Analizando Neon Genesis Evangelion #10. Sumergida en el magma ¡Aprender las leyes de la termodinámica puede salvar vidas!

Analizando Neon Genesis Evangelion #10. Sumergida en el magma ¡Aprender las leyes de la termodinámica puede salvar vidas!

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

Si en el anterior episodio de Evangelion, Asuka y Shinji lograron por un breve momento sincronizarse, en este toca que vuelvan a trabajar juntos y tejer un nuevo lazo emocional.

Abrimos con una Asuka más que encantada de que Kaji la esté acompañando para las compras. Queda claro, por si había alguna duda, de que Kaji hace más o menos las veces de mentor de Asuka, igual que Misato lo hace de Shinji. Sus dinámicas, con todo, son bastante diferentes, casi invertidas, en parte por los intentos de avance que hace Asuka con Kaji. Recordemos que, si de ella dependiera, viviría con él.

No deja de ser irónico, pues, que desee que la identifique con una mujer pero vayan a comprar bañadores, como si de un hermano mayor o un padre se tratara. Sin pensar en esta suerte de contradicción, Asuka busca un bañador que a Kaji le parece demasiado atrevido para su edad (y por supuesto es como gritarle a la cara que se lo compre) y luego se nos informa de la situación: los niños se van de excursión a Okinawa. Mientras charlan, acaban sentados en extremos opuestos de una mesa, a pesar de que hay una silla entre medias más cercana. Quizás sea otro símbolo de Evangelion para marcar lo separados que están el uno del otro a la hora de la verdad. En cualquier caso, se presenta también la idea del capítulo: bucear. Si algo hace bien la serie es presentar un foreshadowing (que se irá incrementando en especial a medida que lleguemos a End of Evangelion, pero ya nos tocará en su momento) y resolverlo al cabo de poco o más tiempo. En este caso, Asuka se muere por bucear. Bien, lo hará, aunque no de la manera que ella espera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porque, por supuesto, ni NERV ni nadie se puede permitir que los niños se alejen de Tokio-3. Por cierto. Mirad la camiseta de Misato. La amarilla. Memorizadla. Si no os habéis dado cuenta de cierta cosita que, además, no puse en el episodio anterior, no os preocupéis que se comentará en el episodio 15.

¡Sigamos!

La situación que se presenta es la que dominará toda la serie en esta extraña familia. Shinji y Misato tienen más o menos una relación establecida de cariño, confianza y preocupación mutua. Asuka, sin embargo, está ahí más o menos por la fuerza y para aprender a trabajar con Shinji. Desde que la vimos hablar con Misato, a la que se dirige sin ningún respeto —no incluye el –san, que por ejemplo usa con Kaji. Para tratarse de una niña que se encara a una adulta, es una actitud muy maleducada— y con la que tiene un constante tira y afloja porque la trata como una rival. Misato no, por supuesto, ¿digamos que tiene una visión más utilitaria de Asuka…? Pero, para Asuka, es la mujer adulta por la que Kaji está interesada. No puede llevarse bien con ella.

Por ello trata de poner a Shinji de su lado y usa la misma táctica que Misato: ¡sé un hombre! ¡Imponiendo masculinidad tóxica, de verdad! En el futuro veremos cómo Shinji trata fatal a Asuka, pero ignorar este constante acoso que se le hace al pobre sobre lo apocopado que es, de verdad que denota estar ciego. Y, en fin, Shinji ya está hecho a la vida de piloto. Es un hecho que lo separa de Asuka; ella es superficialmente social, quiere disfrutar de la vida además de demostrar al mundo que es la mejor piloto. Pero quien está más acostumbrado a encontrarse en tal posición es Shinji. Se ve que Asuka, a pesar de entrenar tanto, nunca vivió bajo la presión de tener que salvar al mundo una y otra vez.

