Analizando Neon Genesis Evangelion #18. Elegir un destino

Abrimos el nuevo episodio de Evangelion con la EVA 03 crucificada sobrevolando el océano, rumbo a Japón. Una vision para nada ominosa, desde luego, haciendo justicia al simbolismo del número de su piloto.

El mal augurio que trase consigo la EVA parece haberse afectado de antemano al hogar de Misato. Shinji se prepara para ir a la escuela, pero Asuka se ha adelantado, sin duda con la intención de evitarle a él y, quizá también, a la propia Misato.  decidida a no encontrarse con ella. Misato podría explicarle la situación a Shinji, pero lo deja correr, usando un cliché machista como barrera protectora: no te preocupes, Shinji, de todas formas seguramente no vas a comprender los sentimientos de una mujer.

¿Y si lo intentaras y te sorprendieras, Misato? Quizá ayudaría a que los niños se llevaran mejor y se intentaran ayudar el uno al otro, además de a impedir que Shinji sintiera que las mujeres son seres aparte y comenzara a cosificarlas.

Pero lo cierto es que, si bien Asuka es la que está más desconectada de la familia, hay una clara incomodidad entre Misato y Shinji, para lo cual remito al análisis anterior. Se ve que no han tenido una conversación como dios manda después de que este sobreviva, por muy poco, a una experiencia traumática. Eso, es inevitable, causa una brecha. Pero cuando Shinji le pregunta por la explosión en Nevada, Misato se sincera e intenta animarlo. En temas de trabajo quer no tienen que ver con el chico se siente segura.

Sin embargo, una vez dice aquí estamos a salvo, está llamando muy fuerte a la tragedia. Además, todavía no se decide a contarle que su mejor amigo va a ser piloto, como él.

—Pero ¿qué hay de la prueba?

—Ritsuko estará allí, no habrá ningún problema.

—Pero ¿y qué hay del piloto?

De hecho, es muy descarado cómo está intentando ocultarle todo porque Misato se va a Matsuhiro para realizar las pruebas de activación de la EVA 03 y, aun así, insiste en no hablar de Toji y desvía la conversación hacia que Kaji se ocupará de cuidar de él y de Asuka.

Puede que albergue la esperanza de que Toji no sea el candidato escogido.

Pen-Pen juzga muy fuerte a Misato y la cámara salta a una perspectiva asfixiante, incómoda, de Shinji y Misato. Ella aparece sobre un escalón, por encima de Shinji, cruzada de brazos y a la defensiva. Parece que se va a decidir a hablar cuando Kensuke les interrumpe para suplicar a Misato que le deje ser el piloto de la Unidad 03. La cara de Misato lo dice todo. Y la ironía de la situación es dolorosa.

Al final, Misato reconoce delante de Ritsuko que le da miedo ser franca con Shinji, porque nunca sabe cómo va a reaccionar el chico. Teme hacerle daño y no sabe cómo enfocar la situación. Aquí podríamos coger la faceta de Misato como madre «fallida», tan típico entre los progenitores de Evangelion, pero al menos lo intenta. El problema es que te lancen, de pronto, un niño de 14 años al que te toca cuidar como si fuera tu hijo. Hay un vacío enorme de experiencia, de roce, donde cuesta determinar roles, sobre todo si tienes que enviarlo cada ciertos días a morir.

Y en especial si tus palabras han estado a punto de provocarle la muerte por imprudente, cuando antes podía ser algo menos confiado, pero se las apañaba muy bien pilotando.

Entonces Ritsuko recalca el escaso entusiasmo de Toji ante su futuro trabajo. Al contrario que Kensuke, el muchacho no quiere ser piloto, pero lo hace por su hermana. Por esa niña que casi murió al principio de la serie y que fue la causa indirecta de que atacara a Shinji y, luego, se hicieran amigos. En otras palabras; Toji es muy consciente de lo que le espera, porque recuerda bien lo que vivió dentro de la EVA, y tiene más cabeza que Kensuke para comprender que es muy posible que acabe muriendo.

