Respuestas al Curious Cat: nuestra opinión de Berserk 360

¡Nos han vuelto a preguntar en CuriousCat por nuestra opinión sobre el nuevo capítulo de Berserk! Y como hicimos la vez anterior —ya hace muchos meses, por desgracia—, ¡vamos a comentar el capítulo 360 de Berserk!

Judeau


¡Por fin! Miura ha roto la racha de más tiempo en hiatus después del enorme parón que hizo para dibujar Gigantomachia. No se lo echo en cara, ni mucho menos. Defiendo completamente que los mangakas puedan tomarse un tiempo alejado de sus proyectos para descansar, porque no olvidemos que Miura lleva ya 30 años con Berserk. —y no hizo nada por el aniversario, sniff—. ¿Este parón ha sido por el nuevo manga de su estudio, Duranki? Puede ser. Al fin y al cabo, ha estado bastante implicado en su desarrollo parar entrenar a sus ayudantes. Y por el estilo artístico de este capítulo, es posible que les haya tocado a ellos cargar con la mayoría del trabajo. O no. Nunca lo sabremos.

En cuanto el contenido del capítulo, no es mucho. La información nueva que tenemos es… poca, quitando la explicación de la nueva naturaleza de Flora, que ahora es una especie de ser que habita en varios planos existenciales, cosa que me hace pensar que quizá Schierke o Farnese puedan utilizar estos medios para, quizá, poder dañar a algún miembro de la Mano de Dios. Ah, y también hemos visto lo mucho que Casca quiere a Farnese. Por favor, ese momento en el que le agarra de la manga, para luego darle la mano… se respira el amor en el ambiente. Farnese es, de largo, la persona que más cuidado y amor ha puesto en Casca junto a Erica —y no, Guts no—, y espero que esa semillita germine algún día, si no es una relación romántica, al menos en una amistad preciosa.

La escena de Schierke con las demás magas ha sido muy adorable, y ha servido para enseñarnos lo fuertes que en realidad es la joven bruja. Desde luego ha tenido una maestra excepcional. Además, ha estado bien ver que el entrenamiento de Farnese no ha sido en vano, y el comentario de que ha mejorado tanto y tan rápido por las situaciones tan extraordinarias a las que se ha visto sometida, es todo un acierto. ¡Y tenemos una fecha para situarnos! Farnese comenta que lleva practicando magia unos 3 meses, cuando se subieron al infame barco. No creo que sea de gran importancia ahora mismo, y más cuando ahora mismo Griffith y su banda están guerreando para aumentar su influencia, y expandiendo los territorios de Falconia. Pero quién sabe si al final del arco esto servirá para situarnos cuanto tiempo ha pasado el grupo dentro de Elfhelm —que recordemos que el tiempo transcurre más lento dentro—.

Por otra parte, la aparición de Skull Knight al final del capítulo —otra vez, Miura. Otra vez— puede traer consecuencias curiosas, relacionadas con lo que parece ser un inminente mini arco de entrenamiento de Guts y sus amigos. Quizá similar a cuando llegaron a la cabaña de Flora y estos se fueron con unos pequeños power up.  Esta es la primera vez que el esqueleto aparece y habla desde 2009, cuando se enfrentó a Femto dentro del cuerpo de Ganishka. Y recordemos que, en parte, fue culpa suya que el mundo esté en el estado en el que se encuentra. Así que quizá toma conciencia de lo que ha hecho y aparece ante Guts para entregarle alguna especie de conocimiento o poder. Más que para disculparse, para ayudar a Guts a hacerse más fuerte y ayudarle en la inminente batalla.

Ah y, ¿os habéis fijado? Skull Knight tiene uno de los pinchos de su cuello roto, cosa que en su última aparición no tenía. ¿Habrá batallado con Zodd? ¿Con Void? ¿O fue una “herida” de la “explosión” del cuerpo de Ganishka? Lo sabremos… algún día. Supongo.

El capítulo diría que me ha sabido a poco, pero es que después de ocho meses de espera, cualquier cosa se habría quedado corta para compensar. Aun así, me ha gustado. Sigue en la línea del arco de Elfhelm, y más nos vale atesorar estos capítulos de paz y tranquilidad, porque se acercan tiempos oscuros.

 

Suzume


¡Ha sido un capítulo maravilloso! Siempre había temido, en el fondo de mi corazón, que cuando Casca volviera mágicamente todo fuera bien y tuviéramos a la «pareja» en la cara. Sí, lo temía a pesar de que Skull Knight ya predijo hace mucho tiempo que quizá lo que Guts estaba intentando no fuera lo que Casca deseara. Y un buen escritor no pone esas ideas si no piensa desarrollarlas.

Miura es un buen escritor.

Casca acaba de despertar. Es imposible que no sufra estés post-traumático o que no vaya a tener que superar, a su ritmo, todos los horrores de sus recuerdos. No tiene sentido traer de vuelta a un personaje tan maltratado y que se ha perdido a sí mismo durante años si no se pretende desarrollar esta situación. Y estoy más que sastisfecha. Casca se siente culpable, pero la misma culpabilidad la lleva a pensar en Guts y a caer en los recuerdos. De momento Dannan puede hacerla dormir. Sin embargo, no puede escapar de todo. Tiene que hacerle frente.

Sin Guts cerca.

A quien necesita es a Farnese. Reconozco que, por adorable que me pareciera, el encuentro entre ambas en el capítulo anterior me supo a poco. Ver que Casca se aferra a Farnese incluso en sueños me ha estremecido de felicidad, porque Farnese y Luca han sido una de las pocas constantes amables en su vida, y eso es algo que no se puede dejar ir sin más.

