Impresiones: ‘Dakaretai Otoko’ #2. Chunta, notice me

Si habéis superado el primer episodio de Dakaretai Otoko, sin duda este anime os interesa de verdad. Eso o adoráis mi prosa y mi ingenioso sentido del humor. No hay muchas más opciones. Para quien haya olvidado de qué va esta serie, aquí va un pequeño resumen:

Takato Saijyo era el número uno en el ranking que da nombre al manga hasta que Junta Azumaya entró en su vida para arrebatarle su posición, su virginidad y su derecho a negarse a mantener relaciones sexuales.

Tal cual.

Dicho esto, el segundo episodio empieza en el set de rodaje. El protagonista está tomando tranquilamente un café hasta que viene Junta con sus alitas de ángel a pegársele como una lapa. Takato le mataría gustosamente, pero tiene testigos que piensan que sus interacciones son adorables y, total, el hombre se debe a sus fans.

Leer másImpresiones: ‘Dakaretai Otoko’ #2. Chunta, notice me

Impresiones: ‘Dakaretai Otoko’ #1: Arriba, abajo, al centro y pa dentro

Esta temporada de anime (otoño de 2018, para quien se haya perdido) viene cargada de variedad. Hay series para todos los gustos y hemos decidido pararnos a comentar el BL (Boys Love) titulado Dakaretai otoko ichii ni odosareteimasu. Por razones evidentes —no pienso ir a Google cada vez que quiera decir el título—, lo vamos a dejar en Dakaretai Otoko, que es como lo llama el fandom. Este anime está basado en el manga del mismo título infernal de Hashigo Sakurabi, mangaka conocida en nuestras tierras gracias a su obra Los deseos obsesivos de mi chico. Gracias, IVREA, por una más de tus maravillosas adaptaciones de los títulos de los manga que traéis.

Takato Saijyo protagoniza esta historia… Pero eso no es lo importante. Lo verdaderamente importante es que es el número uno en la lista de Hombres por los que queremos ser abrazados. O algo así. En japonés suena mucho mejor. El caso es que Takato lleva cinco años siento el number one y no hace más que repetirlo por si no nos ha quedado claro.

También está bien destacar que nuestro amigo es actor, que empezó a trabajar como tal a los ocho años y que lleva otros 20 en esa industria en la que hay que comer o ser comido. Takato tiene bien claro que se trata de un mundo en el que solo sobrevive el más fuerte. Vosotros lo llamaréis industria del entretenimiento, pero él lo llama Guerra.

Todo esto palidede en comparación con su número uno en el ranking, pero no está de más saberlo.

Leer másImpresiones: ‘Dakaretai Otoko’ #1: Arriba, abajo, al centro y pa dentro

Impresiones de Banana Fish #5 – De la muerte a la mañana

¡Estamos de vuelta con Banana Fish! ¿Nos habéis echado de menos? No os preocupéis, todavía nos quedan unas diecinueve semanas de impresiones como mínimo. ¡Viva!

Dejamos el episodio anterior con Ash y Max llorando la pérdida de Griffin, pero este empieza con más optimismo. Renovada la solidaridad entre los dos, Max convence a Ash para que se entreviste con su abogado, y vemos que este le ha conseguido nada menos que la libertad condicional —un poco amañada, ya que la semana pasada vimos que había favores de por medio. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que el comportamiento de nuestro protagonista en la cárcel no ha sido ejemplar, que digamos—.

Pero consigue salir, y eso es lo que importa.

Leer másImpresiones de Banana Fish #5 – De la muerte a la mañana

Impresiones: Yuri!!! on Ice #3, inesperadísimo desenlace

El segundo episodio de Yuri!! on Ice nos dejó con un reto al que Yuuri se tendrá que enfrentar para seguir siendo el prota pupilo de Viktor Nikiforov. Como todo el mundo sabe, en esta serie hay dos Yuris (el Yuuri japonés y el Yurio ruso en la edad del pavo) así que estamos a tiempo de cambiar de protagonista. Al menos, es lo que el equipo de animación intenta decirnos al meter la competición de Aguas termales sobre hielo, en la que ambos mozos se baten usando los arreglos de una canción que, a priori, menos pegan con sus personalidades. Es como darle a un santo dos pistolas solo que sin santos ni armas de fuego.

Hasetsu está plagado de periodistas, Yurio tiene mucha ira acumulada por una promesa rota, Yu-Topia se llena de gorrones y Yuuri solo quiere comer algo así como con grasita… Y la culpa de todo esto es de Viktor, que es algo así como un señor excéntrico de la leche a quien todo el mundo respeta porque no le conocen por sus medallas de oro. Pensándolo bien es como el típico de mi barrio solo que él lleva las cuchillas en los patines.

Este episodio empieza con un señor en una calidad regulera que baja hasta rozar el nivel Paint con la punta de sus dedos deformes enseñando cómo se interpreta Agape, el arreglo que le han asignado a Yurio. Sorprendentemente, el señor Low Quality se convierte en Viktor en los primeros planos, así que imagino que Viktor está por algún lugar por ahí haciendo el mismo baile. ¿O es que Low Quality-kun y Viktor son la misma persona? Porque nunca les he visto juntos.

Leer másImpresiones: Yuri!!! on Ice #3, inesperadísimo desenlace

Impresiones: ‘Mahou Shoujo Ore’ #12, volver a empezar

¡Por fin llegamos al último episodio de Mahou Shoujo Ore! En el episodio anterior, Manager-san —Yamo, se llama Yamo— desvela que todo fue un elaborado plan para hacer que las Macho Shoujo saltaran a la fama y hacer que las chicas mágicas en general se convirtieran en tendencia. ¿Todo para qué? Para tener a gente con la que fanboyear porque adora el concepto de chicas mágicas. Aunque, bueno, las Macho Shoujo no son ni chicas (en su forma digievolucionada) ni mágicas, pero eventualmente les cogió cariño y no había nada mejor en el planeta Tierra.

Mientras Sakigasuki lucha contra una gran manada de machos nya con su inacabable poder del amor y sus músculos de acero, Ore flipa. Flipa porque su manager, en quien confiaba, le dice que tiene que pelear contra él en una batalla épica. O no tanto. Yamo no tiene ni digievolución bara, ni forma alternativa terrorífica ni poderes especiales así chungos, así que la batalla no promete mucho. Pero, oye, si con ello Ore logra salvar el mundo, será un exitazo en audiencias.

¿Os habéis dado cuenta de que, perdiendo, Yamo va a ganar sí o sí? Con lo lerdito que parecía, se va a salir con la suya.

Leer másImpresiones: ‘Mahou Shoujo Ore’ #12, volver a empezar

Impresiones de Banana Fish #3 – Al otro lado del río y entre los árboles

Una diría que después de casi dos semanas sin escribir sobre Banana Fish —dos semanas para digerir el episodio tres— sabría cómo enfocar estas impresiones.

No es así. Vuelvo a verlo y siento todavía más vergüenza ajena. Pero hagamos un esfuerzo.

Leer másImpresiones de Banana Fish #3 – Al otro lado del río y entre los árboles

Impresiones: Yuri!!! on Ice #2, los rusos no pagan en Yu-Topia

El primer capítulo de Yuri!!! on Ice nos sirvió para nada conocer a Yuuri, un patinador profesional fracasado que volvió a su Hasetsu natal con equipaje extra —en forma de masa corporal, no sabemos cuántos kilos— para que le diera el aire un poco y aclarar las ideas. Pasan cosas y unas trillizas suben a internet un vídeo que se vuelve viral de Yuuri imitando a su ídolo Viktor Nikiforov —el sueño de todo ludópata, pues es una apuesta segura— y acaba por recibir la visita de dicho idol —que, en contraste con Yuuri, no llevaba mucho equipaje— y se convierte en su entrenador porque va sobrao y es muy ruso y mucho ruso.

El segundo episodio empieza con una escena dramática con música de fondo que nos hace pensar en la despedida de dos amantes. No hay más que ver el ambiente bohemio, la blanca nieve contrastando con la oscuridad de la noche al caer, el viento meciendo la ropa de dos figuras en el aeropuerto… Y un joven acercándose a su compañero para susurrarle un adiós en ruso y darle un beso en la mejilla. Así es como Viktor deja tirado a su entrenador, un señor llamado Yakov que no cobra lo suficiente se acaba de quedar sin su estrella porque… ¿Por qué? Aún no me queda claro.

Ah, aquí viene la explicación. Minako entra en Yu-Topia like a wrecking ball para interrogar a Yuuri acerca de los rumores que había oído de Viktor dejando su carrera temporalmente para ir a entrenarle. Poco tiene que preguntar porque lo primero que se encuentra en el establecimiento es a dicho ruso durmiendo a pierna suelta, ajeno a la que se está liando por su culpa. Minako, que venía a preguntar, es la que nos da las respuestas que ¿buscábamos? Parece que Viktor Nikiforov vio el vídeo de Yuuri y se inspiró. Y, claro, cuando alguien se inspira lo normal es dejar su trabajo, su país y a sus conocidos —pobre Yakov— e irse un poco a la aventura con esa fortuna que todos tenemos en el banco.

Leer másImpresiones: Yuri!!! on Ice #2, los rusos no pagan en Yu-Topia

Impresiones de Banana Fish #2 – En otro país

Seguimos con las impresiones de Banana Fish. La semana pasada conocimos a los personajes y vimos el planteamiento de una historia dura y llena de misterios y conspiraciones. El primer episodio terminaba con el secuestro de Eiji y de Skip, una trampa organizada por Arthur y Marvin para acabar con Ash. El segundo empieza justo donde dejamos el anterior, y nos toca enfrentarnos a un oscuro giro de los acontecimientos.

Leer másImpresiones de Banana Fish #2 – En otro país

Impresiones: Yuri!!! on Ice #1, un culo para conquistarlos a todos

La temporada de otoño de 2016 nos trajo Yuri!!! on Ice (YoI para los amigos), que sin duda fue un anime revolucionario. Con revolucionario me refiero a que revolucionó hormonas por doquier, porque el género al que pertenece —el spokon sigue un poco igual hasta donde una humilde servidora sabe. Han pasado dos años desde el inicio de la emisión de esta serie y parece que las turbulentas aguas del fandom se han calmado lo suficiente como para que pueda verlo en paz… Así que, ¡a ello voy!

Por si alguien vive bajo una piedra y no sabe de qué va el tema, YoI cuenta la historia de Yuuri Katsuki, un patinador profesional que sueña, como todos, con ser campeón del mundo en su disciplina. El caso es que lo tiene más bien difícil pero pasan cosas y se hace con un nuevo entrenador que le hará tener probabilidades reales de cumplir su sueño.

Si mal no recuerdo, en un principio se vendió YoI como un spokon que trataría con seriedad el mundo del patinaje sobre hielo y no caería en el fanservice. Tenemos una docena de episodios para comprobar si los creadores fueron fieles a sus palabras o si al final los patinadores se deslizaban sobre las babas y otros líquidos corporales de los y las fans.

Leer másImpresiones: Yuri!!! on Ice #1, un culo para conquistarlos a todos