Analizando Neon Genesis Evangelion #25. Un mundo que se acaba No me rechaces. No me abandones. No me mates...

Analizando Neon Genesis Evangelion #25. Un mundo que se acaba No me rechaces. No me abandones. No me mates...

¡Aquí estamos! ¡A un capítulo de terminar la serie de Evangelion! Y como falté la semana pasada porque Windows decidió destrozarme el ordenador, os traigo 18 páginas de análisis para que os aburráis y entendáis el por qué divido los ensayos. Eso sí, tenemos que preguntarnos… ¿Qué demonios pasa con estos episodios? ¿Por qué una trama regular, que con el anterior episodio dejó claro que estábamos al borde de una apoteosis, de pronto entró en esta espiral de bocetos, filosofía y brutal introspección?

Dinero. Quizá. Otros problemas, como tener que lidiar con un guion que habla de una organización (SEELE) que provoca el Fin del Mundo y que tuvo muchas similitudes con cierto ataque terrorista que traumatizó a la sociedad japonesa. Así que ¿qué quedaba? Podrían haber hecho lo que Madoka Magica y retrasar el final de la serie unas semanas. No lo hicieron y optaron por cambiar la historia. Desconozco los motivos. Si queréis profundizar un poquito en la producción de Evangelion podéis echar un vistazo a este video. Es fascinante pensar cómo los episodios se escribían semana tras semana un poco sobre la marcha.

El caso es que tenemos la Complementación, vista desde dentro. El resultado son muchas escenas recicladas y reutilizadas de forma masiva con la excusa de flashbacks o de despertar ciertas emociones concretas. Hay animaciones diferentes, nuevas, muy asfixiantes y bien tratadas. También se nos deja asomarnos a lo que estaba planeado para el final de la serie. Pero, desde luego, nada de todo esto alcanza el extremo de la improvisación del episodio 26.

Personalmente me gustan bastante los dos episodios finales por el mensaje que dan, a pesar de que no los veo necesarios (quitando el caso de Misato) porque casi todo ya está dicho. No es difícil entender por qué los fans se tiraron de los pelos cuando se les ofreció este cierre de la serie. Pero ya examinaremos la respuesta de los fans cuando hablemos de End of Evangelion. De momento, toca analizar.

Antes de nada aclaremos una duda. ¿Qué es una Complementación? Pues el Fin del Mundo. Es cuando una Semilla de Vida recopila las almas de sus hijos y los devuelve al caldo original, por llamarlo de alguna manera. Todas las conciencias se mezclan entre sí y se van perdiendo a sí mismas a la vez que experimentan lo que otras personas vivieron. Es decir, es una destrucción de la individualidad, un mundo sin Campos A.T. y sin la privacidad que esto supone. Se podría decir que es el Juicio Final.

Así pues, y en especial en End of Evangelion, una serie de personajes se pasean por la mente de Shinji y por la de otros protagonistas. ¿Significa eso que siempre son esos personajes? No. En ocasiones lo que vemos es la proyección de lo que Shinji percibe de esas personas. Es decir, a menudo solo observaremos conceptos, sombras, reflejos que se enfrentan a Shinji.

Confuso, ¿verdad? Bueno, es la idea. De todas formas lo profundizaremos poco a poco.

¿Qué es lo primero que vemos en este episodio? QUE NO ES HOMOSE- *se la llevan*.

El caso de Shinji Ikari comienza con Kaworu y su muerte, acompañada de la Oda a la Alegría, la Canción de la Complementación.

El chico deseó la muerte por su propia voluntad. El chico (Shinji) le otorgó ese deseo. [Se escucha el mismo sonido con el que se arrancó la cabeza de Kaworu]. El Ángel final ha desaparecido. Pero Shinji Ikari se atormenta.

Ah sí. Los fans de Hunter x Hunter sentiréis que pisáis terreno familiar. No tendremos un narrador como tal, pero sí muchas pantallas en negro con preguntas o resúmenes de lo que está sucediendo a falta de poder verlo.

¿Por qué lo mataste?

¿Qué es esto? ¿Un interrogatorio? En efecto. La Complementación es la desaparición del yo, que se va mezclando con los de muchos otros. Es decir, es la muerte. Y Rei, como diosa de los humanos, puede someter a los mismos a un juicio final. Uno en el que la persona puede vencer, reconocer sus errores… O puede perder y venirse completamente abajo en pura negación. Porque, no lo olvidemos, Rei y Kaworu pretenden dar una oportunidad a la humanidad. Sin embargo, han escogido a Shinji como representante de la misma y del espectador. Shinji debe elegir que quiere seguir viviendo. Y, para eso, toca hacer frente a nuestros demonios.

Se nos muestra la mano de la EVA 01 con las pruebas del crimen y el agua intentando borrarlas. La pregunta insiste, ahora en negro, más intensa.

¿Por qué lo mataste? ¿Por qué lo mataste? ¿Por qué lo mataste? ¿Por qué lo mataste?

Shinji ha «muerto» sintiéndose tan culpable que la Complementación empieza a atacarlo por ahí. Y a pesar de cada pausa, Shinji es incapaz de responder, cada vez más horrorizado y cerrado en sí mismo.

¿Por qué lo mató?

—¡Porque no tenía otra opción!

Mentira. Así que la pregunta vuelve.

—¡Porque Kaworu era… era un Ángel!

Es incapaz de disociarlo pues lo llama por su nombre y vacila al señalar su naturaleza.

¿Incluso si también era un ser humano?

—¡No! ¡Un Ángel! ¡Él era nuestro enemigo!

Porque si es un Ángel, se puede matar. Igual que un animal, un insecto. No es humano. Es un enemigo. Así es más fácil. Te exime de responsabilidad moral.

¿A pesar de que era humano, como tú?

—¡No! ¡No! ¡Estás equivocado!

Y aparece Rei, porque es ella quien está llevando a cabo la Complementación. Notad cómo los sonidos que resuenan al fondo de la escena son los de focos al encenderse o apagarse y que Shinji está bajo una luz violácea (como el color de su EVA), enfocado y sentado en una silla.

Es un escenario.

—¿Incluso si era una persona, justo como yo?

Porque Rei… Es lo mismo que Kaworu.

—¡No! ¡Él era un Ángel!

—¿Por eso le mataste?

—¡Eso es! Si no lo hubiera hecho, habríamos muerto. ¡Todos habrían sido asesinados!

—¿Por eso le mataste?

—¡No lo hice porque quisiera! No tenía elección.

Por eso le mataste.

—Ayuda…

Por eso le mataste.

—Ayuda…

Por eso le mataste.

—¡Ayuda!

Por eso le mataste.

—¡Que alguien me ayude!

Por eso le mataste.

—¡Por favor, que alguien me ayude!

 

Cuando suplica no recurre a Misato, ni a Asuka, ni a Rei (ni siquiera a su madre o a su padre). A quien llama a voz en grito es al chico que ha asesinado. Los flashbacks saltan a nuestra cara. Kaworu, Kaworu, siempre amable, siempre dispuesto a ayudar. El chico que lo sacó del pozo de soledad, de odio, y le dijo que había nacido para él. Que le dijo que su corazón era hermoso.

Queda patente lo que sentía Shinji y que no se perdona por haberlo asesinado. Dicho esto, ¿para qué sirve el interrogatorio? Porque Shinji debe afrontar la realidad. Podría haber elegido no matarlo. Habría tenido consecuencias feas, sí, y Gendo probablemente no se hubiera quedado de brazos cruzados. Pero no es cierto que no tuviera elección. Podría haber presionado, averiguado más, exigido respuestas antes de tomar una decisión. En su lugar, mató a Kaworu porque este se lo había pedido. Y, como es normal, se excusa en la deshumanización, en que era un Ángel. En que no tiene la culpa.

Porque Shinji está preparado para matar alienígenas, no para asumir, ni de lejos, ¡que esas cosas podrían ser parecidas a un ser humano!

Shinji se retrotrae hacia la conversación que tuvo con Misato. Esos son sus verdaderos sentimientos, la culpabilidad mezclada con el sentimiento de inferioridad.

—No hiciste nada malo, Shinji.

Pero, ah, Shinji se pregunta si eso es cierto. ¿Tiene razón Misato? ¿Puede aferrarse a sus palabras y excusar el asesinato con «no hiciste nada malo» a pesar de que, evidentemente, considera que Kaworu era una persona?

¿Qué es lo que te asusta?