¡Pero Farnese es más que una niñera! ¡Es toda una bruja en ciernes! Y Miura se ha dignado a hacerle un traje decente, no como la horterada que llevaba Casca. A pesar de que Farnese y Schierke caen en la escena de la «demostración» tan insufrible de tantos shonen porque, oh vaya, todo el público murmura que lo van a hacer mal y nosotros sabemos que no… Esta vez creo que está bien puesto porque hemos visto a Schierke y a Farnese enfrentarse a cosas que estos niños no pueden ni imaginar. Y es muy satisfactorio ver que Farnese recibe el reconocimiento que merece. También es un buen mensaje: nunca es tarde para empezar.

Ahora, ¿a dónde va esta trama? ¿Pretende Miura hacer un arco de aprendizaje, o va a cortar y a seguir otra trama durante un tiempo aprovechando que el tiempo en la isla transcurre más rápido que en el exterior? Podría ser el último caso, dado que Skull Knight aparece de nuevo al final de un capítulo, como ha señalado Judeau, para… Para algo. No tengo muy claro a dónde podría ir Guts ahora mismo, pero espero que no se marche. Sería huir de nuevo.

Por otro lado, Skull Knight señala que este es el final del viaje de Guts. Eso, por fuerza, significa que empezará pronto otro. Uno que nos encaminará hacia el final de Berserk.

¡Y estoy impaciente por averiguar cuál será!

Dena


El 360 de Berserk ha logrado convertirse en uno de mis capítulos favoritos de todo el manga, cosa que desde luego no me esperaba. Me encanta la estética de Elfhelm, con sus colores blancos y grises suaves, la composición clara de sus viñetas y la paz que transmite. La atención que Miura pone a las caras en especial refuerza esa emoción, que se rompe sólo con las expresiones de Casca el recordar.

Y ay, Casca. Sale muy poquito en este capítulo —con razón, necesita descansar y enfrentarse a sus traumas poco a poco—, pero los momentos en los que aparece son para dejarte sin aliento. La relación que tiene con Farnese es de lo más adorable, y me alegro mucho de que Miura les dé más escenas. Como ha dicho Suzume, Farnese es una de las pocas personas que ha sido amable con Casca, y es agradable ver una relación sana y bonita, para variar. Todo apunta a que ese apoyo será vital para la recuperación de Casca a largo plazo, y espero ver más antes de que la historia nos arranque de Elfhelm, como parece que va a pasar. ¿O quizás podemos demorarlo un poquito con ese posible arco de entrenamiento con Skull Knight?

Ya comentamos que sería lógico que Casca se quedase atrás en vez de acompañar a Guts en su viaje (teoría que refuerza su PTSD), pero todo depende de cuánto tiempo vaya a pasar antes de que abandonen la isla. Quizás persiga su propia venganza, o se recupere lo suficiente como para continuar con el grupo. Puede que este se divida.

Quiero pensar que sabremos más en el siguiente capítulo, pero fijo que saltamos con Griffith. Fijísimo.

Otra cosa que me ha encantado es que el capítulo gire tanto alrededor de Farnese y Shierke, en especial la primera. Es mi personaje favorito de Berserk y no puedo estar más contenta por que reconozcan sus esfuerzos. La evolución que ha tenido desde que apareció por primera vez es espléndida, y en este capítulo vemos que, además de que nunca es tarde para empezar, tampoco lo es para cambiar y empezar a ser mejor persona. Estuve sonriendo como una tonta durante toda la escena de la demostración.

Y poco más puedo decir sin repetir las ideas de mis compañeros. Espero que el siguiente capítulo llegue dentro de menos de ocho meses, y que tenga a Griffith de protagonista. O al Niño Luna. O a ambos.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Analizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo I

Analizando Final Fantasy VII Remake es una serie de artículos en los que explorar la trama y, sobre todo, los personajes, teniendo en cuenta la perspectiva total. Es decir, ¡que va a haber spoilers! ¡Si no habéis jugado la historia hasta el final, cerrad la ventana en la que estéis leyendo este artículo!

Dicho esto, quiero aclarar que hay algunos capítulos que tienen más trama que otros, de modo que no todos van a tener la misma profundidad de análisis, sobre todo porque no tengo intención de analizar las mecánicas del juego. Para ello hay gente mucho más capacitada que yo. Además, estos análisis se van a enfocar desde el respeto y profundo aprecio por el juego. El final me ha dejado una sensación agridulce por motivos que exploraré cuando toque, pero a nivel general quedo más o menos esperanzada con lo que está por venir.

Podréis encontrar todos los análisis: aquí.

Así pues, ¡allé vamos!

Eres Cloud Strife. Eres un mercenario. Y no estás aquí para salvar el mundo.
Al menos, de momento.


Es curioso que Final Fantasy VII Remake empiece con una cinemática no de supuestas estrellas, sino con la Tierra. Como si quisiera decirnos que esta historia va más de los personajes que de la Corriente Vital y lo cósmico… Cuando la promesa final es ir mucho más allá.

Pero qué gran transición es. Casi a lo Shadow of the Colossus, la cámara surca un terreno devastado y consumido desde el punto de vista de un águila negra. Una que viene acompañada de unos suaves coros de One Winged Angel. Diría que podría indicar que Sefirot se metamorfosea, pero el animal no vuelve a hacer aparición, que yo sepa…

Estuans interius ira vehementi // Ardiendo dentro con violenta ira

Leer másAnalizando Final Fantasy VII Remake: Capítulo I

La heterosexualidad inexistente en Naruto

Hace unas semanas nos llegó la siguiente pregunta al Curious Cat referida a Naruto:

¿Por qué dice Suzume que se insiste en la heterosexualidad de los protagonistas? ¿En algún momento Naruto y Sasuke han expresado sentimientos amorosos el uno por el otro? Creo que queda claro que lo de ellos es una relación de amistad o casi como si fueran dos hermanos aparte de la rivalidad entre ellos y que por ello sienten respeto.

