Respuestas al Curious Cat: Opinión del E3 2019

Un anónimo nos ha preguntado en el Curious Cat de Mistral sobre nuestra opinión del E3 de este año:

¿Qué os ha parecido este E3? ¿Qué juego os ha llamado más la atención?

Y es que ha llegado junio y con ello, la Electronic Entertainment Expo, abreviada y más conocida por todo el mundo como E3. Para quien no la conozca, se trata de la feria de videojuegos más famosa e importante de la industria. Allí, la gran parte de las empresas desarrolladoras y publishers de videojuegos se reúnen organizadas en distintas conferencias distribuidas alrededor de 4 días, para dar a conocer las últimas novedades de los títulos en los que han estado trabajando.

Así que varias redactoras de Mistral os vamos a dar nuestra opinión y nuestros juegos favoritos de esta edición de la feria! Y aquí podéis ver la respuesta a otras preguntas que nos han hecho~

Judeau


Ha sido un E3… inusitado. Entre la ausencia de Sony por primera vez en la historia de la feria —sobre todo teniendo en cuenta que debutó como desarrolladora de videojuegos coincidiendo con la primera edición del E3— y el cambio de formato de EA —que habrá que ver si se mantiene, porque no le he visto mucho éxito—, ha dejado un sabor extraño.

A todo esto, se le suma que la nueva generación de consolas está ya asomando por la esquina, con Microsoft habiendo mostrado un poco de humo su Project Scarlet, la sucesora de Xbox One, y Sony que habló hace unos meses de las especificaciones técnicas que tendría la futura PS5. Esto influye en que la cantidad de juegos que se presentan, o son menores, pues se guardan los verdaderos bombazos para el año que viene, o se enseñan simplemente pequeños vistazos de títulos que se publicarán en el nuevo hardware, como es el caso de Halo Infinite.

Metiéndome un poco más en conferencia a conferencia de forma cronológica, Microsoft lo hizo genial, anunciando una gran cantidad de juegos para todo tipo de gustos: Triple A, indies, shooters, conducción, terror, beat ’em up… Entre los que destaco, sin duda alguna, Ori and the Will of the Wisps, Spiritfarer y 12 Minutes. Creo que ya veis que tipos de juego prefiero, ¿cierto? Eso sí, mención especial a Blair Witch, que me llamó en especial la atención aun sin gustarme los juegos de terror y, obviamente, Elden Ring, el nuevo título de From Software. No se vio nada más aparte de una cinemática, por lo que no podemos exprimir mucho de ahí, pero ver los nombres de Miyazaki y George R. R. Martin juntos hace que algo dentro de mí de saltitos.


La siguiente fue Bethesda, la que considero la peor de todas. Quitando el gameplay de Doom Eternal, que se ve brutal, y el Wolfestein: Youngblood, no enseñaron nada más de peso. Sí, se vio un interesantísimo tráiler de Ghostwire: Tokyo, y Deathloop, que el concepto me llamó la atención, pero al tratarse simplemente de cinemáticas, poco se puede sacar de ello.

Devolver Digital volvió a hacer su show anual en el que aprovecharon para presentar unos poquitos juegos de los cuales destaco Carrion. Se trata de un videojuego indie con un pixel art precioso, pero de ambientación terrorífica y opresiva en el que, para variar, tú controlas al monstruo que se escapa del laboratorio y tiene que devorar a los científicos. Pero en serio, mirad su conferencia. Están creando una narrativa que conecta las conferencias de un año con las siguientes en las que hacen una sátira del resto de compañías, y es sencillamente maravilloso —cuidado que al principio contiene imágenes que pueden ser chocantes—.

Al día siguiente, tuvimos el PC Gaming Show, patrocinado este año por Epic Games. Es una de las conferencias a las que más ganas le suelo tener, ya que la gran parte de su contenido son juegos indie que además salen a comentar los propios desarrolladores. ¡Y vaya si han estado a la altura! A destacar sin duda alguna el precioso CrisTales, El Hijo, y Telling Lies, el ganador para mí de esta conferencia.

En cuanto a Ubisoft… solo tengo que decir que estoy muy a favor de las abuelas asesinas y hackers, y que Gods & Monsters tiene un estilo artístico precioso. Dado que el 80% de la conferencia se centró en juegos de la franquicia Tom Clancy y no me atraen absolutamente nada, me resultó una conferencia un tanto sosa y aburrida. Eso sí, al menos no faltó el baile anual.

