Utena y la deconstrucción del machismo (primera parte)

Este artículo se publicó primero en Deculture.es, ¡donde todavía podéis leerlo!

Japón tiene la dudosa fama de ser uno de los países «adelantados» más machistas posibles. Las ideas de romantizar el abuso, la violación o la sumisión son constantes en los productos japoneses —y en nuestras historias occidentales, pero no entraré en eso—. Sin embargo, suele suceder que en los lugares más radicales, surgen también las reacciones más abiertas y críticas, originales y frescas. Algunas series no necesitan recitarte los motivos por los que una mujer es igual a un hombre, sino que se toman su tiempo en mostrártelo.

Utena, la chica revolucionaria (少女革命ウテナ, Shōjo Kakumei Utena) nació un poco más tarde que Sailor Moon, concretamente tras la cuarta temporada, de la mano de Kunihiko Ikuhara, muy conocido por su otra obra, Mawaru Penguindrum. Ikuhara trabajó en Sailor Moon hasta que las restricciones que le imponían fueron superiores para él y fundó Be Papas para hacer sus propios animes. Entre sus influencias se encuentra La Rosa de Versalles, obra que ha influenciado en gran medida al shojo… y a otras cosas que la gente se espera un poco menos (como podéis comprobar en este artículo). El legado de Utena vuela entre numerosas obras conocidas hoy en día, como Ouran Host Club, Summer Wars, La chica que saltaba a través del tiempo, algunos episodios de Nadja, el anime de Fruits Basket... entre otras muchas. Pero…

¿Qué es lo que hace tan especial Utena?  No hizo nada que no hubieran hecho otros anime antes. Ni siquiera en términos de relaciones yuri fue rompedora. Lo que sí hizo fue recoger los estereotipos de género y criticarlos, sin realzar el rol del hombre (de lo que sí que puede pecar La Rosa de Versalles). Que lo hiciera mejor o peor es opinión de cada uno. Los tiempos cambian, probablemente ahora le exigiríamos más. O puede que no porque, si la comparamos con la mayoría del material que tenemos en la actualidad, es, sin duda, revolucionaria. Y no es de extrañar que dejara una impronta tan importante en el anime que vino después.

Pero vamos a centrarnos en lo que nos interesa en este artículo que, por cuestiones de extensión, hemos tenido que dividir en dos partes. El machismo.

Leer másUtena y la deconstrucción del machismo (primera parte)

El romance de Utena y Anthy: 20 años revolucionando el mundo (II)

Este artículo se publicó primero en Deculture.es, ¡donde todavía podéis leerlo!

¡Continuamos con un nuevo artículo por el 20 Aniversario de Utena! Esta vez toca dar el salto a la gran pantalla.

Ikuhara no tenía intención de continuar Utena. Sin embargo, tomó la decisión de hacer la película —bautizada entre los fans como The End of Utena, por su… estructura tan extraña. Guiños a Evangelion por todas partes— en 1999 y aquí tenemos el loco y exacerbado resultado. Amada por muchos, odiada por otros, The Adolescence of Utena es una historia cargada de masivos simbolismos y que podría interpretarse como un retelling de la serie o como una continuación. Una que aprovecha para contar de forma directa y sincera el amor entre ambas.

Q: Was there resistance to the movie’s stronger romantic elements, and if so, how did you overcome it?

A: No, there wasn’t. I tried to do in the movie what I wasn’t able to accomplish in the TV series.

Porque sí, hubo problemas para desarrollar el romance de Utena y Anthy, que solo se muestra con más claridad hacia el final —y aun así, dejando espacio para los que no veían el opening, el ending o querían ver con unas gruesas gafas heterosexuales para decidir que no, que no eran pareja—, una vez se superaron obstáculos como la propia autora del manga: Chiho Saito. Demos gracias porque Ikuhara presionara y al final Saito aceptara que sí, que estaban hechas la una para la otra y que las veía como un matrimonio.