Podría haber respondido en un par de párrafos, pero dado que es un tema que me interesa bastante, decidí escribir una respuesta más extensa en forma de artículo, y ¡aquí está!

Aviso: en este artículo se tratarán spoilers de todo Naruto, incluyendo películas y novelas.


Naruto es una de esas series que, tras acabar su trama, se molesta en mostrarnos cómo el protagonista y la mayoría de su entorno acaban emparejados en, como no puede ser de otra forma, relaciones heterosexuales. El hecho en sí, más allá de negar un posible ejemplo de diversidad y de parecer perseguir la reproducción, (porque ¡cómo vamos a continuar la franquicia si no!) no sería malo.

Si esas relaciones estuvieran bien construidas, claro. O construidas, a secas.

Podría extenderme a hablar de todas las parejas endgame, pero la pregunta habla específicamente de “los protagonistas”, así que me centraré en cómo se desarrollan las parejas de Naruto/Hinata (Naruhina) y Sasuke/Sakura (Sasusaku) para, posteriormente, ver cómo se trata la relación entre Naruto y Sasuke y compararlas.

Leer másLa heterosexualidad inexistente en Naruto

Sobre Fullmetal Alchemist y la representación de la discapacidad

Fullmetal Alchemist es una gran serie. Tiene un worldbuilding trabajado y repleto de referencias históricas importantes, una trama política desbordante de simbolismo, personajes complejos y diversos, y mensajes que todavía hoy son muy potentes y relevantes. Es una serie que todo el mundo recomienda ver o leer, una obra maestra, sin apenas críticas negativas.

Excepto… que debería tenerlas. En especial si hablamos del trato que reciben los personajes discapacitados —que no son pocos— tanto en el manga como en los animes. A pesar de que estamos analizando la serie tomo a tomo, donde resaltamos lo positivo y lo negativo, el problema con el capacitismo merece un artículo propio.

Antes de empezar, es importante aclarar que Hiromu Arakawa no debió de cometer esos errores a propósito o con maldad. No hay ninguna declaración que lo señale, y la propia trama de Fullmetal Alchemist demuestra que iba con toda la buena intención del mundo. Fuese por pura ignorancia, porque hace veinte años no había una conciencia social como la de hoy, nada de eso excusa que se equivocara ni que sus decisiones artísticas fuesen dañinas para tanta gente. Desde pequeños se nos imponen prejuicios contra las mujeres, contra la gente de color, de religiones y sexualidades distintas, y también contra discapacitados físicos y mentales. Todos hemos tenido malos comportamientos y deslices, lo importante es ser capaces de reconocer el problema y remediarlo como podamos. Eso no nos convierte en malas personas, de la misma manera que no implica que Fullmetal Alchemist sea una mala obra o no pueda gustarnos.

Dicho esto, ¡a analizar!

Aviso de spoilers de todo Fullmetal Alchemist, en especial de su final.

Preparando el manga: Referencias y conciencia social


Es sabido por todos que a la hora de crear una historia, Arakawa dedica mucho tiempo a investigar y a informarse. Para que tu obra resulte realista —incluso si es ciencia ficción o fantasía— y los lectores se sientan integrados, hacen falta cierta lógica y conocimientos. Parte de ese proceso consistió en entrevistarse con personas discapacitadas, gracias a las cuales existen los personajes de Fullmetal Alchemist. La gran mayoría tienen el cuerpo modificado o alterado de alguna forma, siendo Edward y Alphonse los ejemplos más obvios; o son neurodivergentes como Kimblee, Scar o Knox. Y si bien las discapacidades físicas, las prótesis y las terapias son sobre todo productos de magia y fantasía, no se puede negar que Arakawa les ha concedido suficientes detalles como para que resulten creíbles.

Y es que en ciertos aspectos, la autora hizo un buen trabajo, porque no representa a los discapacitados como personas desgraciadas por las que hay que sentir lástima. Ed no es más débil porque le falten un brazo y una pierna, sino al contrario: puede convertir su automail en armas y ganar habilidades que no tendría con un cuerpo enteramente biológico. Las únicas veces en las que se encuentra en desventaja son cuando las prótesis se rompen. Sin ellas está indefenso, tienen que encasquetarle un escolta, y depende de Winry para arreglarlas y volver a instalárselas, un proceso muy doloroso que enfatiza, además, esa dependencia.

Leer másSobre Fullmetal Alchemist y la representación de la discapacidad

Kaworu y Shinji en Evangelion, un romance canónico

Aviso de spoilers de todo Evangelion y End of Evangelion

Dado que Netflix, en su estreno mundial de Evangelion, ha decidido cambiar elementos originales del guion original y eso a pesar de que estamos en el año 2019, posiblemente sea un buen momento para repasar el texto, que no subtexto, romántico entre Shinji y Kaworu.

Para empezar, estamos trabajando en traducir los dos borradores del episodio 24 (en el que Kaworu entra en escena), donde el interés romántico entre ambos personajes era aún más descarado y se tuvo que descartar debido que GAINAX y la censura que no tenga que ver con senos juveniles y femeninos es como es.

En esos borradores había escenas nadando a la luz de la luna, desnudos, y un beso.