Completamente ido, Toji apenas participa en las conversaciones de sus compañeros. Aun así, hace un esfuerzo por mantener cierta normalidad, burlándose de Asuka y Shinji.  Pero la tensión se puede cortar con un cuchillo y ella responde a gritos, para la estupefacción del resto de la clase y… No, Rei, no poses así. No. Ya tienes suficiente Gendo en tu vida como para imitar su forma de posar.

Pero, hasta cierto punto, es apropiado, porque está valorando la situación, que es lo que hace Gendo la mayor parte del tiempo antes de dar un paso. Y Rei lo va a dar. Porque ha cambiado. Ya atisbamos esta evolución cuando desobedeció órdenes directas para intentar salvar a Shinji, pero ahora es inconfundible si tenemos ojos para verlo. Rei no se ha movido por nadie a menos que fuera por órdenes hasta hace realmente poco.

Y ahora se acerca a un deprimido Toji, al que no conoce, de quien no es amiga, y a pesar de que este busca estar solo, para intentar… ¿qué?

Toji asume de inmediato que está buscando a Shinji. Ni se le pasa por la cabeza que él pueda ser el motivo por el que Rei ha roto su silencio.

—El único por el que te preocupas es Shinji.

—¿Ah, sí? Quizás tengas razón.

—La tengo.

Ah, Toji es agudo al darse cuenta de que Shinji es el único que no sabe que ha sido nombrado piloto… pero no tanto como para entender a Rei. Sí, se ha preocupado por él. Ha intentado acercarse. No buscaba a Shinji, solo intentaba tenderle una mano a Toji.

Por desgracia, Rei tiene muy poca experiencia acercándose a alguien, no digamos ya para consolar o servir de apoyo.

Pero lo ha intentado y eso es lo que importa.

Hikari, por su parte, había traído el bento para Toji (evidentemente no son las sobras) pero por una vez, él se salta el almuerzo. Y al día siguiente, no va a clase. Se queda reflexionando sobre los puñetazos que le dio a Shinji. La culpabilidad, la sensación de que todo está mal se apoderan de él cuando cierra un puño. Ya ni siquiera se molesta en jugar al baloncesto, como hacía vagamente en el episodio anterior. Podríamos decir, hasta cierto punto, que la infancia se ha terminado.

Con todo, Toji no es el único que sufre.

Para la gente que piensa que Asuka no es buena persona, lo siguiente que vemos es que le va a hacer compañía a una Hikari muy deprimida y ansiosa por hablar con Toji. Un detallito pequeño que me gusta bastante es cómo, mientras contemplan la puesta de sol, el astro mayor está situado más cerca de Asuka que de Hikari.

Es una lástima que una conversación de amigas tenga que girar alrededor de un chico, pero vaya, es comprensible y también bonito pensar que Hikari confía lo suficiente en la borde y arrogante Asuka como para abrirse en un tema tan delicado. Durante la charla, Asuka nos da una lección sobre lo bien que conoce a Shinji, lo denso que puede ser y lo mucho que le cuesta relacionarse con la gente.

Hikari teme que a Toji le guste Rei. Asuka rápidamente se apresura a descartar sus suspicacias:

—Esa chica es un millón de veces más densa que Shinji para relacionarse con la gente.

Y no se equivoca. Rei es terriblemente densa en algunos aspectos. Sin embargo, Asuka infravalora su capacidad de aprendizaje y adaptación, y es que Rei aprenderá mucho más rápido que Shinji…

Por desgracia, todos sabemos cómo acaba la maduración de Rei. 

Sin embargo, aquí estamos hablando de cómo Asuka hace sonreír a Hikari, la tranquiliza y le aplana el camino hacia Toji, aunque no entienda cómo le puede gustar, ni siquiera cuando la chica dice quele gusta su amabilidad.

Es fácil pensar en Toji acosando al chico recién llegado, comportándose como un imbécil respecto a roles de género, pero también hay que considerar que es el que más ha luchado contra lo que se le ha impuesto. A su manera, buscó ser amigo de Shinji, acompañarle y apoyarle. El mero hecho de que sea un piloto es por amabilidad, por intentar salvar a su hermana.

Toji es uno de los primeros personajes adolescentes en aprender a librarse del Dilema del Erizo en el sentido de que comprende y no se aísla por miedo a recibir daño… sino a hacérselo a los demás.

Solo es ciego en lo que se refiere a valorarse a sí mismo, al pensar que Rei no se preocuparía por él.

Horas más tarde, ya en casa, Shinji trata de entablar conversación, pero Asuka rápidamente lo corta. Seguro que podéis entenderla. Ya no es solo que no quiera hablar de Toji, sino que cuando uno es adolescente (o en cualquier momento) y está haciendo algo, a veces simplemente no apetece que te interrumpan. Mucho menos una persona concreta. Decidme que nunca habéis sentido esa explosión adolescente de irritación y de dejadme en paz. Pues Asuka en vez de mandar a Shinji a la mierda, cambia de tema y deja claro que no quiere hablar.

La falta de comunicación es abismal en este episodio, de ahí la insistencia con los cables telefónicos. Nadie quiere contarle a Shinji que Toji es el siguiente piloto y en parte es por guion, pero también porque si Toji no lo ha dicho, ¿qué derecho tienen ellos a hablar? Misato sería la única con cierta responsabilidad como jefa de los críos, pero Asuka prefiere dejar el tema de lado… también porque sabe que Toji le gusta a su amiga. Y bien, ser un piloto no es fácil. No es seguro.

El diálogo de fondo sobre rupturas suena mucho, por cierto, a la relación de Misato y Kaji.

Shinji y Kaji duermen en la misma habitación, espalda contra espalda, indicando una clara falta de comunicación. Debido a la última conversación que sostuvieron, nuestro protagonista tiene la suficiente confianza para preguntarle por su padre. ¿Por qué? Podríamos pensar que es porque ve en Kaji una figura paterna —aunque pueda recordar, en términos de roles, más a una materna—. Al fin y al cabo, está cuidando de ellos cuando Mamá Oso ha salido a trabajar.

Kaji también es la persona que le dijo que está bien tener miedo o incluso odiar algo y le ha confiado secretos «vergonzosos». Frente a Misato, con quien la relación está tensa, parece la mejor opción para intentar aprender algo sobre esa figura que, no olvidemos, es la que motiva a Shinji para ser piloto. Para Toji es su hermana; para Asuka, el recuerdo de su madre; Rei, por sus lazos con Gendo en particular. Shinji solo quiere reconocimiento por parte de su padre. Y solo comprendiendo a una persona puedes acercarte un poco más a ella.

Pero Shinji intenta refugiarse en un conocimiento de segunda mano. Afirma que sabe más de su padre y su madre lo cual, aunque duela, es mentira y Kaji se lo deja claro:

—La gente no puede entender a los demás por completo. ¿Quién sabe si podemos llegar a entendernos a nosotros mismos? Entendernos unos a otros a cien por cien es imposible. Por supuesto, es por eso que gastamos tanto tiempo intentando entendernos a nosotros y a los demás. Eso es lo que hace la vida interesante.

—¿También es cierto para ti y Misato?

Esa pasivo agresividad, Shinji… Aunque vamos a decir que Kaji se lo merece. El chico solo quería saber, y Kaji ha preferido darle una lección filosófica porque es más fácil que mojarse un poco.

Entonces Kaji, cogido por sorpresa, mete una machistada como una casa convirtiendo, a partir del kanji kanojo, a la mujer en la Otra, en el típico nadie puede entender a una mujer. Y en principio me molestaría, si no fuera porque la disposición de Kaji y Shinji espalda contra espalda es intencional. En general, Evangelion sitúa a los personajes de tal forma que podemos verlos a ambos reaccionando a las palabras de la otra persona sin necesidad de saltar de plano en plano. En parte por presupuesto, pero también porque así siempre sabemos qué está pasando.

Que ambos estén de espaldas no es casual. La cámara nos permite saltar a Shinji cuando Anno no quiere que veamos la cara de Kaji. Sabemos cuándo está confiado porque sonríe con calma. Pero ahora lo vemos sorprendido, puede que dolido, y la cámara huye de él para solo mostrarnos a Shinji. Kaji se ha vuelto a poner su máscara de Don Juan y se ha refugiado después de darle una patada en el culo a Shinji sobre relaciones. Muy bonito.

—No entiendo a los adultos.

Tampoco nosotros nos entendemos, Shinji, no te preocupes.

En Matsuhiro, todo se está poniendo a punto para activar la EVA. Parece evidente que están preparados para que algo salga mal. Quizá por eso no la llevaron directamente a NERV, por ser extranjera y porque su hermana menor explotó por todo lo grande.

Y si os preguntabais a qué me refería con que Evangelion suele poner a los personajes de tal forma que podamos verlos a ambos reaccionar a conversaciones, tenéis este ejemplo de Ritsuko y Misato:

Misato murmura acerca de que con cuatro EVA podría destruir el mundo y mira con una sonrisa agresiva a Ritsuko. Vaya, vaya. ¿Indirectas hacia el final de Evangelion? Ritsuko, muy tranquila, cambia la conversación hacia donde sabe que hará daño y le pregunta si todavía no le ha contado nada a Shinji. Misato, apartando la mirada, responde que lo hará al caer la noche.

Se anuncia la llegada del Cuarto Niño y Hikari, con su bento, espera por segunda vez con nerviosismo a que aparezca Toji. Imagino que quiere adelantarse y asegurarse de que puede comerlo durante el descanso… a ser posible, juntos. Con una sonrisa triste, se lo ofrece a Asuka al imaginarse que el muchacho no va a aparecer. Igual de deprimido, Kensuke se pregunta quién pilotará la Unidad 03, ahora que por fin ha aterrizado en Japón.

—¿Quizá es Toji? Hoy ha faltado, después de todo.

—¡No puede ser!

Y en cuanto cambiamos de escena, viendo cómo el Entry Plug penetra a la EVA 03, empieza a sonar la música. En este momento sabemos que todo va a salir mal. ¡Ni un respiro para el pobre Toji! La EVA abre sus ojos y vemos que tiene venillas enrojecidas, pero nada similar a una pupila. En general, los cascos de las EVA parecen cubrir los ojos, pero aquí podrían dejar que nos asomemos para que, en vez de brillo, veamos lo que hay debajo.

Y nos asustamos porque los ojos en blanco se suelen usar para las posesiones.

Las luces se tornan rojas, algo falla en cuanto la EVA empieza a funcionar y entra en sincronización con Toji. Ritsuko da la orden de eyectar el Entry Plug, pero no es posible: el Ángel… está justamente ahí y provoca una brutal explosión.

Ya sabemos qué sucedió en Nevada con la Unidad 04.

Gendo prepara las EVA para enfrentarse a la amenaza y volvemos a ver cables de comunicación… Jugando a que no, no tenemos ninguna en esta ocasión. Al menos no en el caso de Shinji

En cuanto este se entera de que ha habido un accidente en Matsuhiro, lo primero que hace es preocuparse por Misato y el resto del grupo. Y esta escena me encanta porque habla bastante de la evolución de nuestros protagonistas: Shinji no tiene ni idea de qué pueden hacer si Misato no está para liderarlos, para el fastidio de Asuka —pensemos en la rivalidad que tiene con ella—. Entonces ¡Rei! ¡Abre! ¡Una! ¡Comunicación! A pesar de que nadie le ha pedido una opinión. Sí, aparece de lado, sin mirar a nadie directamente, pero ¡aparece para responder a Shinji!