Y luego vino Square Enix. Y jamás había tardado tan poco en ir corriendo a mirar de reservar la edición Deluxe de un juego. Creo que con eso queda claro lo que pienso del remake del Final Fantasy VII, así que yo solo voy a decir que me pareció maravilloso, y me da igual lo que diga el resto de gente. Separarlo por episodios y que esta primera entrega solo llegue hasta Midgar me parece una apuesta muy arriesgada pero a la vez interesantísima para poder explorar y profundizar mucho más en los personajes y en el mundo que los rodea, ¡tienen mi voto de confianza!

Y para acabar el E3, Nintendo llegó con su Direct habitual e hizo que llorara. Y eso que ya sabía que iban a aparecer dos juegos de franquicias tan queridas para mí como lo son Luigi’s Mansion y Animal Crossing, pero lo que se vio de las nuevas entregas fue tan precioso que me muero de ganas de probarlos. Y también habíamos visto el The Legend of Zelda: Link’s Awakening hace unos meses en el último Nintendo Direct importante, y aun así lograron venderme aún más este remaster que luce tan adorable.

No hace falta que lo diga, ¿verdad? El final de la conferencia, con el sorpresón que fue el anuncio de la secuela de Breath of the Wild, hizo que considerase automáticamente esta conferencia como la mejor del año. Lo siento, pero uno tiene el corazón en Hyrule.

Me gustaría mencionar también las conferencias menores: VR Showcase, Limited Run Games y Kinda Funny Games Showcase. Pasaron desapercibidas por la mayoría, pero me parece bonito que se dé la oportunidad a gente que está empezando —sobre todo con la de VR—, y es una forma estupenda de llegar a más público.

En resumen, ha sido un E3 donde los títulos más pequeños e indies han brillado mucho más que los AAA, que se están guardando para llegar en masa el año que viene. Me llevo una lista con casi 30 títulos que quiero jugar, así que por mi parte estoy contento. Y respondiendo a la pregunta, voy a elegir los cinco juegos que más me han gustado: Ori and the Will of the Wisps, Animal Crossing: New Horizons, Spiritfarer, Ghostwire: Tokyo y Final Fantasy VII Remake.

Suzume


Apenas he visto este E3 porque no tengo mucho tiempo y tampoco es que sea una fanática de los videojuegos, así que más bien he seguido lo que me iban diciendo mis compañeros y solo me he sentado de verdad a ver conferencias respecto a dos títulos concretos: Final Fantasy VII Remake y Elden Ring.

Siempre he estado a favor de que FFVIIR salga con los capítulos que sean necesarios y estoy muy, muy emocionada porque es evidente que van a expandir y desarrollar a lo grande. El juego original siempre estará para los nostálgicos y quienes no quieran que se toque FFVII, y precisamente un remake no puede quedarse en lo que ya ha existido porque… ¿Entonces para qué se hace?

Y si bien FFVII es mi juego favorito de la saga, siempre he sentido que me gustaba más por lo que pudo haber sido que por lo que es. Hay tantísimas cosas que se dejaron en el tintero, innumerables temas que podrían haberse desarrollado de forma brutal que al ver este trailer y encontrar algunos elementos nuevos estoy dando palmitas. Sin ir muy lejos, es posible que se recuperen algunos conceptos respecto a los «clones» de Sephiroth que se manifiestan alrededor de Aerith y de Cloud, y está claro que este videojuego planea profundizar el colapso mental de nuestro protagonista. Comentándolo con un amiga, me hizo ver que las palabras de la alucinación de Sephiroth chirriaban no porque fueran un añadido, sino porque Cloud mezcla recuerdos de cierto SOLDADO con el trauma que le ha causado y le causa Sephiroth. Así que estoy muy, muy emocionada ante la perspectiva de que un mundo más grande permita que los personajes brillen como no pudieron llegar a hacerlo (y ya eran bastante buenos) en 1997.

Por otro lado, vamos a tener en un único disco una ciudad entera para explorar, ya que parece que «solo» vamos a poder recorrer Midgar. Y va a ser como un videojuego entero. La posibilidad de que Midgar llegue al extremo de ser como Yharnam de Bloodborne, un todo cohesionado y magnífico por sí solo, es que me da mareo de la emoción. No solo eso, sino que se ha dejado claro que es posible que haya más de dos partes, porque no tienen claro en cuántos capítulos dividirán el juego. Y si bien esto enfoca a que va a ser un sacacuartos, soy responsable de mi dinero y estoy más que encantada con que exploten el mundo de Gaia.

Los rediseños de los personajes también me han dejado más que satisfecha, en particular al ver que se respeta el espíritu de Barret y que Tifa tiene un traje bastante digno. Y esa imagen de Cloud y Tifa posando hombro contra hombro es que casi me provoca un sofoco, ay.

Sobre las mecánicas no tengo mucho que decir ya que en general me dan igual, soy mala jugadora, así que agradezco que vaya a poder ir a cámara lenta en ocasiones y que se nos dé la oportunidad de manejar a todos los personajes.

Respecto a Elden Ring, la verdad es que no me hacía mucha ilusión pensar en un mundo que se inspira en la mitología nórdica, que empieza a saturarme un poco… Pero ha sido ver el tráiler y rendirme a la evidencia de que simplemente me gusta mucho el enfoque de FromSoft y de Miyazaki. Me preocupa un poco la participación de George RR Martin por su tendencia a escribir algunos estereotipos femeninos… En fin. Incómodos. Porque lo que se le da bien es profundizar a los personajes y volverlos humanos, como ha demostrado en su terrible Fuego y Sangre, donde todas sus habilidades se pierden en medio de un texto pesado y superficial. Sin embargo, tanto Miyazaki como Martin gustan de crear esa atmósfera misteriosa en la que tienes un mínimo de información que te suscita curiosidad, pero jamás la respuesta completa. Da igual que sea la historia del Furtivo Pigmeo como la de Asshai de la Sombra, quieres saber más y no vas a obtener lo que quieres, por lo que las teorías pueden brillar por todas partes. Siento franca curiosidad por cómo trabajarán sobre una mitología de Martin.

De momento parece que la historia bebe de diferentes culturas, ya sea presentando a posibles Valquirias, referencias al Anillo de los Nibelungos (¿quizá?), al rey Tuatha Nuada y muchos, muchos conceptos que son un refrito de la saga Souls pero no por ello dejan de ser interesantes.

Eso sí, me pregunto si un día Miyazaki desarrollará un mundo que no sea decadente.

Ah, y el nuevo Breath of the Wild pinta muy bien. La lástima es que posiblemente siga habiendo tan poca historia como en el primero…

Dena


Al igual que Suzume, yo tampoco he seguido el E3 al completo —aprecio demasiado mis horas de sueño—, pero lo que he visto me ha dejado muy contenta. Seré breve, ya que el plato fuerte ha sido Final Fantasy VII Remake y sus diseños preciosos y ya hemos fangirleado suficiente en este artículo. Pero tranquilos, que habrá más~

El juego que más me ha llamado la atención ha sido Animal Crossing: New Horizons. La espera por el nuevo Animal Crossing ya se había convertido en un meme para los fans, pero ha resultado valer muchísimo la pena. ¡Y más que valdrá! Hemos visto poco, pero yo ya adelanto que el juego me parece ideal. Se acabó el coger un tren y llegar a una aldea nueva: es hora de un buen lavado de cara para la saga y marcharnos a una isla desierta. Mantenemos muchas de las mecánicas de mi adorado Pocket Camp y añadimos otras al más puro estilo Harvest Moon —algo que no sabía que necesitaba con toda mi alma—, con las que podremos cultivar flores y comida, y tenemos total libertad con la personalización de nuestros personajes, muy importante y necesaria. Todos las características faciales y los cortes de pelo pasan a estar disponibles para ambos géneros y podrán editarse en cualquier momento, así como el color de piel. Pueden parecer cambios sencillos, pero tienen un gran impacto positivo en la comunidad, y estoy deseando ver qué más añaden de aquí a marzo de 2020 (que no está tan lejos. Paciencia, que cuando Nintendo retrasa algo siempre es para bien).

Quitando eso, el E3 en general ha estado bien. No tengo mucho que añadir más allá de lo que ya se ha señalado: las conferencias de Nintendo y Microsoft fantásticas, la de Square Enix para morirse del hype y de la nostalgia, la de Bethesda malilla, como ya era de esperar… Un aplauso a la de Devolver Digital, por supuesto, aunque sea sólo por las performances que se marcan cada año (de verdad, son brutales). Y en fin, no podemos quejarnos. Más allá de todas estas revelaciones hemos tenido momentos muy icónicos, como la aparición estelar de Keanu Reeves para enseñar Cyberpunk 2077, o la encantadora presentación de Ikumi Nakamura de Ghostwire Tokyo, que fue lo mejor de toda Bethesda.

 

Rivka

Es mi turno de ajustarme las gafas y hacer un breve repaso de lo que nos ha dejado el E3. Mi resumen no será tan exhaustivo como el del compañero Judeau, pero espero poder aportaros un punto de vista diferente, ya que cada uno vive el E3 a su manera, ¡cómo debe ser!

En general he quedado bastante satisfecha con las conferencias de este año, aunque de algunas (como la de Devolver o el PC Gaming) me las he leído en resúmenes en vez de verlas. Ay, el tiempo… esa cosa necesaria que se nos escapa entre los dedos cuando más lo necesitamos.

Metáforas aparte, para mí las mejores conferencias han sido la de Microsoft y la de Nintendo. ¿Por qué? Pues porque han mostrado muchos juegos, que es de lo que va el E3. Me sobra un poco el humo de la siguiente generación: que si Scarlet, que si PS5… Eso no enseña nada, solo crea falsas expectativas de cara a un futuro más o menos lejano. Me sigue chocando el hecho de que Sony no haya participado este año siendo una histórica del E3, pero sacarán su propio chiringuito, así que veremos qué ofrecen (de juegos, por favor, no de prestaciones de nueva consola).

Entrando un poco más en materia, Microsoft ha mostrado algunas cosas interesantes, como el Age of Empires II Definitive Edition. Además, para aquellos que tengan PC/Xbox y no se quieran gastar una pasta en juegos físicos, el Game Pass es una buena opción y no excesivamente caro. ¿Juegas mucho, no rejuegas cosas, tienes Xbox/PC y una conexión a Internet decente? Pues este servicio es para ti. A mí personalmente no me llama el tema de juegos en la nube porque mi tiempo no me permite dedicarle mucho rato a este hobby, así que pagar un alquiler mensual por este servicio sería un poco tonto por mi parte. Por otro lado, la presentación del Cyberpunk 2077 me dejó con la mandíbula colgando, ¿para qué negarlo?

Pasemos a Nintendo. El formato de vídeo grabado que decidieron implementar hace unos años sigue siendo muy buena opción por lo bien llevado que está. Es cierto que el año pasado su Direct fue flojo al centrarse en el Smash y poco más, pero este año los de Kioto se han redimido con creces. Para mi desgracia personal, no dispongo de una Switch (problema que espero solventar en un futuro no muy lejano), pero en caso de tener una no me perdería por nada del mundo el Luigi’s Mansion 3, el nuevo Fire Emblem ni el Link’s Awakening, por poner algunos ejemplos. Además, considero que Nintendo es la única compañía de videojuegos que, a día de hoy, innova de verdad: nuevas fórmulas de juego, nuevas mecánicas en sus consolas. Eso es arriesgado de hacer en un mercado que se ha estandarizado demasiado durante estos últimos años. Me alegra ver que sigue habiendo alguien que ve más allá de potencia y buenos gráficos.

Respecto al resto… poco tengo que añadir. EA apareció este año con un formato nuevo que no me ha convencido nada, aunque el Jedi Fallen Order tiene muy buena pinta, pero no pienso arrimarme hasta que se vea de verdad que no hay micropagos ni cosas raras que impliquen aflojar las pesetas. Sobre Bethesda… ¿qué decir? Demasiado flojos. Al menos me alegro de que intenten arreglar el Fallout 76 con esa actualización gratuita. Veremos lo que opinan de ella los usuarios que confiaron en el juego en su momento. Por otro lado, Ubisoft ha pasado un poco sin pena ni gloria. Y, por último, Square Enix, con la que ya sabéis que tengo una relación amor-odio de esas de drama intenso de telenovela. Su conferencia se ha centrado casi de forma exclusiva en el Final Fantasy VII-R, cosa que me esperaba. Los diseños son geniales, no lo niego, y en general puede que el resultado final esté bien, pero de momento no es para mí. El asunto de que salga por episodios… sigue sin convencerme. ¿Venderán cada episodio, sin saber aun cuántos van a sacar, a precio de juego completo? ¿Los DLCs tendrán peso en el juego o serán mero adorno? Sé de sobra que este título lleva siendo esperado por la gente demasiados años y me da cierta rabia pensar que la empresa solo tenga como objetivo hacer pasta a toda costa. De todas formas, me esperaré a ver qué sale, cómo sale y a cuánto sale. Y si no, siempre puedo sentarme tranquilamente y aguardar por una versión completa del juego, que la habrá, como con todos.

Para finalizar, ¿qué juego o juegos espero con más interés? Encabeza la lista el Cyberpunk 2077, sin duda. Confieso que he reservado la edición Day One. ¡Hasta abril tengo tiempo de pensarlo! También me llama muchísimo el Age of Empires II y, por supuesto, esa secuela del Breath of the Wild que casi provoca que me caiga de la silla en cuanto se anunció. ¡Nintendo ha cerrado el E3 por todo lo alto!

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Podcast Mistral #3. La existencia de los DLCs

Un mes más, ¡os traemos de nuevo el podcast de Mistral Chronicles! Esta vez hemos querido profundizar sobre la existencia de los DLCs y de su proliferación en el mundo de los videojuegos en esta última década. Cada una de nosotras presenta ejemplos de contenido descargable positivo y negativo, y explicamos el por qué, bajo nuestro punto de vista, los encasillamos en buenos o malos.

Advertimos de que en algunos momentos del podcast hay bastante rage y hate hacia algunas compañías y videojuegos, pero no os preocupéis, que siempre se explican las razones para ello. Tampoco os encontraréis spoilers de ningún título, así que no os preocupéis, estáis a salvo de ellos.


0:00:00 Introducción

0:01:09 Opinión DLC

0:03:50 Ejemplos positivos – DLCs Dark Souls

0:05:13 Ejemplos… ¿positivos? – Dishonored

0:07:10 Ejemplos positivos – The Witcher y Skyrim

0:09:20 Ejemplos positivos – Street Fighter V

0:11:23 Interludio para meterse con EA

0:14:50 Ejemplos positivos – Celeste

0:16:18 Ejemplos positivos – Little Nightmares

0:19:03 Ejemplos negativos – Alan Wake

0:19:55 Ejemplos negativos – Metal Gear Solid V

0:21:09 A leches con Square Enix

0:25:27 (Interludio – Pachinko de los cojones)

0:28:05 «La sede de Square Enix yo la quemaba» – Rivka

0:28:13 FFXV in a Nutshell

0:33:53 «SASUKE» – Suzume

0:34:35 La bala de plata de Square Enix FFVII Remake

0:42:00 Kingdom Hearts 3

0:50:00 A leches contra EA

0:51:50 Star Wars Battlefront, micropagos y lootboxes

0:58:25 Amiibos

1:05:18 Conclusiones

Análisis de worldbuilding: Final Fantasy X o cómo hacer las cosas bien

Este artículo se publicó primero en Deculture.es, ¡donde todavía podéis leerlo!

El juego Final Fantasy X salió a la venta en 2001 en Japón, llegando a Europa al año siguiente, y el primero de la saga en salir para PlayStation 2. Fue, además, el que marcó un antes y un después en el campo del desarrollo de videojuegos al presentar escenarios completamente tridimensionales, dotar a los personajes de una gran variedad de expresiones faciales realistas y otros logros tecnológicos, como el uso de luces y sombras. Su historia fue muy bien recibida por las críticas, y sus personajes se han ganado el corazón del público, pero ha sido el worldbuilding —que en general suele pasar desapercibido—, lo que se lleva la palma de esta entrega.

La trama, dentro de lo que cabe, es sencilla. El protagonista es Tidus, un joven y prometedor jugador de blitzbol (una especie de fútbol subacuático) de la ciudad de Zanarkand que un día, durante un partido muy esperado, ve cómo su ciudad es atacada de imprevisto por un enorme monstruo llamado Sinh. Su aparición se suma a la de Auron, un hombre misterioso que fue amigo del padre de Tidus, Jecht, que ayuda al chico a escapar a través del propio monstruo.

Aviso: Este artículo no contiene spoilers de la trama ni del final, pero sí del carácter general de la historia.

Tidus despierta solo en el mundo de Spira, donde le cuentan que Zanarkand fue destruida por Sinh hace mil años. En la isla de Besaid conocerá a la invocadora Yuna y a sus guardianes, a los cuales acompañará en un peregrinaje sagrado que debe culminar con la derrota de Sinh y, con suerte para Tidus, el retorno a su ciudad… y a su tiempo.

Leer más

Cloud Strife y la superación del trauma, un acercamiento al personaje

Este artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis leerlo!

Cloud Strife es uno de los personajes más icónicos de Final Fantasy. Esa fama implica que ha sido usado y reusado innumerables veces. La perspectiva que ofrece al estar en tantos sitios provoca que las opiniones sobre él sean extremas en ambos sentidos.

En gran medida, parte del odio deriva de la simplificación que ha sufrido Cloud en entregas ajenas a la obra original. Emo, edgy, inútil son algunos de los muchos calificativos que encuentra cualquiera al leer sobre Cloud. Los fans tienen muchos problemas con él; desde el exceso de negro en Advent Children a que no se decidiera claramente por Tifa o Aeris son de las quejas más sonadas. Pero ninguna es tan importante como el hecho de que nunca parezca ser feliz ni estar satisfecho con su vida.

La palabra «depresión» es un tabú. Al fin y al cabo, un protagonista sirve para proyectarnos en él. Ya tenga una gran personalidad o sea una hoja en blanco, es nuestro avatar. Y un avatar que se rinde, que se cansa, que no está seguro de lo que hace, que está enfermo, pues a muchos no les hace gracia. Podríamos decir que Cloud Strife tiene el mismo problema que Shinji Ikari de Neon Genesis Evangelion pero en menor medida. Al fin y al cabo, Cloud maneja una espada gigante a lo Guts de Berserk —según las teorías, el peso mínimo rondaría los 36 kilos… en una espada hecha con un pedazo delgado de metal y no como se hacen las espadas corrientes, cuando podría rondar los 100 kilos. Menos mal que es fantasía porque los bracitos y el tamaño de Cloud no son muy convincentes— y da toñas importantes. 

Así pues, uno pensaría que simplificar su carácter debería hacer a muchos felices. Pero no, porque gran parte de los juegos lo mantienen en su faceta más «emo», distante y desconfiada. Esto se debe a que su historia con Sephiroth, por un motivo u otro, no se ha terminado —¿qué gracia tendría entonces?—, cosa comprensible: ¡El drama llama al drama y el fanservice al fanservice!

Pero, más allá de justificaciones o de tirarse los pelos cuando se reusa a uno de los personajes más emblemáticos de la saga, es cierto que el personaje de Cloud es problemático. En especial cuando hablamos de un videojuego de los noventa que se tomaba a broma muchas cosas que hoy en día nos parecen serias.

¿Qué habríamos pensado con un personaje traumatizado, quizás con problemas de género y evidentemente psicológicos como Cloud en 2017? Muchas cosas interesantes, sin duda, que ahora solo pueden ser headcanon. A menos que el Remake lo cambie todo. No, no voy a tener esperanzas, pero tampoco se pueden apagar del todo. Al fin y al cabo nadie estará completamente satisfecho con el Remake por un motivo u otro. ¡De modo que centrémonos en el material que sí existe!

Hablemos de la evolución de Cloud como opuesto al héroe clásico. Como una víctima que tiene que hacer frente a sus numerosos traumas durante el fin del mundo y que, en Advent Children, carga con el peso de superar sus propios problemas a la vez que ha sido condenado a morir junto con las esperanzas del Planeta.

Cloud Strife. Su propio nombre nos dice que va a ser un personaje lleno de capas y contradicciones internas. Una nube de contienda. Nos vamos acercando poco a poco pero que prácticamente no lo conocemos hasta el final, cuando se ha librado de todas las máscaras.

Quizás por eso Cloud no tenga theme, por mucho que se le asocie con el principal de FF VII. Porque no existe como Cloud hasta el final.

Aviso de spoilers de toda la historia de FF VII

Leer más