Todas estas reticencias se dejaron de lado en la película. No había problemas de horario de televisado y, por tanto, de censura. Ikuhara pudo hacer lo que quiso con la película y se nota, para horror de muchos. La película deja de lado el amor más platónico que suele plagar el género y trata el cuerpo y lo sexual de forma mucho más cercana.  Los personajes son «más mayores» al menos en términos fisiológicos, aunque sigan teniendo la misma edad, son más sexys (a propósito) y mucho más sensuales. Todo el simbolismo que antes envolvía a Anthy como prometida de la Rosa ahora se deja muy explícito, el incesto también se toma de forma mucho más brutal.

Lo mismo tenía que pasar con el romance.

Leer másEl romance de Utena y Anthy: 20 años revolucionando el mundo (II)

Analizando Neon Genesis Evangelion #16. Al borde de la muerte y después, enfermedad mortal

Este episodio de Evangelion está muy relacionado con ¡agua y limpieza! O más bien debería decir con agua y sangre. Pero nos adelantamos. Quién iba a decir que nuestra Asuka, que tan feliz entra al baño, pronto odiará hasta entrar en la misma habitación que sus compañeros.

Es en momentos como este cuando queda claro que, aunque son una familia, los que están más conectados son Shinji y Misato —por favor, apreciad a Shinji cocinando para su «madre» y lo feliz que es porque esta nota el cambio de receta—. Asuka queda mucho más desplazada y lo siente; lo sabe. El ejemplo más evidente es cómo busca pelea porque el agua del baño está demasiado caliente, vertiendo su frustración general sobre la relación de Misato y Kaji sobre Shinji. El punto, con todo, es importante porque señala Misato es muy suave con él… Lo cual sabemos que no termina de ser cierto. Sin embargo, estas palabras tendrán sus irónicas y catastróficas consecuencias. También veremos esta idea rondando por el final de EoE, cuando Misato ya no sabe cómo incitar a Shinji a seguir viviendo y prueba todas las maneras que se le ocurren.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #16. Al borde de la muerte y después, enfermedad mortal

Analizando Neon Genesis Evangelion #15. Mentiras y silencio

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

Hemos superado el mediodía de Evangelion; las presentaciones están acabadas. Ahora toca desarrollar bien la historia y empezar a meterle un pequeño acelerón… pero pequeñito.

Aunque llevemos dos capítulos sin ver Ángeles, las cicatrices de sus actos siguen presentes en los alrededores de Tokio-3 en forma de lagos. Los vemos mientras Fuyutsuki y Gendo regresan, hablando de cómo un tal Keel (el viejo de las gafas guays) pretende quitar del puesto a Gendo. Este, por supuesto, ni mueve una ceja y señala cómo todo con Adán y los Dummy Plugs está funcionando. ¿De qué se quejan entonces? ¡De los retrasos, claro!

Diría que esta conversación no sirve para mucho, si no fuera porque recoge del capítulo anterior la preocupación de Fuyutsuki por cómo Gendo le da demasiada importancia a Rei. Gendo no responde y Fuyutsuki lo deja correr para pasar a hablar de «ese hombre». Gendo dice que lo dejarán a su aire, igual que el tema del Instituto Marduk (el que se dedica a seleccionar a los niños).

¿Y cómo sabemos que están hablando de Kaji? Porque hay un salto de escena a Kioto y es él quien empieza a hablar. No solo eso sino que aparece en un sitio que nos traerá muy amargos recuerdos en el futuro. Kaji está nervioso, va a encontrarse con alguien, y toca su pistola. Pero solo es la persona con la que viene a comunicarse. La mujer le habla del Instituto Marduk y de todas sus fachadas (107). Al parecer, Kaji se está metiendo donde no debe investigando a este y no a NERV… Pero Kaji insiste.

Y escoge su destino, por supuesto.

Entre tanto, Asuka está desesperada por lograr su atención hasta el punto de fingir a gritos un acoso sexual. Por supuesto, esto lo relacionamos con el empeño de Asuka con ser «deseable» sexualmente, una adulta. Una que pone en peligro su virtud, ¡así que el caballero debería venir a salvarla!