Por desgracia, es para hablar de Gendo, ¡pero no quita mérito! Hasta cierto punto, resulta muy interesante porque Shinji y Rei empezaron con mal pie porque Shinji no confiaba en Gendo. Ahora la relación había empezado por fin a mejorar —¿un poquito? No mucho— y no podía pasar en peor momento que Gendo tome el mando.

Mientras la EVA 03 se acerca, Gendo intenta evacuar a Toji de su interior. No por proteger tanto al piloto como para intentar dejar fuera de combate a la EVA. Tened en cuenta que está funcionando sin su batería; el Ángel debe estar proporcionándole energía sin que se hayan llegado a fusionar sus Núcleos. En ese caso habríamos tenido una EVA 01 o similar.

Sin éxito. El Ángel, Bardiel, impide que el Entry Plug pueda salir mientras controla a la EVA 03. Nunca se nos llega a explicar qué es lo que ve o siente Toji. Makoto nos da a entender que, aunque respira y le late el corazón, debe estar completamente fuera de combate. Qué significa eso es difícil de imaginar, ya que ni siquiera en Rebuild nos muestran qué ocurre cuando te posee un Ángel. Si es una experiencia similar a la que vivió Shinji en el Mar de Dirac, entonces Toji es consciente de todo lo que pasa y no puede evitar que lo controlen. Sin embargo, si se aproxima más a lo que experimentó Asuka en 2.22…

Gendo toma una decisión muy racional, hasta cierto punto casi inevitable; hay que abandonar la EVA porque ¿y si explota de nuevo? ¿Y si abre un Mar de Dirac y se los traga a todos como pasó en Nevada? Podría haber dado orden de que las EVA se centraran en extraer el Entry Plug, priorizando a Toji, pero dada la capacidad de batalla de las Unidades, lo prioritario es asegurarse de que no permitan que llegue a Tokio-3 y, mucho menos, a Lilith.

Dios mío, han hecho a la EVA gigantesca, literalmente como una montaña.

Shinji, por supuesto, vacila. Cuando hace preguntas, Gendo deshumaniza a la EVA y ni siquiera la señala como Ángel, sino como «objetivo». Pero Shinji se pregunta si hay un niño dentro como ellos. Asuka va a decirle que sí, que Toji es el piloto, pero por distraerse la EVA 03 la deja fuera de combate en un instante.

A Asuka, la más preparada y más hábil de los pilotos. Por suerte, fue lo bastante ágil para eyectarse fuera de la EVA antes de que Bardiel la eliminara. Rei es la siguiente. Podría haber atacado a Bardiel desde atrás, pero su mano… Vacila. Sabe que dentro está Toji.

—Está dentro… Él.

Y no dispara. Porque, por mucho que Toji piense lo contrario, Rei se preocupa por más personas que Shinji.

Bardiel, con todo, es más rápido y listo. Con una especie de propulsión hace saltar a la EVA, y así entendemos cómo cogió a Asuka por sorpresa, y rápidamente inmoviliza a Rei. Hasta intenta contagiarla por un brazo, igual que pasó con Ireul. Gendo ordena que corten el brazo infectado y mientras Maya protesta que deberían cortar primero las conexiones nerviosas podría directamente haberlo hecho en vez de perder tiempo. En su lugar, arrancan el brazo a Rei. Un importante foreshadowing de lo que pasará en End of Evangelion, cuando a Rei III se le caiga el brazo frente a Gendo.

Bardiel continúa su camino, dejando a Rei herida, y se dirige contra Shinji. Así, la situación fuerza al pobre a ser la única barrera contra su amigo. De nuevo frente a cables telefónicos, Shinji vacila en disparar a la EVA 03 aunque está a unos pasos de él. Pronto esa «conexión» se va a cortar del todo en un reciclaje del salto berserker de la EVA 01 de la batalla contra Sachiel. Llegamos incluso al punto de que los brazos de Bardiel se estiran y recuerdan un poco a los de Sachiel —que, por cierto, rompió el brazo izquierdo de la EVA 01— en lo alienígenas que resultan y cómo sacuden a Shinji. Ciiiiiclos.

