Analizando Neon Genesis Evangelion #23 (2/2). Rei III. Lágrimas

Y por fin terminamos el episodio 23 de Evangelion. Lo primero que vemos tras la explosión es a la EVA 01 hundida en la arena. Shinji contempla, incrédulo, cómo su amiga acaba de convertirse en cenizas. Me encanta el efecto que usan con el LCL; hace tanto calor que vemos cómo la imagen tiembla. Imaginad lo agónico que ha debido ser para Rei en los instantes antes de desaparecer.

Misato anuncia, con voz entrecortada, que la operación ha terminado.

Es el mayor fracaso de NERV. Y no porque no pudieran haber hecho nada, que probablemente habrían podido hacer algo de tener tiempo para averiguar dónde se encontraba el Núcleo, o de haber hecho subir a Shinji antes que a Asuka. Pero ahora no importa, porque Misato no ha podido hacer un milagro. Nadie, ni Shinji, ni Gendo, ni Misato han sido capaces de evitar que un Ángel los sobrepase totalmente.

Pero es peor. Misato ha arriesgado innumerables veces las vidas de los niños, de NERV, de la ciudad. Siempre llevada por su deseo de vencer a los Ángeles, de vengar a su padre, de encontrar un motivo para seguir adelante. ¿Y qué tenemos? Una niña muerta. Seguro que recuerda un poco a lo que vivió ella en su momento, a cómo luego estuvo a punto de perder en varias ocasiones a Shinji. A cómo cada vez vencen más por suerte que por otra cosa.

Los Ángeles la han derrotado y, lo que es peor, no la han matado a ella. No ha sido como Zeruel, tan destructor, tan monstruoso que se puede llegar a entender, a perdonar, que NERV no pudiera hacer nada. ¡Era un Ángel que ni intentó llegar a Adán/Lilith! Un Ángel que, de haber triunfado, habría traído de vuelta a todos los demás y porque a nadie se le ocurrió nada mejor, Rei se suicidó, sacrificó su vida por Misato, por todos. Podríamos interpretar que hasta suplantó a Misato, siempre tan dispuesta a llegar al extremo, a morir con tal de detener a un Ángel.

Qué carga más terrible debe ser esa para una mujer que quiso ser guardiana, mentora, madre.

Pero lo único que se nos muestra es a Misato enfrentada a una pantalla emborronada por la explosión. Un plano larguísimo que nos la va mostrando, temblorosa e incapaz de mostrarse al público porque está en plena negación:

—Apresurad la operación de rescate por la superviviente.

—Si hay una, querrás decir.

Recordad que Ritsuko conoce el secreto de Rei y que es consciente de que volverá con un cuerpo nuevo. Así que ¿por qué esta crueldad? ¿Por qué si planean igualmente traer a Rei? Porque Ritsuko se está empezando a venir abajo, porque, quizá, está cansada de saber que Rei (igual que su madre con Yui) siempre estará ahí. Porque empieza a agotarla el sistema. Pero también porque Ritsuko siempre ha sido la cara realista, dura, científica de Evangelion frente a la intuición, imaginación y radicalidad de Misato. Esos 0.0000000009% de oportunidades de vencer que menciona no están puestos solo por la gracia, sino para demostrar el tipo de carácter que siempre ha tenido Ritsuko. Por eso ahora sabe que Rei… Rei está muerta. Al menos le hace el favor de reconocérselo frente a Misato por un instante, por mucho que sea Ritsuko quien la va a sustituir y a fingir lo contrario durante un corto tiempo.

Misato se vuelve hacia ella, llorando, pero ahora es Ritsuko quien nos aparta la vista.

Se corta el episodio y aparece el título de la segunda parte. Rei III. Si nos solucionan hasta ponerle el nombre, ¡qué amables!

Se ha formado un nuevo cráter por el que se filtra le agua. El escenario es terrible, como es normal tras esa explosión. Y, si os fijáis bien, cuando encuentran el Entry Plug (que ha salido disparado), podéis ver la mano calcinada de Rei.

