NieR: Automata y el Castigo de la Humanidad

¡Este artículo se publicó primero en Deculture.es, donde todavía podéis leerlo!

NieR: Automata es uno de esos juegos que se pueden disfrutar sin haberse pasado los títulos anteriores de la saga. Esto se debe a que es bastante independiente del resto de su historia. En realidad, todo lo que trabaja Yoko Taro puede jugarse sin necesidad de saber más, porque el excéntrico maestro tiene la tendencia a purgar de lore sus historias para que resulten más inmersivas. Todo lo que considera innecesario lo reserva para otros medios que completen el videojuego. Esto puede gustar más o menos, pero sin duda convierte en una pequeña Odisea la búsqueda de información. En particular porque casi toda se encuentra en japonés.

Así pues, aunque se puede superar NieR: Automata sin problemas, siempre quedarán preguntas. Por ejemplo, uno de los hilos centrales, por no decir su leitmotiv, es la humanidad. Glory to Mankind es el lema de YoRHa y proteger a la humanidad es la misión de todos los androides. Por contraste, el objetivo de las máquinas es destruirla. Según nos cuentan, los remanentes de la especie humana, duramente diezmada, huyeron a la luna, desde donde mandan ocasionales mensajes a sus sirvientes para animarles durante su dura batalla.

Pero ¿qué ha llevado a la humanidad… hasta el punto en el cual se encuentra?

Aviso de flagrantes spoilers de Drakengard, NieR y NieR: Automata

Todo comienza con Drakengard. Sí, lo siento, hay que hacer un repaso por unos pocos títulos si se quiere comprender por qué la humanidad, llevada por la violencia —tema básico de los trabajos de Taro— acabó extinguiéndose y legando un mundo cruel a sus hijos androides.

Leer másNieR: Automata y el Castigo de la Humanidad