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #15. Mentiras y silencio

Analizando Neon Genesis Evangelion #14. Seele, el lugar de los espíritus

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

¿Qué tal una recapitulación de la serie? Hemos pasado el ecuador y Evangelion decide, como siempre, reciclar su material pero sin renunciar a la oportunidad de darnos datos nuevos. En este caso, vemos los capítulos a modo de informe, con algún que otro dato extra. Pero informe ¿de quién? ¡De SEELE, por supuesto!

¡Esto significa que tengo menos que escribir!

En el anterior capítulo, NERV resultó invadida por un Ángel. Gendo rápidamente lo organizó todo para que se fingiera que no habían estado a un segundo de la autodestrucción. SEELE, sin embargo, tiene espías en todas partes y de inmediato el Comité de la Complementación Humana tuvo una reunión especial. ¿Qué es la Complementación Humana? Lo averiguaremos más tarde. De momento tenemos a SEELE plantándole cara a Gendo, sin ocultar su intranquilidad por lo ocurrido.

—¡Está sucediendo demasiado rápido!
—Exactamente. Que un Ángel invada a NERV ha pasado antes de tiempo.
—No solo eso sino que permitiste que llegara a Central Dogma.
—Si se hubiera dado un contacto, todo nuestro proyecto habría acabado en desastre.
—El informe a este comité ha sido un error. No se dio ninguna invasión.

Gendo es maravilloso para mantener su cara de palo frente a todo ser humano (excepto Yui) y no vacila ni siquiera cuando le recuerdan que pueden matarlo si se atreve a mentirles.

—El horario se está adelantando respecto a lo que se describe en los Manuscritos del Mar Muerto.

SEELE no se cree que no haya sucedido la invasión, pero deja ir a Gendo con una advertencia: ni se te ocurra crear tu propio guion. Gendo asegura que no deben preocuparse. Todo va de acuerdo a los planes de SEELE.

Antes ya mencioné que los Manuscritos del Mar Muerto podrían haber predicho el futuro entero, motivo por el cual la Humanidad siempre estaría a salvo en su camino hacia la Complementación. Tal vez eso justificara la constante tranquilidad de Gendo (aunque no la inquietud de SEELE). En cualquier caso, se conoce más o menos el orden de aparición de los Ángeles y aquí se nos confirma. Hasta parece que se sabe, en teoría, cada cuándo deberían nacer y atacar Tokio-3. Hemos de pensar, con todo, que los Manuscritos son instrucciones para detener a una Semilla de Vida. ¿Por qué iba a hablar de sus hijos? ¿Hay también instrucciones de cómo paralizar a la humanidad? ¿Quizá respecto a su Campo A.T.? No lo sabemos. Aunque mi mayor pregunta es cómo consiguieron traducir de un idioma anterior a la Tierra, pero divago.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #14. Seele, el lugar de los espíritus

Analizando Neon Genesis Evangelion #13. La invasión del Ángel

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

¿No os gusta la tecnología vieja, llena de cables, pantallas gordas y un aire ligeramente ortopédico? Con esta tecnología —no deja de ser bonita la actualización que le darán en Rebuild— el decimotercer episodio de Evangelion se enfrentará a un tipo muy distinto de Ángel de los que hemos visto hasta ahora.

Algo que acicateará todavía más la teoría de que los Ángeles aprenden de los anteriores. Después de todo, ¿qué fue lo que hizo Sahaquiel, puede que de forma indirecta? Fastidiar las comunicaciones y neutralizar a Magi. Por lo que si seguimos una secuencia lógica…

Es fácil olvidar a los programadores y técnicos de NERV. Siempre están ahí, pero no son protagonistas. Aun así, ya hemos visto que tienen vida, que quedan fuera del trabajo para ir a lavar la ropa y que se nos dejan caer detallitos sobre sus gustos personales o necesidades. Por ejemplo, que Maya tenga que usar un cojín para quedar cómoda frente a su teclado por lo pequeñita que es.