Bardiel asfixia lentamente a Shinji, iniciando el recurso del ahogamiento que tanto adora Evangelion. Lo interesante aquí es que Gendo no permite que la sincronización de Shinji se baje y deja que siga sufriendo porque quiere saber qué diantres está haciendo. Pero, atentos:

—Shinji, ¿por qué no peleas?

Ah, Gendo, el dolor. Lo llama por su nombre, de forma cercana. Una bonita manipulación emocional, el reconocimiento de que su padre por fin lo valoraba como piloto. Y está fallando en su única misión, en el único puente que existe entre ambos. Gendo le resalta que va a morir, que tiene que eliminar al Ángel, y Shinji se niega. Porque para él no es un Ángel, sino una persona, y prefiere morir a matar.

Y Gendo se enfada. Llega a tener incluso un tic en el ojo. Pocas veces lo vemos tan de cerca, tan humano. Luego se levanta y se escuda tras sus brillantes gafas, pero que lo viéramos de cerca dice mucho de él como persona, como padre, más allá de dirigente de NERV. Están al borde de la ruina y Gendo no tiene interés en aquello que no lo lleve a su objetivo. Suelta su muletilla —¡me da igual! (構わん/kamawan) aunque yo lo pondría cómo a la mierda de no ser porque no veo a Gendo diciendo eso— y deja a Shinji por imposible, desconectándolo de la EVA para poner en marcha el Dummy Plug.

Este se pone de inmediato a controlar la EVA 01. Resulta irónico que una mentalidad de Rei (es decir, hasta cierto punto, Yui) se haga cargo de la Unidad. También está bien pensado que sean dos entidades ajenas las que toman el control de las EVA y los pobres pilotos solo pueden ser víctimas pasivas de lo que sucede. Toji acaba destrozado, como su hermana, por culpa de la EVA 01 —los accidentes de la batalla contra Sachiel fueron más cosa de Yui que de Shinji, que no podía manipular a su EVA— y todo se vuelve a repetir una vez más.

La Unidad 01 asfixia a la Unidad 03. Siendo el Dummy Plug una copia de Rei, no puedo evitar preguntarme como headcanon si la muerte de Rei I no influenciaría en la reacción de devolver el ahogamiento —Naoko mató a Rei de la misma forma— o si se limita a ser un reflejo y ya. Aunque asfixiar no es la forma más simple de librarse de un enemigo; una patada o cualquier otra cosa habrían sido más eficientes.

En cualquier caso, al no sufrir, puede derrotar con facilidad a la EVA 03. Las imágenes son impresionantes, en especial porque Shinji… está viendo cómo le rompe el cuello. Y sabe que eso lo sufrirá el piloto dentro. Acaba de romperle el cuello a una persona.

Y Gendo sonríe.

La animación de la muerte de la EVA 03 es brutal. Nos muestra lo básico sin regodearse en exceso en vísceras. Como mucho vemos que un ojo sale volando a lo Berserk cuando la EVA 01, pura muerte y destrucción, le destroza la cabeza, con casco incluido, de un mero puñetazo. El Dummy Plug parece sacar lo peor de las personalidades que tiene en su interior, como pasará luego con las arpías, y por eso resultan muchísimo más eficientes que los pilotos como tal. No hay sentimientos, no hay humanidad, solo destrucción.

La luz en ROJO, gritando «alto», mientras chorrea sangre. Un grito mudo de auxilio.

Nos guiamos más por la pesadez de los sonidos, por los gestos de la EVA 03. Por eso resulta tan impactante, porque deja mucho a la imaginación… cosa que Rebuild, por desgracia, no sabrá respetar. Desde luego, a veces la falta de presupuesto saca las mejores obras y el exceso de dinero limita increíblemente la creatividad y tiende a crear un producto genérico y mediocre. No estoy pensando en el Hobbit, no.

Entonces, el Dummy coge el Entry Plug de Toji, infectado por el Ángel, mientras Shinji grita y grita y suplica a Gendo que detenga esta locura y ve cómo lo destroza con su propia mano.

Se hace el silencio.

Hikari tararea mientras prepara la comida para cuatro —¿parece que no haya madre ni padre?—. Y el silencio sigue para que todo sea todavía más crudo, sin necesidad de música que nos ordene cómo debemos sentirnos.

Saltamos de escena a Misato despierta, preguntándose si está viva. Lo primero que ve es a Kaji, que está a su lado, guardando su sueño. Acto seguido pregunta por Ritsuko. A pesar de todos los roces, de los problemas, siguen siendo amigas y por supuesto Misato no quiere que le haya pasado nada malo. En cuanto se entera de que la Unidad 01 ha destruido a la 03, la expresión de Misato habla por sí sola. El resentimiento, la culpabilidad… Todo se une y hace que, aunque está herida, decida llamar a Shinji.

¿Recordáis cómo se ha insistido en este capítulo en los cables telefónicos y en la conexión? ¿O que Shinji empieza con un teléfono que nadie le coge?

Shinji responde a la llamada de Misato. Ya anochece, pero sigue llorando dentro de su Entry Plug. No queda muy claro si es porque no le han dejado salir o si se debe a que está demasiado traumatizado para bajar. En cualquier caso, un brillo de esperanza en medio de esa pesadilla. Misato está viva. Los dos quieren confesar su pecado, no se escuchan el uno al otro. Shinji necesita consuelo, no puede terminar ni una frase.

—Misato, he… A una persona… Fue mi padre… Aunque le pedí que parara…

—Shinji. Lo siento. Lo siento.

Y, oh, entonces Shinji escucha la voz de Maya. El piloto sigue vivo. A Shinji se le ilumina la expresión. ¡No lo ha matado, a pesar de todo, esa persona sigue viva! La alegría y el alivio lo desbordan. Pero entonces ve cómo sacan a Toji del Entry Plug. Aparte de ser un momento terrible, el horror de lo que podría haber ocurrido se incrementa cuando pensamos que Anno quería matar a Toji, pero la productora se lo prohibió.

Y luego hizo caso omiso con las muertes de Rei y Kaworu.

Toji tuvo mucha suerte.

De hecho, casi podríamos considerar que el Dummy Plug le ha salvado la vida. Su cuerpo está cubierto de esa materia viscosa que parecía ser el cuerpo del Ángel. Quién sabe lo que habría ocurrido si hubiera permanecido unas horas más bajo su influencia…

Volviendo al episodio, Misato grita el nombre de Shinji una y otra y otra vez. Pero la conexión… se ha cortado. Del todo. La pantalla cae en negro, de nuevo dejándonos a la imaginación la expresión de Shinji cuando suelta un alarido que hiela la sangre. Un aplauso para Megumi Ogata por cerrar de forma tan magistral uno de los capítulos más duros de Evangelion. Por desgracia, aún queda mucho sufrimiento por afrontar.

Misato grita su nombre. Una y otra y otra vez. Pero la conexión… se ha cortado. Del todo. La pantalla cae en negro, de nuevo dejándonos a la imaginación la expresión de Shinji cuando suelta un alarido que hiela la sangre. Un aplauso para Megumi Ogata por cerrar de forma tan magistral uno de los capítulos más duros de Evangelion. Por desgracia, aún queda mucho sufrimiento por afrontar.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

  • Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture. También escribo relatos (cuando puedo) y he publicado algunos que podéis encontrar en Goodreads.

4.5 4 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¡Volver arriba!
Mistral Chronicles