Rebuild of Evangelion. ¿Reboot, continuación o universo paralelo?

Evangelion tiene algo maravilloso, igual que Dark Souls o Bloodborne. Y ese algo son muchos, pero muchos, vacíos en su lore y pasado que permiten todo tipo de especulaciones entre los fans. Que su mitología exegética básicamente sea cristiana facilita toda clase de paralelismos para los fans del globo entero, que pueden intercambiar ideas, estudiar a muerte símbolos, realizar comparaciones con el folklore cristiano y más. Mucho más.

Si alguna vez habéis pensado que los fans occidentales de Evangelion pensamos demasiado, creedme, no habéis visto a los japoneses:

http://qmisato.tumblr.com/post/170961165501/if-you-think-westernenglish-evangelion-analysis

Además, mientras Anno siga trabajando en la última película de Rebuild, que por fin está en producción y se ha dicho que saldrá en 2020 pero seguro que tardará un par de años más, los fans no tienen otra cosa que hacer que especular. Y volver a ver y a ver y a ver las películas para intentar conseguir esa pizquita de información que Akira Ishida, comprensiblemente, se guarda.

El caso es… ¿Por qué tanto interés en unas películas que reducen la historia de Evangelion, presentan personajes mucho más superficiales y tienen mejor animación (pero no tan intensa ni inolvidable) que la de la serie?

Bien, porque a Rebuild llegaron todos los fans hambrientos de más, igual que nuevos y pobres seguidores que jamás podrán escapar de las garras de Anno y la depresión. Y porque desde el primer momento había una pregunta en el aire: ¿tendremos más material con el que crear grandes teorías? End of Evangelion se considera a veces un final infame, o ni siquiera un final. El mismo manga da una versión de reencarnación y final feliz que despoja de toda su crudeza al final de la obra maestra de Anno. Así que todos queríamos más, incluso si no lo necesitáramos.

Y parece que se busca que Evangelion sea una franquicia (como si no lo fuera ya. Hay cientos de manga, de videojuegos, de novelas, de merchandising…). De modo que la posibilidad de una historia que siga, siga y siga está ahí.

Por tanto… ¿Qué es Rebuild?

Desde la primera película estallaron las masas fans al darse cuenta de los elementos de continuidad que había en la historia. ¿Un mar rojo? End of Evangelion. ¿Enormes marcas de gigantes crucificados? End of Evangelion y el final del manga de Sadamoto. ¿Un chorro de sangre en la luna? End of Evangelion. Y muchas más cosas. Sin embargo, la historia era vagamente diferente. El diseño de Lilith es distinto y todo el mundo sabe que es Lilith. Los personajes son menos depresivos, se meten más en los papeles cliché que se espera del género mecha y harén y hasta los nombres son distintos en algunos casos, como los de Yui Ayanami o Asuka Langley Shikinami.

La gente estaba y está confusa, en parte con razón, porque todos tenemos esa venita con la que queremos llenar todos los huecos de una historia sin centrarnos en las metáforas o en el mensaje de la historia. Y Rebuild parecía hecha para ese tipo de fans. Así pues, antes de que empecemos con artículos de teorías o a analizar directamente las películas, hagamos un recuento de ideas básicas que son diferentes entre Evangelion y Rebuild.

Advertencia de spoilers flagrantes de Evangelion y Rebuild

Leer más