Es imposible que haya sobrevivido.

—Lo que ha pasado aquí queda clasificado como alto secreto. Traed el plug. Deshaceos de lo demás.

Pero oh vaya, nadie puede saber que Rei está muerta. Así que se librarán del cuerpo y de todo lo demás.

Entre tanto, SEELE nos hace un resumen de lo sucedido hasta ahora pero, sobre todo, dicen lo más importante: se acerca el final de la serie. Por eso solo queda un último enemigo. Un último Ángel que aparece en los Manuscritos del Mar Muerto. De verdad que me gustaría poder leerlos para ver qué pone, porque nosotros sabemos que SEELE se está frotando las manos: al fin y al cabo, poseen a ese Ángel desde hace 14 años, le han  dado aspecto humano y lo han manipulado para que sirva a sus propósitos.

Pero volviendo a la conversación, resaltan que Ikari ha provocado demasiados problemas. Perder la Lanza de Longinus es una grande. Pero, además, ¿la EVA 00? SEELE no quiere más problemas cuando les queda tan poco para adquirir el poder de los dioses y sus miembros se plantean sustituir a Gendo.

—Necesitamos otro sacrificio humano para contrarrestar a Ikari. —Y necesitamos a alguien que sepa la verdad.

La imagen salta a Ritsuko. SEELE ha comentado que, sin duda, Gendo es consciente de por qué le devolvieron a Fuyutsuki. Porque, indirectamente, Kaji se presentó y se dejó matar sin esfuerzo al rescatarlo, cuando ellos esperaban (y quizá Fuyutsuki también) que Gendo diera un paso en falso para ayudar a su mano derecha. Si dejaron volver a Fuyutsuki es porque ya tenían ciertas pruebas de que Gendo está jugando contra ellos y querían dejárselo claro.

Pero ahora quieren algo más. Asegurarse de que, mientras ellos dan el golpe final con Kaworu, Gendo se está quieto durante un tiempo. Que él les demuestre que sigue estando por debajo y les entregue a alguien cercano, de confianza, lo suficiente para estar al tanto de los proyectos de SEELE.

¿Y quién va a ser esa sino Ritsuko?

Ritsuko contempla una foto donde aparece su yo más joven, que tiene una expresión fría y distante, y luego desvía la mirada hacia el otro extremo, donde está, detrás de Naoko, Gendo. Un Gendo joven que, ¡cuidado, es una trampa!, está sonriendo. Su madre queda fuera del encuadre, pero sigue ahí. Porque la situación se está repitiendo. Las dos usadas, manipuladas sexual y emocionalmente por un hombre que no duda en vender a Ritsuko al mejor postor y está convencido de que aun así no le traicionará.

Pero Ritsuko quiere algo más. Sabemos que mira con malos ojos la abierta sexualidad de Misato y que lo considera superficial, algo incómodo. Ella no quiere sexo con Gendo. Quiere amor.

Quiere, quizá, lo que este nunca le dio a su madre.

Algo que jamás tendrá. En serio, Ritsuko y Asuka son casi el mismo personaje en su rivalidad con una mujer maternal que falla como guardiana (Naoko/Misato) y la persecución de un hombre que nunca las corresponderá.

Por su parte, Shinji ha intentado aislarse… sin éxito. Al final se ha dejado caer en su cama, donde contempla el techo, con los auriculares emitiendo música con suavidad a su lado. Lo que acaba de suceder es demasiado brutal, demasiado inesperado y cruel para que pueda simplemente escuchar música y desaparecer. Sin duda, Shinji sabía que podían morir. Es un terror al que ha hecho frente y, como pasa en muchas ocasiones, se ha acostumbrado. ¿Por qué? Porque en las EVA el miedo no es que lo maten a él o a sus compañeras. El daño lo recibe la EVA, al fin y al cabo. Lo que siempre estuvo en juego era el fracaso, la humanidad, sus amigos dentro de NERV.