Ahora averiguamos un poquito más mientras se ha detenido a Magi para revisar su sistema. La admiración de Maya por Ritsuko, que es su maestra, es un leit motiv a lo largo de la historia y que tiene su importante culminación en EoE, hablando cuanto menos de un amor platónico. Cuanto más… bien, ya lo tocaremos cuando llegue su momento. En cualquier caso, es fantástico que Evangelion deje el tema de los ordenadores a las mujeres (al fin y al cabo, fueron las pioneras hasta que pasó a ser sector de los hombres) de forma casi exclusiva. Como averiguaremos en nada, Magi misma está pensada como una triple mujer (diosas trinitarias y Evangelion, juraría que esto ya lo he comentado antes aquí) y su mayor experta es Ritsuko, una genio por derecho propio, capaz de estar al tanto de varios programas al mismo tiempo. No es de extrañar que una fan de la ciencia como Maya se sienta ensimismada —y algo más— por la presencia de Ritsuko.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #13. La invasión del Ángel

Analizando Neon Genesis Evangelion #12. El valor de un milagro

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

Durante los anteriores episodios de Evangelion, el protagonismo de Misato (o, al menos, su relación con los Ángeles) se ha ido intensificando junto con las menciones al Segundo Impacto. Y ahora averiguamos por qué Misato está en NERV, aunque no se nos den todos los detalles.

Abrimos con un escenario apocalíptico, casi víctima de una suerte de explosión nuclear. En medio de este infierno, un hombre carga con una ensangrentada niña. El calor es tan intenso que sus guantes se han derretido cuando consigue abrir una cápsula de salvamento y meter a la chica dentro. El hombre también está herido y lo sorprendente es que pueda cargar con nadie.

Y entonces vemos que a quien está salvando es Misato. No solo eso sino que el hombre es… su padre. Cierra la cápsula justo antes de que todo se venga abajo al mismo tiempo que un ser gigante, con inmensas alas de luz, nazca. Y cuando decimos inmenso es… inmenso. Tanto que supera la superficie de la atmósfera y su influencia destruye todo el Polo Sur.

Gracias al sacrificio de su padre, Misato despierta en el mar. Al cuello lleva un colgante que a más de uno le sonará. Pertenecía a su padre, que se lo ha dado antes de morir (quedaos con esto para EoE). Lo único que ve son dos enormes columnas de luz (piernas) y escucha los gritos de la criatura, todo mientras está abandonada a su suerte y se aferra el costado herido.

Acto seguido saltamos a Misato vistiéndose y una imagen muy cercana de su terrible cicatriz. Llueve, hay relámpagos. Y todavía conserva la cruz de su padre, el recuerdo de aquella terrible y monstruosa experiencia que determinó su futuro. Por una vez voy a decir que es una buena escena aunque Misato salga en ropa interior, porque no tiene intento de sexualización, sino de mostrarla con sus cicatrices, vulnerable pero fría, determinada.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #12. El valor de un milagro

Analizando Neon Genesis Evangelion #11. En las tinieblas inmóviles

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

En el nuevo episodio de Evangelion pasamos de la luz de un volcán a la mas absoluta oscuridad. También ¡las referencias a películas clásicas de ciencia ficción estallan y la unión hace la fuerza! Cosa que los traductores no tienen en cuenta y por tanto se pierde la gracia, vaya.

Cuando uno piensa en NERV, se imagina agentes secretos, tecnología avanzada, mentes maravillosas demasiado ocupadas en salvar el mundo como para salir de sus laboratorios, contratar psicólogos o tratar bien a niños. Olvidaos de todo eso por un rato.  Evangelion pretende atacar con su particular humor y no sin aprovechar la humanización de los adultos —que, para qué negarlo, han quedado bastante de lado desde el principio de la serie exceptuando unas pocas escenas—. Ver a Ritsuko, Maya y Shigeru en la lavandería mientras toman unas bebidas es refrescante y divertido a partes iguales. ¡Ritsuko hasta se queja del precio de lavar la ropa! Como bien dice Maya, no tienen tiempo, pero Shigeru señala que al menos pueden volver a dormir a sus hogares. Al fin y al cabo, todavía no ha venido un Ángel que haya destruido todo Tokio-3. Es una forma maravillosa de mostrar la normalización del vivir al borde de la muerte, cómo se han acabado adaptando a ese estilo de vida y ya no conocen otro diferente.