—¿Lo que me asusta?

¿Qué es lo que te asusta?

—¿A mí?

¿Qué es lo que te asusta?

—Ser odiado. ¡Que me odie mi padre! Padre me abandonó. ¡Me odiaba! ¿Qué haré si la gente me odia? ¿Qué debería hacer?

Lo que define a Shinji desde su infancia no es tanto la pérdida de su madre —que sí, también. Si ella hubiera estado, Shinji no se habría aferrado tanto a Gendo—, sino el hecho de que cuando ella desapareció, su padre también. Gendo dejó de interesarse por él, así que Shinji asumió que lo odiaba. No solo eso, sino que lo sustituyó por Rei. A todos los niños se les enseña que reciben un castigo si hacen algo malo. Por eso Shinji tiene esa concepción, como Asuka o Misato, de que debe negar lo que ha hecho mal. Porque entonces será castigado, como lo castigó su padre por algo que él nunca comprendió. Algo tuvo que hacer mal para que lo abandonaran y sustituyeran ambos padres.

¿Cómo no va a marcar eso su vida? ¿Cómo no entender el terror que tiene Shinji a que todas sus relaciones acaben igual que con su padre? Por eso es tan contradictorio. Quiere ser útil para los demás porque así lo necesitarán y no lo podrán dejar de lado —por eso probaba un poco los límites al principio con Misato— pero a la vez los apartaba y se negaba a abrirse porque… ¿Y si confiaba y luego lo traicionaban?

Shinji pregunta qué debe hacer porque no sabe, no tiene confianza, no tiene nada a lo que aferrarse y asumir que lo ha hecho bien. Por eso quiere la opinión de los demás y se amolda a ella. Así se siente más seguro.

Entonces aparece en un paraje lleno de niebla entre la que asoman espinos (siento que podría aparecer el terreno de duelos de Utena en cualquier momento). Un sitio por el que uno no se puede mover sin ir a ciegas y hacerse daño. Un poco como Shinji, ¿no? O, más bien, como él considera que es el mundo. Así que, como no puede ver nada, como no sabe qué hay, se niega a moverse.

Empieza a llamar a Misato, no a su padre o a su madre, como un niño perdido. Porque si ella está con él, podrá moverse mejor. Ella lo protegerá, ¿no?

—Eh, ¿a dónde se supone que tengo que ir ahora? ¡Misato! ¡Asuka! ¡Ayanami! ¡Toji! ¡Kensuke! ¡Ritsuko! ¡Kaji! ¡Padre! Madre… Que alguien me lo diga. Que alguien me diga qué se supone que tengo que hacer…

¿Qué haces cuando no hay un adulto para darte indicaciones para moverte por el mundo real? ¿Uno que asuma la responsabilidad de tus actos por ti?

Shinji prefiere, en cierto modo, verse atrapado por la EVA 01 y toda la misión de NERV antes que seguir su camino. Por eso, cuando parece la Unidad 01, es amenazante, abrumadora, agónica. Quitando las teorías freudianas sobre la dependencia de la madre y la necesidad de rechazarla, que tanto pululan por Evangelion, esta imagen es una clara representación de cómo Shinji está atrapado por la EVA 01. Si atendemos a EoE, de manera literal, ya que Yui lo fuerza a estar en su interior cuando comienza la Complementación. La EVA 01, las EVAs en general, es una regresión, volver al vientre de la madre.

Es algo antinatural.

Aparte, por supuesto, está el tema de cómo por las EVA se ha visto obligado a destruir a la única persona a la que ama. No es suficiente con evadir unas pocas preguntas, con decirse que era un Ángel o que no hizo nada malo para lograr superar un trauma de esa profundidad. Un trauma que, para colmo, es reciente.

De pronto Shinji se encuentra en la misma situación que Kaworu. Se pone en sus zapatos, ve lo que debió ver él —o lo que vería cualquier persona aferrada a la vida y que no estuviera tan tranquila mientras se dan batallas de titanes a su alrededor. Vamos, alguien que no fuera Kaworu—. Un monstruo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

—Así que al final… ¿No tengo otra opción que pilotarla? ¿Incluso después de matar a la persona que amaba? ¿Estás diciendo que se supone que tengo que escuchar a mi padre y a todo el mundo y volver a meterme en esta cosa para pelar? ¡Madre!

¿NO VEIS QUE SHINJI NO SENTÍA AMOR POR KAWORU, QUE ES TODO COSA DE LOS FANS?

¿Es esa la respuesta que le da Yui? ¿Has matado, pero tu deber es pelear? Y por si quedaba alguna duda de que Shinji es inteligente y ya ha deducido el tema de las almas, queda más que claro en esta escena.

—¡Di algo! ¡Respóndeme!

Ah, pero no va a ser tan fácil. En particular porque Yui no forma parte de la Complementación, sino que solo aparece para juzgar a Gendo en EoE y al despedirse de Shinji. Pero eso no significa que, como diosa, no pueda acompañar algunas veces a su hijo o aparecer para felicitarlo.

Pero apostaría cualquier cosa a que esta madre terrorífica es parte de la consciencia de Shinji y no Yui como tal.

¿Por qué pilotas a la EVA?

El interrogatorio sigue. No hay forma de frenarlo. Hay que desmenuzar a Shinji y ver si es capaz de superar verse a sí mismo al desnudo.

—Porque todo el mundo me dice que la pilote.

Lo cual sabemos que no es cierto. No del todo, al menos. A pesar de que se le ha pedido, jamás se le ha obligado —no de forma radical. Evidentemente sí lo han forzado de forma psicológica, con engaños y responsabilidad. Pero no lo han arrastrado al interior y en dos ocasiones Shinji dio la espalda a NERV y volvió por su propio pie. Lo cual no tiene sentido viendo la falta de pilotos, pero en fin—.

¿Entonces es por eso que pilotas la EVA?

—Es… Es por el bien de todos, ¡¿así que qué más da?!

Así que ¿pilotas a la EVA por el todos, por los demás?

En definitiva… ¿Eres un héroe? ¿Eres un protagonista de shonen?

—Eso es. ¡Eso es algo bueno! ¡Es algo muy bueno!

¡Así que dejad de pedirme motivos, dejad de obligarme a mirarme a mí mismo y encontrar que soy egoísta! Pero ser egoísta a veces no es malo. En ocasiones… es necesario. Aunque, desde luego, no debería llevarte a pilotar a tu madre dentro de un gigante orgánico.

 

En cualquier caso, solo hay que escuchar a Shinji para darse cuenta de que está intentando convencerse a sí mismo de que lo hace por los demás, de que está anteponiendo al mundo. Y como es algo bueno, no deberían juzgarle ni preguntarle. ¿No es suficiente con salvar al mundo?

Pero…

—¡Si piloto, todo el mundo me alaba! ¡Me tratan bien!

Como ya he comentado antes, Shinji tiene una carencia total de autoestima y amor, de modo que tiene la idea de que si hace algo útil, recibirá atención y cariño.

—¡Eso es mentira! ¿Qué eres, estúpido? ¡Al final lo estás haciendo solo por ti mismo! ¡Y aquí estás, haciendo excusas otra vez!

¡Hola, Asuka! Miradla, con su traje amarillo del principio de la serie. No es nuestra Asuka, sino un eco de ella… Y que transfiere toda esa faceta agresiva y egoísta que Shinji identifica con su amiga. Una Asuka que le mira desde arriba, juzgándole y repleta de confianza en sus motivos para pilotar. Shinji ya ha reconocido que se odia, que quiere alabanzas, pero todavía dice que pilota por los demás. Ni siquiera dice que sea por ser un héroe, sino como si de verdad tuviera en cuenta a la Humanidad y fuera un mártir de la causa. Porque eso es lo socialmente aceptable.

Y es mentira. Shinji no lucha porque entienda la situación —a pesar de que muchas veces se le ha cargado con el peso de la Humanidad— o porque quiera solo proteger a sus amigos, ni tampoco es patriota ni nada similar.

—¡Solo quieres que la gente te necesite!

¡Como tú, Asuka! Lo fascinante de ambos personajes es que tienen un deseo muy similar, pero expresado y llevado de formas opuestas. Los dos vieron a sus madres morir ante sus ojos, pero Shinji era demasiado pequeño para entender nada mientras que Asuka tenía algo de más edad y también era un genio capaz de comprender la traición de su padre. Además, antes de eso sufrió la locura de su madre. Pero buscan con desesperación que los necesiten y quieran.

Por eso, a pesar de que esta no es la Asuka que conocemos, sino la que Shinji ve en sus diferentes facetas —la chica del vestido amarillo, su compañera estudiante, la niña que sale del baño y le grita a la cara—, sí está reflejando parte del deseo soterrado de Shinji. Su cara de horror, su tono deprimente al reconocer que quizá tenga razón, demuestran que Shinji no quiere caer «tan bajo». No quiere saber que lo que busca es que lo alaben en vez de situarse más en el lado de «querer ser mejor y que me reconozcan el esfuerzo».

Tal y como se presenta, es un sentimiento egoísta y, lo peor, despreciable. Porque los hombres no necesitan que los alaben, ¡los hombres se hacen alabar! Son como son, no necesitan que nadie les dé palmaditas en la espalda para saber que lo que hacen está bien.

En el momento en que Asuka toma la forma de piloto, por cierto, sí nos acercamos a su verdadero yo y no a un mero reflejo proyectado por la mente de Shinji. Básicamente se dedica a criticarle por lo mismo que siente ella y, como veremos, Asuka no se librará de tener que enfrentarse a sus propios problemas.

El público tiende a odiar a Shinji acusándolo de mediocre, llorica y demases. En realidad el problema es que, a pesar de ser un héroe que ha salvado innumerables veces al mundo, Shinji sigue siendo… vulnerable. Un niño roto, deprimido e hipócrita. Pero ¿no somos todos hipócritas? Como dice el proverbio, que lance la primera piedra el que esté libre de culpa. Todos maquillamos nuestros deseos para convencernos de que somos mejores personas y nos avergonzamos de nuestras necesidades más crudas y viscerales… Porque son típicas de un niño pequeño.

Y… ¡lo son! Ni Shinji ni Asuka han superado la infancia, ni creo que lleguen a hacerlo en mucho tiempo debido a la falta de amor, de enseñanza y cuidados que han sufrido durante tantos años.

El problema, que la serie señala —de modo bastante injusto en mi opinión contra niños manipulados por adultos y organizaciones siniestras que deben luchar contra Ángeles— es que Shinji es pasivo. No solo es que esto se asocie con una idea de femineidad (y por eso tanta gente odia a Asuka aunque tragaría mucho mejor con ella si fuera un hombre. Es rabiosamente proactiva), que por suerte tampoco se critica en términos de género (ya que todos los personajes pecan de ello), sino que significa quedarse encajonado. Esperar a que los demás hagan las cosas por ti:

—Todo lo que haces es esperar, queriendo que la gente te dé la felicidad. ¡Falsa felicidad!

—Pero eso se aplica también a ti.

¡Rei hace su aparición! ¿Qué, creíais que sólo íbamos a ver sufrir a Shinji? Este será hipócrita, pero Asuka también lo es. Asuka no puede limitarse a señalar sus propios errores, proyectarlos en otra persona y quedarse satisfecha porque es capaz de gritarlo y criticarlo. No si no te examinas a ti primero.

Y saltamos al caso de Asuka.

Lo primero que vemos es la EVA 02 en el fondo del agua. Escenas como esta demuestran que parte de lo que iba a ser EoE estaba planeado, porque durante el ataque de SEELE Misato ordenó que se trasladar a Asuka al interior de la EVA y que esta se hundiera en el lago para mantenerse a salvo.

El caso es que Asuka está como nosotros. Despojada de su agencia. No comprende por qué ha acabado dentro de la EVA una vez más. Al fin y al cabo, sus últimas memorias son de intentar suicidarse y tras aquello estuvo sedada. Como un bebé, ha sido arrastrada de un sitio a otro sin que sepa qué está ocurriendo… Y ahora se encuentra en plena Complementación. ¡Qué agradable! Al menos no recuerda lo de las arpías.

—Esta basura no se va a mover. No, yo soy basura. ¡No me necesitan! ¡Nadie me necesita! ¡Nadie necesita a una piloto que no puede controlar a su EVA!

—De modo que estás buscando encontrarte a ti misma en otros.

—¡Cállate!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rei sabe de lo que habla. Asuka, como ya hemos dicho una y otra vez, necesita que los demás la reconozcan para sentirse bien. Me gusta imaginar que Rei III se ha tomado a pecho que su yo anterior no pudiera ayudar a Asuka y por eso se vuelca bastante en ella en esta parte de la Complementación. No por nada volvemos al famosísimo ascensor… Solo que esta vez, Rei es directa. Rei sabe dónde tiene que pinchar para que Asuka haga frente a sus temores.

—Tienes miedo de quedarte sola, ¿no es así? Porque desapareces entre las personas que hay a tu alrededor. Por eso estás asustada, ¿verdad?

Rei va al grano sobre la necesidad de Asuka de destacar. Y no solo eso, sino que Asuka misma se enfrenta a su yo más juvenil. El yo que decidió que sí, que iba a destacar y que no dependería de nadie.

—¡Cállate, cállate, cállate! ¡No quiero escuchar eso de una muñeca como tú!

Y abandonamos a Asuka por el momento. ¿Por qué? Porque no es LA protagonista y no hay tanto espacio para ella como para Shinji. Y porque Rei también merece su apartado y está dispuesta a someterse, como los demás, a su propia Complementación.

Parte de la misma ya nos suena de otras introspecciones que ha tenido Rei. En esta ocasión, sus tres personas (Rei I, II y III) pululan por todos lados para definirse a sí mismas. ¿Quiénes son? ¿Todas son Rei Ayanami? Sí. Pero son distintas ¿no? Sí.

—Somos las cosas que son llamadas Rei Ayanami.

Gracias Rei I. No me das mal rollo ni nada.

—¿Cómo podemos ser todas yo?

—Porque la gente nos llama Rei Ayanami.

—¿Por qué posees un corazón y un cuerpo falsos?

—No son falsos, porque yo soy yo.

¡Mi niña, miradla qué decidida, qué poco duda! Ya no importa que sea sustituible (o la consideren como tal), porque es ella y no existe nadie más como ella incluso si ha habido otras Rei. Igual que tú eres tú, pero tu yo de ayer era distinto al que será tu yo del mañana y nadie tiene derecho a decirte que ya no eres tú.

Tanto Shinji como Asuka también sufren por llevar una máscara y no saber bien quién deben ser o cómo deben comportarse para gustar a los demás. Por tanto, la identidad es un problema firme en la Complementación. En EoE quien quiera volver solo debe darse forma a sí mismo. Debe aprender a quererse y eso solo puede ser cuando uno se conoce, con todo lo malo y lo bueno.

Y la Complementación no es sencilla. Siempre tenemos vocecitas en la cabeza que sacan lo peor de nosotros. En el caso de Rei se ha enfrentado muchas veces consigo misma y con Ángeles que toman su forma y no solo eso, sino que debe llegar a una suerte de entendimiento con tres versiones de sí misma. Hasta Rei III, la chica apenas se valoraba como persona, siempre a las órdenes de Gendo. Por eso es normal que una parte de ella diga con malicia:

—No, eres una persona cuya falsa alma fue creada por el humano llamado Gendo Ikari. No eres nada excepto un objeto viviendo una mentira, pretendiendo ser una persona.

Esto sirve para aclarar lore en aquellos casos donde todavía la gente no pueda imaginarse —lo cual es normal y comprensible— qué está pasando, ya que no se nos ha explicado quién es Lilith ni su relación con Rei. Por otro lado, muestra las cartas acerca de cómo ha pensado Rei durante casi toda la serie. Estaba, en definitiva, de acuerdo con Asuka hasta casi sus últimos momentos.

Por supuesto, quien saca esto a relucir es Rei I, la más malévola de todas, la más cercana a Lilith.

—¿Ves? Hay una parte oscura de tu corazón dentro de ti que no puedes ver, de la que no sabes nada. Esa es la parte donde reside tu verdadero yo.

Es decir, ¿tú, Rei I? La que probablemente odia a Gendo, la que es posible que estuviera dentro de la EVA 00 y por eso intentara matar a Ritsuko al confundirla con su madre… Y entramos en ideas freudianas del Ello, el Yo y el Superyó. Con una visita a Wikipedia —no, no soy experta en Freud y dudo que Anno lo sea, pero son ideas interesantes y que funcionan de maravilla en ficción— entenderéis que el Ello es la parte inconsciente, primordial y heredada (de Lilith), el Yo sería la parte más infantil y que va aprendiendo del mundo exterior poco a poco y el Superyó acata las normas y resuelve el complejo de Edipo… Es decir, Rei I, Rei II y Rei III, que termina por dar la espalda a Gendo y madurar como persona.

