‘Diario de intercambio (conmigo misma)’ #1 de Kabi Nagata. La reflexión de lo cotidiano

Tras el éxito de su primera obra, Kabi Nagata vuelve a España de la mano de Fandogamia con un nuevo título. Diario de intercambio (conmigo misma) es la esperada continuación de Mi experiencia lesbiana con la soledad, y aquí os traemos la reseña del primer tomo a la espera de que, para el año 2019, salga el segundo.

Leer más‘Diario de intercambio (conmigo misma)’ #1 de Kabi Nagata. La reflexión de lo cotidiano

‘El Barrio de la Luz’, de Inio Asano. Luces y sombras entre apartamentos

Volvemos con Inio Asano, un autor que ya no es desconocido para nosotras desde que os trajimos la reseña de Solanin. Ahora os mostramos El Barrio de la Luz, un manga de historias cortas que fue recopilado por la editorial Shogakugan entre el 2004 y el 2005, y que Norma decidió traer a nuestras estanterías en mayo del año pasado.

En cierto piso de cierto bloque una pareja de jóvenes discute; lo de todos los días.

En el piso 303, el contiguo, un adolescente se arregla porque hoy tiene una cita. Límpiate, anda. Límpiate ahí con especial cuidado.

Mientras tanto, su novia, la chica del 804, se ha olvidado de que tenían plan y hoy va al instituto con unas bragas más bien deprimentes.

Su padre, por otro lado, lleva tres días en el paro y aun no ha reunido el valor para contárselo a su familia. Así que se dispone, un día más, a irse por ahí vestido con su traje y corbata.

Un día más, las señoras del complejo residencial disimulan, sin éxito, sus ganas de cotillear, disfrazándolas de palabras ambiguas y conversaciones inútiles.

Un dibujante de manga, agobiado por las fechas de entrega sueña, mientras duerme la mona en el basurero, que ha terminado sus páginas.

Imaginemos a un indigente que duerme en un banco como si estuviera muerto y a un anciano muerto en su casa como si estuviera durmiendo.

Risas que inundan algunas mesas; silencio que se instala en otras; enamorados que certifican su amor; otros que se hieren mutuamente.

Pero lo que cuenta es que esta mañana el aire es fresco. Es una mañana agradable, en la que blancas sábanas y camisetas de todos los colores ondean al viento… y un niño de guardería siente una revelación.

Leer más‘El Barrio de la Luz’, de Inio Asano. Luces y sombras entre apartamentos

‘Demokratia’ o la historia de la búsqueda del humano definitivo

Motoro Mase no es un desconocido en España ya que Panini Cómics trajo en su momento los diez volúmenes de Ikigami. En esta ocasión, la editorial ha vuelto a apostar por él con Demokratia, un seinen con toques de ciencia ficción que fue publicado entre el 2013 y el 2015 por la Shogakukan en Japón.

Aunque el título ya es suficiente para darnos una pista, ¿de qué va exactamente Demokratia? La historia empieza con dos hombres que se conocen de forma fortuita en una cena de estudiantes universitarios. Uno de ellos, Taku Maezawa, acaba de recibir un despacho y trabajo a pesar de no haber terminado sus estudios, gracias a la creación de un software de “decisión por mayoría”. El otro, Hisashi Iguma, es un ingeniero robótico de 33 años que ha decidido volver a la universidad para desarrollar su proyecto del “humano definitivo”. A ambos los unirá dicho proyecto: la fabricación durante año y medio de una androide que será controlada mediante el software de Maezawa. Todo ello se lleva en absoluto secreto, por supuesto.

Leer más‘Demokratia’ o la historia de la búsqueda del humano definitivo

Reseña: ‘Algo entre nosotros’, autodescubrimiento y amor primerizo

Una vez más, Milky Way vuelve a traernos una maravillosa historia BL, esta vez de la mano de hagi, una autora novel que despuntó en Japón con la publicación de Algo entre nosotros en 2017, un tomo autoconclusivo al que se añadió un capítulo extra para su publicación en físico. La editorial asturiana ya nos ha malacostumbrado a licenciar obras de este estilo, llenas de encanto y sentimiento. Pero ¿qué diferencia a este BL de otros que ya nos hayan podido ofrecer?