Pero lo mejor es que toman el tren para ir a NERV. ¡Hasta Fuyutsuki, el segundo al mando, lo hace! Gendo debe ser el único que se mete por alguna puerta secreta para mantener su aire misterioso. Su necesidad de mantener un aspecto concreto y superior se refleja en como siempre le deja las tareas de reuniones y papeleo a Fuyutsuki, quien resalta la importancia de Magi para arreglar los dilemas que se le presentan. Esta conversación sirve para señalar que NERV, claro, interviene en la política de Tokio-3 y que directamente la controla Magi, mientras se sitúa un consejo como fachada ante los ojos del público.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #11. En las tinieblas inmóviles

Analizando Neon Genesis Evangelion #10. Sumergida en el magma

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

Si en el anterior episodio de Evangelion, Asuka y Shinji lograron por un breve momento sincronizarse, en este toca que vuelvan a trabajar juntos y tejer un nuevo lazo emocional.

Abrimos con una Asuka más que encantada de que Kaji la esté acompañando para las compras. Queda claro, por si había alguna duda, de que Kaji hace más o menos las veces de mentor de Asuka, igual que Misato lo hace de Shinji. Sus dinámicas, con todo, son bastante diferentes, casi invertidas, en parte por los intentos de avance que hace Asuka con Kaji. Recordemos que, si de ella dependiera, viviría con él.

No deja de ser irónico, pues, que desee que la identifique con una mujer pero vayan a comprar bañadores, como si de un hermano mayor o un padre se tratara. Sin pensar en esta suerte de contradicción, Asuka busca un bañador que a Kaji le parece demasiado atrevido para su edad (y por supuesto es como gritarle a la cara que se lo compre) y luego se nos informa de la situación: los niños se van de excursión a Okinawa. Mientras charlan, acaban sentados en extremos opuestos de una mesa, a pesar de que hay una silla entre medias más cercana. Quizás sea otro símbolo de Evangelion para marcar lo separados que están el uno del otro a la hora de la verdad. En cualquier caso, se presenta también la idea del capítulo: bucear. Si algo hace bien la serie es presentar un foreshadowing (que se irá incrementando en especial a medida que lleguemos a End of Evangelion, pero ya nos tocará en su momento) y resolverlo al cabo de poco o más tiempo. En este caso, Asuka se muere por bucear. Bien, lo hará, aunque no de la manera que ella espera.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #10. Sumergida en el magma

Analizando Neon Genesis Evangelion #9. Un instante, una mente al unísono

El artículo se publicó originalmente en Deculture.es, ¡donde todavía podéis ir a leerlo!

Con la llegada de Asuka, las cosas, que comenzaban a establecerse en el mundo de Evangelion, vuelven a estallar.

Y es que nuestra nueva coprotagonista es un torbellino de energía. En la estética más pura del anime de colegiales, nos dedicamos acercamos a la vida diaria de los alumnos de la escuela de Shinji. Lo hacemos, literalmente, desde el punto de vista de stalkers, porque todos los efectos de la camarita son cosas de Kensuke y Toji, que comercian haciendo fotos a Asuka. Creo que no hace falta que comente lo creepy y desagradable que es eso, y lo mucho que incide con lo que Asuka busca… y al mismo tiempo desprecia— que es que la gente se enamore de su fachada, cosa que bien comenta Toji: las fotos no revelan su verdadera personalidad—. Así que aplaudamos el nuevo método de GAINAX para ahorrar animación y vayamos a lo importante.

Asuka destaca y le gusta que sea así. Constantemente resalta que es diferente, que no pertenece a ese sitio, que está por encima de las cartas de amor de adolescentes y de los celos de las otras chicas. No duda en hablar en inglés (por algún motivo, quizás que es más fácil de pronunciar para la actriz de voz) y en alemán para que la gente sepa que de inmediato que es extrovertida e inteligente. Y, como ya tiene dominado a Shinji, su siguiente objetivo es Rei. O, más bien, la Primera Niña, porque si se acerca a Shinji, incluso si es para hacerle un poquito de daño con un capirotazo, se debe a que es el Tercer Niño. Gente importante. Gente que no merece que pise sus cartas —todavía— y con la que debe trabajar.

Leer másAnalizando Neon Genesis Evangelion #9. Un instante, una mente al unísono