A pesar del enfado algo irracional de Asuka, la chica plantea una buena idea que también es foreshadowing del capítulo: ¿por qué la Humanidad siempre está a la espera? ¿Por qué tiene que esperar a que los Ángeles lleguen a su territorio? Misato suspira y señala con una sonrisa resignada que, de poder, lo habrían hecho. Y debemos creerla, porque la misión en la vida de Misato es acabar con los Ángeles. Quizás sea adelantarse un poco, pero recordemos que los Manuscritos del Mar Muerto en Evangelion no solo explicitan cómo detener a las Semillas de Vida y Conocimiento, sino que parecen ser una profecía sobre el orden en que se liberan los Ángeles. Si dijeran dónde se encuentran, ya se habrían hecho con ellos.

El caso es que Asuka y Shinji tienen que retroceder cuando, de forma realista, se trae a cuento que sus notas son pésimas. Asuka, como entenderemos más tarde, se niega a adaptarse al sistema japonés escolar. Pero la vida sigue incluso si ella no quiere y se quedan atrás mientras sus amigos van a Okinawa.

Con pequeños detallitos sobre nuestros informáticos de NERV y sus gustos personales, se nos da una pequeña escena —¿no es maravilloso que NERV tenga su propia marca de tazas? Quiero una— que justifica las preguntas que tendrán muchos: en medio de una guerra mortal ¿es muy inteligente mandar a los niños a Okinawa? Pero precisamente por eso es importante que se diviertan y alejen de Tokio-3 de vez en cuando. Lo cual marca una diferencia más con los pilotos, que son niños y se les exige que estudien y hagan sus vidas cotidianas como tales, pero de los cuales se fuerzan responsabilidades de adultos.

Shinji, por su parte, se pone a estudiar, tal y como le han dicho mientras que Rei (de la que nadie se ocupa. Me dan ganas de llorar) y Asuka prefieren disfrutar de la piscina. Ya que no puede bucear ni estar con la gente de su clase, Asuka vuelve a exhibirse delante de Shinji, el único piloto del que puede extraer algo de reconocimiento. Y aunque a menudo he leído que Shinji trata desde el principio a Asuka como un objeto, me gustaría señalar la diferencia entre dos de las escenas de las que he hecho captura. En la primera, Shinji está tomando su té y la imagen captura el pecho de Asuka y se asoma por su costado y su brazo para ver a Shinji. Es una imagen muy parecida a la que tenemos aquí, donde se nos muestran los senos de una niña de 14 —en realidad 13, ya que no cumplirá hasta más tarde— malditos años pero en fin. En la primera, Shinji la mira a los ojos. En la segunda, Asuka ha invadido su espacio personal con intención, como hizo con el Muro de Jericó. Sin pretender justificar a Shinji o el hecho de que contemple a Asuka con ojos sexuales (que lo hace y nadie puede decir lo contrario, en especial porque se agravará para mal con el tiempo), cabe destacar que al principio y cuando el mundo no se les ha echado encima, su forma de relacionarse es compleja cuanto menos. Mucho más que entre adolescentes corrientes. Seguramente lo trate en un artículo aparte, pero Asuka, en su inocencia algo maliciosa, logra lo que busca de Shinji, aunque no de la manera que quiere.

¡Lo que ya sí no necesitamos, GAINAX, es la sexualización de Asuka por mucho que sea a través de los ojos de Shinji!

Algo que me encanta es el tratamiento de Asuka como genio que se ha graduado hace un año, es decir con 12, de una universidad alemana. No tiene problemas en hablar como una nativa japonesa, pero una cosa es aprender de oídas y otra leer japonés. Asuka no tiene problemas con las ecuaciones matemáticas ni nada por el estilo, pero todavía tiene que memorizar todos los kanjis (un mínimo de 2000) para aprender a leer con cierta regularidad.

¡Y de nuevo foreshadowing o, más apropiado, planting and payoff! Porque, por supuesto, hablar de las leyes de la termodinámica será importante en la misión que viene a continuación.

En fin, Asuka insiste en atraer la atención de Shinji y se muestra decepcionada cuando él persiste en intentar no hacerle caso. Resalto intentar porque es evidente que cada vez presta más y más atención a las formas de Asuka. En cuanto la atención de Shinji se desvía hacia Rei (a quien no mira el cuerpo, sino el rostro ausente), Asuka lo reclama para que se fije en ella una vez más… a pesar de que acaba de llamarlo aburrido y dar a entender que no tiene mucho interés en él.

