Entrevista a Tomodomo, la consolidación de una editorial en España

Si pensabais que íbamos a ir al Salón del Manga de Barcelona solo a hacer una entrevista, os vais a llevar una —esperamos que grata— sorpresa. Y es que resulta que no solo fuimos preparadas para charlar con Klaux. ¡También pasamos un rato con dos de las editoras de Tomodomo!

Para quien no lo sepa porque vive debajo de una piedra, Tomodomo es una editorial española dedicada al manga que nació hace unas pocas primaveras —o más bien veranos— allá por 2014. Empezaron publicando series cortas y cerradas como Seven Days y Nieve en verano y, desde entonces, han ido creciendo y trayendo a nuestras estanterías otros títulos más largos como Shonen Note, Pájaro que trina no vuela o Amor es cuando cesa la lluvia.

Tomodomo es sin duda una de nuestras editoriales favoritas por la frescura de su catálogo y de sus traducciones, así que no pudimos resistirnos a pedir esta entrevista. ¡Muchísimas gracias a las chicas de Tomodomo por dedicar un ratito a hablar con nosotras!

Leer másEntrevista a Tomodomo, la consolidación de una editorial en España

Entrevista a Klaux, autora de ‘Zinzyde’ de Fandogamia

Hace un par de semanas se celebró el XXIV Salón del Manga de Barcelona, uno de los eventos de más renombre relacionado con el manganime en nuestro país. Como viene siendo habitual, la Fira de Barcelona reunió a miles de visitantes, comercios, artistas, editoriales, autores… y autoras, como Klaux.

No hace mucho que publicamos por estos lares una reseña de su primera obra, Zinzyde. Este BL fue publicado por Fandogamia editorial a finales de septiembre coincidiendo con la Japan Weekend de Madrid. La historia de Sanya y Zima nos llamó tanto la atención que no pudimos evitar lanzarnos a la aventura y pedirle una entrevista a su autora en cuanto supimos que acudiría a firmar ejemplares al Salón.

Como os podéis imaginar por la mera existencia de esta entrada, aceptó.

El fin de semana sin duda fue intenso para la mangaka —tendríais que haber visto las señoras colas cada vez que la muchacha se sentaba a firmar— pero aun así pudo sacar tiempo para sentarse a charlar con Mistral.

¡Muchísimas gracias por hacernos un huequecito en tu agenda para la entrevista, Klaux! Ojalá esta sea la primera de otras tantas.

Leer másEntrevista a Klaux, autora de ‘Zinzyde’ de Fandogamia

‘Starting Point: 1979-1996’, entrevistas a Hayao Miyazaki

Hay obras como la de El mundo invisible de Hayao Miyazaki que acercan a los fans a este artista, haciendo vistas generales sobre su mundo, la producción de sus películas e influencias más directas. Sin embargo, para los que tengan ya una idea asentada de su carrera y quieran ir un paso más allá, Starting Point les encantará.

El libro es nada menos que una compilación de entrevistas que ocupan 462 páginas… En inglés. Sí, por desgracia no es un libro que se haya traducido al español, pero en general está a un nivel bastante asequible gracias a VizMedia. Dividido en dos partes, una primera con entrevistas sueltas acerca de ideas, conferencias o incluso clases de Hayao Miyazaki, y una segunda centrada en las obras que publicó entre las fechas del título, el libro es un maravilloso referente para aprender más de Miyazaki.

La primera parte puede resultar algo más pesada para aquellos que, sobre todo, quieran saber de la producción de las películas. Hay entrevistas dedicadas a reflexionar sobre la industria (al puro estilo Miyazaki, que critica más la sociedad japonesa y mira hacia atrás con nostalgia), a hablar con estudiantes de primaria sobre cómo funciona la animación de animales o cuánto cuesta representar a un niño caminando. Las partes más fascinantes, en mi opinión, son sus opiniones sobre la guerra y la contradicción con que adore los aviones y elementos militares.

También nos asomamos, de vez en cuando, a su vida personal. Queda más que claro que no se ocupó nunca de sus hijos y que su esposa tuvo que renunciar a su carrera para cuidarlos. Miyazaki no deja de hablar de cómo quiere hacer historias que gusten a los niños y, sin embargo, reconoce que deja de encontrarlos interesantes a partir de los tres o cuatro años, porque entonces empiezan a volverse… complejos. Se nota que alguien no tuvo que cuidar de ellos a todas horas. También reflexiona sobre la explotación (y pone un ejemplo particular de una mujer que no dormía más de dos horas por día y aun así no podía evitar pedirle ayuda, porque era la mejor en lo que hacía) y cómo en el Studio Ghibli aspiraba a buenos salarios que fueran de la mano con la calidad del lugar donde se trabajaba.

Por supuesto, en casi todas las conversaciones predomina el respeto de Miyazaki por el medio ambiente y aprendemos de qué libros sacó sus influencias principales. Resulta cuanto menos sorprendente que no se interesara por la naturaleza hasta la tercera década y, aun así, lo marcara lo suficiente para que imbuya toda su obra.

Leer más‘Starting Point: 1979-1996’, entrevistas a Hayao Miyazaki

Togashi afirma que Hunter x Hunter terminará… o morirá en el intento

Togashi ha ofrecido una entrevista en la que habla de su deseo de terminar Hunter x Hunter, que en España publica Panini, una respuesta que muchos fans esperábamos, en especial sabiendo cómo fue la cancelación de Yu Yu Hakusho. Un usuario de Reddit ha traducido la misma y, como fan de HxH, he querido traducir algunas partes porque no solo habla de sus planes de futuro, sino que incluye detalles sobre la creación de Gon.

Al parecer, a finales de los noventa Togashi estudiaba de cerca la Jump, en particular las encuestas de popularidad para decidir qué debía crear para conseguir atención. Después de haber tenido que abandonar Yu Yu Hakusho por la presión y de haber probado la ciencia ficción con Level E, llegó a la conclusión de que lo que más gustaban eran las historias de enfrentamientos donde había perdedores… y ganadores. Es decir, deportes o batalla.

En cierto modo, recuperó muchos elementos de YYH y los reconfiguró para lanzarse con HxH en 1998. Dibujó a Gon Freecs, el protagonista, con la intención de que fuera adorable y, en sus palabras, que un buen chico que dominara las encuestas de personajes que te gustaría tener como hijo. Al menos esa fue su idea inicial, porque en cuanto empezó a dibujar se dio cuenta de que las cosas no iban a salir como él esperaba.

Un chico que proclama que abandonaría a su madrastra para convertirse en Cazador no es un buen hijo, ¿verdad? Y empecé a pensar «este niño está loco». Pero pensé que no podía hacer nada si se comportaba de esa forma, ya que era el hijo de un hombre que abandonó a su hijo para convertirse en Cazador. Para mí, era un personaje muy natural.

Si hubiera hecho a mi protagonista un chico bueno y hubiera dibujado un manga de batallas con él, habría tenido problemas para hacerles frente. Eso habría creado una historia divertida de escribir, pero no era hacia donde yo quería ir con este manga. No quería alienar a mis lectores, que leerían por las peleas. Gracias a que hice a Gon un «crío loco» como protagonista, fui capaz de escribir batallas sin tener que describir los conflictos morales con el personaje.

Bueno, no es del todo cierto porque los que han visto la adaptación a anime de 2011, saben que Gon sí ha tenido que hacer frente a ciertos conflictos morales. Unos que han dado muchos quebradedores de cabeza a los fans. Pero eso es cuestión de otro artículo.

En otras entrevistas, Togashi ha reconocido lo controlador que es sobre su obra (a pesar de que sí tiene ayudantes) y que no deja que otras personas hagan ciertas escenas que cree que tiene que dibujar por su cuenta… Aunque no salgan muy detalladas. Hasta entonces no se siente satisfecho. En esta entrevista afirma que la serialización de HxH supone un desafío, pero también diversión. Por fin, en contraste con cuando era joven, se divierte mientras trabaja.

Además, quiere cobrar venganza con historias que no pudo dibujar en su juventud. Lo cual explicaría la increíble variedad de Hunter x Hunter… Pero lo cierto es que Togashi está hablando de otra cosa. De algo que muchos fans, irritados por su ritmo irregular (sin tener en cuenta su delicada salud, que lo ha obligado a ser hospitalizado en varias ocasiones), han exigido más de una vez. Y es que alguien dibuje por él.

No, no pasará con Hunter x Hunter, pero puede que sí con otras historias:

Estoy hablando de comedias románticas. Pero bueno, soy demasiado viejo para escribir ese género y, además, también creo que sería mejor si dejara el dibujo a otra persona. Igual que el manga del año pasado, donde solo escribí el guion (el one-shot Akuten Wars, ilustrado por Hachi Mizuno), si tener a otra persona dibujando hace que el arte sea mejor, no tengo objeciones. También pensé que me gustaría haber tenido un estilo más artístico para Level E. Dependiendo del género, creo que puedo solo ser el escritor.

¿Togashi e historias románticas? Claro que sí. En HxH tenemos algunos ejemplos como Meruem y Komugi, pero sabemos que Togashi siempre ha estado interesado en los mangas para chicas. Es más, en su día intentó hacer un manga con un protagonista homosexual y personajes travestis (es la terminología que usaba por entonces. Quizá hoy se plantearía personajes transexuales viendo que ha creado a Alluka, pero no lo sabemos) llamado Trouble Quartet. Los editores no se lo permitieron, pero se prometió que un día crearía esa historia. ¿Quizá la veamos algún día? Lo que está claro es que Togashi disfruta mucho creando el worldbuilding de un universo, por lo que quizá un día disfrutemos de una historia escrita por él donde otro artista saque el máximo potencial de sus ideas.

Pero antes tiene que terminar Hunter x Hunter.

Ha llegado el punto donde o bien la historia termina, o muero antes de que eso ocurra. Pero pretendo terminarla. Es cierto que puedes decir que desde cierto momento —cuando Gon encuentra a Ging— ya había completado la historia. Creo que algunos lectores debieron pensar «¿No se suponía que esto era el final?» y lo escribí con esa intención. Sin embargo, no tenía intención de cortar la historia ahí, y espero que mis lectores puedan ver que todavía hay sitio para que continúe. Como un lector de la Jump, recuerdo haber pensado «¿no debería haber terminado aquí este manga?» y enfadarme porque seguía y seguía. Quiero tener siempre en cuenta ese sentimiento como lector. Pero Hunter x Hunter, tal y como está ahora, todavía hace que quiera seguir leyendo, incluso desde mi propia perspectiva como lector. Y desde mi perspectiva como escritor, hay todavía muchas cosas que quiero escribir, que disfrutaría escribiendo. Y si alguien está dispuesto a disfrutar del camino conmigo, eso es todo lo que puedo desear.

En este momento, algunos de los personajes de Hunter x Hunter han emprendido un camino hacia un continente completamente desconocido que supera por muchas veces el mundo conocido. Togashi tiene un lienzo en blanco donde dibujar toda clase de desafíos y exploraciones que responden bien al espíritu de búsqueda y deseo de conocimiento del mundo de los Cazadores. Eso sí, por el camino tendremos que cruzar los dedos para que alguien llegue vivo. Porque Togashi nunca ha tenido problemas en explorar diferentes historias. Desde la clásica de los exámenes que tanto explotó Naruto en su momento, a sagas de mafia, de conflictos familiares, invasiones y extinción, elecciones presidenciales y ahora… ¡Una lucha por alcanzar el trono, una total battle royale entre príncipes (y todo un país) por sobrevivir a un viaje a lo largo del mar que ya se ha cobrado numerosas vidas!