Gendo a Shinji, a cómo ha sido tratada por las Akagi, Rei ha vivido sin ser ella misma durante la mayor parte de su existencia. Ha sido la sustituta de Yui y la criatura que un día se convertirá en Lilith, de modo que no merece una infancia normal.

Kaworu es similar en casi todos los aspectos. Jamás sabremos cómo fue criado, pero lo que esta escena deja claro es que se lo preparó para este momento concreto. Así, es muy consciente de ser un instrumento en manos ajenas. Más allá de ello, no parece tener una identidad propia firme, y mucho menos aún con la versión del Director. Es un Ángel, es Adán, es el heredero de las esperanzas de SEELE, es quien traerá el fin a los humanos.

—Es por eso que te hemos confiado nuestro deseo.

—Lo sé. Es por eso que estoy aquí.

Y está completamente resignado a ello, igual que Rei II vivía por y para servir a Gendo.

Ahora, de Kaworu sabemos bastante menos. La gran pregunta es de dónde proviene su aspecto físico. Se sabe que hubo un donante cuyo ADN se insertó en Adán, pero no quién fue y si influyó en el cuerpo actual de Kaworu. Hay quienes se inclinan por el padre de Misato. Otros, por Keel, el padre de Yui. Pero también los hay quienes señalan a Gendo, a pesar de que el hombre no se encontraba en la Antártida cuando se dio el experimento de contacto. Temáticamente no terminaría de funcionar dado que Kaworu es el opuesto en todos los sentidos a Gendo, en particular porque está construido como personaje para aceptar a Shinji, pero sí es cierto que se daría cierta ironía si Gendo se hubiera hecho con el cuerpo de Adán como compensación tras prestar su ADN a Kaworu.

Claro que son simples teorías.

Además, aquí votamos porque el donante fue Kaji por TODOS los paralelos que hay entre ambos, muerte incluida. Hasta Misato los compara al final del episodio.  Kaji llegó como enviado de SEELE, ligado al «secuestro» de Adán, reavivó una relación romántica con Misato, escuchó y animó a Shinji a decidir y después actuó contra SEELE. Todo sin olvidar que fue Kaji quien llevó a Misato ante Lilith.

Kaworu, por su lado, llega como enviado de SEELE, es Adán, crea una relación con Shinji, lo colma de cariño, lo lleva hasta Lilith y luego se rebela contra SEELE.

Y luego los dos se mueren pasivamente con una sonrisa en el rostro, dejando un último mensaje de esperanza a sus intereses románticos.

Pero nada está confirmado, y probablemente nunca lo esté.

Tras este enorme rodeo, hay que volver a mencionar que Kaworu no tiene una identidad propia como tal. Solo un destino. El de servir a SEELE. Sin embargo, esa misma noche ha tenido la revelación de que, quizá, ha nacido por y para Shinji. Esta misma frase se retoma en Rebuild, donde no teoriza, sino que afirma, que ha nacido para él. Durante esta misma conversación debemos intuir que ha comenzado a albergar dudas sobre su destino, pero…

 Kaworu no tiene muchas salidas. Alguien con tantos Dummy Plugs creados a su imagen no es necesario. Puede morir y ser sustituido, como efectivamente ocurre. Es más, sus Dummy Plug son esenciales para provocar la Complementación, aunque sea Rei quien termina por hacerse con el control.

Así pues… ¿Qué opciones tiene Kaworu? NERV tiene el deber de destruirlo por ser un Ángel, SEELE está más que dispuesto a dejarlo morir si no cumple su propósito y una salida intermedia es muy improbable cuando falta tan poco para el fin del mundo.

Aun así, al vivir unas pocas horas entre los lilim, al conocer a Shinji, Kaworu empieza a acopiar la fuerza para hacer frente a la realidad de que Lilith es la esperanza de los lilim. Le da fuerzas para tomar una decisión. Una que la mayor parte de personajes no tienen el lujo de permitirse: decidir cómo será su muerte.

Volviendo a la serie, Misato (con su lata de café. ¡Hola, Kaji!) ha contemplado a Kaworu desde lejos, mascullando para sí misma lo extraño que es este niño que se va a hablar solo. Pero entonces, Kaworu se da la vuelta y Misato se siente observada, en vez de al revés.

—¿Se ha dado cuenta?

Estoy segurísima de que sí. Kaworu tiene un Campo A.T. monstruoso y Anno se moría porque al menos cruzaran una mirada, así que…

—Todo será como han dictado los Lilim.

Es decir, SEELE. Kaworu esboza una sonrisa resignada.

Poco después Misato se reúne de nuevo con su compañero de crimen y nos enteramos de que este ha robado a Maya información sobre Kaworu. Básicamente, lo que ya se contó antes, que puede sincronizarse con la EVA 02. ¿Por qué? Porque el alma de Kyoko está dormida, pero sobre todo porque él es Adán y las EVA son sus clones.

De modo que Misato va a hablar con Ritsuko. Asumo que, como averiguaron casi de casualidad dónde se encontraba, no es una visita oficial. Con todo, es evidente que le han dado permiso para entrar o a Misato sí que le importaría que registrara esta discusión.

—Me sorprende que hayas logrado llegar.

—Hay algo que quiero preguntarte.

—Todas las conversaciones se graban, ¿sabes?

—No me importa. ¿Quién es ese chico? ¿El Quinto Niño?

—Probablemente es el mensajero final.

Ahí Ritsuko dando pistas acerca de la naturaleza de Kaworu.

Por cierto y hablando de saltos bruscos, nuestro angelito ha vuelto a NERV dispuesto a poner punto y final a su cometido.

—Vamos. Ven conmigo, alter ego de Adán y sirviente de los Lilim.

Tras esto, Kaworu se da la vuelta y camina hacia el vacío. Si os fijáis, hay un cambio de iluminación en el momento en que empieza a usar su Campo A.T. como un Ángel —el sonido también cambia—, de modo que puede levitar. Y, tras él, la EVA 02 abre los ojos y se pone en marcha.

Sé que vais a odiarme, pero faltan diez minutos enteros para que termine el episodio, así que vamos a ir dejándolo por aquí. Así nos entrenamos para cuando toque End of Evangelion, que serán mil partes.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

  • Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture. También escribo relatos (cuando puedo) y he publicado algunos que podéis encontrar en Goodreads.

Compartir
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificar de
guest
14 Comments
Más nuevo
Más viejo Más votado
Opiniones en línea
Ver todos los comentarios
Azulacero
Azulacero
1 año

¡Hola! Primero que nada quiero decir que me han encantado tus análisis, especialmente los de la película The End of Evangelion.

Conocí tus artículos por la página de Deculture y pienso que lo que escribes es más completo que cualquier cosa que haya visto en reddit, evageek, tumblr, etc.

Solo tengo una duda con respecto a las fechas y al tiempo transcurrido en la serie y te agraderecía si me pudieras responder. Algunas personas dicen que Kaworu apareció el 24 de Diciembre y murió al día siguiente, como una clara refencia a Jesús. También vi que se afirma que el final de la complementación humana fue el 31 de Diciembre o el 1 de Enero. Tomando en cuenta que el final de la serie y la película transcurren en simultáneo y suponiendo que Seele atacó a Nerv al día siguiente de la muerte de Kaworu, quedarían muchos días en donde no transcurrió nada.
Mi pregunta es, ¿hay algún material oficial en donde se expliciten las fechas?, ¿o es solo especulación de los fans?
Porque a mi también me parece ridículo que Kaworu salga de puntitas de pie a la mañana siguiente de dormir con Shinji, para ir a hablar todo divo con los viejos crípticos de Seele XD. Me da la sensación de que hubo una elípsis de tiempo en algún momento y que en realidad los acontecimientos del capítulo 24 se dieron en tal vez 2 o 3 días.

Disculpa por preguntarte, pero es que no pude encontrar material oficial que mencionen fechas precisas. Y sinceramente no es de mi agrado que se fuerce tanto la comparación de Kaworu con Jesús, principalmente porque muchas veces se usa de argumento para negar los sentimientos de Kaworu por Shinji, aludiendo que al ser como el mesias no amaba de forma romántica y sexual. Vaya forma de negar su homosexualidad. Lo mandaron directo al closet al pobre XD

¡Saludos!

Nicolás Aragoita
2 años

Ay ay ay Suzume, cuánto amor le tienes a esto que te tomás el trabajo de analizarlo tan a fondo que nos regalas tres partes para darnos más Kaworu!!
Lo estoy disfrutando como enano. Cómo no iba a ser un sonrojo Shinji, a mí me vibra el corazón cada vez que kaworu aparece o dice algo, como la primera vez que lo vi. Debe haber sido el primer crush con un personaje masculino que tuve y, como diría mi tía, ¡si es un ángel! xD
Una genialidad de artículo, como ya no es novedad. Ojala tuviera más tiempo para comentar como se debe. Por suerte, según nos cuentas, queda evangelion para rato. De próximos proyectos a analizar me sumo a HxH, que pocas relaciones me han enternecido tanto como Gon y Killua (siempre me pareció la relación que Kishi nunca supo construir para Naruto y Sasuke).
Y sugiero Fma o 20th century boys, pero cualquier cosa que escribas va a ser oro en tinta.
Perdón por tanto offtopic.
Saludos y muchisimas gracias!

El sexador de gárgolas
El sexador de gárgolas
2 años

No quiero pensar qué habría sucedido si en lugar de Shinji hubiese estado cualquier otro.

Shinji ha sido el único capaz de llegar al alma humana tanto de Kaworu como de Rei, y probablemente no hay ningún otro que pudiese hacerlo.

A propósito de Asuka… se me ha ocurrido antes, mientras pensaba en la capacidad de aguante de Shinji y de cómo aunque al final se derrumbe no lo hace tan por completo como para que Misato no pueda tratarlo como a un niñato cobarde (felonía que clama a los cielos), que el coma en que se encuentra puede ser inducido. Igual está tan claro que me he tropezado con ello una y otra vez y no me he dado cuenta pero de verdad que no se me había ocurrido antes.

Puede que no sea momento para hablar de esto pero creo que Kaji y Asuka eran una relación imposible lo veamos como lo veamos y nos pongamos como nos pongamos. Al carácter impertinente de ella se suma el turbio pasado de Kaji (del que sólo sabemos o creo saber que nunca dejó de amar a Misato, cosa de no poca importancia; que vivió el infierno del segundo impacto, del que tenemos más conocimiento a través de Fuyutsuki que de él, puesto que el comentario que hace en el capítulo del volcán es más bien insuficiente; y, sobre todo, que es un agente triple que sirve y traiciona a todos), el complicado presente (Creo tiene del todo claras las cosas cuando dice a Misato que había intentado varias veces transmitirle determinada información -lo cual significa que el resto de intentos han sido fallidos, que es como decir interceptados, y que él se ha convertido en alguien realmente molesto-) y su falta de futuro (aunque es demasiado importante como para que lo detengan; simplemente lo apartan primero de las fuentes de información y decisión y después lo matan sin más trámites y tal vez sin que a él le preocupe demasiado). Kaji está metido en asuntos demasiado serios y ha vivido demasiadas experiencias traumáticas como para dejarse impresionar por la caprichosa Asuka (y ésta es la imagen que da durante varios capítulos hasta que sabemos qué hay realmente en ella; aunque no lo sabemos por ella, de la misma forma en que Kaji no lo va a saber si ella no se lo dice), y eso es va más allá que la mera diferencia de edad.

Escribo cuando y como puedo, así que los comentarios me salen a destiempo.

santino
santino
2 años

Un análisis genial, como siempre. Pero no puedo evitar pensar que fragmentas los análisis en partes para que no acaben (aunque así tengo algo con lo que acompañar el café los martes, jeje).
Acerca de EoE, siempre he querido preguntarte qué opinas sobre lo que hizo Shinji en el hospital con Asuka, me parece que mucha gente empezó a odiar a Shinji sobretodo en ese momento.
Y sobre los análisis, cuando termines evangelion, ¿tienes pensado otro anime que analizar? echaría bastante de menos leer lo que escribes.

Chao!

marcrinai
Miembro
2 años

Ay, ya no me acordaba que iban a ser 3 partes. Que felicidad más grande saber que tendremos Kaworu para una semana más!

Se que es algo simbólico, pero…Gendo, ¿Por qué la mano? Imagínate que va a darle la mano a alguien, y… notan ese bulto. Ah no, que es Gendo, y parece que tenga un campo AT hasta en el corazón Y POR ESO NO SE ACERCA NUNCA A NADIE.
Ahora en serio, me parece un plano terriblemente parecido a la infame escena de la enfermería en EoE, cuando Shinji… «Se da asco a si mismo», por decirlo de alguna manera.

Ay, la escena de la cama… ver a Shinji poder abrirse POR FIN de esa manera con alguien, a mi al menos me emocionó un montón. Una pena que haya tenido que aguantar hasta ahora. PERO ESA SONRISA Y ESOS SONROJOS. Es maravilloso. Aunque demoledor si pensamos lo que vendrá en la siguiente parte del análisis.
Me ha matado la visión de Kaworu escabulléndose de puntillas al lago para la reunión con SEELE xDDD

Y en esta parte es más evidente aún el parecido entre Kaji y Kaworu, y es algo de lo que no me había dado cuenta nunca hasta que lo comentaste en la parte anterior. Por qué tienen que acabar igual.

VAYA CLIFFHANGER PARA ACABAR EL ANÁLISIS. El siguiente va a ser durísimo, porque este ha sido como la calma antes de la tormenta (?)

¡Genial artículo!