—Yo soy yo. Porque me he convertido en quien soy a lo largo del tiempo que he vivido y las conexiones que he hecho con otras personas.

Rei insiste en su teoría, que conocimos hace mucho, de los lazos con la gente. Es la forma de hacer frente al Dilema del Erizo. A pesar de que duela, somos criaturas sociales y necesitamos a los demás para crecer nosotros mismos. Rei ha aceptado eso, a pesar del ninguneo y de que muchas veces se la ha dejado de lado, porque ha comprendido que es gracias a cada encuentro que ella existe en el día de hoy.

—Pero la verdadera tú está en algún lado. Simplemente no lo sabes. Porque no quieres verlo. —Porque estás asustada—. Porque puede que no tenga forma humana. Porque la persona que he sido hasta ahora puede dejar de existir.

Al fin y al cabo, ¿no es nuestro crecimiento una constante muerte? El Dilema del Erizo no deja de ser una forma extrema de autopreservación de nuestro yo actual. De estancamiento, para siempre. En el caso de Rei I, además, se está dejando claro que Rei no tiene origen «humano», que está por encima porque es Lilith. Aunque sea la madre de la humanidad, no deja de estar por encima. Lilith no es equivalente a Rei.

—Tienes miedo a dejar de existir. Temes ser borrada del corazón de los demás.

—¿Miedo? No lo entiendo.

—Tu mundo individual también dejará de existir.

Te da miedo, ¿verdad?

—Dejarás de existir.

Te da miedo, ¿verdad?

Rei acaba en su propio escenario, bajo un foco que recuerda a una luna. Recordad que su destino siempre ha sido volver a unirse con Lilith, dejar atrás su yo, sacrificarse para convertirse en la Gran Madre. Pero, hasta ahora, Rei siempre fue suicida, siempre aceptó su muerte casi sin resignación, sino como algo inevitable.

Solo que ahora que aprendía a vivir, que por fin trazaba amistades más allá de Gendo, le tocó morir. Y ahora, a Rei III, también. ¿Cómo puede no dar miedo dejar de ser tú? En especial Rei, que tras tanto, tanto tiempo ha llegado a la conclusión de que no importa cuántas haya habido, ella sigue siendo ella y nadie puede cambiarlo.

De modo que se ataca por el lado de: «ahora que le has empezado a encontrar gusto a vivir, vas a morir. ¿Qué te parece?» Por mucho que duela, el tiempo de Rei es uno regalado, corto. Sin las medicinas no habría sido capaz de vivir sin estar atada a Gendo o a NERV y, de todas formas, a nadie le interesaba que Rei fuera Rei excepto mientras esperaban a la Complementación.

¿Qué debe sentirse al saber eso?

—No, me hace feliz. Porque quiero morir. Lo que deseo es desesperación. Quiero regresar a la nada. Pero no puedo. No puedo regresar a la nada. Él no me dejará. No me dejará volver todavía. Yo existo porque él me necesitaba. Pero se acabó. Ya no me necesita. Me va a abandonar. Pensé que deseaba que llegara este día, pero… Ahora, estoy asustada.

Hemos asistido a un repaso de Rei en su totalidad. De cómo deseaba morir y dejar de sufrir, de cómo Gendo se lo impedía —ya fuera controlándola o, como con Rei II y Rei III, reviviéndola— una y otra vez… Hasta que ya no es necesaria. Es decir, Rei ha tenido tiempo de vivir y de empezar a desear cosas. Y ahora se lo van a quitar.

Toda esta pequeña escena se desarrolla, pues, antes de la Complementación. Quizá fuera una conversación mental que tuvo Rei consigo misma. El caso es que, pensad, EoE no estaba planeado. Se nos está indicando que Rei no es humana y que Gendo pretende usarla para algo.

Para crear la Complementación. Así que Gendo llega y se la lleva consigo.

—Vamos. Has existido para este día, para hoy, Rei.

—¡Sí!

Y entonces… La Complementación Humana da comienzo.

Y, con ella, el Fin del Mundo. ¡Más claro, agua! ¡Una Complementación jamás es un inicio!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Por qué esta Rei cede? ¿Por qué obedece a Gendo? Probablemente porque está muriendo. En EoE se muestra que su cuerpo se descompone, así que por muchos poderes que tenga, su tiempo se ha acabado. Quizá Gendo consideró que ya no era necesario mantener a la niña viva, puesto que iba a morir de todas formas.

Aquí el fandom entra en conflicto. Los hay que consideran que estos episodios no se corresponden con EoE y que la Complementación que vemos aquí es una en la que domina Gendo. Y es posible. Por otro lado, muchos consideran que la serie y EoE son finales diferentes para un mismo suceso. Sin embargo, y visto que los temas se funden bien en ambas obras a pesar de que el tono sea radicalmente diferente —y, a pesar de ello, EoE da un mensaje más o menos esperanzador—, considero que estos episodios son la visión más introspectiva frente a End, que narra también sucesos externos. Pero nadie tiene la última palabra excepto Anno y su equipo, y jamás la darán, así que todas las opiniones son válidas.

La segunda mitad del episodio plantea una idea básica para todos nuestros personajes:

Do you love me?

Saltamos a Shinji una vez más. Desnudo, en medio de la oscuridad. Piensa que ya ha experimentado algo así antes, que su cuerpo se esté derritiendo —lo ha hecho en el interior de su madre. ¿Y qué es la Complementación si no volver al útero de Lilith, por metafórico que sea a través de las manos?—.

—Se siente bien. Siento que crezco, que me expando… Una y otra vez…

Pero la imagen de Shinji se desvanece en medio de la oscuridad, porque él, como tal, está desapareciendo.

Tal y como nos dice el texto, la gente se funde una con otra para «completar» lo que les falta… Y volver a la nada. Pero entonces Gendo salta, motivo por el cual mucha gente interpreta que todo ocurre bajo sus órdenes:

—No, no es que estemos regresando a la nada. Solo estamos devolviendo todo a su estado original. Solo estamos regresando a nuestra madre, que se había perdido en este mundo. Todas las almas se convertirán en una y encontrarán la paz eterna. Eso es todo lo que hay.

Por cierto, fijaos en todo el fondo rojo que tanto se usa en estas escenas. El rojo se asocia con la realidad en Evangelion, con lo que duele —igual que cuando se comentaba que Rei había sido creada por Gendo— pero es necesario. Así que la Complementación es una realidad dolorosa, y realmente es una regresión total, no solo un tremendo mindfuck. Que también lo es, no pretendo convenceros de lo contrario.

¡Eh, una Ritsuko muerta salvaje apareció! ¡Hundida en LCL de Lilith! Pero noooo, EoE no estaba planeado en gran parte ni pretendía ser tan dramático como fue al final. Me imagino la cara de los fans al ver esto y no saber qué diantres está pasando, aunque por el punto de la bala uno puede imaginarse que no se ha suicidado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Lo mismo pasa con Misato! Ya veo a la gente tirándose de los pelos. ¡El viejo trío asesinado por pistolas, qué belleza!

Para que quede claro que hemos trascendido la realidad, Misato aparece para enfrentarse a Gendo y confirmar que sí, esto es el Proyecto de Complementación. Y Ritsuko para responderle mientras flotan en el vacío. Todo a pesar de que sabemos que están muertas.

—Siempre ha habido un vacío, una parte que se ha perdido en nuestros corazones.

Esto es lo que despierta el hambre en nuestros corazones. Esto es lo que despierta el miedo y la inseguridad.

—Cada persona teme la oscuridad de su corazón y vive tratando escapar de ella, de desterrarla. Incluso si nunca desaparecerá mientras sigamos siendo humanos.

—¡¿Es por eso que vais a mezclar todas las almas humanas, para que podamos compensar el vacío de unos y otros?! ¿Y vais a forzarlo en todo el mundo? ¡Ocupaos de vuestros propios asuntos!

Gracias, Misato. Ah, me encantan las conversaciones que son pura exposición. En realidad no, por supuesto, pero entiendo que en este caso es necesario visto que no hay guion lineal para explicar lo que está sucediendo.

—Pero también has deseado que esto ocurra.

La cara de Misato es un poema. Porque… ¡por supuesto, es la coprotagonista! No se va a librar de que le hagan un juicio divino también. Por cierto en esta imagen parece tan joven que puedo ver la inspiración de Sailor Moon.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es su turno de estar bajo el foco. ¡Junto a Shinji!

—Este es el yo que existe en tu mente, Misato.

—Y al mismo tiempo, el yo que existe en tu mente, ¿verdad?

—Debo conectar con todo tipo de personas para lograr encontrar quién soy. Debo buscar en lo interior de mí mismo. Debo buscar dentro de la Misato que existe en mi mente. ¿Qué es lo que quieres, Misato?

¿Quieres ser una buena chica?

¿Una buena chica? ¿Nuestra Misato? Oh, sí. Porque Misato siempre está yendo y viniendo entre la buena chica que muestra al mundo, la eficiente capitana, la sexy tutora, y se regodea al mismo tiempo (siempre escondiéndolo a los demás) en el sexo, en fumar, en beber y ser descuidada. En su santuario, rompe con las convenciones casi de forma agresiva para quitarse la tensión de encima.

Pero, ¿por qué esta doble fachada? ¿Por qué Misato se protege, un poco como Asuka, bajo una máscara impenetrable frente al resto del mundo? Hasta cuando dejaba a los niños entrar a su casa se comportaba con bastante dignidad y madurez, al contrario que al estar sola con Shinji y Asuka.

—Tengo que ser una buena chica.

¿Por qué?

—Porque mi papá no está aquí. Tengo que ayudar a mamá y ser una buena niña.

Atentos a cómo la imagen de Misato de niña de pronto está rota, como una foto, pegada con celo.

—Pero no me quiero volver como mamá, porque siempre está llorando cuando mi papá no está aquí.

Y más y más rota.

—No llorar, no ser caprichosa. (…) Y voy a hacer lo que pueda para que papá no me odie.

Por una parte tenemos un ejemplo que no quiere seguir —el de su madre, como pasa con Asuka— y que siente que debe proteger y luego está la relación dependiente con su padre. No quiere parecerse a su madre porque asume que su padre no está con ellas porque… su madre es molesta, un estorbo, una carga. Misato, igual que Asuka, se impone la idea de crecer y de ser buena chica, casi ideal.

—Pero odio a mi padre. Por eso odio ser buena también. Lo odio todo. Estoy tan cansada. Cansada de tener que mantener mi imagen limpia. De mí misma, por seguir esta pretensión de ser prístina. Estoy tan cansada.

Misato habla con tranquilidad, casi con desidia, por contraste con Asuka que es joven y mucho más explosiva. Misato está cansada de toda la fachada, de su relación con su padre, que nunca tuvo clara ni tampoco la tendrá jamás porque murió preocupándose por ella. Lo que todo hijo desearía siempre y cuando no conllevara la muerte.

—Quiero estar sucia. Quiero ver cómo se me veía cuando no era perfecta.

Estar «sucia» es una reacción típica no solo a la misoginia de la sociedad —¿por qué ibas a ser sucia, socialmente, por acostarte con hombres? Ah, por el estereotipo santa/puta con el que tanto lucha Misato. O eres frígida o eres una devora-hombres. Imaginaos qué habría pasado si llegara a pagar gigolós, el mundo explota, porque pagar por prostitutas es viril pero por gigolós es penoso, al parecer— sino por el deseo de liberación, de morbo y saber que estás haciendo algo «malo» y te sales con la tuya. Romper con la imagen que se te ha impuesto o que has forzado sobre ti mismo para liberar tensión y no volverte loco.

—¿Es por eso que dormiste con él? ¿Con ese hombre?

—No, dormí con él porque lo amaba.

—¿De verdad lo amabas?

—Sí, lo amaba. Me aceptó por quién soy.

¿De verdad?

Ritsuko aparece como la parte de la sociedad que critica a una mujer activa sexualmente. Mirad cómo acusa. Si solo te acuestas por sexo, es malo. Debe haber sentimientos, como lo que deseaba Ritsuko con Gendo. Que, no me malinterpretéis, es evidente que Misato amaba a Kaji y que también tenía sentimientos encontrados con él, con su actitud y su evidente dependencia. Por otro lado, su yo niña, que quiere ser perfecta, también la critica porque los niños no terminan de entender —y menos en nuestra sociedad— lo que es sexo por placer. Igual que hará Shinji, mira mal a Misato porque esta debe justificar el tener sexo con Kaji.

¿Alguien se lo pediría a un hombre?

—¡Él fue amable conmigo!

Y entonces vemos un instante la semana en que Misato y Kaji no fueron a la universidad y desaparecieron de la faz de la tierra. Shinji, que tanto quería comprenderse y para eso se funde con Misato y sus recuerdos, contempla con franco disgusto la escena. Porque Misato, a pesar de todo (en particular de cómo se siente atraído por ella en términos sexuales y que ha sido expuesto a su evidente sexualidad una y otra vez), era «pura» para él… No, mejor dicho, debía ser pura. Nunca queremos ver a nuestros padres manteniendo sexo, ¿no? Pero eso no justifica el asco, la decepción —me encanta cómo suena el tren de fondo, siempre asociado al deseo de escapar de Shinji—.

Misato se horroriza y chilla:

—¡No! ¡Basta! ¡No le mostréis esta parte de mí a Shinji!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quiere ser sucia, pero sin que lo sepan los demás. Porque sigue estando mal de acuerdo a lo que nos enseñan. Y sale Kaji. O, más bien, la fachada Don Juan de Kaji, que mira al frente y sonríe, burlón. Porque desde el momento en que apareció se dedicó a desmoronar la imagen de chica perfecta de Misato. Lo cual es ser muy capullo.

—No hay motivo para avergonzarse después de todo lo que ha pasado.

—¡ES vergonzoso!

—¿Por qué es vergonzoso? —pregunta la propia voz de Misato—. No tienes ningún problema… No, en realidad disfrutas al presentar esta parte de ti misma al hombre que amas.

—¡No! ¡Por favor, basta!

Shinji, entre tanto, mira con cada vez más rechazo a Misato.

—Con total honestidad, en realidad estás feliz de mostrarle esto a Shinji.

—¡Eso es mentira! ¡Estás equivocada! ¡Equivocada!

—No sé yo… En realidad quieres mostrarle esto a tu padre, ¿verdad?

—¡No es cierto!

—Buscabas sentirte en paz mirando la cara de Kaji mientras dormía.

—¡No es cierto!

—Buscaste paz en la calidez de Kaji.

—¡No es cierto!

—Buscaste a tu padre en los brazos de Kaji.

—¡No es verdad!

Pero la propia Misato lo reconoció en su momento, cuando se quitó los tacones —se despojó de la imagen social de mujer madura— para pasear con Kaji, medio borracha. Es decir, se mostró tal y como era. Si recordáis, ella misma se dio cuenta cuando era joven de que le gustaba Kaji porque se parecía a su padre y por eso huyó. Misato expresa a la perfección el sentimiento de contradicción porque se sentía bien con Kaji y la perspectiva de que fuera porque estaba buscando a su padre, al que odia —pero a cuya venganza ha dedicado su existencia— la aterrorizó. No, no podía ser que estuviera disfrutando con un hombre que le recordara a su padre. No podía ser feliz así.

—Bueno, supongo que eso significa que el amor empieza sin motivo pero siempre acaba por una razón.

—Eres tan amable, Kaji. Por favor, toma esa amabilidad y márcame con ella.

—Solo porque te odias ahora no significa que debas hacerte daño. Estás engañándote para sentirte mejor porque te estás castigando. Tienes que parar.

—Entonces vas a decirme que sea buena conmigo misma, ¿verdad?

Mirad la cara de odio de Misato mientras se aparta la mano de la cara, con la que había cubierto su vergüenza.

—Así son todos los hombres. Y después de eso se van a trabajar, se van a sus propios mundos. Dejándome atrás…

—Justo como papá.

Para Misato las palabras de Kaji no significan que se acepte, que se aprecie por cómo es… Sino que sea una buena chica, porque siendo mala solo se está haciendo daño. Para Misato los hombres solo se entretienen con ella hasta que consideran que empieza a dar problemas y ya no hay la misma satisfacción sexual —como su madre, que en cuanto se deprimió significó que se quedaba sola, porque le exigía demasiado a su padre— así que se marchan.

—Todo lo que estoy haciendo es huir de la dura realidad.

—¿La dura realidad…? Esa soy yo, ¿verdad? Por supuesto, solo mírame. Es lo que se tenía que esperar.

Misato huye de la realidad mediante el sexo, mediante el placer. No es que eso esté mal, en especial con una vida tan tensa como la suya. Sin embargo, una actitud así deriva hacia una terrible dependencia e incapacidad de afrontar la realidad. Por eso se nos muestra cómo Misato intentó tener sexo con Shinji y este la rechazaba con firmeza.

—¡A veces pierdo toda la esperanza en mí misma! ¡Lo odio!

Aparecen otros personajes diciéndole lo sucia, lo patética que es. Maya, Ritsuko, Asuka… Pero es más bien lo que Misato cree que pensarán de ella si alguna vez les deja ver cómo es. Atentos a que todas las que la critican son mujeres. Me gustaría creer que es una representación de cómo nos enseñan a las mujeres a competir y enfrentarnos entre nosotras, pero dudo que sea el caso. Misato se siente aparte de ellas y no confía en que vayan a aceptarla porque no cumple con el «estereotipo» profesional que debería ser. Por eso saltamos luego a Makoto, felicitando a Misato por su ascenso. Felicitando a la oficial, no a la persona, sino a la figura que ella ha creado frente al público.

Misato se intenta convencer de que no sufre, que es feliz… Pero se viene abajo.

—¡No! ¡Esto no es felicidad!

¿Qué es la felicidad?

—¡Esta no soy yo! ¡Solo me he hecho creer que lo soy!

—¿Es eso lo que tenemos que hacer para seguir viviendo?

Es una gran pregunta, Shinji. Nunca somos una sola persona, tanto en solitario como frente a distintos individuos nos comportamos de forma ligeramente diferente y actuamos de acuerdo a una imagen. ¿Es necesario? ¿Debemos evitarlo? ¿Es posible evitarlo?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los personajes se suceden para señalar que Misato tiene miedo cuando está sola, que no soporta irse a la cama sin nadie y por eso se emborracha… Y por eso aceptaría a cualquiera. Misato, como es normal, lo niega a voz en grito. Pero su propio yo casi hace más daño que los demás, porque afirma que simplemente quiere abandonarse al placer. De nuevo, como si eso fuera algo malo… De no ser porque es una forma de escapar a sus verdaderos problemas. Y para eso usa a los hombres. Igual que Asuka, e igual que Shinji querría usar a las mujeres pero no sabe (por mucho que fantasee con ello).

De modo que… ¿Qué es lo que de verdad quiere Misato?

La Complementación nos deja con esa duda mientras saltamos de nuevo a Asuka. Una Asuka con su vestido amarillo, pero sin fuerzas y completamente desconcertada. Se repite la escena con Misato; Shinji aparece para explicarle que son el reflejo que cada uno tiene del otro y necesitan investigarse:

Shinji pregunta:

—Asuka, ¿qué es lo que quieres?

Volvemos a la infancia de Asuka, a su convicción de vivir por sí misma sin necesitar a nadie. En general casi todo es un refrito de lo que ya vimos durante la invasión mental del Ángel, así que no tiene mucho sentido insistir en lo que ya sabemos. Lo interesante es cómo la mujer, la doctora, resalta que Asuka es extraña, que parece vigilarla y rechazarla desde lo más profundo de su corazón.

—A veces me da miedo. ¿Nunca te has sentido así, cariño?

—Qué va. De todas formas, ahora eres la madre de Asuka.

—Pero antes de eso soy tu esposa.

—Te convertiste en ambas al mismo tiempo.

—Sí, desde un punto de vista social, es cierto. Pero tú nunca podrás dejar de ser el padre de esta niña, mientras que yo puedo dejar de ser su madre en cualquier momento.

—Ciertamente.

Esta escena, si pensamos que fue antes de que Kyoko muriera, debió enfatizar todavía más el horror de Asuka a ser abandonada. Debido a la lealtad que sentía por su madre, rechazó a la amante de su padre. Pero entonces escuchó de fondo a esta mujer diciendo que, en cualquier momento, podía dejar de ser su madre. Exactamente lo que Asuka sentía que estaba haciendo Kyoko al sustituirla por una muñeca…

A continuación viene una de las súplicas de Asuka a su madre que tan bien conocemos:

—¡No, mamá! ¡No dejes de ser mi mamá! ¡Seré una buena chica para que te guste! ¡Así que no dejes de ser mi mamá! ¡Así que mírame!

Solo que, esta vez, sigue.

—¡Para, mamá! ¡No me mates!

¿Es posible que hubiera más de un intento de matar a Asuka y que por eso luego esta se ofreciera a morir? ¿Por eso intentó negociar con el: si así logro que me quieras, mátame?

En cualquier caso, el simbolismo del monito destripado es muy revelador acerca de lo que le espera —o lo que ya le ha sucedido— a Asuka en la Complementación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La voz de Kyoko mientras le confiesa a la muñeca que el padre nunca la quiso y jamás la necesitó. Esto trae de nuevo el equivalente amor/necesitar de Evangelion que me pone los pelos de punta, suena tan joven que casi duele. Sin duda era joven, igual que Yui, cuando tuvo a Asuka. Pensar todo lo que le ha pasado…

—Muere conmigo, porque tu padre ya no nos necesita. (…) Por favor, muere conmigo.

—¡No! ¡No soy tu muñeca, mamá!

De modo que Kyoko se suicidó sola. Lo peor es lo que Asuka vio. No solo que su madre se había colgado, sino que…

—La expresión de su cara parecía muy feliz. Pero yo odié esa cara. No quiero morir. No quiero desaparecer. Odio a los chicos. Odio a mamá y a papá también. ¡Odio a todo el mundo! Nadie me protegerá. Nadie se quedará conmigo. Por eso voy a vivir por mí misma… ¡Pero no quiero! ¡Es duro! ¡No quiero estar sola! ¡No quiero estar sola! ¡NO QUIERO ESTAR SOLA!

En definitiva, si Asuka muere es porque nadie la necesitaba. Por eso estaba tan desesperada por ser piloto, por la profesión más necesaria del mundo: matar Ángeles. E incluso entonces, dejó de ser útil. Podían dejarla morir, sola, sin que nadie se preocupara por ella porque nadie la necesitaba.

Nuestros protagonistas aparecen en el escenario e, igual que Asuka, suplican lo que de verdad quieren:

—No me rechaces.

—No me abandones.

—No me mates.

Shinji, nuestro Shinji, está sentado entre el público. Es, a fin de cuentas, nosotros. Misato le explica que esto es la Complementación Humana en la que Gendo estaba trabajando. Los personajes le murmuran que nadie tiene la verdad absoluta, que solo puede confiar en lo que siente, en las memorias que empiezan a formar parte de él. Sin embargo, a veces la verdad cambia con el paso del tiempo. La verdad total no existe entre los humanos, solo tenemos una de tantas, que es la de nuestra perspectiva.

—Esto es el resultado de lo que deseaste.

Porque, como se nos cuenta en EoE, Shinji acaba por desear que todo se acabe y el mundo desaparezca.

—Sí, aniquilación, un mundo donde nadie se salva.

—¡No! ¡Es solo que nadie me salvó a mí! Nadie…

—Nadie puede salvarte.

—Esto es lo que deseaste.

—Destrucción, muerte, el regreso a la nada… Es lo que deseaste.

—Esto es la realidad.

¿Qué es la realidad?

—Es tu mundo.

—Es tu propio mundo, donde coexistes con tiempo, espacio y otras personas.

—Es un mundo donde tú decides cómo percibir y aceptar.

—Ahora mismo, este es tu mundo, donde todo se te ofrece.

Como nunca hemos visto a Shinji aceptar la Complementación, las acusaciones parecen injustas, más cuando él mismo no sabe qué está pasando. Pero, en definitiva, Rei y Kaworu dieron a elegir a Shinji y este deseó el fin del mundo porque mientras sufría nadie acudió a ayudarlo. No creo que en esas circunstancias podamos culparle de ser débil y querer ayuda. Y es el gran problema de Evangelion, que hablan de depresión y problemas «corrientes» cuando la situación no lo es.

En fin, que cuando Ritsuko dice que nadie lo va a salvar se refiere a que él necesita tener voluntad de mejorar y que el resto del mundo no va a hacer el trabajo de hacerle feliz. No puedes serlo si no pones de tu parte.

—Tus pensamientos de querer morir… Son todo lo que tú deseabas.

Por si alguien duda de que Shinji planeó suicidarse tras lo de Kaworu. Anno mismo afirmó que Shinji querría hacerlo, pero no tenía el «valor» para acabar con su propia vida. De modo que cuando un Dios le dio la oportunidad de elegir —en medio, si me permitís, de un orgasmo—, optó por la muerte de todo y todos.

Por eso que Shinji aparezca como parte del público y no del escenario es relevante. Nosotros nos vemos como protagonistas de una historia, pero ahora Shinji ha trascendido. Se ha acabado. Solo puede repasar sus recuerdos de la obra, intercambiarlos con otras personas y llegar a conclusiones sobre lo que ha vivido.

—Deseaste por un mundo cerrado, donde estuvieras solo y cómodo.

—Para proteger la debilidad de tu corazón.

(…)

—La gente no puede vivir en un mundo que es solo tuyo. No pueden vivir en un espacio que está cerrado.

Todo mientras apuntan a las puertas cerradas de la salida del teatro.

—Este es uno de los muchos posibles finales que podrían ocurrir.

—Este es el final del mundo que has traído.

Porque Shinji es quien tiene en las manos la decisión final. ¿Quiere la destrucción, la nada, la desaparición del ser? ¿U optará por un nuevo comienzo?

Y el camino hacia la Complementación…

Continuará.

 

Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture.

11 comentarios en “Analizando Neon Genesis Evangelion #25. Un mundo que se acaba

  1. *Deja de arrancarse los pelos al terminar de revisualizar el capítulo*
    Ay, por fin el capítulo 25 :_) El gran incomprendido junto al 26.
    Aunque sea una repetición de cosas que ya hemos visto y una exposición constante de cosas que no se habían expresado verbalmente, me parece un capítulo que le pinta perfecto a Evangelion. No sé, como que vuelve a clavarte a ti como espectador que empatiza con los personajes todos esos puñalitos que te ha ido clavando durante toda la serie. Y, sinceramente, la primera vez que vi Evangelion, me vino genial para entender cosas que hasta entonces había pasado por alto.

    La elección de cómo se representó este capítulo, como si fuese un escenario, me parece acertadísimo, ya que al menos en mi caso, me parece una forma muy fiel de cómo se forman en nuestra mente los momentos de introspección personal (No se si me explico x_D)
    Además, este capítulo te mete tanto en la introspección, que en su día me llegué a imaginar cómo podría haber sido mi propia Complementación. Cómo habría sido mi caso al sentarme en ese escenario. Y por eso, tengo tanto cariño hacia esa serie, porque pocas cosas pueden conseguir eso.

    Y enésima y última vez (creo) que nos dejan claro la relación entre kaworu y shinji, desde luego. Pero justamente, el otro día me saltó como recomendación un vídeo defendiendo que Shinji y Asuka estaban enamorados. Ay…

    Ese paisaje con niebla y espinos en el que aparece Shinji, me lo tomé como una representación física del Dilema del Erizo, o al menos eso me pareció a mi.

    Rei I, por favor, que grimilla das, sobre todo cuando su cara se hace una… ¿pelota? voladora, con los ojos muy abiertos xDDDD

    En general me parece un capítulo super clarificador, pero me hace pensar en cómo habrían sido estos dos últimos capítulos si no hubiesen tenido el problema del dinero. ¿Habrían hecho un mini EoE?

    Ay, que me paso de tocho-comentario y siento que no he dicho nada. Genial análisis, como siempre. Ha sido larguísimo y por lo tanto he disfrutado (y sufrido, pero eso es culpa de Anno) muchísimo leyéndolo. ¡Nos vemos en el próximo! Que solo quedan 24 minutos más de Evangelion… (Al menos de la serie)

    • ¡Maaarc! Puedo sentir tu TENSIÓN.
      A mí también me encanta el escenario, es todo tan meta y habla tanto de cómo vemos el mundo y cómo lo ven los de Evangelion…Y sí, te explicas <3. Uuuh imaginarse la propia complementación es duro, pero interesante. Y a la vez es demasiado personal porque no tenemos a otras personas para decirnos si nos estamos autocastigando por algo que no importa tanto y que habría que derivar hacia otro lado.
      ENAMORADÍSIMOS, SÍ, ES EVIDENTE. COMO SI LAS PRUEBAS DE EOE NO FUERAN SUFICIENTES. HETEROSEXUAL PURO Y DURO, ESE SHINJI, KAWORU SOLO *se la llevan*.
      Sip, seguramente fuera una representación del Dilema pero como sé que Anno e Ikuhara son compañeros no puedo evitar hacer las relaciones, ay xDDDDD.
      Pues por lo que se sabe, toda la lucha contra las arpías, la muerte de NERV y el mundo, estaban planeadas. Así que diría que habría sido todo parecido a EoE, menos gore (porque serialización en horario donde pueden verlo niños), menos introspectivo y, desde luego, menos agresivo. En EoE Anno pone muchísima más critica que en estos episodios hacia Shinji como representante negativo de los otakus y en general los chicos/hombres fans del anime así que...
      Me encantan tus tocho comentarios así que mil gracias <3. ¡Me alegra que hayas disfrutado! ¡Pero eso no evitará que EoE venga en partes, no pienso publicar sesenta páginas de golpe! (?)
      ¡Menos de 24 porque está el opening! Y no recuerdo si el ending...
      ¡Nos leemos!

      ¡Un saludo!

  2. POR FIN, pensaba que el que tenía un problema era mi ordenador.
    Tenía ganas de ver los artículos de los últimos dos episodios y ver si sudabas un poco analizándolos, porque la verdad, si me tocara a mí tu trabajo no conseguiría entender el capitulo 25 ni viéndolo frame a frame.

    Por cierto, y para no dejar un comentario vacío. En los rebuilds de Evangelion, Asuka le dice a Shinji que los años no pasan para los pilotos del eva, sabes a que se refiere o lo he entendido yo mal?

    Como siempre, un gustazo leer lo que escribes (aunque tenga que esperar dos semanas jeje).

    Chao!

    • ¡Lo siento, Santino! Mi ordenador murió con una actualización y me pasé días reinstalando cosas ay…
      Pues he sudado. Y me he dejado los dedos. Y la espalda. Y muchas horas de sueño (?). En realidad no tiene mucho mérito porque ya he leído bastante de Evangelion para ir haciendo análisis superficiales como estos uwu.
      Pues Rebuild es un mundo aparte y se da a entender que es una “maldición de la EVA”. Es una excusa para hacer el salto de tiempo y no tener que hacer crecer a los personajes, básicamente. En el caso de Shinji quizá se deba a que despertó (a lo mejor) como un F.A.R. o un dios y en el de Asuka quizá se deba a que está posiblemente invadida por un ángel. Mari es un misterio, incluso para los propios creadores para lo que he estado leyendo. En cualquier caso, las EVA parecen ser diferentes en Rebuild y parece que hay Adams entre ellas así que podría ser cualquier cosa 8_D.

      ¡Muchas gracias por leer, Santino! A ver si para el siguiente no esperáis, que quiero sacarlo pronto <3.

      ¡Un saludo!

  3. He de confesar que la semana pasada revisaba todos los dias si ya habias subido este analisis Suzume! Pero que bueno que volviste.

    Recuerdo que cuando vi este capitulo por primera vez, no entendi nada. Como era posible que luego de pelear toda la serie y matar al ultimo angel, entraramos de repente a esta introspeccion. Sin embargo, luego de leer me di cuenta de las faltas de presupuesto y pues desde ahi me convenci que todo esto estaba pasando, mientras ocurrian los hechos de EoE.

    He de decir que la musicalizacion de estos dos capitulos me parece excelente y acompana las rondas de preguntas a la perfeccion. Ver como nuestros personajes se desmoronan uno a uno, luego de ser interrogados es magnifico! Te pone a pensar en lo dificil que seria estar en sus zapatos. Y considero muy genial, que aunque como vos decis, EoE no estaba planeada al cien, ya nos muestran el plano de la muerte de Ritsuko y Misato.

    Muy buen analisis como siempre y quedo a la espera del siguiente!!! Ahhh! Que triste me pone que ya estemos llegando al final de todo, pero ha valido la pena cada articulo!

    • Ayyy lo siento Gabriela ;; Me pregunto si deberíamos hacer post avisando de retrasos o cambios en la “programación”… No sabemos bien hasta qué punto deberíamos personalizar el blog xD.
      El salto era desconcertante, sí, y creo que todos nos quedamos desconcertados la primera vez, sobre todo porque no había internet y nadie nos había avisado (?). El apaño para contarte que todos están muertos, que ha sucedido algo horrible y el plan de SEELE está bastante bien teniendo en cuenta cómo tuvieron que improvisar sobre la marcha. ¡Y tienes razón! La música es preciosa, inquietante y bien metida. Me encanta cómo usan los sonidos que ya tenemos asociados con cosas buenas o malas, por ejemplo el tren.

      ¡Muchas gracias! ¡Que luego queda EoE y las pelis! Pero mil, mil gracias por unas palabras tan bonitas ;;

      ¡Un saludo!

  4. Por fin puedo volver a comentar , espero que el que me robó el celular no bote mi funda de la eva 01 🙁 como siempre otro artículo excelente Suzume, aunque no he estado comentando por solo disponer de un Nokia en blanco y negro (si; lo guarde por si servía pero no pensé que fuera así ) he estádo pendiente de todo , y ya estamos en plena complementación !!!!! Estos dos últimos capítulos son los que me pusieron como un completo orate, pero gracias a tus artículos los entiendo mejor , y ya espero con ansias el siguiente. Nunca Vi a Misato como la veo ahora , tan frágil y vulnerable, no cómo la comandante que tiene que eliminar angeles , tan expuesta, tan “real”, la complementación es más dura de lo que parece , sin campos AT, sin nada que delimite nuestro espacio.
    Por cierto ay un youtuber que ha hecho un vídeo y al instante Vi que se basó en uno de tus primeros artículos de rei, aquí el enlace https://youtu.be/c_OTDkSo2pE ,tus artículos son muy fiables , vas hacer artículos también de EoE y de las películas de Rebuild ???, son estas una continuación de la serie ?? O forman parte de otra realidad? No dejes de escribir, saludos desde Perú !!!

    • ¡Jefferson aaah bienvenido! Siento mucho lo de tu móvil D: Y la funnnda ;_; Pero sobre todo lo del móvil agh, ojalá puedas recuperarlo aunque… imagino que es poco probable. Los Nokia nos sobrevivirán a todos (?).
      La Complementación es durísima y terrible, una invasión total de la privacidad. No puedo imaginar cómo sería que personas conocidas (y desconocidas) de pronto vieran todas mis mierdas junto a las cosas buenas. Lo peor es pensar que todo derivaría en la nada si Shinji no eligiera devolver a la humanidad a la vida. Sería un sufrimiento total a cambio de la extinción. *escalofríos*
      ¡Aaaaah! ¡No puedo creerlo, un youtuber que pone la fuente! Muchísimas gracias por pasármelo, me ha hecho una barbaridad de ilusión ;; Y también tus palabras, por supuesto <333.

      ¡Sí, haré EoE! Aunque tras el episodio 26 me tomaré un mes de descanso con Evangelion o explotaré. Sobre Rebuild, no está claro. Mucho apunta a que es una continuación de la serie, pero también se podría tomar como una posible línea paralela. Sin la cuarta película, que es la que tiene que responder muchas de nuestras preguntas, es difícil saberlo. Yo me inclino a pensar en líneas paralelas que quizá unirán varios universos de Evangelion, en especial por las diferencias de lore (que no tienen sentido dentro de la continuidad de la serie).

      De todas formas también caerán análisis de Rebuild así que podremos examinarlo~

      ¡No lo haré, muchas gracias, de verdad!

      ¡Un saludo!

  5. ¡Qué artículo tan interesante y bien escrito!

    He de confesar que nunca he visto/leído Evangelion, aunque en ocasiones me entró curiosidad, pues es una obra popular. Sin embargo, la gente de mi entorno parece estar de acuerdo en que el final fue demasiado decepcionante y que no merece la pena que lo vea, lo cual hizo que me echase atrás.

    No obstante, y a pesar de no saber nada de Evangelion, he leído todo lo que has escrito de principio a fin y debo decir que, si este fue el final, me parece interesantísimo, la verdad. Todo esos temas que trata… no es algo muy frecuente en el mundo del manga y el anime.

    Así pues… ¡Enhorabuena, Suzume, has conseguido volver a “hypearme” con esta serie! Especialmente por la forma tan inteligente e interesante en la que desgranas todo los puntos tocados en el episodio. A pesar de que era un artículo largo, conseguiste mantener mi atención y que lo leyese todo de un tirón. No es algo que todo el mundo pueda lograr.

    Ahora bien, yo soy más de leer manga que de ver anime. Tengo entendido que hay una versión manga de Evangelion. La cuestión es, ¿merece la pena? ¿Sabes si es muy distinto al anime?

    PD: En Libros y Mazmorras ya he comentado algunos artículos tuyos como “Ben el Rápido”. Cuando leí en otro comentario que también escribes para esta página, el hype hizo que la buscase corriendo y… aquí estoy xD asombrado ante la cantidad de artículos tan interesantes y de calidad.

    • ¡Ay Álvaro, siento haber tardado en responder! ¡Muchas gracias! <3
      Me quedo de piedra con que estés leyendo todo esto sin haber visto (o sin ver a la vez) Evangelion y que hayas aguantado hasta aquí, dios mío. Este episodio debe haberte parecido muy muy caótico, lo siento D:
      ¡Pero si estos análisis han servido para darte hype, ojalá te animes a verla... aunque ya te la sepas! Puedo entender lo que dicen tus amigos de "decepcionante" porque estos episodios no cierran trama como tal, sino que son la culminación de los "temas". Pero tenemos EoE, donde todos esos detalles se cierran y... Bueno, si lees el análisis en su momento ya verás por qué hay tanta polémica alrededor del tema xD.
      Pero sí, la profundidad y las ganas de hablar de cosas que normalmente no se llegan ni a rozar en otros animes (incluidos los modernos) es maravilloso. Evangelion no deja de sorprenderme por la crudeza con la que hace frente a las partes feas del ser humano y cómo no tiene miedo de que sus personajes hagan cosas imperdonables, no por drama o por guion, sino porque somos personas y a menudo decepcionamos al mundo entero. La... sinceridad con la que trata estos temas siempre me ha fascinado.
      Sobre el manga... Personalmente solo lo recomiendo por la evolución de Rei, que es lo que debería haber pasado en el anime. El resto, quitando el arte, es solo pasable. Gendo no tiene profundidad, Shinji y Asuka son personajes diferentes, la interpretación de Kaworu es HORRIBLE y... No sé, creo que Sadamoto es un gran dibujante (hace escenas increíbles, tiene un trazo precioso) pero no está a la altura del guion de Anno. Pero vaya, no es una serie larga ahora que por fin está acabada y siempre puedes echarle un vistazo. Es diferente en bastantes aspectos, se salta muchos ángeles y todo eso, pero la historia es más o menos la misma. Pero ese menos duele demasiado.

      P.D.: ¡eres un amor, de verdad! Muchísimas gracias por darle una oportunidad a los dos blogs, y por dejar comentario ;; <3 Espero que te siga gustando el contenido de ambos y que no te aburras <3. Gracias de nuevo por leer mis chorradas, es un voto de confianza brutal.

      ¡Un saludo!

  6. No tienes que disculparte. ¡Soy yo el que debería darte las gracias por tu respuesta!

    Je, je, no me ha parecido caótico porque, más o menos, ya me lo spoilearon todo hace tiempo, además de que tú lo explicas todo muy bien. No me ha costado nada comprender conceptos como la Complementación, a pesar de no haberlo visto nunca.
    Me llama mucho la atención ese personaje femenino que es como un clon y que piensa que por ello su vida vale menos que la del resto. ¡Ese tipo de dilemas me encantan (hasta leí la página de TV Tropes sobre el tema, “What measure is to be a human” o algo así xD)! Me recuerda a los incorpóreos de Kingdom Hearts. ¡En mi opinión, los mejores personajes de la saga!

    ¿Aburrirme con tus artículos? Imposible. ¡No sabía nada de las influencias de Berserk! Utena lo desconocía por completo, pero a la lista de lecturas pendientes que va. ¡Pero si hasta explicas el lore de NieR: Automata! ¡Esta página es una maravilla!

    Eres mi bloguera favorita. Espero poder seguir leyendo más cosas tuyas.

    ¡Un saludo y gracias de nuevo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: