‘NieR: Automata’ y el destino de los androides masculinos de YoRHa ¡Gloria a la Humanidad!

‘NieR: Automata’ y el destino de los androides masculinos de YoRHa ¡Gloria a la Humanidad!

En este artículo se hace un resumen superficial del YoRHa Boys Stage Play, lo cual implica que habrá algún que otro spoiler. Leed solo si tenéis curiosidad por el material del Stage

Si algo destaca en NieR: Automata es la abrumadora cantidad de androides —si nos ponemos técnicos sería ginoides, pero no vamos a entrar en eso— femeninos que hay en YoRHa (y su sexualización). Si vemos, por ejemplo, la Resistencia, encontramos androides masculinos con aspecto bastante más adulto que 9S y el resto de los Escaneadores.

Así que ¿por qué en YoRHa casi exclusivamente hay mujeres?

En este artículo ya mencionamos que los YoRHa boys existieron y que fueron eliminados. También que Taro llevaba acariciando desde hacía tiempo la idea de utilizarlos en un Stage. Y, al final, ha pasado con el YoRHa Boys Stage Play que, sorprendentemente, no es un musical en esta ocasión (aunque tiene una canción final llamada Guadalcanal que se une con la cronología oficial de YoRHa y cuenta el destino final de los androides). También habrá uno titulado Girls que hablará de los sucesos que acontecieron tras el primer Stage, cuando A2, por entonces todavía No2, luchó en Pearl Harbour y sobrevivió a duras penas. 

Los dos stage (YoRHa Girl y YoRHa Boy) cuentan tragedias similares. Me pregunto si podéis notar que se ha convertido en «una tragedia que se repite continuamente» mientras la ves repetidamente. No es solo en este escenario, sino también una tragedia similar a la de NieR: Automata. Me hará feliz si encontráis las similitudes entre los stages y el juego. Hay una intención tras ello, así que tenemos varias metáforas del juego en estas obras.(Fuente)

(Diseño de No.4 (frente) y No.3 de Yuya Nagai, diseñador oficial de Nier: Automata)

Hagamos una breve recapitulación. En el 11.941 el Proyecto YoRHa se puso en marcha y se dio la misión Pearl Harbor, donde todo el grupo de A2 fue eliminado. Un año más tarde, el 1 de marzo, los YoRHa protagonistas del Stage son reunidos en un escuadrón denominado M002 —es decir, un segundo escuadrón. La M viene de Male. El nombre completo sería YoRHa Experimental Unit M— bajo la dirección del Instructor Black.

Los androides masculinos son poco habituales dentro de YoRHa y desde el principio los personajes son conscientes de haber sido creados como una excepción. Black señala antes de comenzar la misión que los altos mandos pretenden hacer una serie de pruebas con ellos. Por ejemplo ver cómo funcionan los androides si se les da libertad de expresar sus sentimientos. También, parece ser, poner a prueba a los modelos E.

Por ello, se junta sobre todo a YoRHa jóvenes y se los trata casi como si fueran críos. Notad que el cargo del jefe del equipo es instructor, alguien quien enseña, no tanto que comanda o dirige. Así, entrenan y socializan juntos mientras luchan contra las Máquinas en un intento de acabar con la interminable guerra, sin que se les prohiba dar rienda suelta a sus emociones y dudas.  Como no podía ser de otra forma con Yoko Taro, hay traiciones, sadismo, mucha locura y tragedia.

Nuestros protagonistas son:

(Fuente)

En la fila de atrás, de izquierda a derecha: el Instructor Black, No.6 (modelo atacante), No.2 (defensor, y en realidad, Ejecutor), No.9 (sanador), No.21 y No.22 (modelos gemelos escaneador y artillero), No.3 (atacante) y No.4 (artillero). Adelante, de izquierda a derecha: Ensemble, Lotus, Cactus, Phlox y Ensemble (otra vez, sí).

Guiados por el Instructor, que se llama Black por contraste con la comandante White, encontramos que el grupo está más o menos dividido; No.3 y 4, que no podrían tener un carácter más opuesto, pertencieron al anterior escuadrón, el M001, y se los considera senpaisSenpais que, por cierto, se llevan mal entre sí, aunque existe una fuerte camadería entre ambos. No.4, a modo de francotirador, se dedica a proteger las espaldas de No.3, que suele cargar directo contra los enemigos sin esperar refuerzos. No.2 se une más tarde al grupo y se deja caer que debería haber pertenecido al M001, pero se lo trasladó al M002 por arreglos de último minuto.