Pero no una compañera, en teoría refugiada en el lugar más segundo del mundo como Hogwarts. Por favor, han sobrevivido a explosiones, a que les corten la cabeza y a más, mucho más. Pero Rei ha muerto. No, no solo eso. Se ha suicidado para proteger a los demás. Y él estuvo ahí, él podría haber ayudado pero se quedó paralizado, desconcertado por cómo lidiar con Armisael. Luchó, eso es cierto, pero no lo suficiente. Además, todo fue demasiado rápido. Se puede ver en la cara de Shinji. Dudo que llegara a escuchar que su amiga pretendía suicidarse. Simplemente, de pronto, brilló y luego hubo una explosión.

¿Cómo se enfrenta alguien a algo así?

Misato anuncia su llegada, pero no pide permiso y entra, como siempre hace. Solo que, por una vez, pretende ayudar. A su manera. Porque ella también está traumatizada, se siente sola y desesperada. Ni siquiera puede confesarse con Ritsuko,  no tal y como se encuentra la relación en esos momentos.

En su día, Ritsumaya, cuyo Tumblr ha borrado así que no puedo redirigiros al post, señaló en una ocasión lo freudiano de esta escena, donde la silla haría las veces de símbolo fálico. La verdad es que quiero pensar que no, pero viendo cómo es el capítulo con todo su simbolismo de sexo, me lo creo. En particular porque Anno adora jugar con los puntos de vista y no la pondría porque sí.

Así pues, se nos está diciendo a lo que viene Misato.

—Misato, las lágrimas no salen. Me siento triste, pero las lágrimas no salen.

Shinji está intentando contactar, quizá demasiado traumatizado o asqueado consigo mismo para levantar sus defensas. Misato ha venido, ¿no? Así que está bien hablar con ella. Solo que Misato ha perdido a su amor, ya no tiene a su amiga cerca y ha fallado en su rol como guardiana. No es buena madre, no sirve para ese papel, como ya ha quedado claro.

Y en momentos de total y absoluta tensión, cuando ya no depende el mundo de ella, Misato recurre a lo material. Se emborracha, huye del mundo, o tiene sexo. No sabe consolar, no sabe que debe dejar que Shinji hable, decirle que es normal, que ya llorará, que no es mala persona. Que las lágrimas no demuestran nada. Que a veces duele demasiado para llorar.

En su lugar, Misato, una mujer de 28 años que nunca ha aprendido a desarrollar relaciones personales —no sin huir, como hizo de Kaji cuando supo que le empezaba a gustar—, le dice:

—Shinji, esto es todo lo que puedo hacer por ti ahora mismo.

Extiende la mano hacia él. Anno adora los planos con las manos. En el opening salen y muchas veces se apunta a las manos de un personaje para imaginar su situación emocional. Shinji siempre está abriendo y cerrando la suya, como intentando agarrar su coraje, su decisión. Shinji da o recibe puñetazos, coge puñales y mandos para matar Ángeles. Sin embargo, no se la entrega a otra persona.

Por eso es tan importante que deje que Kaworu le toque la mano y que, en EoE, aparte a Rei de la postura sexual para estrecharle (que no tomarla como hacen Kaworu o Misato) la mano.

El caso es que en Japón, estos movimientos son… evidentes. Tomar la mano de una persona es algo íntimo. De ahí que Shinji no lo confunda ni de lejos con lo que aquí sería un consuelo, un «estoy contigo».

Sabe que Misato está intentando tener sexo con él, así que se aparta con un grito y le da la espalda.

—¡Para! ¡Para, Misato!

Por la voz de Misato es evidente que está afectada. Su única salida, y ha debido planteársela de alguna forma seria dentro de su destrozo emocional, ha fallado. Ya no sabe qué hacer, menos después de un acto tan horrible como intentar (aunque sea con «buenas intenciones») tener sexo con un menor de 14 añitos para que olvide su pesar. Y eso sin contar el estado mental de Shinji, por supuesto.

