Cloud Strife y la superación del trauma, un acercamiento al personaje

Este artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis leerlo!

Cloud Strife es uno de los personajes más icónicos de Final Fantasy. Esa fama implica que ha sido usado y reusado innumerables veces. La perspectiva que ofrece al estar en tantos sitios provoca que las opiniones sobre él sean extremas en ambos sentidos.

En gran medida, parte del odio deriva de la simplificación que ha sufrido Cloud en entregas ajenas a la obra original. Emo, edgy, inútil son algunos de los muchos calificativos que encuentra cualquiera al leer sobre Cloud. Los fans tienen muchos problemas con él; desde el exceso de negro en Advent Children a que no se decidiera claramente por Tifa o Aeris son de las quejas más sonadas. Pero ninguna es tan importante como el hecho de que nunca parezca ser feliz ni estar satisfecho con su vida.

La palabra «depresión» es un tabú. Al fin y al cabo, un protagonista sirve para proyectarnos en él. Ya tenga una gran personalidad o sea una hoja en blanco, es nuestro avatar. Y un avatar que se rinde, que se cansa, que no está seguro de lo que hace, que está enfermo, pues a muchos no les hace gracia. Podríamos decir que Cloud Strife tiene el mismo problema que Shinji Ikari de Neon Genesis Evangelion pero en menor medida. Al fin y al cabo, Cloud maneja una espada gigante a lo Guts de Berserk —según las teorías, el peso mínimo rondaría los 36 kilos… en una espada hecha con un pedazo delgado de metal y no como se hacen las espadas corrientes, cuando podría rondar los 100 kilos. Menos mal que es fantasía porque los bracitos y el tamaño de Cloud no son muy convincentes— y da toñas importantes. 

Así pues, uno pensaría que simplificar su carácter debería hacer a muchos felices. Pero no, porque gran parte de los juegos lo mantienen en su faceta más «emo», distante y desconfiada. Esto se debe a que su historia con Sephiroth, por un motivo u otro, no se ha terminado —¿qué gracia tendría entonces?—, cosa comprensible: ¡El drama llama al drama y el fanservice al fanservice!

Pero, más allá de justificaciones o de tirarse los pelos cuando se reusa a uno de los personajes más emblemáticos de la saga, es cierto que el personaje de Cloud es problemático. En especial cuando hablamos de un videojuego de los noventa que se tomaba a broma muchas cosas que hoy en día nos parecen serias.

¿Qué habríamos pensado con un personaje traumatizado, quizás con problemas de género y evidentemente psicológicos como Cloud en 2017? Muchas cosas interesantes, sin duda, que ahora solo pueden ser headcanon. A menos que el Remake lo cambie todo. No, no voy a tener esperanzas, pero tampoco se pueden apagar del todo. Al fin y al cabo nadie estará completamente satisfecho con el Remake por un motivo u otro. ¡De modo que centrémonos en el material que sí existe!

Hablemos de la evolución de Cloud como opuesto al héroe clásico. Como una víctima que tiene que hacer frente a sus numerosos traumas durante el fin del mundo y que, en Advent Children, carga con el peso de superar sus propios problemas a la vez que ha sido condenado a morir junto con las esperanzas del Planeta.

Cloud Strife. Su propio nombre nos dice que va a ser un personaje lleno de capas y contradicciones internas. Una nube de contienda. Nos vamos acercando poco a poco pero que prácticamente no lo conocemos hasta el final, cuando se ha librado de todas las máscaras.

Quizás por eso Cloud no tenga theme, por mucho que se le asocie con el principal de FF VII. Porque no existe como Cloud hasta el final.

Aviso de spoilers de toda la historia de FF VII

Leer másCloud Strife y la superación del trauma, un acercamiento al personaje