Guía para no perderse en el extenso mundo de IDOLiSH7

Guía para no perderse en el extenso mundo de IDOLiSH7

Juego de ritmo, anime, manga, novelas... ¿Por dónde empezar?

De un tiempo a esta parte, las franquicias de idols 2D están arrasando dentro y fuera de Japón. Generalmente, tienden a empezar en un medio (videojuego, CD drama, anime) y con el paso del tiempo terminan abarcando un amplio abanico de posibilidades para que prácticamente cualquiera pueda meterse en ese infierno fandom. Un claro ejemplo de ello es IDOLiSH7.

IDOLiSH7 es un juego de ritmo para dispositivos móviles desarrollado por Bandai Namco Online y Geechs que vio la luz en agosto de 2015. Atrajo la atención del público en gran parte por su reparto de seiyuus (KENN, Wataru Hatano, Atsushi Abe, Saitou Souma…) y por los diseños de sus personajes, dibujados por nada más ni nada menos que Arina Tanemura (Kamikaze Kaito Jeanne, Full Moon wo Sagashite). Tres años y medio después, IDOLiSH7 tiene una adaptación de anime con una temporada completa (y otra de camino), tres OVAs en su canal de Youtube, varios manga, novelas, un videojuego para PS Vita, conciertos, varios singles, algún que otro álbum, photobooks y suficiente merchandising como para inundar, no sé, Andorra. Ya sea de una forma u otra, hasta una cabra montesa alejada de las redes sociales puede dejarse caer en la tentación de unirse al fandom.

Tras la promesa de idols 2D con voces de calidad, diseños de Arina Tanemura y mercha —mucho mercha— tengo a las cabras de todas la geografía española alteradas. Y eso que ni siquiera he dicho todavía de qué va la franquicia.

La historia de IDOLiSH7 gira alrededor del grupo de idols llamado —redoble de tambor— IDOLiSH7. Sé que nadie lo vio venir. El grupo está formado por siete cantantes que se unen a Takanashi Production con la esperanza de triunfar en la industria del espectáculo. Como era de esperar, no lo tendrán nada fácil. La empresa que les ha contratado es pequeña y no cuenta con muchos contactos —ni hablemos de medios económicos— y su manager, Tsumugi Takanashi, es tan novata e inexperta como ellos ya que acaba de empezar a trabajar en la compañía de su padre. Eso sí, todos les ponen muchas ganas… Más o menos.

Los siete integrantes de IDOLiSH7 son Iori Izumi, Yamato Nikaido, Mitsuki Izumi, Tamaki Yotsuba, Sogo Osaka, Nagi Rokuya y Riku Nanase. Los presento en este orden y no cualquier otro porque el equipo de guionistas tuvo la brillante idea de numerarlos. Así es, todos tienen un número del 1 al 7 escondido en sus nombres. Además, cada uno tiene un símbolo musical que les representa. Seguir un tema con los nombres ayuda a recordarlos con más facilidad y los símbolos sirven para subir los stats de las cartas en el juego.

Estos personajes empiezan siendo bastante planos e incluso estereotipados pero evolucionan que da gusto a lo largo de la historia. Iori, a pesar de ser el más joven, es quien se toma todo más en serio y es bastante mandón. Por el contrario Yamato, el más mayor, es un tipo muy relajado que insiste en actuar como el «Onii-san» o hermano mayor del grupo y es el líder oficial precisamente por su edad. Le gusta beber alcohol y así le veremos en más de una carta. Mitsuki es el enérgico hermano mayor de Iori, aunque por su apariencia cualquiera diría que es el más joven de todo el grupo. Se esfuerza mucho, aunque no tiene tanto carisma o talento como el resto. Tamaki, por el contrario, es más joven de lo que su estatura da a entender y tiene una actitud de lo más infantil. Mataría por un king pudding. Sogo parece el normal del grupo y es una fuente de paciencia infinita hasta que se le suelta un cable y… pasan cosas. Y si le das alcohol, despídete de cualquier atisbo de normalidad. Nagi parece un príncipe azul hasta que abre la boca y descubres que es un extravagante guiri otaku que, eso sí, se cree un príncipe azul. Por último está Riku, el centro de IDOLiSH7, que canta como los ángeles y es un «must protect» de manual.

Juntar a siete chavales que no se conocen de nada —obviando a los hermanos Izumi— y pretender que se lleven bien desde el principio es misión imposible. Salta a la vista que sus personalidades son muy diferentes e iremos descubriendo que también lo son sus motivos para unirse al grupo. Eventualmente Tsumugi —que se va a ganar el cielo como pastora de este rebaño— irá logrando unirles con mucha paciencia y alguna que otra tila y así IDOLiSH7 acabará por llegar al público. Por el camino se encontrarán sus primeros rivales en su camino a la gloria, TRIGGER.