Con todo, esto no fue lo que tuvimos, así que toca centrarse en el material oficial.

Para empezar, hay que resaltar que Hideaki Anno optó por dejar el episodio 24 en manos de Akio Satsukawa, como comenta en esta entrevista, debido a unos motivos muy evidentes:

Anno: Satsukawa es el mejor en, suena mal decirlo, pero… Siempre sabe cómo hacerlo bien cuando hay que tratar homoeroticismo *risas*.

[…]

Entrevistador: ¿Detuviste a Satsukawa cuando parecía que iba a irse de madre, director Anno?

Anno: No, nada de eso. La atmósfera de Satsukawa permanece en el guion. Es un significado que estaba más presente en el original de Satsukawa, más afín al estilo de la JUNE.


La JUNE era un a revista básicamente yaoi. Estuvo en marcha hasta 2012 y publicó títulos como Ai no Kusabi o Kaze to ki no uta, que Milky Way nos trae a España como La balada del viento y los árboles, cuyas reseñas podéis leer aquí y aquí.

De modo que el guion era de Anno y la ejecución, de Satsukawa.

A lo largo del episodio, que tenéis analizado al completo aquí en tres partes porque no me daba la vida con tanto de lo que hablar, Kaworu se asienta claramente como un interés romántico para Shinji, que se encuentra en una situación muy delicada después de haber perdido a una amiga, haber averiguado ciertas cosas sobre su madre y haber visto un estanque de clones de Rei reduciéndose a vísceras y sangre, por no hablar del trauma que lo persigue respecto a Toji o de que hace relativamente poco volvió de entre los muertos.

En este momento, Shinji está solo y deprimido, ansioso de que alguien (Misato está ocupada con otros problemas) le preste algo de atención. Así que cuando Kaworu se le aparece y lo llama por su nombre, tratándolo de tú a tú, Shinji no solo acepta este acercamiento, que en caso de Asuka habría rechazado, sino que se sonroja y corresponde rápidamente.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aparte de la vulnerabilidad emocional de Shinji, hay un motivo por el que Kaworu cala tan rápido en el protagonista. Y se debe a que es un ideal de Shinji. Anno insiste en que Kaworu no es femenino mientras que Shinji sí que lo es (es más, en sus inicios Shinji iba a ser una mujer). ¿Por qué es importante esto? Porque Shinji intenta acomodarse a los moldes de la sociedad machista de Japón, como se ve a lo largo de unos cuantos episodios, y falla miserablemente una y otra vez. Su obsesión con el sexo, con comportarse «como un hombre» seguro de sí mismo es una constante a lo largo de la serie y termina por convertirse en algo que lo pone en peligro de muerte más de una vez.

Pero Kaworu es un chico masculino que no es agresivo, como Asuka, ni distante como Rei. ¿Por qué? Porque es, literalmente, un Ángel que se dedica a querer a Shinji, a apreciarle y a hacer que todo gire a su alrededor sin criticarlo ni una sola vez.

Es la pareja ideal. Una que no existe en el mundo real.

De modo que Shinji, al sentirse seguro y aceptado alrededor de Kaworu, no vacila en ir detrás de él y esperar durante horas a que termine con sus pruebas con la EVA 02.

Shinji no sabe bien qué hacer ni cómo dirigirse a él, pero tiene claro que quiere estar cerca. Para su indescriptible sorpresa, Kaworu también quiere estar con Shinji. No con el Tercer Niño o el Piloto, sino con Shinji.

—Me gustaría hablar más contigo. ¿Puedo acompañarte?

Mirad la cara de sorpresa de Shinji porque un desconocido considere que es interesante.

De modo que acaban juntos, dándose un baño. Aquí Shinji vuelve a cerrarse un poco, incómodo ante algo tan personal como estar desnudo junto a una persona por la que claramente está desarrollando un crush. Acto seguido, Kaworu empieza a analizar el comportamiento de Shinji en voz alta, quizá una manía que ha desarrollado después de haber vivido aislado con SEELE durante toda su vida.

En resumen, Kaworu termina por definir el Dilema del Erizo, que es el miedo que tienen los seres humanos a acercarse a otros porque saben que les van a hacer daño. De modo que prefieren aislarse y mantenerse aparte, a pesar de que la soledad es también un lento y mortal veneno.

Y, aun así, Kaworu admira a los humanos porque a pesar de todos los obstáculos que se ponen ellos mismos en el camino, son capaces de seguir viviendo con la ayuda de otros.

Entonces, para reforzar la idea de que necesitamos a los demás, Kaworu cubre la mano de Shinji. No hay que olvidar que, cuando Shinji y Asuka se besaron, simbólicamente esta estuvo a punto de asfixiar a Shinji al intentar convertirle en el ideal masculino que es Kaji, mientras que más tarde Shinji rechazó el acercamiento sexual de Misato, que buscaba consolarle por la pérdida de Rei.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí Shinji no aparta la mano. Está obnibulado por Kaworu, por cómo habla de cosas que no entiende pero que continen fragmentos que le afectan profundamente, y también porque, bueno, sus miradas furtivas a su nuevo compañero hablan por sí solas.

Shinji es tímido, no estallaría como lo harían Toji o Kensuke ante un acercamiento que considerarían «peligroso», pero sabe mostrar su incomodidad ante los demás cuando se siente abrumado o avasallado. Este no es el caso. En ningún momento rechaza a Kaworu.

Kaworu, entonces, lanza su discurso acerca del corazón de Shinji. Traducido literalmente del japonés sonaría más o menos así:

—Los humanos sienten constantemente dolor en sus corazones. Es dificil vivir con un corazón herido, su fragilidad comparable a la de un cristal. El tuyo, más aún.

La fragilidad no es algo que se considere atractivo ni necesario en un hombre. Por algo Shinji es un personaje bastante detestado, a pesar de ser muy humano y muy adolescente.

Y llegamos a la parte que la gente suele traducir como quiere.

—¿El mío?

—Sí, y mereces afecto.

—¿Afecto…?

—Quiero decir… ser amado.

En Netflix se ha traducido de varias formas. En castellano, Kaworu dice yo te quiero, bastante fiel dentro de lo posible e infinitamente mejor al you are worthy of my grace inglés, que establece una jerarquía controladora y condescendiente entre Kaworu y Shinji. Y es que una cosa es que Shinji vea en Kaworu todo lo que querría ser, ampliando así su sentimiento de inferioridad, y otra muy distinta que Kaworu de verdad se sitúe por encima de él y juzgue a los demás como si fuera un Dios cruel.

En los subtítulos castellanos tenemos un problema porque dice me gustas mucho, porque en caso de que fueran una pareja heterosexual no habría problemas, pero en términos de dos chicos se puede ocultar bajo un velo de amistad. Además, después se añade un terrible «como me pasa a mí con Rei», indicando que Shinji, precisamente Shinji, de entre todos no corresponde. Y teniendo en cuenta que se supone que los subtítulos son más fieles al idioma original…

¿Y qué dicen en japonés?

シンジ「僕が?」 (boku ga?)
カヲル「そう。コウイに値するよ。」 (sou. koui ni ataisuru yo)
シンジ「コウイ…?」 (koui?)
カヲル「好きって事さ。」 (suki tte koto sa)

Es difícil de traducir ya que consiste en un juego de palabras entre コウイ(koui) que puede significar «amabilidad» o «afecto», la cual suena muy parecida a 恋 (koi), es decir, «amor romántico». Shinji se confunde y repite la palabra. Kaworu se la aclara, indicando que es la palabra para definir «el amor». Os dejo por aquí un link de un post que lo explica algo mejor. Y sí, I love you/te quiero es una traducción correcta si no quieres ponerte a explicar en pantalla a los espectadores qué juego de palabras japonesas quieres hacerles llegar.

Más tarde, cuando Shinji no quiere regresar a su dormitorio, acaba durmiendo junto a Kaworu. Es una escena que contrasta bastante con cuando Shinji intentó besar a Asuka. Entonces estaban frente a frente, a la misma altura, pero en una total desigualdad de condiciones. Asuka, al fin y al cabo, estaba dormida y Shinji terminó por entrar en razón y dejar de lado esos horrendos clichés acerca de que besar a personas inconscientes es algo romántico.

Aquí ambos están despiertos. Sin embargo, Kaworu sigue estándo por encima porque es un maldito Ángel y es demasiado bueno para ser verdad.

—¿De qué quieres hablar?

—¿Eh?

—Hay cosas que quieres que escuche, ¿verdad?

Kaworu, como digo, define su presencia en los episodios por y para Shinji y se ofrece a escucharle en vez de ofrecer información sobre sí mismo. Importante, escucha sin juzgar. Porque Shinji necesita hablar. Hasta ahora no ha tenido con quien confesarse —Misato sabe lo que está pasando y es evidente que no se han sentado a hablar de ello—, con quien desahogarse. Pero Kaworu es diferente.

Shinji le habla de algo tan privado como su relación con su padre y cómo le hace sentir. Al final termina preguntándose por qué le cuenta algo así a Kaworu, al que no conoce de nada, y cuando le mira… Se queda sin palabras.

Porque Kaworu no lo regaña, ni le da lecciones, ni se burla. No, se limita a mirarlo con una sonrisa tierna y a decir, ilusionado:

—A lo mejor he nacido para poder conocerte.

Una frase claramente romántica que en Rebuild of Evangelion evoluciona a un seguro y confiado «he nacido para conocerte».

En los borradores se da entender que Kaworu creció solo y que por eso se enamoró de la cultura lilim, que investigó por su cuenta. Resalto esto porque, literalmente en términos de guion, ha nacido para Shinji mientras que SEELE le ha dicho que existía para destruir la cultura lilim, que tanto apreciaba.

¿Como no va a ser feliz al haber encontrado a una persona a la que puede entender y que le convence de que los humanos merecen ser protegidos?

Tabris, Ángel de la Libre Voluntad, decide que toda su existencia ha merecido la pena porque ha conocido a este chico de corazón frágil como el cristal, que merece amor y le cede el sitio cómodo para dormir mientras busca su consejo.

El resto es historia. Kaworu desciende hasta Terminal Dogma, donde encuentra el cuerpo de Lilith en vez del de Adán, y decide que quiere morir en manos de Shinji para asegurarse de que nadie pueda usarlo para matar a este ni a ningún otro humano. Muere para que el planeta continúe en mano de los lilim, en vez de pasar a las de los Ángeles.

Y Shinji vuelve a quedarse solo.

 —Kaworu dijo que me amaba. Era la… era la primera vez que alguien me dijo que me amaba. Él era como yo y como Ayanami…

»Le amaba.

No le caía bien, no le gustaba. Le amaba.

Y así, ahogándose en la culpa, Shinji continúa desarrollando crecientes impulsos suicidas que le llevan a intentar suicidarse al principio de End of Evangelion.

—Kaworu es quien debería haber sobrevivido. Era mucho mejor persona que yo. Kaworu debería haber sido el que sobreviviera.

Un amor trágico y breve, que no termina aquí.

En End of Evangelion comienza el fin del mundo. Cuando la amalgama de Lilith-Adán-Rei-Kaworu se alza sobre el mundo y destruye todos los Campos A.T., lo hace mediante una técnica muy, muy concreta. Uno tras otro, los personajes ven al ser con el que quieren ser uno. Es decir, la persona ante la que estarían dispuestas a desnudarse de toda protección, ante la que bajarían las defensas. Podría discutirse si es una técnica retorcida o no, dado que Dios está buscando matar a todos los humanos, pero el enfoque parece ser asegurarse de que lo último que vea una persona antes de morir sea al ser que más ama y permitirles un contacto directo.

Es la mejor forma, pues, de confirmar sentimientos románticos.

Así, Misato ve a Kaji antes de morir. Makoto ve a Misato. Shigeru solo ve, aterrorizado, a muchas maliciosas Rei (lo cual podría indicar que es arromántico o asexual. En cualquier caso, dentro del espectro ace). Fuyutsuki, por supuesto, ve a Yui. Maya, a Ritsuko. Aquí podéis verlos todos.

En todos los casos, sus seres amados se manifiestan de una forma concreta y un poco out of character, porque se están adaptando a lo que quieren de ellos. Por eso Misato es sensual, Yui aparece cual ángel y Ritsuko abraza a Maya con una sonrisa confiada y atrayente.

¿Y Shinji? ¿A quién ve Shinji?

Pues primero ve a Rei, que trata de acercarse a él y encuentra un definitivo rechazo acompañado de comprensibles alaridos de horror.

De modo que Rei permite que Kaworu ocupe su lugar. Al escuchar su voz, Shinji se calma de inmediato y lo llama con los ojos húmedos por las lágrimas.

Al contrario que Rei, Kaworu no despierta inquietud, no emana ninguna clase de amenaza a pesar de ser también un gigante blanco. Más que nunca, Kaworu parece un ángel descendido del cielo para socorrer a Shinji, más con el diseño de la cabina del Entry Plug que imita dos alas.

—¿De verdad estás aquí, Kaworu?

Como respuesta, Kaworu envuelve a la EVA 01 con las manos y, sonriendo, Shinji se rinde. Abandona toda voluntad de vivir y se abre, literalmente, a Kaworu al fusionarse con él.

Y esto se ve cuando el Núcleo de la EVA 01 queda expuesto entre un estallido de jugos que para nada recuerdan a la lubricación femenina. La carne que se abre para dejar paso al Núcleo también tiene forma de labios vaginales, clítoris incluido.

A continuación, la Lanza de Longinus penetra el Núcleo de la EVA 01. Más de una vez la Lanza ha aparecido como la metáfora de un pene, como se ve en la terrible muerte de Asuka que quería recordar a una violación en grupo, y en este caso está penetrando algo con la forma de una vagina.

Vaya, cualquiera diría que se nos quiere decir que esto es equivalente al sexo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y Shinji se funde con la amalgama que es Dios (podemos ver incluso cómo Rei recupera el control mientras Kaworu pasa a una posición pasiva) para, literalmente, morir.

De modo que si necesitamos alguna otra confirmación de que Kaworu es el interés romántico de Shinji, es este. Para bajar sus defensas, Dios no empleó a Misato, a Asuka o a la propia Rei, sino a Kaworu.

Y lo triste es que no debería ser necesario recurrir a todas estas explicaciones para dejarlo, pero mientras siga habiendo censura… Al menos tenemos el consuelo de que no podrán borrar el material original.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

¡Respuestas al Curious Cat de Mistral! El final de Rebuild of Evangelion

¡Más respuestas al Curious Cat de Mistral! Nos han hecho llegar una pregunta sobre cómo pensamos que será el final de Rebuild of Evangelion y nuestro Anónimo señala que no acepta un final donde Shinji no pueda ser feliz con Kaworu. Creo que todas en Mistral estamos de acuerdo, pero aun así allá vamos con las opiniones:

Leer más¡Respuestas al Curious Cat de Mistral! El final de Rebuild of Evangelion

Alita, Ángel de combate. Una película aceptable

No es un secreto que James Cameron se enamoró de Alita cuando leyó el manga y que es saber popular que se moría por llevarla a la gran pantalla. Sin embargo, tuvo que esperar hasta que la tecnología fuera aceptable para crear esos enormes ojazos y, básicamente, tener un personaje casi por completo de CGI que no hiciera gritar a los espectadores. Avatar fue una de las primeras pruebas. Por suerte o desgracia, se volvió tan popular que James Cameron sigue inmerso en la segunda parte (que a lo mejor sale antes de que termine Berserk o Hunter x Hunter, ja).

Así pues, Robert Rodríguez ha terminado por ocuparse de la película. Y aunque al principio todos gritamos por los ojos de Alita, lo cierto es que son el menor de los «problemas» de esta historia.

En principio diría que es aceptable, entretenida, pero no brillante. Lo mejor, desde luego, son las peleas. La coreografía es impecable, ágil y muy fácil de seguir. Los movimientos en slow motion están bien implementados y, sinceramente, da muchísimo gusto cada vez que percibes cómo va a iniciarse una nueva escena de acción. El motorball es el sueño hecho realidad de cualquier fan, excepto por cómo dejan de lado a los personajes originales del manga, y es espectacular ver cómo se baten todos los jugadores en batallas brutales y aceleradas sin que te pierdas en un solo momento.

Es decir, si vais con la intención de ver una película de acción, ¡esta es la vuestra! Se trata de un regalo para los ojos y no me importaría nada volver a verla para disfrutar de las batallas una vez más.

Leer másAlita, Ángel de combate. Una película aceptable

¡Un podcast para celebrar nuestro primer aniversario en Mistral!

¡Buenas a todos! A pesar de que creamos antes el blog mientras lo preparábamos y adecentábamos, hace oficialmente un año que empezamos a trabajar en Mistral. Y ha sido un año intenso, lleno de artículos variados y de mucho trabajo duro. ¡Ojalá andemos por aquí unos cuantos más!

Como no se nos ocurría nada mejor, decidimos intentar un podcast entre unas cuantas redactoras para ver cómo nos iba. Entre ellas figuramos yo, Suzume Mizuno, Ryuuju, Denna y Rivka. Además, Judeau nos ha arreglado y editado todo el audio. ¡Mil gracias!

En el podcast decidimos hablar de ese clásico rol de personaje sinceramente amable, bueno, imperturbable, sacrificable y que, en general, se asocia con mujeres. Por supuesto, también mencionamos algunos ejemplos masculinos y cómo la dinámica de esta clase de historias cambia de acuerdo al género del protagonista.

Eso sí, he de advertir que hay muchos spoilers de todas las series que tocamos, así que prestad atención al índice que os voy a incluir si queréis saltaros alguna parte.

Dicho esto, no nos juzguéis con severidad en especial a mí, que es nuestro primer intento, ¡y esperamos que se pueda disfrutar!

Leer más¡Un podcast para celebrar nuestro primer aniversario en Mistral!

Cairngorm, Aechmea y las dinámicas de poder en Houseki no Kuni

Advertencia de spoilers del manga a partir del capítulo 68

Para los que seguimos al día el manga de Houseki no Kuni, el arco de la Luna está resultando de lo más impactante… en todos los sentidos. Nos encontramos en un punto clave que cambiará para siempre la situación de las gemas, y se acerca el momento en el que Phos tendrá que tomar decisiones muy dolorosas. En un lugar extraño, rodeado de gente extraña, sus amigos empiezan a distanciarse de él, pero ninguno tanto como Cairngorm, irreconocible por culpa de Aechmea.

Nadie se fiaba del príncipe de la Luna desde que hizo su aparición, pero estos últimos capítulos han logrado que sintamos auténtica aversión hacia él. Se presentaba como un caballero de brillante armadura, el salvador de las gemas, en una especie de parodia del maestro Adamant para despertar su simpatía. Condenado a ser siempre la sombra de otros, es normal que Cairngorm se sienta valorado cuando Aechmea reconoce su individualidad. No es justo que tenga que atarse a los deseos de Ghost Quartz, de la misma manera en que no está bien que pida convertirse en Antarcticite para proteger a Phos. Cairngorm se da cuenta de que es cierto, y permite que Aechmea le extirpe los últimos restos de Ghost que quedaban en su cuerpo: sus ojos.

La operación transcurre fuera de escena, y lo siguiente que sabemos de Cairn es que le han separado del resto de las gemas. Cuando vuelve, no sólo sus ojos han cambiado: su ropa es la de un Lunarian —al igual que la de Phos, y más tarde la de Padparadscha y Yellow Diamond—, y su personalidad y perspectiva han dado un giro de 180 grados.

¿Por qué?

Personalmente, no creo que Aechmea le haya «lavado el cerebro» a Cairngorm durante la operacón, o que le haya hecho algo a sus ojos nuevos. En realidad, no es más que un maltratador, el típico novio abusivo y tóxico. Las primeras señales de que estás encerrada o encerrado en una relación de maltrato son el aislamiento —respecto a tus amigos, familiares y tu vida cotidiana en general: tu novio te sugestiona para que te desagrade todo el mundo excepto él—, y la dependencia que se crea en consecuencia. Aechmea ha hecho justo eso, sugestionar a Cairn para que recele de sus antiguos amigos y se vuelva devoto a él, a pesar de que tan sólo cinco capítulos atrás veíamos a la gema prevenir a Phos contra él:

Vamos… ¿Me estás diciendo que te crees a ese Aechmea cada vez que abre la boca? Apesta a sospechas, ¿sabes?

A pesar de que el cambio es voluntario y nadie obliga a Cairngorm a actuar como lo hace ahora, lo cierto es que no tiene ningún control sobre sí mismo. Si nos fijamos, vemos que desde la operación está siempre rodeado de Lunarian. Cuando habla con Phos, cuando baja de la Luna… No le dejan solo en ningún momento. Le tienen vigilado, y eso no parece preocuparle ni un poco. Antes de que nadie haya podido darse cuenta, ya está integrado en la sociedad de los Lunarian por completo, y apoya al cien por cien a Aechmea en todo lo que piense, diga y haga. Justo como este pretendía.

Porque Phos no es un aliado fiable para los Lunarian. Cuando se conocieron, Aechmea ya intentó seducirle de la misma manera que a Cairngorm: cambió su propio aspecto para parecerse más a las gemas, dio ropas nuevas a Phos, le llevó a cenar y le cogía de la mano, se esforzaba en hacerle ver lo sensible que era y lo mucho que estaba de su parte… Pero no funcionó. Y empezó a volverse más frío con él. Además, Phos se vino abajo cuando descubrió que la Luna estaba cubierta de polvo de sus amigos perdidos, y también cuando oyó que nunca recuperarían a las gemas de dureza menor a cuatro. A pesar de que se necesitan el uno al otro, lo cierto es que Phos odia a Aechmea, y no pueden trabajar juntos. Así que ha alimentado las inseguridades de Cairn en su lugar, le ha hecho creer que son iguales, porque Cairn es más fácil de manipular que alguien tan inestable como Phos.

Al contrario que sus compañeros, Cairngorm nunca ha tenido una voluntad fuerte, a pesar de que su carácter nos haya podido sugerir lo contrario. La muerte de Lapis y la Ghost le puso en una posición de poder a la que no estaba nada acostumbrado, de modo que, en vez de elegir cambiar —la gran cruz de las gemas de Houseki no Kuni— decidió seguir callado y seguir a alguien que sí era fuerte: Phos. Phos es, para él, otro Ghost, alguien en quien apoyarse sin necesidad de pensar demasiado por cuenta propia. Cairn es un seguidor por naturaleza. El problema es que tanto Ghost como Phos le hacían sentir menos que los demás, un ser incompleto. Aspira a ser como ellos, pero al mismo tiempo rechaza la idea de madurar y ser autosuficiente. La aparición de Aechmea no ha hecho más que resaltar eso, convirtiéndose el Lunarian en un nuevo líder a seguir que le quiere tal y como es. ¿Cómo podría no gustarte alguien así?

De modo que la situación es la siguiente: tenemos a Cairngorm dependiendo por completo de Aechmea y cada vez más alejado de las gemas. Lo suyo no es evolución de personaje, porque Cairn es igual de inmaduro que siempre, y busca el mismo tipo de relación que ha tenido con Ghost durante siglos, y que ha tenido con Phos los últimos años. Lo único que ha cambiado ahora es que Aechmea es una mala persona que se aprovecha de él. Es más que probable que, una vez deje de serle útil, se deshaga de él como si fuese un pañuelo usado, pero sólo los lectores nos damos cuenta de ello.

Y la reacción que nos ha generado no ha sido positiva, porque el nuevo diseño infantiliza a Cairngorm y lo hace más femenino y pequeñito. Aechmea, por otra parte, tiene el aspecto de un adulto… y su relación es pederastia pura y dura. No es la primera vez que Haruko Ichikawa presenta relaciones pedófilas en sus mangas, y si bien sus representaciones son siempre negativas, en el caso de Houseki no Kuni no es lo bastante tajante. Al menos, de momento. Aechmea nos perturba, desconfiamos de él, pero no necesariamente porque esté «saliendo» con Cairn. Y tanto los Lunarian como las gemas (excepto Phos) encuentran monísima su relación.

¿Logrará Cairngorm escapar de esa espiral de toxicidad? En los próximos capítulos asistiremos a la boda entre los dos, un matrimonio forzado, ya que Cairn no tiene ni la menor idea de lo que implica esa ceremonia. Legalmente, ese desconocimiento podría y debería anular el compromiso, pero están todos demasiado alienados como para darse cuenta. Cruzo los dedos por que Ichikawa establezca ciertos límites, pero sea como sea, Cairngorm cada vez lo tiene más difícil para alejarse de esa relación. Necesitaría mucha, muchísima reflexión y valor, y ya sabemos que eso es algo que a las gemas les cuesta una barbaridad. Aún así, están atravesando una época de cambios brutales. ¿Quién sabe? Puede que haya esperanza para él.

Esperemos que no sea demasiado tarde.

¡Que el viento sople a vuestro favor!

Houseki no Kuni, el foreshadowing y los Admirabilis

Advertencia de spoilers del manga, en especial el capítulo 73

Houseki no Kuni es una historia que, en principio, cierra muy bien todas las ideas que va presentando. Han quedado por ahí sueltos los icebergs, ciertamente, y no parece que vayan a volver nunca… ¡Pero quién sabe! En cualquier caso, creo que merece la pena hablar de cómo Ichikawa ha plantado ideas y luego las ha hecho crecer de maravilla, lo cual demuestra que aunque trabaje sobre la marcha, sabe cómo crear historias redondas.

Conocimos a los admirabilis con la maravillosa rey de los mismos, Ventricosus. ¿Y qué fue lo primero que pasó con ella? Bueno, los Lunarian la dejaron caer sobre la escuela de las gemas, a ver si pasaba algo. Exactamente el qué, no lo sé. Pero con ello nos dieron un dato que después Ventricosus desarrolló: que los Admirabilis son prisioneros de los Lunarian. Sus mascotas. Pueden hacer lo que quieran con ellos, en realidad.

Lo siguiente es que los Admirabilis tienen un especial gusto por las gemas. Las encuentran deliciosas. Algo así tendría que habernos disparado las alarmas. Sin ir muy lejos, Ventricosus consume a Phos casi sin pensar y lo asimila en su interior. Pero precisamente su digestión, extremadamente veloz, permite que las partes de Phos se cristalicen en su caparazón. Con la habilidad de Rutile, las gemas son capaces de devolverle la vida a nuestro protagonista sin que haya perdido memorias ni inclusiones.

Poco después, gracias a Aculeatus averiguamos que los Admirabilis se pierden a sí mismos en la Luna, engordados y tratados como animales con los que los Lunarian se divierten. Ventricosus era de las únicas de su especie capaz de mantener la cordura… y solo más o menos. Ya vimos cómo se le fue la cabeza cuando las gemas estuvieron cerca de ella. ¿Y por qué iba a encontrarlas tan deliciosas si no las hubiera probado antes?

De manera que, cuando averiguamos que los Admirabilis pululan «libremente» por la principal Luna y que se dedican a, bueno, desplazarse por encima del polvo de las gemas, resulta evidente lo que han estado haciendo: Ventricosus y Aculeatus, así como todos sus familiares, se han alimentado de gemas desde jóvenes.

Leer másHouseki no Kuni, el foreshadowing y los Admirabilis