Como suele ser lo habitual, la historia transcurre en un instituto en el que estudian nuestros dos protagonistas, Tajima y Koga. Aunque ambos son de clases diferentes, terminan conociéndose cuando a Tajima se le cae un cubo con agua desde el segundo piso mientras limpiaba el aula. Preocupado por el chico al que acaba de empapar, decide ofrecerle su chándal de gimnasia como disculpa… a la vez que se pregunta por qué estaría llorando. Al final, Koga acaba confesándole que un gato ha matado a su pez y a Tajima se le cae el alma a los pies porque el culpable es Cerdi, su propia mascota.

Leer másReseña: ‘Algo entre nosotros’, autodescubrimiento y amor primerizo

Reseña: ‘Predestinada’, tres historias y cinco mujeres protagonistas

No es un secreto que, gracias al nuevo panorama editorial español, cada vez contamos con más obras y autores hasta hace poco desconocidos en nuestro territorio. Aunque Internet siempre nos ofrece vías para conocer historias más allá de las publicadas aquí, lo cierto es que se agradece la implicación de grandes y pequeñas editoriales, quienes se esfuerzan por traer licencias novedosas –en muchos casos por petición de los propios lectores–.

En este caso, la editorial Tomodomo nos ha obsequiado con Predestinada, un tomo único de la autora Tomoko Yamashita. A pesar de llevar ya diez años de prolífica carrera en Japón, con algunas de sus obras nominadas a los prestigiosos premios Manga Taisho y con una horda de seguidores incondicionales a sus espaldas, Yamashita era una auténtica desconocida en España. Con Predestinada, una colección de tres historias cortas, Tomodomo ha permitido que disfrutemos, por primera vez, de la obra de esta mujer en lengua española.

A lo largo del tomo de Predestinada, se hilvanan historias autoconclusivas que tienen el mismo nexo común: las protagonistas son mujeres, y sólo ellas permiten que las diferentes tramas avancen. Yamashita gusta de dotar a sus relatos de personajes poco definidos, dando lugar a una ambigüedad patente, aunque esto no significa que no estén bien construidos, sino todo lo contrario: la autora pretende mostrar el lado más dubitativo. Ante todo, son figuras humanas que se alejan de clichés y patrones establecidos. Esto ayuda –como no podría ser de otra manera– a elaborar un paralelismo con la sociedad japonesa actual y tener una visión crítica de la misma, aunque en un principio no parezca la intención de la autora, ya que las historias no guardan ningún tipo de relación entre sí y transcurren en escenarios muy diferentes.

Los tres relatos que componen Predestinada se titulan “Invencible”, “Tú eres la Estrella” y “La Princesa sin maleficio y el Prisionero en la atalaya”. En la primera historia, nos encontramos como protagonistas a dos mujeres antagónicas: por un lado, una inspectora de policía y, por otro, una adolescente acusada de cometer múltiples y aterradores crímenes. Aunque la trama transcurre principalmente en la sala de interrogatorios de la comisaría, Yamashita consigue cargar la atmósfera hasta hacerla casi agobiante, recurriendo a recursos como el flashback, a primeros planos de los rostros de los personajes, con un gran hincapié en sus expresiones. Mediante este relato, se nos muestra –y critica– el rol de la mujer en la sociedad japonesa desde vertientes opuestas: el de la inspectora como única mujer del cuerpo de policía –y con problemas de convivencia matrimonial debido a su trabajo– y el de la adolescente psicópata, atribuyéndole características propias del sexo masculino al ser capaz de cometer crímenes atroces. Con esto, la autora da un giro al cliché de la mujer buena e inocente, mostrando que un personaje femenino puede ser también cruel y despiadado.

En el segundo relato, “Tú eres la Estrella”, cambiamos radicalmente de registro para ir a caer a un aula de preparatoria de instituto, donde somos testigos del tópico y típico triángulo amoroso entre dos chicas y un chico. Sin embargo, la autora vuelve a sorprendernos dándole una vuelta de tuerca al cliché amoroso adolescente para visibilizar la homosexualidad en esta etapa vital. Una bonita forma de decir que en los institutos no solo existe la heterosexualidad, tan recurrida en este tipo de historias.

Por último, el tomo se cierra con “La Princesa sin maleficio y el Prisionero en la atalaya”, quizá la más extraña de las tres historias al estar enmarcada en un género que mezcla fantasía y realismo. Esta historia usa la base del cuento de La Bella Durmiente, solo que aquí todos los bebés son maldecidos al nacer por brujos que trabajan desde sus despachos, situados en altos edificios de oficinas. Cuando los niños cumplen los 16 años, se manifiesta el maleficio impuesto. La protagonista, sin embargo, no recibió maldición en ningún momento, por lo que es considerada por sus compañeros como un bicho raro del que solo hay que compadecerse. La premisa es  interesante, ya que Tomoko Yamashita utiliza este repaso al cuento tradicional de la princesa maldecida para hacer un paralelismo social, tocando temas como el aislamiento en la adolescencia, el bullying o incluso la crítica al sistema laboral japonés, conocido por las duras jornadas laborales a las que están sometidos muchos oficinistas y funcionarios.

En general, este tomo deja un buen sabor de boca. A pesar de que ciertos temas –sobre todo en los dos primeros relatos– puedan ser básicos o poco profundos, la autora consigue imprimir un carácter nuevo a clichés que estamos hartos de ver, tanto en literatura como en manga o cómic. Además, Yamashita impregna sus obras de una narrativa que atrapa y desconcierta a partes iguales, con un dibujo que no sobresale en exceso, pero que muestra lo justo y necesario para impactar, centrándose sobre todo en las expresiones de los diferentes personajes. Quizá el único punto negativo de esta obra –aunque para muchos no lo será– es que necesita una segunda lectura para terminar de entender bien todo lo que sucede, ya que el excesivo uso de flashbacks puede hacer que nos perdamos más de una vez.

Para concluir, cabe destacar la gran labor de Tomodomo al traer esta obra, con una edición cuidada y un formato A5 de gran tamaño que ayuda a apreciar más el dibujo y la narrativa del mismo. Esperemos que, poco a poco, vayan llegando más historias de esta prolífica y versátil autora.

‘Solanin’ de Inio Asano y el trágico fin de la adolescencia

Entramos en el mundo de Inio Asano desde una de sus obras más representativas: Solanin. ¿Por qué precisamente ésta? Hay varios motivos, pero el principal es que es una obra que hace reflexionar bastante sobre el fin de la adolescencia, la juventud y la llamada vida adulta. Inio Asano es un autor que ha aterrizado en el panorama español para quedarse definitivamente desde que la editorial asturiana, Milky Way, decidiese apostar por él en 2013 con la obra La chica a la orilla del mar. Los más avispados ya se habrán dado cuenta de que, en cambio, Solanin está licenciada por Norma Editorial, pero la batalla de licencias y las competencias entre editoriales es algo que podemos dejar perfectamente para otro artículo.

Nacido en 1980, Inio Asano empezó a publicar en el 2000 y un año después ganaba el premio GX de jóvenes mangakas. Asano se consolidó rápidamente en un mercado que se rindió a sus emotivas obras, llenas de un realismo dramático. La gran habilidad de este hombre ha sido la capacidad para conectar con toda una generación, al empatizar y desgranar punto por punto los problemas a los que nos enfrentamos en la juventud, especialmente aquellos que están entre esa línea intermedia que conecta la adolescencia tardía con la recién estrenada vida adulta.

Anteriores a Solanin fueron mangas como La chica a la orilla del marNijigahara Holograph, ambas de Milky Way, aunque ésta última obra ya había sido editada en el 2009 por Ponent Mon, sin mucha repercusión. Tras el inesperado éxito cosechado -los tomos agotados en todas partes daban fe de ello-, Norma también decidió apostar por Asano y así apareció, a finales del 2014, la obra que vemos hoy. Otras que quizá os suenen son la laureada Buenas noches, Punpún; el tomo de relatos cortos El fin del mundo y antes del amanecer o El barrio de la luz.

Leer más‘Solanin’ de Inio Asano y el trágico fin de la adolescencia