Por otro lado está el resto, que son modelos muy jóvenes y recién estrenados. El personaje más destacado es el sanador No.9, un prototipo de 9S, y vemos la mayor parte de los acontecimientos desde su punto de vista. Esto se debe a que es quien puede recargar a los personajes y siempre se aparta de las peleas, para regresar cuando la mayoría han sido eliminados y debe revivir a sus compañeros una y otra y otra vez…

A lo largo de la historia, en la que se cruzan con miembros de la Resistencia y deben afrontar el drama de las Cajas Negras que, sí, les permiten revivir pero a cambio de la muerte de sus yo actuales, cuyas memorias se pierden para siempre, las relaciones de los personajes se fortalecen. No.21 y No.22, los androides gemelos, se protegen mutuamente y se preocupan de forma abierta el uno por el otro, con caricias y hasta abrazos. No.22 llega a reconocer que tiene miedo, aunque diga que no, mientras en cierta ocasión pierde los sentidos.  No.6 presenta una actitud extremadamente agresiva y nos puede recordar a Dito de Drakengard 3. Como curiosidad, No.6 es homosexual (si es que podemos catalogar así a un androide) y en particular tiene un crush con Black. Por otro lado, No.2 y No.9 se van acercando el uno al otro hasta trazar una relación bastante intensa; el primero tiene un rol de Defensor y, por tanto, es proclive a recibir heridas, mientras que No.9 es un sanador y revolotea constantemente a su alrededor.

(Diseño de Yuya Nagai de No.4 )

Esta relación de amistad está, a su vez, repleta de culpabilidad, porque No.2 ha recibido la orden de eliminarlos a todos. Son ellos quienes nos muestran el lado más humano de los YoRHa (y con ello quiero decir menos miserable), pues No.9 se emociona al ver el mar, que considera hermoso, y también charlan entre ellos sobre qué pasaría si la guerra un día terminara. No.2 es quien hace la pregunta y No.9 se muestra desconcertado y hasta llega a reírse de la perspectiva. ¿Cómo va a acabar algún día la guerra? Es imposible.

Los androides viven para pelear, ¿no?

Sin embargo, la idea siembra una pequeña semilla y llega a considerar que sería bonito sentarse a leer un libro junto al mar, o viajar sin necesidad de tener que pelear.

Con todo, todavía quedan preguntas.

Queremos recuperar la Tierra. Pero ¿qué es la Tierra en realidad? ¿Qué clase de Tierra queremos conseguir?

Mientras tanto, No.2 se prepara para intentar eliminar a No.9. Por suerte o desgracia, en ese momento otros androides (No.3, 6 y 21) deciden dar un golpe de Estado. ¿Por qué? Porque se han dado cuenta de que, como unidades experimentales, pueden ser enviadas una y otra vez a los peores campos de batalla, reutilizados sin descanso mientras se experimenta con ellos. Es una guerra sin final, que nunca supondrá ningún cambio. Simplemente son peones en un contexto grande para el que no tienen importancia. Deciden, pues, escapar al País de la Noche (América), lejos del control de YoRHa.

El grupo se divide y la pelea resulta en que el avión que estaban usando para su misión se estrella. A partir de entonces, los tres golpistas resulta que han sido infectados por el virus lógico de NieR: Automata y se terminan de volver por completo contra sus compañeros, iniciando una masacre bastante dramática en algunos casos.

Como resultado final, varias de las unidades son destruidas y los personajes aparecen para cantar la canción de Guadalcanal, que hace referencia a la batalla que se da poco después para destruir a tres androides YoRHa huidos. El resultado final es que el resto de modelos masculinos es reconvertido a Modelos Escaneadores y se abandona, como tal, la producción de androides que no sean femeninos. A pesar de ser más fuertes, no saben cooperar entre sí y son muy inseguros.

El drama de repetición y destrucción, de ser utilizados en una guerra que no tiene ningún sentido, vuelve a golpear fuerte en la historia de NieR: Automata. Otra cosa no, pero la sensación del ciclo eterno está bien logrado y Yoko Taro ha logrado, sin duda, su objetivo.

Y, como todo con Taro, este artículo se queda corto. ¡Los que quieran profundizar un poco más en los personajes y sus temas, pueden echar un vistazo a este artículo!

(Modelos No.9, Instructor -arriba-, No.4 -abajo-, No.6 -arriba-, No.3 -abajo-, los gemelos No.21 y 22 y No.2)
Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: