Analizando Neon Genesis Evangelion #10. Sumergida en el magma

Este artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

Si en el anterior episodio de Evangelion, Asuka y Shinji lograron sincronizarse brevemente solo para perder de inmediato esa conexión, en este toca que vuelvan a trabajar juntos y tejer un nuevo lazo emocional.

Abrimos con una Asuka más que encantada de que Kaji la esté acompañando para las compras. Queda claro, por si había alguna duda, que Kaji hace más o menos las veces de su mentor. En cierta manera, equivale al papel de Misato con Shinji… Solo que las dinámicas son casi contrarias. En parte, sin duda, se debe a los avances de Asuka hacia Kahi, que tienen que ser firmemente ignorados, pero también quiero destacar que Kaji nunca va a ser protector con la chica. No como Misato lo es con Shinji. Daría para hablar, largo y tendido, de los roles de madres y padres en Evangelion. No creo que sea casualidad que, en una serie donde los padres siempre fallan, Kaji se muestre totalmente desinteresado por adoptar el rol que se espera de él.

En cualquier caso, Asuka se muere porque Kaji la vea como una adulta, así que decide ir a comprar… bañadores. Sus elecciones le parecen demasiado atrevidas a Kaji, lo cual solo la anima a comprárselos. Por suerte, no tienen ningún efecto en el hombre, que está solo vagamente interesado en a excursión a Okinawa que van a hacer los niños. La disposición de Asuka y Kaji en una mesa habla por sí sola;  cada uno en un extremo opuesto, a pesar de que hay sillas entre medias que les permitirían estar más cerca el uno del otro. Mientras Asuka habla sin parar, se presenta la idea del capítulo: bucear, estableciendo un claro foreshadowing. Y es que la niña se muere por bucear.

Lo hará. Solo que no de la manera que ella espera.

Porque, por supuesto, ni NERV ni nadie se puede permitir que los niños se alejen de Tokio-3. Ni Asuka, ni Shinji ni Rei van a disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Al menos podemos consolarnos pensando que los niños de Japón, quince años tras un apocalipsis que cambió el planeta, siguen disfrutando de excursiones divertidas. Algo es algo.

Por cierto. Mirad la camiseta de Misato. La amarilla. ¿La veis? Bien, memorizadla, porque regresará en el episodio 15 y será simbólicamente importante.

¡Sigamos!

Ya que no tienen clase, ni tampoco compañeros, Misato, Shinji y Asuka se ven obligados a centrarse unos en otros. Y son una familia extraña, disfuncional. Shinji y Misato tienen más o menos una relación establecida de cariño, confianza y preocupación mutua. Asuka, está ahí más o menos por la fuerza y para aprender a trabajar con Shinji. En cuanto a Misato… Asuka sigue dirigiéndose a ella sin respeto, evadiendo honoríficos que sí emplea con Kaji (-san). En definitiva, desafía la autoridad de Misato, estableciendo un constante tira y afloja porque la trata como una rival. Misato no se reduce a aceptar tal rol en la vida de Asuka, por supuesto, pero no parece que esta actitud la ayude a desarrollar cariño por la niña. Digamos que la trata de una forma más utilitaria. Rei y Asuka son más bien instrumentos para Misato, a los que no quiere como a Shinji.

Y el pobre Shinji acaba en medio de todo esto. Asuka trata de arrastrarlo hacia su lado, acicateándolo con técnicas muy similares a las de Misato:  ¡sé un hombre! Por supuesto, no vale con cómo es ahora. Tiene que ser dominante, agresivo, controlador. Todas las definiciones tóxicas de un varón que se ven como atractivas.

Irónicamente, Shinji presenta(rá) muchos de esos comportamientos. Simplemente, los manifiesta de forma más pasiva, sin imponerse de forma física hasta que está al borde de la locura. Que no sea dominante no significa que no quiera serlo, solo que exclusivamente cuando necesita algo de los demás. Que ahora mismo no se comporte de forma agresiva no implica que no vaya a acumular rencor, envidia y rabia porque las mujeres de su alrededor no se adapten a los roles que la sociedad espera de ellas.