Y como el calor es el tema recurrente en este capítulo, nos trasladamos nada menos que a un volcán. NERV ha localizado algo extraño en su interior y deciden investigarlo.

Este episodio es básico para ir fijándonos en que Misato no es solo radical y agresiva en sus decisiones (que muchas veces salvan la vida del mundo entero), sino que con cada Ángel su necesidad de vencerlos parece incrementarse. Desde luego, poner en riesgo una sonda carísima no es lo mismo que arriesgar la vida de una persona pero Misato no permite un paso atrás. Por primera vez han encontrado a un Ángel (o la posibilidad de un Ángel) antes de que este les ataque. No va a permitirse dejarlo escapar. Y aunque sacrifican la tecnología… encuentran un patrón azul.

Hasta SEELE se muestra sorprendida cuando Gendo está dispuesto a lanzar un ataque. Si menciono esto no es solo por resaltar que la Humanidad siempre está a la defensiva, sino que SEELE misma está asustada por el incidente con Adán, todavía quince años después. ¿Por qué? Es la primera vez que vemos a un Ángel (como Adán) que todavía no ha nacido o no se ha desarrollado. Visto que Adán regresó a una forma fetal después de que se usara la Lanza de Longinus con ella, resulta indudable que pueden sumar dos más dos con la situación. De esta forma se nos dice: sí, lo que hay en la maleta es un Ángel (por si alguien lo dudaba, por mucho que digan que es el Primer Ser Humano) y sí, ¿a que parece extrañamente humano? La confusión es normal, hasta que pensamos que se nos ha dicho en X episodio, que los Ángeles tienen un ADN casi igual al de los humanos. Y lo cierto es que Sachiel o Israfel eran bastante humanoides, dentro de lo que cabía. En  cualquier caso, por si nos queda duda, fue la Humanidad quien empezó a trastear con Adán y la responsable, hasta cierto punto, del Segundo Impacto.

Pero volvamos a la serie. Gendo logra seducir a SEELE con la posibilidad de obtener un ejemplar de Ángel todavía nonato y la operación empieza su curso. Asuka es la primera en ofrecerse, encantada con la idea de bucear (¡en lava!). Shinji se extraña, convencido de que la responsabilidad volverá a caer sobre él. Aquí no puedo evitar preguntarme si Misato ha escogido a Asuka por ser una misión muy peligrosa para proteger a Shinji, por las habilidades de Asuka o todo junto.

En cualquier caso, es muy entretenido ver a Asuka avergonzada (y qué mala leche tiene Ritsuko, porque podría haber hecho que le diera al botón del traje cuando estuviera dentro de su EVA) dentro del traje de agua. Por otra parte, me encanta esta atención al detalle; al fin y al cabo, se van a hundir en un volcán. Y eso prueba que las EVA no son perfectas. Quizás puedan resistir una lucha a cuerpo contra un Ángel, pero el descenso va a ser prolongado y, además, podría afectar con radiación a Asuka. Así que se toman todas las medidas para convertir a la Unidad 02 en un anuncio de Michelín.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Asuka se niega a hacerlo, ¡incluso si Kaji intenta convencerla! Está dispuesta a dejar que Shinji se lleve la gloria de llevar el trajecito y Shinji no parece incómodo ante la idea. Sin embargo, el hecho de que Rei se atreva a dar un paso al frente y ofrecerse saca por completo de quicio a Asuka. Le baja de un golpe la mano y nadie comenta nada. Nada. Shinji habría tenido que usar su propia Unidad, pero Rei habría tenido que pilotar la de Asuka, porque la 00 no podría sumergirse en magma. La sola idea es suficiente para que Asuka salga. Supongo que es por la competitividad, saber que Rei no es mejor que ella —pero que se llevaría su mérito— y posesividad sobre la Unidad 02. Al fin y al cabo, es lo que la sostuvo durante la infancia, lo que la hace ser una persona valiosa. Antes quedar en ridículo que permitir a Rei que toque a la EVA. Sabiendo que ve a Rei como una muñeca de NERV, el rechazo visceral que experimenta por ella parece ir quedando poco a poco más claro.

De modo que se dirigen al volcán. A Asuka le decepciona que Kaji no esté cerca porque quería lucirse frente a él, pero lo importante es cumpli la misión, ser piloto, seguir adelante. Pero ¿dónde está él? Bien, haciendo algo sospechoso. Montado en un teleférico con una mujer, cada uno mirando a un lado como si no se conocieran… intercambia información confidencial. ¿Acaso Kaji es un espía? No queda muy claro para quién está investigando, pero desde luego de momento (al menos) no van a intervenir contra NERV. Como bien dicen, si fallan, el mundo está acabado.

Y es que el nivel de tensión es inmenso. Las fuerzas de las Naciones Unidas sobrevuelan el volcán, preparadas para destruirlo todo con una bomba N2 en caso de que Asuka falle. Ella y Shinji se quedan traumatizados. ¿Quién ordenaría algo tan radical? Por supuesto, Gendo Ikari. Con todo, cabe destacar que una bomba no fue capaz de acabar con Sachiel y que Gendo no arriesgaría a las EVA; así que es probable que lo hiciera, consciente de que los pilotos y las Unidades sobrevivirían. Quizás.

Asuka se da valor y comienzan la inmersión —y, por supuesto, llama a Shinji, una vez más, para que le preste atención mientras hace una pose. ¿He dicho ya mil veces que Evangelion es una constante repetición porque se está recuperando la escena de la piscina? —. A pesar de descender más de un kilómetro y superar con creces la zona de seguridad, Misato (de nuevo repetición; ya sabíamos cómo actuaba cuando no había en riesgo una vida humana, como bien le recalca Hyuga, pero por eso era tan importante la primera escena. Misato solo puede actuar a partir de los pilotos, sus herramientas) exige que Asuka siga descendiendo. ¿Hasta qué punto es su personalidad militar, imponiendo la salvación de la humanidad sobre la seguridad de una niña, y hasta qué punto su necesidad de dar por primera vez un golpe a los Ángeles? En cualquier caso, la misión continúa y Asuka pierde su arma de cuerpo a cuerpo, el cuchillo.

Casi a los dos kilómetros de profundidad, Asuka da con el huevo o crisálida del Ángel, Sandalphon. El nivel de detalle es asombroso, mencionando cómo las corrientes de lava afectan a la captura del huevo (aunque como tal no lo veamos) y aumentando la tensión junto a la música, porque solo habrá una oportunidad. Asuka lo hace bien. Shinji, preocupado por ella, le pregunta cómo se encuentra y con detallitos como esto se va cimentando también una relación. Se llevarán mal o tendrán una relación tensa, pero Asuka todavía valora la opinión de Shinji y Shinji se preocupa por su compañera —aún queda para llamarla amiga—.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ritsuko y Misato, por su parte, también muestran su cercanía. Ritsuko apunta que Misato estaba ansiosa y se menciona de nuevo el Segundo Impacto. Cuando pensamos en lo que vivió Misato, resulta más claro que nunca por qué está tan determinada a triunfar, a lograr lo que en el caso de su padre, salió mal.

Pero claro. Esto es Evangelion y descubrir demasiadas cosas sobre los Ángeles en el episodio 10 sería un problema importante de guion.

Sandalphon, entre horrísonos sonidos —que suenan al llanto de un bebé ralentizado—, ha comenzado a nacer. Quizá porque ha llegado el momento o porque se ha percibido en peligro. Su tamaño y fuerza le permiten romper la jaula y no queda otro remedio que abortar la misión. Hay que eliminar a Sandalphon antes de que pueda abandonar el volcán.

Solo que Asuka no tiene armas. Shinji tiene que enviarle su propio cuchillo, que llega justo en el último instante para nuestra piloto pueda atravesar a Sandalphon. Si queremos, podemos verlo como un reflejo de la ayuda final que nunca tendrá Asuka en EoE, porque aquí se pone a llamar a Shinji y él le arroja un arma… Y hasta acude después a salvarla, cuando Sandalphon destruye los cables que la sacan del volcán antes de morir. Pero no antes de que Asuka se ocupe por su cuenta y en las peores circunstancias posibles, perdiendo miembros y sin casi movilidad, de Sandalphon. No por nada es la mejor piloto de todos los niños. Y, por supuesto, se recupera la lección que Asuka le dio a Shinji —¡colaborar salva vidas!—.

Creo que es interesante ver lo impactada que está Asuka ante la idea de morir. Tanto que ni siquiera sufre pánico. Porque la posibilidad de triunfar y acto seguido fallecer ese demasiado ridícula. Absurda. Como cierta pelea del final de EoE. Y lo peor es que se trata de una muerte horrible, por la presión del volcán antes incluso que el propio calor del mismo. Más que para añadir tensión a la escena, que también, esto refleja bastante la personalidad de Asuka. No hay resignación, ni miedo, ni frustración, solo shock. Porque no es una muerte en combate, ni tampoco nada digno. Es una casualidad. Si hubiera matado unos instantes antes a Sandalphon, este no habría podido romper los cables. O si se le hubiera ocurrido antes la idea. Y, sin embargo, a pesar de haber ganado, va a morir.

Solo que Shinji se arroja al volcán, sin protección —pensemos en cómo ha tenido que descender la Unidad 02 para que la lava y la presión no la afecten. Shinji se ha lanzado con su propia unidad sin perder ni un instante y él no lleva un traje protector como el de Asuka. Es decir, ha sufrido en sus carnes todo el descenso—, para salvarla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y Asuka no se enfada, no se siente ofendida (como le pasará con Rei más adelante) porque Shinji la haya salvado. Ni siquiera hay verdadero alivio. Solo una mirada y tono cálidos que parecen una respuesta a la sonrisa en el episodio anterior de Shinji, cuando por fin empezó a notar cierta conexión con Asuka.

Sin hacer inciso en el drama, ni nada similar, terminamos con una escena cómica —¡y Pen-Pen nos honra con su presencia!— en los baños termales que Misato le ha prometido a Asuka una vez cumpliera su misión. Resulta curioso cómo Shinji ha pasado de odiar el baño a estar encantado con él. Imagino que su especial resistencia a tener piel de cangrejo tras pasar por altísimas temperaturas tiene algo que ver en su nueva apreciación del agua caliente por contraste con la lava. O quizás solo es que Shinji se siente más cómodo a solas que en la bañera de Misato. Con todo, es agradable saber que, incluso si es por fanservice, Misato y Asuka pueden llegar a caerse bien por unos minutos. Y tras bromas innecesarias sobre las crecientes hormonas de Shinji, cerramos un episodio bastante intenso con una escena que nos recuerda que, a pesar de todo, GAINAX no pierde la oportunidad de aprovechar casi cualquier escena para dar detalles a los personajes o desarrollar la historia.

Hemos comentado que Misato se ha comportado de forma especialmente radical e insensible en este episodio. También se ha mencionado más de una vez los efectos del Segundo Impacto, aunque sin entrar en detalles. Por primera vez, quitando que es amiga de Kaji y Ritsuko, averiguamos algo más sobre Misato: resultó herida en el Segundo Impacto. ¿Qué provocó esa cicatriz? Bien, eso todavía queda por ver. Pero se nos está dejando muy claro que Misato no está por estar, ni tampoco que lucha por la Humanidad porque debe hacerlo.

Y, de paso, se nos insinúa también que el pasado de Asuka no es normal. Hay algo detrás. De nuevo, se deja para más tarde, pero siempre es bueno saber que no se nos introduce el elemento escolar y la comedia sin incidir en que hay un motivo para que Asuka esté en la serie —aparte de por ser un grandísimo personaje—.

El episodio finaliza con esta conversación. Hasta ahora se ha trabajado la dinámica de Shinji y Asuka, así como de Kaji y Misato, en el próximo episodio volveremos a un personaje que se ha dejado mucho de lado: Rei.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: