La intencionalidad en el desarrollo de los videojuegos

Hace bastante tiempo que ronda mi mente un debate muy común en el mundo de los videojuegos. Uno que recientemente se ha enfatizado todavía más por la salida al mercado del esperadísimo Animal Crossing: New Horizons. Y no me he podido resistir a ofrecer mi humilde opinión.

Cuando un desarrollador de videojuegos se adentra en la creación de un nuevo título una de las primeras dudas que surgen es, ¿cómo quiero que la gente juegue a esto? Vamos, plantear la jugabilidad de tu juego valga la redundancia. Es una de las partes más esenciales del proceso y, sin duda, muchas obras maestras que conocemos hoy en día no serían ni la mitad de lo que son si no fuese por unas decisiones de diseño jugabilístico exquisitas.

Es, además, una característica que te puede ayudar a definir una saga. Los Soulsborne son, posiblemente, el ejemplo más claro. No solo definieron un género entero con su tremendo diseño de niveles y su estilo de combate tan dependiente de la progresión del jugador, sino que ahora mismo podemos identificar al instante Dark Souls, Bloodborne o Sekiro —y el olvidado Demon Souls— como parte de una saga. Con solo observarlos podemos llegar a sentir cómo se juegan. No importa si tienen estilos artísticos o settings distintos. Así, la jugabilidad se convierte en la principal seña de identidad.

Leer másLa intencionalidad en el desarrollo de los videojuegos

Analizando el segundo borrador del episodio 24 de Evangelion: Un beso.

¡Continuamos el análisis con la segunda parte del borrador del episodio 24 de Evangelion! Aquí podéis leer el anterior, y aquí el resto de artículos de Neon Genesis Evangelion.

Las imágenes empleadas en la portada vienen del libro Groundwork of Evangelion Vol.3.

INTERIOR DEL GEOFRONT, RECEPCIÓN

Rei espera órdenes.

Shinji llega un poco más tarde y se sitúa a su lado.

REI

¿Qué?

SHINJI

Uh…

REI

Pareces asustado. Te has quedado mirándome en el ascensor.

SHINJI

No, no es…

REI

Oh.

Y entonces Misato llega con alguien siguiéndola.

MISATO

Vale, ya estáis todos aquí. Dejadme que os presente. Este es el nuevo piloto a candidato, Kaworu Nagisa.

SHINJI

¿El Quinto Niño…?

Shinji se queda mirándolo con sorpresa.

Es el chico que vio en el gimnasio tocando el piano.

MISATO

Este es el piloto de la Unidad 01, Shinji Ikari. Y la antigua piloto de la Unidad 00, Rei Ayanami.

KAWORU

Encantado de conoceros. Tengo muchas ganas de trabajar con vosotros.

REI

(Inexpresiva) Lo mismo digo.

MISATO

(A Kaworu) Si necesitas algo sobre vivir aquí, pregúntale a Shinji.

KAWORU

(Extendiendo la mano). Encantado de conocerte, Shinji Ikari.

Mientras se estrechan la mano, Kaworu mira fijamente a Shinji a los ojos.

Shinji aparta la mirada.

Ante esto, Kaworu sonríe.

Leer másAnalizando el segundo borrador del episodio 24 de Evangelion: Un beso.

Analizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo III

¡Analizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo III se suma a la serie de artículos sobre Final Fantasy! Aquí podéis consultar el anterior y aquí el resto de análisis. ¡Recordad que hay spoilers!

El Séptimo Cielo


El tercer capítulo del Remake comienza con un tono mucho más esperanzador. Mucho más que el final del capítulo anterior, al menos. Una vez alejados de la omnipresente torre de Shinra y del caos de la explosión, Avalancha se permite un segundo de gloria. No, se permite felicidad por haber vuelto sin bajas, habiendo coronado su misión. Ríen, gritan, y luego bajan la voz como niños pequeños que no se pueden permitir ser pillados por sus padres.

Hora de volver al hogar.

Entonces Barret, que tendría todos los motivos para ser hostil con Cloud, dado lo poco receptivo que es este, se detiene a recordarle que vaya al Séptimo Cielo. No solo eso, sino que con un tono suave, le exige que no preocupe a Tifa:

—No la hagas esperar, que luego se preocupa.

Con gestos así, poniendo a Tifa como excusa, Barret puede permitirse demostrar que le importa la seguridad de Cloud.

Leer másAnalizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo III

Analizando Berserk. Capítulo 8: Guardianes de la codicia (VI)

¡Analizando Berserk Capítulo 8 está aquí! Si queréis leer el anterior análisis, seguid este enlace. El resto de los análisis están aquí. Dicho esto, ¡es la hora de echarle un vistazo al Infierno!

Comenzamos con un flashback, porque si el conde podía tener uno (aunque fuera forzado), Guts no iba a ser menos. Está claro que Miura ya tenía una idea asentada sobre Griffith en, al menos, una cosa: la montaña de cadáveres. Esta idea, que persigue a Griffith durante toda su trama, es lo primero que vemos de él. Solo que el punto de vista pertenece a Guts. Tuvo que ser un momento especial para que lo recuerde en un momento así, y da la sensación de que fue una de las primeras veces en las que Griffith se abrió a él, porque menciona que no suele hablar de esa manera con nadie.

Por eso, quizá, en lo alto de esta montaña ve al sol y a una persona que se alza sobre los demás, impoluto y lleno de energía. Dominando la situación mientras le tiende la mano a un Guts extraordinariamente joven y que aparta la vista, casi a lo tsundere.

Leer másAnalizando Berserk. Capítulo 8: Guardianes de la codicia (VI)

Analizando el 2º borrador del episodio 24 de Evangelion: Anhelo

¡Analizando el segundo borrador del episodio 24 Evangelion ya está aquí! Sí, quedaba uno por analizar. Podéis refrescaros la memoria para ver cómo fueron las ideas originales del episodio 24, finalmente descartadas, en este enlace, y todos los trabajos que hemos hecho sobre Evangelion en este otro.

Y, sin más dilación, lancémonos a este borrador, donde asistimos a la evolución, y definición, del personaje de Kaworu y también a unos cuantos elementos que después se trasladaron al episodio 23, entre otras muchas cosas.

INTERIOR DE LOS CUARTELES DE NERV – COMANDO CENTRAL

Misato se encuentra frente a Ikari y Fuyutsuki.

MISATO

(Desconcertada) ¿El… Quinto Niño? ¡¿De verdad?!

IKARI

Sí, el quinto candidato llegará pronto. Reescribe los datos personales de la Segunda con los del Quinto en la Unidad 02.

MISATO

Pero, ¿y Asuka…?

IKARI

No podemos mantener cosas inútiles para siempre. Mándala de regreso a Alemania cuando tengas una oportunidad.

MISATO

IKARI

¿Algo que añadir?

MISATO

No, discúlpeme.

FUYUTSUKI

El Quinto Niño. Probablemente es un espía de SEELE.

IKARI

Viene aquí directamente, saltándose el procedimiento Marduk.

FUYUTSUKI

Parecen estar bastante impacientes.

IKARI

Observemos por un tiempo. De acuerdo a los Manuscritos del Mar Muerto, todavía falta un Ángel.

Leer másAnalizando el 2º borrador del episodio 24 de Evangelion: Anhelo

Analizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo II

¡Analizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo II ya está aquí! Podéis leer el anterior en esta sección y, recordad, ¡hay spoilers de toda la trama!


Es una noche como otra cualquiera. La gente vuelve a casa después de una larga jornada de trabajo. Y, de pronto, el reactor explota con tanta potencia que no solo ilumina la noche, sino que la onda expansiva destroza calles, edificios, y llueve metal ardiente. Casi como meteoritos. Para colmo, todo el sector se queda sin luz, lo cual significa que no hay servicios básicos para atender a los heridos. Si hay hospitales cerca, más vale que tengan generadores de emergencia.

Todo esto se intuye al final del primer capítulo de Final Fantasy VII Remake, pero es en este cuando se explora a fondo. Avalancha ha culminado con éxito su misión, pero no hay sensación inmediata de triunfo. La explosión ha sido… demasiado fuerte. Jessie no podrá dejar de darle vueltas y con razón: su bomba casera apenas afectó a la estructura del núcleo del reactor. Habría sido un chiste reconstruirlo. Es evidente que si Avalancha pecó de algo, no fue por excesividad. Nadie pretendía llegar tan lejos. La situación es tan inquietante que Barret deja escapar que está preocupado por la ciudad.

El problema es que una vez te has comprometido a un acto ecoterrorista, una vez contemplas las consecuencias de tus «acciones» (en realidad, las de Shinra) tienes que adueñarte de ellas. Y esa es la dinámica que atrapa a Barret. Cuando vacila, Biggs se vuelve hacia él e intenta reafirmar sus ideales:

—Lo que importa es el planeta, ¿no? Digo yo que… esto habrá servido de algo.

Porque han roto todas las normas, se han endeudado con Cloud y han arriesgado sus vidas. No puede ser que todo haya sido para nada.

Pero entonces llegan al exterior. Al caos.

Leer másAnalizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo II

Analizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo I

Analizando Final Fantasy VII Remake es una serie de artículos en los que explorar la trama y, sobre todo, los personajes, teniendo en cuenta la perspectiva total. Es decir, ¡que va a haber spoilers! ¡Si no habéis jugado la historia hasta el final, cerrad la ventana en la que estéis leyendo este artículo!

Dicho esto, quiero aclarar que hay algunos capítulos que tienen más trama que otros, de modo que no todos van a tener la misma profundidad de análisis, sobre todo porque no tengo intención de analizar las mecánicas del juego. Para ello hay gente mucho más capacitada que yo. Además, estos análisis se van a enfocar desde el respeto y profundo aprecio por el juego. El final me ha dejado una sensación agridulce por motivos que exploraré cuando toque, pero a nivel general quedo más o menos esperanzada con lo que está por venir.

Podréis encontrar todos los análisis: aquí.

Así pues, ¡allé vamos!

Eres Cloud Strife. Eres un mercenario. Y no estás aquí para salvar el mundo.
Al menos, de momento.


Es curioso que Final Fantasy VII Remake empiece con una cinemática no de supuestas estrellas, sino con la Tierra. Como si quisiera decirnos que esta historia va más de los personajes que de la Corriente Vital y lo cósmico… Cuando la promesa final es ir mucho más allá.

Pero qué gran transición es. Casi a lo Shadow of the Colossus, la cámara surca un terreno devastado y consumido desde el punto de vista de un águila negra. Una que viene acompañada de unos suaves coros de One Winged Angel. Diría que podría indicar que Sefirot se metamorfosea, pero el animal no vuelve a hacer aparición, que yo sepa…

Estuans interius ira vehementi // Ardiendo dentro con violenta ira

Leer másAnalizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo I

Analizando Berserk. Capítulo 7: Guardianes de la codicia (V)

¡Analizando Berserk, capítulo 7 ha llegado! Retomamos la trama justo después de la esperada aparición de Femto y el resto de la Mano de Dios.

Y abrimos el capítulo no con Guts, sino con algo más grande, que desvela las verdaderas dimensiones de Berserk. La aparición de la Mano de Dios es trascendental, un hecho que destruye la lógica del universo, y ¿qué mejor forma de mostrarlo que viendo cómo afecta al mundo? Cuando la dimensión de la Mano desciende sobre la de Midland, se abate como un brutal torbellino que amenaza con engullir el castillo del conde. Imaginaos estar ahí, y que de pronto el cielo se nuble y de la nada descienda esta monstruosidad, como un puño de Dios.

Por ello, digo yo, los Mano de Dios aparecen en lo alto. No solo para establecer una jerarquía visual entre Guts y ellos, sino porque literalmente están descendiendo hacia el mundo terrenal. Es más, quien aparece en una pose «normal», es decir, con los pies en la tierra, es Femto. El único Mano, que sepamos, cuyo objetivo es reencarnarse en vez de conformarse con su existencia incorpórea como entidad maligna. Casi da la sensación de que no sea capaz de desapegarse del mundo.

Leer másAnalizando Berserk. Capítulo 7: Guardianes de la codicia (V)

Un ensayo sobre el automail en Fullmetal Alchemist

Una parte clave del universo de Fullmetal Alchemist es el automail, la prótesis mágica que utilizan muchísimos personajes, tanto en el manga como el anime. Uno de los protagonistas, Edward Elric, tiene un brazo y una pierna metálicos, y si bien en varios puntos de su historia vemos atisbos de cómo funciona su automail, las explicaciones suelen ser básicas y superficiales. Nada lo bastante técnico como para dormir tranquilos satisfacer nuestra curiosidad.

Y entonces llegó Kat (katikacreations), que elaboró un ensayo entero dedicado a cómo funcionan las prótesis de Ed desde un punto de vista científico y médico. Este artículo es una traducción del suyo, que podéis encontrar aquí en inglés. Todas las imágenes y diagramas también son de su propiedad.


Si bien el mundo de Fullmetal Alchemist pertenece a la fantasía, a menudo se subraya que predomina más la ciencia que la magia. Existen ciertos elementos increíbles, como por ejemplo cuando Armstrong emite brillitos, los círculos de transmutación se iluminan, o la alquimia hace ruido, que dejamos pasar porque son típicas del anime. Son gags visuales, los entendemos como tal y no necesitamos una explicación al respecto.

Podríamos añadir el automail a ese grupo. Esa clase de aparatos son algo que requiere cierta suspensión de la incredulidad para aceptar que existen y cómo funcionan, pero eso no significa que, como lectores, no queramos ver un trato más serio y profundo. Por desgracia, eso requiere un análisis muy teórico, ya que Arakawa no se molestó en aplicar al automail la lógica y el funcionamiento de las prótesis reales. Tampoco es de extrañar: Fullmetal Alchemist no va de eso, y no había interés en desarrollarlo porque no era algo que ayudara a avanzar a la trama. ¡Tendremos que conformarnos con este ensayo!

El brazo de Edward: ¿Cómo funciona?


Empecemos con unos diagramas básicos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero que se nos viene a la mente a la hora de pensar en el funcionamiento del automail es: ¿cómo se adhiere al cuerpo? Según el canon, dentro del automail hay unos engranajes que se conectan a los nervios del cuerpo. Los impulsos nerviosos les transmiten energía eléctrica, y con ella el usuario puede mover la prótesis a voluntad. A partir de esa idea, vamos a dividir el automail en dos partes: la extremidad y el puerto. El puerto es lo que une el metal al músculo, que se agarra con más firmeza y original el dolor.

Entonces pasamos a la especulación. En el caso de Ed, la forma más lógica de unir su brazo al torso sería mediante un hueso de automail que reemplazaría su húmero. Iría atornillado a las costillas, al omóplato o puede que al acromion, encima de la clavícula. Así se reemplazaría toda la articulación del hombro, aunque menos funcional. No hay nada en Fullmetal Alchemist que insinúe la existencia de tendones y ligamentos artificiales —que sepamos, ni siquiera tienen plástico para fabricarlos—, de modo que supondremos que está todo hecho de metal. Para que Ed pueda levantar y girar el brazo, el hombro, el codo y la muñeca deben de estar repletos de piezas pequeñas con el único propósito de darle cierta flexibilidad.

El metal es muy impráctico. Una prótesis hecha totalmente de ese material es muy pesada (y cara), y haría falta un segundo soporte para mantener el brazo. Sin ese apoyo extra, todo el peso caería sobre un único punto de conexión, y el automail desgarraría el hombro de Ed a la mínima.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como hemos dicho antes, los tornillos del puerto se insertan directamente en los huesos, debajo de la piel y el músculo. En principio, eso debería hacer que quitar el automail resultase muy difícil, pero en Fullmetal Alchemist no es nada del otro mundo. Duele, sí, pero lo meten y sacan sin problemas. Si fuese más realista, el proceso de quitar el brazo sería mucho más invasivo.

A la hora de realizar reparaciones sencillas o mantenimiento, el húmero siempre permanecería unido al cuerpo: sí, Ed tendría un hueso de metal sobresaliendo de su hombro, inmóvil sin el resto de piezas. Ante algo más grave que requiriera quitar el puerto —como podría haber sido el ataque de Scar en el tomo 2, por ejemplo—, haría falta una cirugía muy compleja. Habría sido interesante ver alguna a lo largo de la serie, dado que la medicina todavía es bastante primitiva en Amestris. Es decir, las amputaciones y el automail son muy comunes. ¿Cómo se las arreglarían con una operación así? Nos atreveremos a asumir que existen los antibióticos y desinfectantes, pero… ¿y qué más?

Porque otra gran desventaja de usar prótesis de metal es que es muy difícil mantener las zonas de unión limpias y asépticas. Lo usual es cubrirlas de injertos de piel u otros materiales orgánicos para que la carne crezca a su alrededor, pero con el automail eso sería imposible. En el caso de Ed, para empezar, haría falta crear una base grande en su torso en la que apoyar el brazo, y eso sólo se podría conseguir extirpando mucha carne y hueso. La extremidad iría sujeta con los tornillos y clavos que ya hemos visto, pero la parte más interna necesitaría algún tipo de adhesivo (que habría que aplicar de vez en cuando) que actuara a la vez de sello hermético. Es decir, que mantuviera estéril esa parte del cuerpo que siempre se quedaría abierta y expuesta. Tan horrible como suena. Sin duda, Arakawa acertó a la hora de decidir que el automail fuese muy doloroso.

La pierna, en esencia, funcionaría de la misma manera. Requeriría menos piezas, porque al fin y al cabo un muñón es más fácil de encajar. Por otra parte, apoya el peso de todo el cuerpo en ella, las conexiones nerviosas rozan el metal con cada paso que da Ed. Unas placas planas en el muslo distribuyen todo el peso concentrado en la rodilla. De esta manera, cuando Ed se apoya en la otra pierna o la mueve, el automail no se va volando.

Partes del automail: Guía de supervivencia para usuarios


Ya hemos visto que tanto poner como quitar un automail no es tan sencillo como Fullmetal Alchemist nos hace creer. Ahora bien, ¿cómo se fabrican? ¿Y cómo viven las personas que llevan uno?

A juzgar por las notas de la autora, la mayoría de automails debería tener al menos cinco capas. La primera y más interna sería el hueso, una barra; después una capa de cableado que cubriría el hueso y las piezas que formaran las articulaciones; a continuación una carcasa que protegería los cables; una capa exterior que serviría de apoyo y protección adicionales; y por último, por supuesto, el soporte que reforzaría la unión entre cuerpo y prótesis.

La parte más externa sería la más fácil de quitar y la menos dolorosa. Es muy posible que las personas que lleven automail se quiten la carcasa externa a diario para limpiar el interior del automail. Siempre depende de qué parte del cuerpo sustituya y de lo delicada que sea la zona, pero en principio no sería una operación complicada ni costaría mantener limpia esa parte.

El resto… sí, incluso el soporte. Tomemos a Ed como referencia de nuevo: en su caso, el soporte serían las placas que cubren su pecho y parte de su espalda. Hay un trozo que descansa justo encima de su clavícula (ese pequeñito y rectangular que vemos en la segunda imagen), que sugiere que un tornillo podría mantener la placa ahí anclada. Sería una pieza muy incómoda, dolorosa de tocar y también muy susceptible a las infecciones. Al ser una zona pequeña y controlada no causaría ningún problema letal, pero no deja de ser un engorro a la hora de limpiar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y no es que nadie pueda permitirse no llevar soporte, claro. Es vital para distribuir el peso del automail, aunque también tiene muchos inconvenientes.

El primero y más evidente es el dolor. Para poner el automail, para quitarlo, para limpiarlo, las heridas que provoca, el esfuerzo al que somete a huesos y músculos… A decir verdad, sería permanente, aunque con el paso de los años uno se termina acostumbrando a la sensación y casi puede ignorarla.

Otro problema a tener en cuenta es que los soportes cubren piel y no metal. Eso significa que esas zonas casi siempre están apretadas y tapadas, y el calor y la humedad se acumulan. Si Ed y los demás no se las quitaran de vez en cuando —para dormir, por ejemplo—, la carne terminaría pudriéndose. Una infección ahí podría tener consecuencias fatales. Por otra parte, desatornillarlas cada noche sería muy doloroso y desagradable, e incluso apretando los dientes y aguantando día tras día, podrían surgir problemas de piel.

Datos de Fullmetal que apoyan este ensayo


Para ir terminando, vamos a echar un vistazo a posibles evidencias en Fullmetal que corroborarían este ensayo. Son, en su mayoría, detalles pequeñitos e hipótesis, pero que vistos con esta nueva información pueden arrojar algo de perspectiva sobre la serie.

Por ejemplo, la motivación de Alphonse. Que su hermano tenga dolor constante es canon, pero sumarle los excesivos cuidados del automail, los problemas en la piel o la falta de medicamentos y operaciones decentes serían unas razones más sólidas para desear recuperar las extremidades de Ed. Al menos no es tan «¡Quiero arreglarte porque claramente estás roto!». Pero tranquilos, en Mistral ya hemos analizado la lectura capacitista de Fullmetal Alchemist, y no vamos a repetirla.

Y el funcionamiento del automail de Ed podría explicar por qué le falla la pierna en Brotherhood. Eso es algo exclusivo de esa adaptación, en la que Bones siempre pone al personaje con una leve cojera. Es un detalle que tiende a pasar muy desapercibido por su sutileza, sobre todo cuando la acción toma protagonismo y centramos nuestra atención en la alquimia y los movimientos.

Y hablando de movimientos, ¿no os ha parecido nunca que la postura de Edward es un pelín forzada? Eso se podría deber a que utiliza una faja. Tiene bastante sentido si nos paramos a pensarlo: lleva una cantidad brutal de metal en el torso, y sin esa ayuda, la espalda le estaría matando. La autora del ensayo teoriza que esa faja podría ser el cinturón que lleva Ed, demasiado ancho para ser funcional y parecido al que usaría un levantador de pesas para no lesionarse. Aunque esa teoría ya es más para cogerla con pinzas, es interesante señalar cómo el cinturón de Ed no está unido a sus pantalones. Pantalones que, para empezar, son demasiado estrechos como para tener necesidad de uno.

Como veis, no hay nada que confirme ni desmienta realmente el ensayo, pero son teorías interesantes. El automail sigue dejando muchas preguntas al aire después de todos estos años, y un poquito de ciencia para arrojar luz al tema siempre viene bien.

De nuevo, este artículo no habría sido posible sin el ensayo original de Kat. Sólo podemos atribuirnos su adaptación y la traducción de sus ideas e imágenes. ¡Muchas gracias por leer!

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Analizando el borrador del episodio 24 de Evangelion: el Ángel

El borrador del episodio 24 de Evangelion llega a su final en este análisis, pero ¡aún nos queda otro por analizar! Hasta entonces, estudiemos las diferencias entre lo que Hideaki Anno planeó en su origen y la versión final del anime. ¡Hay unas cuantas!

INTERIOR. PARTE DE LA ESTRUCTURA SUBTERRÁNEA

Kaworu está envuelto en una luz cegadora.

La luz converge en él y se transforma en un Ángel con un núcleo.

KAWORU

¿Esta es… mi verdadera forma?

En ese momento un láser mortal resplandece sobre Kaworu.

Sin embargo, su Campo A.T. lo rechaza.

INTERIOR. CUARTELES GENERALES DE NERV, CENTRO DE MANDO

MISATO

¡Las armas normales son inútiles contra un Ángel!

RITSUKO

¡Reescribid de inmediato los datos de la Unidad 02 con los de Asuka!

IBUKI

¡Sí, señora!

INTERIOR. PARTE DE LA ESTRUCTURA SUBTERRÁNEA

Kaworu se dirige hacia Central Dogma.

Se abre paso a través del muro defensivo con su Campo A.T.

Leer másAnalizando el borrador del episodio 24 de Evangelion: el Ángel