Y controlador… Bueno. Es celoso. Ya hemos visto cómo reacciona ante Rei o Misato si atraen a otras personas.

Shinji es un adolescente, igual que Asuka, y ambos están buscando cómo encajar en la sociedad. La forma más sencilla para Asuka es adaptarse a moldes genéricos, y esperar que el resto del mundo esté de acuerdo. La de Shinji es evitar los conflictos.

Por el momento.

Dicho esto, creo que es interesante resaltar una diferencia fundamental en cómo afrontan el no tener vacaciones. Y es que Shinji ya está hecho a la vida de piloto. Asuka, no. Dudo que Asuka llegue ni a atisbarlo, pero evidentemente Shinji está acostumbado a encontrarse en posiciones donde se le coartan las libertades y asume que es lo normal. Asuka solo ha peleado contra un Ángel. Todavía le queda vivir lo que es esperar y solo existir para pelear contra estas criaturas.

Pero, y hablando de Ángeles, Asuka plantea una idea fascinante: ¿por qué la Humanidad siempre está a la espera? ¿Por qué tiene que aguardar a que los Ángeles invadan a su territorio? Es una pregunta que, sin duda, deben haberse hecho muchos espectadores.

Misato suspira y señala con una sonrisa resignada que, de poder, lo habrían hecho. Y debemos creerla, porque su misión en la vida es acabar con los Ángeles. Nada debe entusiasmarle tanto como la idea de tomar la iniciativa.

La cruda realidad es que no tienen ni idea de dónde están los Ángeles (salvo uno, atrapado por SEELE), de modo que NERV solo puede esperar.

Y entonces, en un alarde de realismo, Misato ataca trayendo a cuento que las notas de los niños son pésimas. Así que toca ponerse a estudiar mientras sus amigos se van a pasarlo bien.

Ay, la dura vida del estudiante.

Con pequeños detallitos sobre nuestros informáticos de NERV y sus gustos personales, se nos da una pequeña escena —¿no es maravilloso que NERV tenga su propia marca de tazas? Quiero una— que justifica las preguntas que tendrán muchos: en medio de una guerra mortal ¿es muy inteligente mandar a los niños a Okinawa? Pero precisamente por eso, porque pueden morir en cualquier momento, es importante que se alejen de Tokio-3 de tanto en tanto. Se establece así un pequeño abismo entre los pilotos y sus compañeros. A estos últimos no se les imponen responsabilidades de adultos.

Shinji se pone a estudiar, tal y como le han dicho que haga, mientras que Rei (de la que nadie se ocupa) y Asuka prefieren disfrutar de la piscina. Ya que no puede bucear ni estar con la gente de su clase, Asuka vuelve a exhibirse delante de Shinji, el único piloto del que puede extraer algo de reconocimiento.

A menudo he leído que Shinji trata, desde el principio, a Asuka como un objeto. Por ello me gustaría señalar la diferencia entre dos de las escenas de las que he hecho captura.

En la primera, Shinji está tomando su té tranquilamente, sonriendo a Asuka. El plano captura el pecho de Asuka, que está a la altura de los ojos de Shinji.

 La segunda es muy similar, pero hay… diferencias.

En la primera, Shinji la mira a los ojos. En la segunda, Asuka ha invadido su espacio personal con intención, como hizo con el Muro de Jericó en el episodio anterior.

Sin pretender justificar el futuro comportamiento de Shinji, o el hecho de que contemple a Asuka con ojos sexuales; creo que es exagerado decir que Shinji cosificaba a Asuka. Al menos al principio, solo se percataba de su sexualidad cada vez que ella se lo ponía, literal e intencionalmente, en la cara.

Asuka, en su inocencia algo maliciosa, logra lo que busca de Shinji. Por desgracia, y como suele ocurrir en estas situaciones, lo que Asuka quiere no es lo que necesita.

Y, dados los extremos que trata Evangelion, a la larga Asuka solo consigue rebajarse como persona, sin darse cuenta de ello.

Eso sí, GAINAX, no necesito todas las imágenes de los pechos de Asuka para comprender lo que está ocurriendo, gracias.

Pasando a temas más agradables…

Asuka es una genio. Se graduó hace un año, es decir con 12, de una universidad alemana. No solo eso sino que no tiene problemas en hablar como una nativa japonesa.

Sin embargo, saca malas notas. ¿Por qué?

Porque Asuka no tiene problemas con las ecuaciones matemáticas, pero una cosa es saber hablar japonés y otra muy distinta poder leerlo. Todavía necesita memorizar todos los kanjis (un mínimo de 2000) para aprender a leer con cierta regularidad. Y sin comprender, no puedes hacer básicamente ninguna asignatura. Nada de esto quita que sepa perfectamente cómo funcionan las leyes de la termodinámica, lo cual constituye un bonito planting and payoff.

Cuando Asuka no consigue la atención de Shinji, que intenta no hacerle caso, y está más pendiente de Rei (a quien no mira el cuerpo, sino el rostro ausente), la chica pasa a intentar atraerle con sus habilidades de buceo. Es un mírame, mira qué bien lo hago, y sería casi adorable de no haberle espetado antes a Shinji que es un aburrido.

No es de extrañar que Shinji esté algo cansado de tanto mareo.

Poco después nos trasladamos nada menos que al interior un volcán.

Este episodio es básico para percibir cómo los actos de Misato, tan radicales y apropiados, se van volviendo más y más agresivos. Como si con cada Ángel caído, su necesidad de vencerlos no hiciera más que incrementarse.

Porque una cosa es poner en riesgo una sonda carísima y otra la de una persona.

Sin embargo, es la primera vez que Misato puede tener la iniciativa. No va a fallar por ser cauta. Sin embargo, sus acciones son tan impetuosas que hasta en SEELE se muestra sorprendidos cuando Gendo. Si menciono esto no es solo por resaltar que la Humanidad siempre está a la defensiva, sino que la situación actual es muy similar a la del Segundo Impacto, con la Humanidad aproximándose a un Ángel, y SEELE misma alberga temores ante el descontrol que supuso la intervención humana.

Aparte, es interesante notar que el bebé que yace en el fondo del volcán es más o menos fetal, humanoide. Igual que la criatura que había en la maleta de Kaji. De esta forma se nos dice: sí, lo que Kaji transportaba era un Ángel (por mucho que digan que es el Primer Ser Humano) y sí, ¿a que parece extrañamente humano?

Pero volvamos a la serie. Gendo logra seducir a SEELE con la posibilidad de obtener un ejemplar de Ángel todavía nonato y la operación empieza su curso. Asuka es la primera en ofrecerse, atraída por la idea de bucear (¡en lava!). Shinji se extraña de que la escojan a ella, habituado a que el peso de la responsabilidad recaiga siempre sobre él.

No puedo evitar preguntarme si Misato ha escogido a Asuka por ser una misión muy peligrosa para proteger a Shinji.

En cualquier caso, es muy entretenido ver a Asuka avergonzada dentro de su enorme traje de agua.  Y, por cierto, qué mala leche tiene Ritsuko. Podría haber hecho que pulsara el botón para rellenarse de agua cuando estuviera dentro de su EVA. Eso sí, que Asuka necesite tal protección demuestra que las EVA no son perfectas. Quizás puedan resistir una lucha a cuerpo contra un Ángel, pero el descenso en lava va a ser prolongado y, además, podría afectar con radiación a Asuka. Así que se toman todas las medidas para convertir a la Unidad 02 en un anuncio de Michelín.

Asuka se niega a hacerlo, ¡incluso si Kaji intenta convencerla! Está dispuesta a dejar que Shinji se lleve la gloria de llevar el trajecito. Shinji no parece incómodo ante la idea. Sin embargo, el hecho de que Rei se atreva a dar un paso al frente es demasiado para Asuka, que aún debe tener fresca la «humillación» que sufrió durante la sincronización con Shinji. Además, la Unidad de Rei no es tan refinada como las de Asuka o Shinji, por lo quele habría tocado pilotar la 02… Cosa que Asuka no está dispuesta a permitir. No contenta con decidir que Rei no la va a sustituir, le baja de un golpe la mano. Y nadie comenta nada. Nada.

De modo que se dirigen al volcán. A Asuka le decepciona que Kaji no esté cerca porque quería lucirse frente a él, pero lo importante es cumplir la misión, ser piloto, seguir adelante. Pero ¿dónde está él? Bien, haciendo algo sospechoso. Montado en un teleférico con una mujer, cada uno mirando a un lado como si no se conocieran… pero, aun así, intercambian información confidencial. Vaya, vaya, casi como si Kaji fuera un espía.

Todavía no queda muy claro para quién está investigando, pero desde luego de momento (al menos) no van a intervenir contra NERV. Como bien dicen, si fallan, el mundo está acabado.

Y es que la tensión es palpable. Las fuerzas de las Naciones Unidas sobrevuelan el volcán, preparadas para destruirlo todo con una bomba N2 en caso de que Asuka fracase. ¿Quién ordenaría algo tan radical? Por supuesto, Gendo Ikari.

Con todo, cabe destacar que una bomba no fue capaz de acabar con Sachiel y que Gendo no arriesgaría a las EVA. Los pilotos y sus EVA sobrevivirían.

El resto de la gente…

Asuka se infunde valor y comienza la inmersión. Por supuesto, llama a Shinji, una vez más, para que le preste atención mientras hace una pose antes de sumergirse. 

A pesar de descender más de un kilómetro y rebasar con creces la zona de seguridad, Misato exige que Asuka siga adelante. ¿Somos testigo de una faceta militar que antepone la salvación de la humanidad sobre la seguridad de una niña, o de una necesidad egoísta de asestar por primera vez un golpe a los Ángeles?

De una forma u otra, Asuka acepta, la misión continúa y al poco rato la chica pierde su arma de cuerpo a cuerpo, el cuchillo.

Casi a los dos kilómetros de profundidad, Asuka da con el huevo o crisálida del Ángel, Sandalphon. El nivel de atención al detalle es delicioso, pues hasta se menciona cómo las corrientes de lava afectan a la captura del huevo. A pesar de los problemas técnicos, y de que solo tiene una oportunidad, Asuka se las apaña para cumplir la misión. Shinji, preocupado, le pregunta cómo se encuentra Se llevarán mal o tendrán una relación tensa, pero Asuka todavía valora la opinión de Shinji y Shinji se preocupa por su compañera.

Ritsuko y Misato, por su parte, también tienen su minutito como amigas de toda la vida. Ritsuko apunta que Misato estaba ansiosa y se menciona de nuevo el Segundo Impacto. Cuando pensamos en lo que vivió Misato, resulta evidente por qué está tan determinada a triunfar, a lograr lo que, en el caso de su padre, salió mal.

Pero claro. Esto es Evangelion y descubrir demasiadas cosas sobre los Ángeles en el episodio 10 sería un problema importante de guion.

Así pues, no debería sorprendernos que Sandalphon, entre horrísonos sonidos que suenan al llanto de un bebé ralentizado, eclosione. Quizá ha llegado el momento y NERV tiene muy mal timing, o puede que haya percibido peligro. En cualquier caso, tamaño y fuerza le permiten romper la jaula y no queda otro remedio que abortar la misión. Hay que eliminar a Sandalphon antes de que pueda abandonar el volcán.

El problema es que Asuka no dispone de armas. En consecuencia, Shinji tiene que arrojarle su propio cuchillo, que llega justo en el último instante para Asuka pueda atravesar a Sandalphon. Es una sincronización perfecta. Y la ley de la termodinámica llega para salvar vidas.

Sin embargo, Sandalphon es fuerte. Arranca los cables que sostienen a Asuka, la Unidad 02 en lava es de todo menos móvil, por lo que la chica solo puede esperar a morir. La idea resulta tan impactante que ni siquiera sufre pánico. La idea de haber triunfado solo para morir es ridícula, absurda. Y lo peor es que se trata de una muerte horrible, por presión del volcán. No es una muerte en combate, no es heroica ni digna, solo el producto de mala suerte.  Si hubiera matado unos instantes antes a Sandalphon, este no habría podido romper los cables. O si se le hubiera ocurrido antes la idea. Y, sin embargo, a pesar de haber ganado, va a morir.

Solo que entonces Shinji se arroja al volcán, sin protección alguna, sufriendo en sus carnes la presión y el calor de la lava, para salvarla.

Y Asuka no se siente ofendida (como le pasará con Rei más adelante) porque Shinji la haya salvado. De hecho, ni siquiera hay verdadero alivio. Solo una mirada y tono cálidos que parecen una respuesta a la sonrisa en el episodio anterior de Shinji, cuando por fin empezó a notar cierta conexión con ella.

Todo el capítulo ha demostrado que Shinji se preocupa por Asuka, que si esta puede pedir ayuda, la recibe. Uno podría esperar que tal dinámica no haga más que mejorar y perfeccionarse. Sin embargo, para End of Evangelion, esta sincronización se ha desvancido. Asuka no solicitará ayuda, y Shinji tampoco podrá ofrecérsela, por lo que la niña morirá tras una batalla que parecía gloriosa y, peor aún, ganada.

Sin hacer inciso en el drama, ni nada similar, terminamos con una escena cómica en unos baños termales donde ¡Pen-Pen nos honra con su presencia! No hay Okinawa, pero Misato le había prometido a Asuka acudir al sitio una vez cumplieran la misión y, al menos en esto, es una mujer de palabra.

Resulta curioso cómo Shinji ha pasado de odiar el baño a estar cómodo con él. Imagino que su especial resistencia a tener piel de cangrejo tras pasar por altísimas temperaturas tiene algo que ver en su nueva apreciación del agua caliente, sobre todo en contraste con la lava.

O quizás solo es que Shinji se siente más cómodo a solas que en la bañera de Misato.

Con todo, es agradable saber que, incluso si es por fanservice, Misato y Asuka pueden llegar a caerse bien por unos minutos. Y tras bromas innecesarias sobre las crecientes hormonas de Shinji, cerramos un episodio bastante intenso con una escena que nos recuerda que, a pesar de todo, GAINAX no pierde la oportunidad de aprovechar casi cualquier escena para perfilar a los personajes o desarrollar la historia.

Hemos comentado que Misato se ha comportado de forma especialmente insensible en este episodio. También se ha mencionado más de una vez los efectos del Segundo Impacto. Ahora es cuando, por fin, averiguamos que resultó herida en el Segundo Impacto. ¿Qué provocó esa cicatriz? Bien, eso todavía queda por ver. Pero se nos está dejando muy claro que Misato no está por estar, ni tampoco que lucha por la Humanidad porque debe hacerlo.

Y, de paso, se nos insinúa también que el pasado de Asuka no es normal. Hay algo detrás.

El episodio finaliza con esta conversación. Hasta ahora se ha trabajado la dinámica de Shinji y Asuka, así como de Kaji y Misato, en el próximo episodio volveremos a un personaje que se ha dejado mucho de lado: Rei.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

  • Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man. Houseki no Kuni y un largo etc.) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros. Fui redactora de Deculture. También escribo relatos (cuando puedo) y he publicado algunos que podéis encontrar en Goodreads.

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Misato
Misato
2 months ago

Muy interesante capitulo.

De hecho son capitulos como este y el 4, el 7 «los que parece que no traen nada» los que me cuesta mas trabajo entender y apreciar todos los detalles.

Muy buena tu reseña, me completementa algunas cosas que habia entendido y asi.

Pero lo que mas me interesaba leer de este articulo es que onda con Kaji y esa supuesta señora (abuela de Ritsuko) de los gatos.
Estaria padre si pudieras explicar exactamente y mas a fondo de lo que hablaban y quienes son.

Pero esto es lo que entiendo:
Kaji trabaja para Nerv pero filtra infromacion a Seele
Abuela de los gatos trabaja para Seele pero filtra informacion a NERV.

¡Volver arriba!
Mistral Chronicles