La imagen que sigue juega un poco con la del segundo episodio. La sombra de Misato casi sobre Shinji. Shinji dándole la espalda, fingiendo que no la escucha. Y qué diferente, cómo ha evolucionado, crecido y caído la relación de ambos hasta ahora.

«¿Pero debe sentirse solo? ¿Las mujeres le dan miedo? No, le da miedo la intimidad con otras personas.»

Exacto. No creo que a Shinji le den tanto miedo o respeto las mujeres como que siente puro terror al contacto físico y sexual, porque eso implica intimidad. Además, acaba de vivir una situación donde un Ángel se ha transformado en una Rei gigante y desnuda que ha tratado de poseerlo por dentro. No, Misato, no está abierto a tener sexo, ni con adultas, ni con niñas, ni nada. No lo estaba antes y ahora mucho menos. Porque nadie se abre antes —ofrecer sexo no es abrirte, no en el caso de Asuka o de Misato, por ejemplo, pues la una lo busca para sentirse reconocida y la otra para evadir el sufrimiento—, nadie le dice las palabras de Kaworu (vibrad conmigo, que ya casi estamos aaaaah).

Kaji no llegó a hacer eso por Misato, no hasta el final, pero por eso es la protagonista junto a Shinji. Los dos tienen miedos muy similares y unos intereses románticos que se presentan de forma comprensiva, que aceptan sus defectos y sus partes buenas. Solo que Kaji vive bajo otra máscara y Kaworu bajo un cuerpo, digamos, falso.

Me estoy volviendo a adelantar, pero creo que son detalles importantes para dejar asentados antes de saltar al siguiente.

Así pues, Misato intenta buscar a PenPen para recibir algo de cariño. Pero… Pen Pen la ignora, tumbado, dándole la espalda. Como acaba de hacer Shinji. Y llega a la conclusión que he comentado arriba:

«Ya veo, no importa con quién. Soy yo la que se siente sola.»

Y buscará consuelo en otras personas para sentirse mejor ella. De modo que se merece, al menos en el caso de Shinji, el rechazo.

No podemos olvidar a Gendo, que era la persona más relacionada con Rei. No vimos su reacción ante su muerte, pero sabemos que se preocupaba hasta cierto punto por ella y no quería que sufriera cuando su EVA 00 se tornó berserker. Por otro lado, Gendo es el hombre que utilizaba a una niña de la apariencia de 14 años y mucha menos edad real, que la veía desnuda en el mismo tubo que contempla ahora, y que, si EoE nos está dando las indicaciones que probablemente da, quizá abusó de ella más de lo que ya hemos visto. Espero de corazón que no.

Detrás de Gendo, Fuyutsuki murmura:

—Ella es el producto de mi desesperación y, al mismo tiempo, el vehículo de tu esperanza incluso ahora. Al final supongo que era irracional por mi parte esperar que olvidaras.

¿El producto de mi desesperación? No me cabe duda de que Fuyutsuki sabe que Rei es un clon de Yui —y esto se confirma por la fuerza más adelante, cuando vemos en qué habitación están—, por lo menos a estas alturas, y que nunca le hizo gracia que Gendo la rondara. El resto de la frase está bastante claro. Porque Gendo no está sufriendo, no de forma abierta al menos. Al contrario que con Yui, puede traer de vuelta a Rei y no importa que sea vagamente distinta, porque lo que importa es que Rei seguirá siendo Lilith y será útil para el proyecto final.

¿Cómo va Gendo a dejarla escapar?

Pasamos a otra escena. Suena un teléfono. Pero no es Kaji, así que Misato no tiene fuerzas para contestar. Está exactamente igual que al principio, frente al mismo ordenador, rodeada de basura, sumida en la total depresión. Y se ha pasado la noche así, bebiendo café (que siempre representa a Kaji), intentando consolarse en medio de su soledad y de la tremenda sensación de fallo. Por cierto, es una imagen que refleja bastante la soledad de Ritsuko, también sola en su mesa contemplando el pasado.

Solo que al final, responde. Y se lleva la sorpresa de su vida.

Como para resaltar la idea de que Misato y Shinji son muy parecidos, este se ha quedado en la cama, prácticamente sin moverse. Ni siquiera se ha quitado el uniforme. Misato lo despierta a gritos y saltamos al hospital, a la salida de una sala de nervios craneales. Lo primero que tenemos que hacer es preguntarnos: ¿qué? Rei es un pollo a la brasa, ¿por qué la han llevado a algo para el cráneo? ¿Qué pintan ahí?

¿Qué diantres hace Rei allí, mirando por una ventana?

Cuando Shinji corre hacia ella, llamándola «Ayanami», Rei reacciona. Siempre he tenido curiosidad por saber hasta qué punto Gendo le ha dado instrucciones y dónde acaban los recuerdos de la primera y segunda Rei. En cualquier caso, fijaos en su aspecto. Rei está… vendada. En el ojo, en el brazo. Casi como la primera vez que la vimos. Solo que nosotros sabemos que su cuerpo quedó calcinado. ¿A quién pretenden engañar con algo tan absurdo? Rei debería tener, como mínimo, toda la piel quemada, no un brazo roto y una aparente rotura de cráneo, por mucho que su cabina saliera volando por ahí.

Cuando volvemos a verlos, hablan separados por una gran distancia. Recordad cómo le afectó a Asuka verlos sentados juntos en la estación de tren, cómo Shinji sonreía. A pesar de su alivio, a pesar de la felicidad de verla viva, hay un abismo entre ambos. Puede que sea la culpabilidad, la impotencia que sintió Shinji. O simplemente no quiere invadir el espacio personal de Rei. Aprecia que su padre no anda por los alrededores, cosa que supongo que le alivia porque no parece que su relación haya ido a mejor (o a peor) después del ataque de Zeruel, y salta a:

—Gracias por salvarme.

—¿A qué te refieres?

—¿A qué me refiero? Sacrificaste la Unidad 00 para salvarme.

—Ya veo, así que te salvé.

—Sí… ¿No lo recuerdas?

—No, solo es que no sé. Probablemente porque creo que soy la tercera.

Para empezar, pensad en el sentimiento de culpabilidad de Shinji. No es que se haya elaborado una historia romántica en su cabeza donde Rei lo ama y se sacrifica por él, donde se da a sí mismo más importancia de la que tiene. No, Shinji es consciente de que lo hizo por salvarle. El peso de saber que tu amiga se ha matado por ti no debe tener límite, en especial si nos retrotraemos al episodio donde por fin consiguieron conectar gracias a Ramiel. En Shinji diciéndole que no diga adiós, porque no quiere que se muera, no quiere que se sacrifique ni por él ni por nadie.

Así pues, Rei necesita píldoras para sobrevivir. O su cuerpo se viene abajo, como se ve en EoE… O como se verá en breves. ¿Esto la hace menos humana? ¿Justifica de alguna forma que se la use como un juguete? Porque eso es lo que se ha hecho siempre con ella. Creándole cuerpos enfermizos, que parecen incapaces de contener el Campo A.T. de una diosa como Lilith.

—Sí, Rei nació aquí. El agua y la luz que forman el subconsciente de Rei deben deberse a una fuerte impresión de este lugar.

De acuerdo, la luz clara y azulada que aparece relacionada con Rei puede tener que ver con esto pero… ¿El agua?

Misato, dirigiéndose con frialdad a Ritsuko como «doctora Akagi» señala que no ha venido a ver esto, así que continúan de largo… Y llegamos al horror.

Se encienden unos focos y una máscara con numerosos ojos al estilo la EVA 00 y 02 nos contempla. Después vemos un árbol de sephiroth rellenado con innumerables restos de EVAs. Es un cementerio para todos aquellos prototipos que no consiguieron llegar a la estabilidad de la EVA 00. A menudo ignoramos lo que esto significa. Ya sabemos que las EVA son criaturas orgánicas, sin más personalidad que las almas de las madres que se encuentran en su interior. Sin embargo, nos están mostrando un cementerio. Durante años, NERV ha experimentado con criaturas vivas, arrojándolas a un vertedero, como señala Ritsuko, negándole la humanización que le concede Shinji a estas criaturas, cuando no cumplían sus expectativas.

Y para que comprobemos que Ritsuko quería hacer daño, que el fantasma de Yui a través de Rei la persigue, dice:

—Aquí también fue donde tu madre desapareció. Puede que no lo recuerdes, pero creo que también estuviste mirando en el mismo momento en que tu madre se desvaneció.

Lo cual termina de confirmar la idea de que en la cruz central fue donde tuvieron clavada a Lilith durante años antes de lograr extraerle, de la mitad inferior, a la EVA 01. Es decir, que Yui casi con seguridad se fusionó con la EVA cuando aún era parte de Lilith, lo cual podría —hasta cierto punto— explicar por qué Gendo acabó controlando el alma de Yui y no de Rei, además de la idea poética de que dos de las madres más importantes de Evangelion compartan aspecto y giren alrededor de Shinji.

Y pobre, pobre Shinji. ¿A quién le puede extrañar que acabe al borde de la locura? Este episodio ya debería haberlo dejado por los suelos con la invasión mental, la muerte de Rei, el intento de sexo de Misato y ahora ir a un cementerio donde Ritsuko le deja claro que su madre desapareció.

Que sí, que estuvo relacionada con NERV desde el principio. Que su padre tuvo algo que ver. Poco a poco, gracias a esta información y a una vaga intuición, Shinji llegará a adivinar dónde está el alma de su madre. Para los que piensan que es demasiado denso o corto, debería decir bastante, ya que no cuenta ni de lejos con la información que tenemos nosotros.

Misato amenaza a Ritsuko, pero esta sonríe. No es una sonrisa feliz. Sabe que Misato no disparará, porque aun no le ha mostrado nada. Así que les lleva hacia la cápsula, ahora apagada, donde Rei solía flotar para conectarse con los Dummy Plug. Ritsuko promete mostrar la verdad y aprieta un mando. Atentos a que pone: Dummy Plug Main Plant —es decir, que hay más plantas— y aparecen nombres de Rei, desde la 4 a la 14.

Entonces, se encienden las luces una vez más y vemos el origen del agua a la que se refiere Ritsuko. Un mar de LCL, del líquido primordial. Resulta que el sitio donde hacían que Rei alimentara los Dummy Plug es el centro de un acuario, de una cárcel de cuerpos iguales al suyo. Si siempre están apagados, no tenía por qué verlos pero ¿quién dice que no los veía surcar en medio de la penumbra, sonriéndole, a la espera…de sustituirla?

—¿Rei… Ayanami?

En cuanto menciona su nombre, las Rei reaccionan. Las Rei miran. Que alguien se levante y se atreva a decirme que Shinji no debería tener pesadillas, no debería estar horrorizado —no debería rechazar a una Rei gigante que se alza sobre él por segunda vez en EoE— tras esto.

—Esto son dummies. Nada más que partes de Rei. El ser humano encontró a Dios y, en su alegría, intentó hacerse con él. Es por eso que se dio un castigo divino. Ocurrió hace quince años. El Dios desapareció entonces. Pero intentaron revivir a Dios por su cuenta. Ese era Adán. Y, a partir de Adán, crearon a la gente. El resultado fueron las EVA.

—¿Gente? ¿Son humanas?

—Sí, son humanas. Las EVAs no tienen almas intrínsecamente, pero tienen almas humanas incrustadas en su interior. Todas fueron extraídas. El único recipiente que contuvo un alma fue Rei. Ella fue la única que nació con un alma. La Cámara del Guf estaba vacía, sabes. Estas cosas que se parecen a Rei no tienen alma. Solo son recipientes. Por eso voy a destruirlas. Porque las odio.

Despacio. Despaaacio. Que es mucha información de golpe. La primera parte de la explicación de Ritsuko creo que no deja mucho lugar a la confusión. Los humanos encontraron a Adán y asumieron que era un dios y al intentar toquetearlo, se dio el Segundo Impacto —un castigo divino—. Pero los humanos insistieron y empezaron a clonar a Adán hasta obtener a las EVA. La EVA 01 fue un caso particular porque parece haberse extraído de la carne de la propia Lilith, pero el experimento salió tan mal que el resto de EVAs siguieron siendo clones de Adán, sin mezclarlas con otra Semilla de Vida.

De las EVA ya sabemos que nacen sin alma y les meten dentro las de las madres, extraídas de los cuerpos originales. Así, gracias al sistema de los nervios de las EVA y la conexión con el hipotálamo, donde se albergan recuerdos, se logra una conexión entre hijo y madre.

Entonces entramos en terreno de especulación. Ya hablé antes de las Cámaras del Guf y las almas. Gente más inteligente que yo y más dedicada a Evangelion no ha logrado dar con una respuesta concreta a qué se refiere Ritsuko. Si asumimos el sentido hebraico de las Cámaras del Guf, donde se albergan las almas, entonces al decir que se han vaciado significa que ya no habría más almas humanas —recordad, Lilith es la madre y puede reclamar las almas, es normal pensar que también las creó o dio a luz— y que no habrían nacido más niños vivos desde que Rei I apareció en 2004. Y lo cierto es que no vemos niños pequeños (pero la hermana de Toji existe, aunque no conozcamos su edad concreta, igual que las hermanas de Hikari).

Sin embargo, sin duda el corte en seco de nacimientos por todo el planeta habría sido, no sé, un tema a resaltar. Así que quizá pase que Ritsuko habla de forma metafórica o no tiene muy claro qué es lo que está pasando, como suele ser habitual en Evangelion, donde se confunde a Lilith con Adán y los límites entre Ángeles y humanos son delicados. Tanto que la serie terminará señalando que la Humanidad es el último Ángel.

El caso es que el alma de Rei no es otra que la de Lilith, de modo que aunque asumamos que la Cámara del Guf de la diosa es la Luna Negra —donde se encontró a Lilith— y, por tanto, podría haber sido extraída de su interior… Rei no termina de ser humana. Es una diosa. No tiene mucho sentido compararla con los seres humanos y su ciclo de renacimiento.

Lo único que está claro es que Gendo logró crear un clon de su esposa que albergó el alma de Lilith. El resto de clones acabaron vacíos porque el alma estaba ya en un recipiente y solo con la muerte de este se puede trasladar a un nuevo cuerpo.

Y como Evangelion es un cliclo y Ritsuko sigue los pasos de su madre a pesar de todo, no puede soportar a Rei. Sadamoto lo llevará al extremo de que intenta asfixiarla. Aquí se limita a eliminar sus clones para asegurarse de que no pueda volver si muere de nuevo.  El término que aparece es Destrudo Release. Destrudo es un término del psicoanálisis que se refiere al impulso destructivo opuesto a la libido. Os dejo por aquí un link por si tenéis curiosidad. Es probable que Ritsuko haya permitido que los cuerpos se vengan simplemente abajo por un mecanismo de autodestrucción, como se insinúa aquí.

Las Rei comienzan a deshacerse, sumergidas en la sangre de la madre Lilith. La imagen del brazo de una de las Rei deshaciéndose recuerda bastante al oscuro granate con el que vimos por primera vez la mano de la EVA 01, allá por el primer episodio.

Misato, horrorizada, apunta de nuevo a su amiga con la pistola y le pregunta si sabe lo que está haciendo.

—Sí. Las estoy destruyendo. No son personas, solo tienen la forma. Pero aun así he perdido ¡contra estas cosas! ¡No pude ganar! Solo necesitaba pensar en él y podía aguantar cualquier tipo de humillación. ¡No me importaba lo que le sucediera a mi cuerpo! Pero él… él… Y yo lo sabía también. ¡Soy una estúpida! ¡De tal madre, tal hija! ¡Las dos somos unas estúpidas!

En su desesperación por amar a Gendo ha deshumanizado a Rei —porque es a ella a quien odia, aunque solo pueda arrojar su rabia contra los cuerpos— considerándola una mera cosa, porque es incapaz de vencerla, de competir con ella. Rei siempre será más importante para Gendo que Ritsuko, aunque no se dé cuenta de que Rei, a su vez, siempre estará por debajo de Yui.

¿Cómo se ha venido tan abajo? ¿SEELE se aseguró de que supiera de la traición de Gendo y la dejaron ir sin más? Por EvaGeeks corre la teoría de que Ritsuko sufrió una violación por frases como «no me importaba lo que le sucediera a mi cuerpo» y cómo podía soportar cualquier clase de humillación mientras sintiera que era importante para Gendo. No una simple sustituta, algo supo desde muy temprano que sería. El caso es que dudo que se haya dado una violación. Algunos dicen que como se han dado violaciones mentales y metafóricas, es lo lógico, pero siguiendo esa regla de tres, Misato debería ser víctima de un acoso sexual, y no es el caso. Además, si Ritsuko hubiera sido violada, Anno se encargaría de explicárnoslo de alguna forma visual, aunque no pudiera mostrarlo gráficamente.

Por tanto, el no me importa lo que le sucediera a mi cuerpo casi sin duda tiene que ver con la humillación de SEELE y con que Gendo solo la apreciaba en términos sexuales y por su habilidad. Tanto ella como su madre se engañaron, pensando que lograrían algo más de Gendo.

En su lugar, Gendo la entregó, seguramente convencido de que podría superar un interrogatorio. Pero también debía saber que había muchas probabilidades de que Ritsuko muriera. Y no fue para salvarse a sí mismo, sino para proteger a Rei.

Se nos deja ver, por un instante, a Shinji. Shinji, que ha sido víctima de los Ángeles, de su padre, de Misato, y ahora de Ritsuko. Y a pesar de la sangre, de que lo hayan arrastrado para hacerle daño a otra persona, a su padre, mira con profunda lástima a Ritsuko mientras la mujer grita. Al fin y al cabo, solo quería el amor de su padre.

Como él.

—Si quieres matarme, hazlo. No, seré feliz si lo haces.

—Eso sería estúpido de verdad por tu parte.

Misato baja su arma, Ritsuko cae de rodillas y rompe a llorar. Solo queda la tragedia de las personas poseídas por las EVA…  Como la misma Misato.

Y hasta aquí el episodio 23, que no podría ser más descorazonador y revelador en tantos aspectos que esta segunda parte ha alcanzado las 15 páginas de extensión.

Por cierto, si echáis un vistazo al preview, aparte de ver al glorioso Kaworu, podréis comprobar la falta de animación y que se comparten directamente bocetos. Esto se debe en parte a que Evangelion se hacía sobre la marcha pero deja alguna que otra duda sobre qué estaba pasando con el dinero por ahí.

P.D.: en realidad no es nada nuevo, porque viene pasando desde bastantes anteriores. Es más, en otros episodios no se muestra nada, solo bocetos de un fondo. Pero se nota que al episodio 24 le pusieron amor.

P.D.2: KAWORUUUUUU.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

  • Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture. También escribo relatos (cuando puedo) y he publicado algunos que podéis encontrar en Goodreads.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¡Volver arriba!
Mistral Chronicles