 

Numerados del 8 al 10 —para seguir con la temática—, tenemos a Gaku Yaotome (líder con fama de ligón), Tenn Kujou (centro angelical) y Ryuunosuke Tsunashi (bestia erótica víctima del fanservice) como integrantes del grupo TRIGGER de Yaotome Production. Por motivos que no voy a spoilear, su jefazo le tiene tirria al jefe de Takanashi Production y se dedica a azuzar a los chicos de TRIGGER para que antagonicen a IDOLiSH7 porque puede.

Es una trama sencilla que podemos encontrar en prácticamente cualquier anime de idols, pero lo interesante no es saber si los protagonistas llegan a mirar a los Backstreet Boys por encima del hombro o si Tsumugi acabará comprándose una isla por el Caribe para hacer un nada humilde retiro espiritual. Lo que realmente atrae de esta historia yace en sus personajes. Cada uno se presenta a las audiciones de Takanashi Production con un motivo diferente, con sus propias aspiraciones. El verdadero tesoro para este fandom es poder seguir la evolución de los miembros de IDOLiSH7, así como la del resto de personajes, e ir descubriendo cada pequeño detalle de sus pasados y cómo estos influyeron en sus formas de ser en el presente. Ya comenté un poco por encima las impresiones que dan al principio. ¿No os da curiosidad preguntaros cómo crecen?

La cuestión es, ¿por dónde empezar? Vamos a hablar un poco de cada «plataforma» para ver qué ofrece cada una y cuáles son las mejores para zambullirse en el mundillo de IDOLiSH7.


Juego para Android y iOS

Como ya comenté más arriba, IDOLiSH7 nació en este formato hace unos cuantos veranos. El mecanismo de juego es similar a otros del mismo estilo como Love Live! o Tsukipara. Básicamente hay que completar canciones con equipos formados por cartas que se consiguen haciendo audiciones (o scout). Según subes de nivel, irás desbloqueando la historia principal que, a su vez, desbloqueará nuevas canciones. Suena simple… Porque lo es. Hasta que te pones en modo competitivo y te das cuenta de que nunca te salen las cartas que quieres en los scout. La culpa es de Banri, pero ya hablaré de él más adelante.

La historia principal se divide en varias partes, que son como temporadas. En la primera, asistimos al nacimiento de IDOLiSH7 y su rivalidad con TRIGGER. Re:vale, un grupo ligeramente más veterano, se une a la historia en la segunda parte. Por último, la tercera presenta a ZOOL —y ahí se quedan los pobres, porque solo tienen un par de cartas de scout cada uno y sus eventos brillan por su ausencia—. Próximamente saldrá la cuarta, que ya veremos qué nos deparará. Al finalizar cada una, se desbloquean las historias extra de eventos que ocurren entre los capítulos de la misma. Una de esas historias está animada en la OVA IDOLiSH VIBRATO 3 del canal de Youtube de BANDAI NAMCO Arts Channel con subtítulos en varios idiomas, incluido el español.

Si bien la historia de IDOLiSH7 es buena, lo más innovador del juego son sus rabbit chats. Cada carta tiene uno y se desbloquean al subirle la amistad a la misma usándola en las canciones. Como su propio nombre indica, son chats que Tsumugi tiene con los personajes en relación con lo que cada carta representa. Elementos como este hacen que haya quien crea que esto es un otome, pero nada más lejos de la realidad. No vayáis pensando que todos se lanzan a los pies de la muchacha en busca de amor. De hecho, la mayoría solo quiere amistad y el chico de la tienda de soba que se parece a Gaku, pero no es tan atractivo como el cantante, solo quiere que le pague el pedido. Volviendo a la temática de los chats, puede que hablen de cómo transcurre una fiesta de cumpleaños, de alguien que se queja de su traje en algún evento o  tal vez comentan cosas de su vida diaria como haría cualquier persona. Son muy agradables de leer y ayudan a comprender cómo actúa cada personaje en privado con Tsumugi. Poder ver cómo se expresan todos con total libertad en la intimidad de los rabbit chats es genial para conocerles bien a fondo e incluso para ir evaluando su desarrollo. Se podría decir que esa aplicación de chat es el primer lugar donde cada uno se quita su máscara, actúa con naturalidad y abre su corazón a la manager. Lo mejor de todo es que puedes centrarte en un idol y leer chats suyos hasta que te hartes.

Aquí viene lo malo: para leer los rabbit chat necesitas cartas.

Para tener cartas hay que hacer scout.

Para que te salgan en scout las cartas que quieres, tienes que hacer sacrificios a Banri.

Banri Ogami es el senpai de Tsumugi en la agencia. Si bien sale en la historia principal, su papel en el juego en sí es ayudarte en el tutorial y mantenerte informado de las novedades que vayan surgiendo. Ah, sí, cuenta la leyenda que también es quien decide tu suerte en los scout y, por si fuera poco, te vende las piedras necesarias para hacerlos si te da el impulso consumista y no tienes suficientes con las que puedes conseguir de forma gratuita en eventos y misiones. Conviene tenerle contento para que te salga tu husbando/hijo/loquesea, pero lo más probable es que te lleves una decepción porque su sueldo en Takanashi Production no le llega para comer y vive a base del lucrativo negocio del tráfico de piedras de scout. Es peor que cierto manager de cierto anime que comenté en su día.

Suena dramático, pero una servidora sigue esperando su copia de Yamato de Joker Flag, que está en los scout desde hace más de tres años.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volviendo al tema de la historia, este es sin duda el mejor método para entrar en el idol hell fandom al ser el más completo y actualizado. Es la única forma que tenemos para llegar a apreciar el desarrollo de los personajes y tiene miles de extras en forma de rabbit chat. Lo malo es lo de siempre: el juego está en japonés y hay que buscar las traducciones en internet. Por suerte no hay que indagar mucho ya que son de fácil acceso, especialmente en inglés.

A más de uno le dará pereza empezar con el juego. Es lógico: primero hay que descargar una aplicación de Android para poder bajarse el juego sin tener acceso a la Play Store japonesa, subir niveles, sufrir la morosidad de Banri en los scout y darlo todo en eventos para que al final no entiendas lo que te dicen. Puede parecer arriesgado empezar por aquí si no estás acostumbrado a este tipo de cosas, así que sigamos con otras formas de conocer IDOLiSH7, que las hay.


Adaptación al anime

La adaptación es lo que su propio nombre indica: un resumen apresurado de toda la primera parte de la historia en apenas 17 episodios. ¿Por qué 17? Porque la abreviación de IDOLiSH7 es i7 y se parece al número 17. De ahí que los días 17 y el 7 de enero (1/7) sean considerados los días grandes para la franquicia y Banri lo aprovecha para hacer el mal grandes anuncios. Ya os acostumbraréis si decidís uniros a la secta familia.

El opening y el ending son preciosos, los seiyuus hacen un gran trabajo y la música está genial. La animación en sí no está del todo mal aunque a veces da la impresión de que una de esas puntiagudas barbillas vaya a salirse del monitor para clavarse en tus ojos, pero es cuestión de gustos. Podréis pensar que estoy exagerando pero, ¿desde cuándo soy una persona dada a la exageración?

Eh…

Corramos un tupido velo, por favor.

El caso es que la animación es buena y se puede disfrutar sin problemas. A pesar de lo apresurado que resulta el ritmo, llega a cubrir todas las bases para que un fan que conoce la historia se lo pase bien viéndola siempre que no tenga unas expectativas excesivamente elevadas. Hay que ser realistas: no se puede adaptar una historia tan larga y completa con todos sus extras —sin mencionar los pobres y olvidados rabbit chats— en un anime que dura como temporada y media.

Se podría decir que la animación es una puerta de entrada al fandom pero, como en todo, de poco sirve quedarse en el umbral. El anime no muestra prácticamente nada de la evolución de los personajes y se queda un poco con sus imágenes estereotipadas que mencioné al principio del artículo. Sí, las desarrolla en parte, pero hay que leer las historias del juego para llegar a conocer a cada uno. La diferencia entre el comportamiento de un mismo personaje en la historia original y en la adaptación es brutal.

Si os da palo jugar sin tener antes garantías de que IDOLiSH7 os va a enganchar, recomiendo ver la serie. Si os gusta, os animo a seguir con el juego y las OVA porque la animación, por su tiempo limitada, es cuanto menos engañosa. No creáis que conocéis a un personaje solo porque os gusta en el anime. Os podéis llevar muchas sorpresas.


Manga

IDOLiSH7 tiene dos series de manga. La primera, titulada simplemente IDOLiSH7, corre a cargo de Nokoshi Yamada. Por otro lado están las adaptaciones de las novelas de Bunta Tsushimi dibujadas por Arina Tanemura. De estas últimas, TRIGGER: Before The Radiant Glory y IDOLiSH7: Pídele un deseo a una estrella fugaz han llegado a España gracias a ECC ediciones. Ya hablaré de ellos más adelante en una reseña… Probablemente.

Ni el manga de Yamada, ni las novelas de Tsushimi, ni sus adaptaciones de Tanemura siguen la historia de forma lineal. Se trata más bien de extras que conviene leer una vez se ha visto el anime o, mejor aún, tras leer las historias del juego. Son una terrible forma de empezar en el fandom. Si bien el manga de TRIGGER empieza narrando su formación y esto puede hacer pensar que sirve como iniciación, el lado que muestran de esos personajes es muy diferente al que conocemos al principio de la historia original. De hecho, a mitad del tomo aparecen los chicos de IDOLiSH7 y, para alguien que no les conoce, costaría mucho entender la forma en que ambas bandas se relacionan.

Before The Radiant Glory se adaptó en forma de dos OVA llamadas IDOLiSH VIBRATO 1 y 2, disponibles con subtítulos en varios idiomas en el canal de Youtube de BANDAI NAMCO Arts Channel.


Otros medios

Por si un juego de ritmo, una animación que ya está esperando su segunda temporada, unas cuantas OVAs, novelas y varias series de manga no fueran suficientes, IDOLiSH7 cuenta con unos cuantos ases más en la manga.

IDOLiSH7 Twelve Fantasia! es el videojuego que BANDAI NAMCO sacó para PS Vita en febrero de 2018. La trama transcurre entre la segunda y tercera parte de la historia principal, así que contamos con los siete chicos de IDOLiSH7, los tres de TRIGGER y los dos de Re:Vale (Momo y Yuki, con los kanji correspondientes a los números cien y mil respectivamente). Si hacemos la suma obtenemos doce. De ahí el título, supongo. Los cuatro integrantes de ZOOL no salen en el videojuego ni se les espera. En serio, que paren ya con el bullying.

Como es de esperar, Twelve Fantasia! está en japonés, así que tengo poco que decir de él porque tampoco es que haya encontrado muchas traducciones. En cualquier caso, no es recomendable jugarlo sin tener conocimientos previos de las dos primeras partes de la historia del juego de ritmo.

Por otro lado, durante 2017 se publicaron una serie de photobooks para celebrar el cumpleaños de cada uno de los personajes (solo de los doce de siempre elegidos, que creo que ZOOL ni existía aún en esa época) en los que se recopilan imágenes (de cartas, básicamente) del cumpleañero y datos personales del mismo. Las portadas de los photobooks vuelven locas a las cabras que llevo mencionando a lo largo de todo el artículo. Y no solo a las cabras.

Evidentemente, no puedo escribir acerca de IDOLiSH7 sin hablar de su música.

Hay cuatro grupos aunque parece que solo sean tres en IDOLiSH7 y cada uno cuenta con su propio estilo. El grupo protagonista se divide en ocasiones en sub units, lo cual da aún más variedad. Todos los grupos (¡incluso ZOOL!) tienen al menos un single a la venta. IDOLiSH7, TRIGGER y Re:Vale tienen un álbum completo para cada uno, con sus respectivas ediciones limitadas y esas cosillas que tanto les gusta a los japoneses y a las cabras. ZOOL y su inexistente álbum están en nuestros pensamientos.

La música no aporta nada a la historia, como es de esperar, pero eso significa que cualquiera puede disfrutarla. Aunque no os gusten los juegos de idols, puede que acabéis enganchándoos a sus canciones porque, como ya dije, IDOLiSH7 (y compañía) tiene un reparto de seiyuus envidiable. Quizás encontréis un grupo acorde con vuestros gustos musicales.


IDOLiSH7 es uno de los muchos juegos de idols 2D que han florecido en los últimos años. Si bien la trama en un principio no es nada del otro mundo, sí cuenta con elementos que lo diferencian del resto. Los rabbit chats, por ejemplo,hacen que conozcamos mucho mejor a los personajes sin caer en el género del otome ya la mayoría no muestran ningún tipo de interés romántico hacia Tsumugi. La adaptación al anime ha hecho que mucha gente entre al fandom pero, desgraciadamente, no saben lo que se pierden al no haber leído las historias del juego.

Como resumen, podría decir que IDOLiSH7 tiene idols preciosos diseñados por Arina Tanemura que evolucionan que da gusto, música variada con seiyuus que lo petan dan todo y varias formas de disfrutar del fandom. Manga, novelas, anime… ¿Qué más necesitáis para darle una oportunidad?

Antes de acabar, quiero resaltar que la historia que IDOLiSH7 presenta es, como suele ocurrir en la gran mayoría de los fandom de idols 2D, una versión idealizada de realidad de la sórdida industria de los idols a la que dedicaremos un artículo en el futuro.

Dicho esto, jugad y llorad por la tacañería de Banri.

 

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Escribo sin pensar.

2 comentarios en “Guía para no perderse en el extenso mundo de IDOLiSH7

  1. Y yo que amo a los de Re:vale y mi amado Yamato!!! Kyahh es tan ….. me enamora con su sonrisa y me encanta su personalidad.

    • ¡Gracias por el comentario! Debería ser una persona seria e imparcial pero Yamato es mi favorito de i7 y se me va la vida pensando en lo mucho que quiero al Oniisan. Re:vale no me llama tanto, quizás porque les he leído menos, pero sin duda estoy de acuerdo con lo de Yamato. Hay que quererle.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: